Martín Caparrós

¿Jamás esclavos?

Por: | 24 de mayo de 2012

Esclavitud
Yo empecé mal. Era tarde cuando me topé con que Cristina Fernández lo había hecho otra vez, y no supe evitar la indignación. Uno no debería indignarse por cosas como ésta: es pobre, repetido, casi humillante. Pero a mí me cuesta y salí de punta; fue un error.

El suyo había sido craso pero rimbombante. Con su verba inflamada sempiterna, la señora presidenta había dicho, ante su ¿colega? angoleño que “nosotros” –siendo “nosotros” los argentinos– “tenemos el orgullo de ser, en el año 1813, el primer país americano que abolió la esclavitud en la Asamblea del año 1813, y lo digo con mucho orgullo, los primeros en abolir la esclavitud”. Las repeticiones están en el texto, y también su corolario: “No es casual que también hoy seamos abanderados en el mundo entero en materia de defensa irrestricta de los derechos humanos”.

Era por lo menos osado que la señora Fernández hablara de su “defensa irrestricta de los derechos humanos” mientras almorzaba con un dictador que se los pasa por el forro. Pero no fue eso lo que me superó; sucumbí ante un ejemplo tan flagrante de la reescritura peronista de la historia, reescritura berreta de la historia.

Porque hay un dato incontestable, concreto: la Argentina no abolió la esclavitud en 1813. En 1813, la Asamblea de las Provincias Unidas decretó la “libertad de vientres”, que es muy diferente.

La libertad de vientres es una de las medidas más vergonzosas que han podido pensarse: señores probos y elocuentes peroraban contra la esclavitud pero no querían atentar contra la sacrosanta propiedad privada para no perjudicar a los dueños de esclavos –ellos mismos. Eran –por decirlo de algún modo– como los progres millonarios de hoy que peroran distribución de la riqueza pero se la guardan toda. Entonces inventaron la libertad de vientres: que los bebés que nacieran de esclava no serían esclavos pero que todos los demás esclavos seguirían siéndolo –porque liberarlos habría sido una incalificable violación del derecho a la propiedad.

El mecanismo suena tan actual. Sólo que entonces lo definían más claro -en la capitanía de Chile: “Aunque la esclavitud, por opuesta al espíritu cristiano, a la humanidad y a las buenas costumbres; por inútil y aun contraria al servicio doméstico, que ha sido el aparente motivo de su conservación, debería desaparecer en un suelo en que sus magistrados sólo tratan de extinguir la infelicidad; con todo, conciliando estos sentimientos con la preocupación y el interés de los actuales dueños de esta clase de miserable propiedad, acordó el Congreso (…): que los que al presente se hallan en servidumbre permanezcan en una condición que les hará tolerable la habitud, la idea de la dificultad de encontrar repentinamente recursos de que subsistir sin gravamen de la sociedad, el buen trato que generalmente reciben de sus amos y, sobre todo, el consuelo de que sus hijos que nazcan desde hoy serán libres, como expresamente se establece por regla inalterable”, declaraba su Congreso reunido en Santiago.

La resolución chilena fue promulgada el 15 de octubre de 1811, antes que la argentina, que la imitó en todas sus líneas. O sea que ni siquiera la libertad de vientres se dio aquí antes que en otros países latinoamericanos. Pero, queda dicho: la libertad de vientres no abolió la esclavitud; solo liberó a los hijos de los esclavos –que siguieron siendo esclavos.

El primer país que sí abolió la esclavitud en América fue, antes que todo eso, Haití en 1803. Después lo hizo Chile en 1823. Entre fines de 1840 y principios de 1850 la prohibieron México, Colombia, Ecuador, Uruguay. Solo Brasil, Perú y Venezuela seguían siendo esclavistas cuando buena parte de la Argentina dejó de serlo, el 1 de mayo de 1853, con la promulgación de la nueva Constitución, cuyo artículo 15 decía que “en la Confederación Argentina no hay esclavos; los pocos que hoy existen quedan libres desde la jura de esta Constitución, y una ley especial reglará las indemnizaciones a que de lugar esta declaración.” Siete años después, cuando Buenos Aires también juró la Constitución, recién se acabó la esclavitud en estas tierras, tarde, sin nada para enorgullecernos.

El caso del sapo angoleño no admitía muchas dudas y, para colmo, era como un caldito de historiografía kirchnerista: mentir la historia para atribuirse una vez más la bandera –“en el mundo entero”– de la “defensa irrestricta de los derechos humanos”. Nada importante: solo un ejemplo tan claro de cómo funciona su discurso. Y yo postée un tuit levemente iracundo:

“Qué burra! Hoy en Angola CFK dijo q ‘los argentinos abolimos la esclavitud en 1813’. Fue en 1853, doctora. ¿No sabe o miente a sabiendas?”

Queda dicho: quizá no debería haber sido tan tajante –porque no tiene ningún mérito sustraer los juguetes de un infante. Pero lo que ahora me hace escribir esta columna no es eso sino la discusión que mi tuit provocó. Porque hubo cientos de respuestas y creo que los argumentos que allí se cruzaron son un buen ejemplo del modo de discutir argento de estos días. Que empezó por dividirse en las dos líneas básicas:

1) los comentarios que "apoyaban" mi tuit con andanadas de odio, del estilo: “Pedís mucho, de pedo habla espaniol” (@9160victor) o “La ‘libertad de vientre K’ es mover el vientre sobre todo el pais libremente...” (@Titto335) o “Miente la HDMP hizo un Master de Oratoria en Mentiras. YEGUA HDMP¡¡¡” (@demotoress).

Es uno de los efectos más curiosos del peronismo actual: la resurrección de esa costumbre argentina arcaica, el gorilismo, con todo lo que tiene de irracionalidad antagonista. La imposibilidad de ver más allá del propio odio –y la glorificación de ese odio como una defensa de ciertas libertades o tradiciones o razones. Un mecanismo propio de los que se creen con derecho a algún poder y comprueban que lo han perdido. Mientras rumian cómo recuperarlo, se indignan por la supuesta injusticia de la pérdida. Ese gorilismo, por desgracia, puede llegar de la derecha o de la izquierda y a veces las confunde. Lo digo sin distancias: a veces me caben las generales de esa ley, y lo lamento.

2) pero estaban, desde la famosa vereda de justo enfrente, los que lanzaban andanadas equivalentes contra el autor de la frase –o sea yo: “escribi para el pais vemdepatria cipayo” (@kumpasito) o “¿que tal zurdito que cobra por derecha?... ¡que lindo oficio!” (@carlosaf1) o “falsificador, elitista, aristocrático, ‘personaje emblemático de la izquierda de salón’, gauchiste divin, pensador banal” (@urantia_606) o la más performativa: “sos un sorete cagon decir burra a la presidente, decime donde te encuentro y te afeito a trompadas, puto del orto” (@elartilista).

Completadas con otras de sus variantes actuales más en boga: mercenario, cipayo, traidor, maricón. Son variaciones del neoestilo Clarín miente: se trata de constituir al emisor del mensaje como enemigo y deslegitimarlo, definirlo como un productor de falsedades: si podemos establecer que el que dice perro o japonés no merece ninguna confianza, no necesitamos discutir perro o japonés, no es preciso evaluar argumentos, datos, líneas, razones. Es un mecanismo clásico de los poderes fuertes pero temerosos, que necesitan usar su máquina para aplastar a los que plantean cuestiones cuyo debate podría molestarlo.

Hasta aquí, las dos posturas que producen la incomodidad, la esterilidad del debate argentino actual: dos formas del poder tratando de ahogar a la otra sin tener que discutir argumentos. Las conocemos, las sufrimos. Pero los comentarios que más me impresionaron –los que constituyen, creo, la novedad de nuestra cultura contemporánea– eran los jíbaros: los que reducían el problema, decían que no era para tanto, que total. Algunos preguntaron honestamente si las dos medidas no eran más o menos lo mismo; son el resultado de un sistema educativo cada vez más pobre, que seguramente no supo o quiso explicarles que una cosa es decretar que los hijos de esclavos no lo serían y otra muy distinta definir que no habría más esclavos, no más esclavitud. Como no supo ni quiso explicarles casi nada: por falta de intenciones, por falta de exigencias.

Pero muchos otros se ponían beligerantes: decían, por ejemplo, que “en 1813 se prohibió el comercio de esclavos y libertad de esclavos, medida ejemplar para la época. Infeliz mala leche!” (@polacobarzante): con resto de puteada, argumenta que la medida de 1813 era ejemplar para la época, pero nadie discutió si lo era o no, y esa medida ejemplar sigue sin ser la abolición de la esclavitud. Viejo truco: cambiar el eje, hablar de otra cosa para eludir lo que no se puede contestar.

O “no es muy fuerte e irrespetuoso lo que decís? En el XIII fue la libertad de vientres y en el 53 casi no había. Sabe y mucho” (@pmdelvalle). La aparición del casi como criterio histórico: ¿qué quiere decir que casi no había? ¿Que fulanita era casi virgen? ¿Que fulanito era casi esclavo? Viejo truco: suponer que el rigor es un lujo innecesario; contra la pretensión elitista de la precisión, la imprecisión como recurso válido, la chantada discursiva como un principio de la política populista.

Y, también: “un error de fechas no cambia como se tratan los derechos humanos en este país, tu odio te enseguece” (@MatiasRomn). La reducción al principismo: hay esencias que no cambian por un “error de fechas”. Hablábamos de historia; hablábamos de 40 años, pero las esencias se establecen por voluntad superior, inmutable, y los hechos históricos no las influyen. Lo que aquí se llama “un error de fechas” implica las vidas de miles y miles de esclavos que siguieron siéndolo. Ese mismo error de fechas llevado al presente supone que daría lo mismo que algo hubiera sucedido en 1972 o en 2012. Viejo truco: pretender que hay ontologías, formas del ser -generalmente nacional- que están por encima de las circunstancias, que hacen inútil discutir los meros hechos. 

Son, para empezar, muestras de la falta de conciencia histórica –de conciencia de la historia– que nos ataca cada vez más en estos días falsamente historicistas. Y son, sobre todo, exponentes del posibilismo: de bueno qué querés, si en 1813 no liberaron a los esclavos por lo menos les dijeron que sus hijos no iban a serlo, te parece poco, qué querías, que cambiaran así todo de golpe? Muestra del cualunquismo de una cultura donde cada vez más cosas dan lo mismo: donde da lo mismo ser casi esclavo que esclavo, donde 40 años más o menos no importan demasiado, donde una intervención ferroviaria de 15 días puede llevar 90, donde una forma de explotación del petróleo puede ser espléndida hoy y espantosa mañana, donde “no estaremos haciendo tanto como queríamos pero mirá de dónde veníamos”, donde los debates estériles, construidos de puteadas inanes, florecen para suplantar a los que importan, a los que se callan: donde importa tan poco lo que se dice que se puede decir cualquier cosa y simular que importa, total a quién le importa.

Hay 132 Comentarios

Te das cuenta Martin que no se puede con los burros y burras del kirchnerismo, además de no estudiar, no tienen sentido del humor, son fracasados y gorilas. Por qué ser gorila es estar en contra del derecho de las mayorias que no tienen privilegios. Y eso son los kirchneristas: no hay justicia para pobres, no hay dignidad para los hambrientos, no hay reconocimeinto para las minorías, no hay lugar para los que piensen distinto. Son autoritarios y defensores del pensamiento unico. El único derecho humano que defienden es el de sus privilegios y el recuerdo del pasado, que a nadie perturba. Los k son cipayos, siguen rindiendose a los poderosos, siguen pagando centavo a centavo la deuda externa, le quitan los ramales a unos delincuentes para darselos a otros peores. La gente sigue con hambre, lo del tren balá fue otra burrada, pero los obsecuentes siguen con loas al régimen, ya les queda poco, son 41 meses y se van. Lo peor es que nos dejan a scioli de regalo, son de terror.

Excelente Martin, al verdad duele, no me interesa las interpretaciones simplemente los hechos tal cual son. Gracias por pequeñas verdades que producen exlatacion e insultos de los ignorantes y silencio de analisis para la gente de bien.

jijijiji como me divierto con estos lectores que se pelean por mi, jijijiji yo a los pobres les daba asistencialismo, que justicia social ni ocho cuartos, eso es de zurdos, los pobres como decia el compañero menenm (me toco un huevo) siempre fueron pobres, jijiji, yo no pude hacer nada por ellos, pero les tiraba unos mangos, la cris implentó un plan para tenerlos cautivos siempre, jijiji, más picara que yo, jijiji, aunque ahora no alcanza la guita, hay que pagar la deuda externa, jijijii, creyeron que ya no debiamos, debemos mas, y el dolar se va a las nubes, jijiji de que derechos humanos me hablan? pregunten en santa cruz como gobernaba y nadie decia nada, meta palos y a la bolsa, jijiji

Para que se cumpla el acuerdo paritario de prensa escrita
UTPBA INFORMA: TRABAJADORES DE PÁGINA12 RETIRARON SUS FIRMAS

Buenos Aires, 24 de mayo (ANC-UTPBA).- Los Trabajadores de Prensa de Página/12 resolvieron retirar sus firmas de las ediciones del diario los pasados 21 y 22 de mayo “en rechazo a la pretensión de la empresa de excluir del pago del retroactivo acordado en paritarias, a colaboradores y pasantes, lo que consideramos (una medida) injusta y discriminatoria”, afirmaron los periodistas en un comunicado.

Además, repudiaron “la pretensión de pagar ese retroactivo a los estables a partir del sueldo de mayo y en largas cuotas, que en el mejor de los casos implica saldar en septiembre el pago de un aumento que corresponde a enero, febrero y marzo”, y le solicitaron a la empresa que presente una propuesta razonable que incluya a todos los trabajadores.

“La semana pasada, la empresa nos manifestó su negativa a incluir en el pago del retroactivo a colaboradores y pasantes, los trabajadores más precarizados del gremio. Desde la asamblea, con el voto unánime de sus miembros, respondemos que esa pretensión es discriminatoria y tiende a dividir a los trabajadores estables de quienes carecen de los derechos laborales más básicos. Por ende consideramos innegociable cualquier propuesta que no incluya a todos los compañeros, pasantes y colaboradores, que día a día prestigian con su trabajo todas las secciones, suplementos y revistas que edita este diario”.

“Ante la intención de que financiemos en largas cuotas un retroactivo que según el acuerdo suscripto debería saldarse con una suma fija por única vez, queremos expresar que comprendemos y aceptamos la imposibilidad planteada por la empresa de honrar el acuerdo en un solo pago, pero también que esperamos una oferta razonable y que comience a aplicarse a la brevedad”, afirmaron los trabajadores de Página12 (ANC-UTPBA).

DIGANLE A LOS K QUE PAGUEN A LOS MEDIOS OFICIALISTAS, NO SEAN TRUCHOS, YA DEMASIADO TIENEN COMO TRABAJO EL DE OBSECUENTES, QUE DIRA LA HEBE Y VERTBISKY-CIPAYOS-ENTREGUISTAS-GARCAS-GORILAS !!!

Excelente nota Caparros.
A los kirchneristas les duele que le digan verdades. Desprestigian todo lo que no pueden controlar.
Los twiteros son pagos, no les des bola.
Que se ocupen de Alberto fernandez, de scioli, de moyano, se viene el "otro modelo K" y siempre el pueblo como jamon del sandwich.

ridiculo, y aburrido - muy aburrido.
Siempre focalizado en si mismo. Obsesivo -
tecnica del ping-pong.... yo dije, el dijo, entonces ellos dijeron. Analisis pobre y mezquino.
Alcaparra - te falta estudiar para meterte con un analisis historico como el que pretendes. Agarra los libros, estudia sociologia... basar tus conclusiones sobre un proceso historico y sociologico tan complejo en base a un tweet !!!!!!!!!!!!(tuit?) me parece simplificar un poquito la realidad. encima es un tuit tuyo.... que ego!!!
pobre, muy pobre lo tuyo.
no censures, marcinario

En los años 70, cuando Angola se liberó de Portugal, las mujeres portuguesas que vivian en Angola fueron violadas por varios negros....asi es la humanidad....

Fué muy facil para los haitianos serem el primer pais a hacer la liberación de los esclavos.
Haiti era un país de esclavos y los pocos franceses que habian allá huyeron para "Saint Louis (EE UU)" o fueron masacrados por los negros.

¿Donde estabas cristina, vos y tu esposo néstor en los años de la dictadura? ¿dónde estaban que no atendian los reclamos de los familiares de los desaparecidos?, ¿dónde estaban cuando buscabamos abogados que defendieran las persecusiones?, ¿dónde estaban cuando queríamos acompañar en el recuerdo los 24 de marzo, en la reciente vuelta a la democracia y no se nos permitía homenaje alguno en Santa Cruz?. Por que uno de los DDHH que ustedes: matrimonio corrupto jamás respaldó ni se preocupó por cómo la pasaban sus militantes, fue el derecho a la vida durante la dictadura, y años después por una cuestión de conveniencia, se mostraban como los campeones mundiales de los DDHH, claro, del pasado, de lo que fue, de lo que no participaron. Farsantes, se aprovechan de un pueblo cholulo y desmemoriado, que premia a los corruptos y mentirosos.

Genial Martin, como siempre.
No le prestes atención a las críticas sin sentido, a todos los que se refugian en el anonimato para descalificarte.
Son miopes, o empleados de los K, ya lo demostró Lanata en su programa, desenmascarandolos por truchos.
Comparto en un todo tu nota, cariños
Julieta

En realidad lo que no dice la presidente ni ninguno de sus seguidores, es que el Derecho Humano fundamental es la lucha contra el hambre y la injusticia. Dos cuestiones que este gobierno de los Kirchner jamás atendió, por el contrario potenció. Se sostiene la misma proporción de pobre e indigentes que durante el menemato, los niveles de inusticias, de connivencia de la justicia con los K, es pasmosa y vergonzante. Injusticia, hambre, autoritarismo, ese es el famoso modelo kirchnerista, de cual derecho humano pueden hablar. Tal vez los del pasado, bajando un cuadro, sosteniendo organizaciones como la de las madres de schoklender y las abuelas, para hacer el olvidar su propio pasado, cuando el gobierno de este matrimonio que conduce hace diez años el país, miraba para otro lado cuando las organizaciones de DDHH solicitaban apoyo, allá en Santa Cruz. Pueblos sin memoria, exitista y necrofílico, que con resentimiento y ciegos de fanatismo, no acepta que otros pienensen distinto.
Insultan al autor de la nota porque corrige a la reina, quien se creerá, cómo puede. No son capaces de debatir sobre los temas que preocupan a los más necesitados. Todo lo que hace ella y lo hizo él, está y estuvo bien. Se darán cuenta (o no) con el paso del tiempo, que reflexiones como la de Caparrós, fueron imprescindibles para conocer la realidad de la época que nos tocó vivir.

CFK está a la altura de cualquier presidente mundial. Estos nos han dado sobradas muestras de su imprecisión histórica y geográfica. El fondo de la cuestión parece sin embargo marear esa perdiz, acusando a la mandamás Argentina por amor al país, que no se debe confundir con el odio. De manera que Argentina no fue el primer país en abolir la esclavitud, sino Haití. Una grave acusación sin duda para la señora, que debe estar muy orgullosa de la poca profundidad de los argumentos que, contra ella tienen sus críticos. Valdría más preguntarse quien trajo la esclavitud a Sud América. Sobre eso parece que no caben dudas. Tampoco de que fue precisamente Angola uno de los países desde donde más esclavos partieron para América. No son sin embargo suficientes los crímenes cometidos contra estos países que además tienen que soportar hoy ellos, la infamia, la pesada carga moral de ser los responsables de terminar los crímenes que contra ellos se cometieron. Una herencia injusta, por mucho que no fuera Argentina el primer país en abolir la esclavitud.

Un poco de datos acerca de cómo, la argentina roba a los pobres una vez tras otra:

Enero de 1914 - diciembre de 1969: pesos moneda nacional
Enero de 1970 - mayo de 1983: pesos ley (eliminación de 2 ceros, 1 peso ley = 100 pesos moneda nacional)
Junio de 1983 - mayo de 1985: pesos argentinos (eliminación de 4 ceros, 1 peso argentino = 10.000 pesos pesos ley)
Junio de 1985 - diciembre de 1991: australes (eliminación de 3 ceros, 1 austral = 1.000 pesos argentinos)
Enero de 1992 - enero de 2002: pesos convertibles (eliminación de 4 ceros, 1 peso convertible = 10.000 australes)
Enero de 2002 - presente: Peso (no hubo eliminación de ceros, solo el fin de la convertibilidad con el dólar estadounidense).

¿LLEGARÄ CRISTINA AL FINAL DEL MANDATO O HABRÁ ANTES CORRALITO (O ALGO POR EL ESTILO) Y SE TENDRÁ QUE IR COMO ALFONSÏN O DE LA RUA?. El dolar en la calle está a 6,50. El 35%, es lo que cuesta la mentira, eso ningún país lo puede pagar.
"Para un argentino no hay nada mejor que otro argentino" JD Perón. (¿parece que todo este comentario no tienen nada que ver?).

un genio como siempre caparroz. para los aplaudidoresoficialistasdelascagadasK que dirian si algun defensor de la dictadura dijera... tanto kilombo por los desaparecidos... que son 30.000 .u... 8.000.. es una nimiedad el numero... o que videla hubiese dicho, "a partir de mañana los hijos de los desaparecidos no seran desaparecidos, pero los padres de estos ultimos lo seguiran siendo..." en 200 años estariamos aplaudiendo a Videla por semejante acto en defensa de los derechos humanos???

La verdadera esclavitud a la Argentina en el siglo XX la trajo PERÒN. Primero el aviso parroquial. Mañana Martìn Caparròs con el "pìcaro" de Maxi Montenegro (vaya falso periodista camaleònico, supuesto "economista" que vive engrupiendo a la gilada y haciendo su juego "light" sin jamàs definirse, lo que se dice un MOVILERO RENTADO), aguardo de la incisividad de MC para deschavarlo como lo que es, aunque lo dudo. Obviamente no me lo pierdo. 21 horas, Canal 26. Algunas consideraciones absolutamente personales. Coincido con la opiniòn de MC en cuanto al "verso" y mentira del discurso de la Presidente. Pero si bien es legìtimo hacer docencia con la historia? con la que todos podemos plantear y sostener posturas (màs con documentos y diarios de 200 años despues, que tampoco nos ASEGURAN NINGUNA VERDAD) cada dìa nos alejamos mas del presente y, caemos en la trampa de la agenda que traza el oficialismo TODOS LOS DÌAS. Es sabido que no hay oposiciòn. Casi asegurarìa que, fuera de Moyano (que puede parar el paìs y voltear al mas pintado) los restantes dirigentes polìticos son chirolitas, peleles que se prestan al jueguito de la agenda intitulada "EL RELATO DEL MODELO" a cambio de "conservar (de conservador) sus carguitos rentados y negocitos non sanctos". A esta altura ningùn forista se puede hacer el desentendido. Todo "oficialista" utiliza un discurso ATROZ. En nombre del "consumo y la conservaciòn de los puestos de trabajo", noble ideal SI FUERA CIERTO, terminan convirtiendo el PESO en PAPEL HIGIÈNICO. Como es muy lindo ser progre, zurdo, de izquierdas y resentirse contra lo liberal voy a ser claro. PIDO POR FAVOR QUE ME DEMUESTREN, fuera de algunos paìses nòrdicos, que aprendieron de la escasez, que ejemplo pueden darme respecto de la MEJORA DE LA CALIDAD Y CONDICIÒN DE VIDA DE SUS GOBERNADOS (y aquì me refiero a los temas indelegables de todo Gobierno SALUD, EDUCACIÒN, SEGURIDAD Y JUSTICIA). El discursito seudoprogre representa una postura ROMÀNTICA, UTÒPICA E IDEALISTA. O es que en el paìs queda algùn dinosaurio que en los 70 estaba representado por los mocosos imberbes que JDP (tirano pròfugo) echò de la Plaza? Pero debo reconocer que TRIUNFARON. Eso sì, renunciaron y abjuraron de todos esos IDEALES ADOLESCENTES, propios de haber comprado a franceses que vendìan REVOLUCIONES que jamàs hicieron en su paìs. O acaso FIDEL CASTRO es mejor que el dictador de ANGOLA? O acaso creen que STALIN "el padrecito" fue peor que HITLER matando y enviando a Siberia 30 millones de rusos? Les resultarìa muy conveniente y les abrirìa la cabeza y movilizarìa las neuronas la lectura de 1984 de Orwell (verdadero socialista, inglès èl) y de Arthur Koestler COMUNISTA EN LA EPOCA NAZI viviendo en Alemania y que luego asistiò a la matanza de muchos "camaradas" como republicano, luchando contra FRANCO, por parte de sus propios "camaradas" que respondìan a las in

Hola, nino. Parece ser que el que el movimiento.#YOSOY132 en México está reaccionando contra Televisa como en Argentina contra todos estos operadores políticos como Caparros, Lanata, Majul, Sarlo, etc. Al fin se les está cayendo la máscara.

excelente mop.

Lo de Caparrós es el colmo del cinismo. Siembra semanalmente un odio sibilino, basado siempre en nimiedades, en hechos anecdóticos y personales para luego pararse frente al objetivo obtenido y escandalizarse fingiendo “neutralidad”.


Adopta una falsa postura ajena que nadie bien intencionado puede creerse.
Su credibilidad es cero, al igual que su sosías Larrata.

¡Qué raro! Martín Caparrós, al igual que el Peregil, agarrándose de detalles menores (en relación a todo lo demás de mayor importancia y trascendencia) para sembrar odio y discordia y sentirse mejor de no ser el único resentido y de poder evitar ser tan grosero como los comentarios que suscita. Degradar a los demás no le eleva. Por el contrario: Pone en evidencia su bajeza.
Bien hizo "sebas" al publicar un escrito de Eduardo Galeano en el que se detallan TANTAS COSAS MÁS IMPORTANTES, para intentar solucionar (o por lo menos tener claras) que señalar tan capciosamente a un único detalle de los tantos en los que incurrió CFK y su séquito, y poder tener excusa para encender pasiones inconducentes. ¿Quizás por el frustrado sentimiento de ex "izquierdista" de salón, que huyó cobarde del país al primer rumor, para vivir lamiendo botas de capitalistas salvajes?
Lo peor del qué, es el cómo. Ya el título "jamás esclavos" da a entender algo completamete subjetivo. ¿En qué momento se hace alusión a "jamás esclavos" en el escrito?
Como dije y reitero: Con "periodistas" de esta calaña, el diario y empresa, en lugar de mejorar, se degrada cada vez más, día a día ante todos.

Yo pegué el grito: Acordate de Toussaint-Louverture!!! O sea, somos muchos más que dos quienes aprendimos algo más de Historia de lo que nos puedan haber enseñado en la escuela. Éste no es un primer error, sólo que a nadie le importa, hipnotizados aplauden su verba encendida y se quedan con eso.
Para mí hay mucho de ignorancia en nuestro pueblo, por eso es tan fácil cambiar la Historia para hacerla "verdadera", nacional, popular y federalista.

Siento que hay mucho temor dando vueltas, en mi rededor siento que muchas personas defienden este gobierno porque por distintas razones a ellos les está yendo bien y tienen miedo que de cambiar se termine en una situación peor... Una especie de mejor malo conocido... o de roba pero hace... o de si viene otro los peronistas lo tumban... No se bien que pensar...
Lo que decís está muy bien, es una buena reflexión...

Gracias Martín!

Hoy en día Martín estamos frentre a varias devaluaciones, pero creo que una de las más importantes es: la de la "Devalación de las palabras", ya da lo mismo decir lo que se dice, la palabras van perdiendo peso, van desinflandose, el kirchnerismo vacio de contenido las palabras y los simbolos. Ahora resulta que Nestor es el Eternauta, y la revolución social se llama a hacer propaganda de los bién que andamos y por atrás hacer negociados sucios.

Juega con el mejor simulador económico, político y militar; gratuito y por navegador: http://goo.gl/RtMjA

Hace 20 años oi hablar en la escuela de la "libertad de vientres". Nunca me había preguntado (supongo que como mi maestra, y otros miles de maestros) por qué los hijos serían libres y no todos. Lo que tampoco me enseñaron es a pensar en los esclavos como propiedad privada. Gracias Martin!

Igualmente hace rato que siento que con los argentinos no se puede discutir. No hay argumentos, hay "emoción" (pura subjetividad con ganas de callar al otro). ¿Quizás es parte de la idiosincrasia? ¿O en realidad la ignorancia (o burrez) lo es?

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

Martín Caparrós (Buenos Aires, 1957) es escritor y periodista, premios Planeta, Herralde, Rey de España. Su libro más reciente es la novela Comí.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal