Martín Caparrós

Vida de pluma

Por: | 06 de diciembre de 2012

6a01156f7ea6f7970b012875acf324970c-800wi
Sonaban los abrazos. En el lobby del Hilton de Guadalajara los abrazos eran tambores y rituales: los abrazos mexicanos son un baile difícil. Me llevó años pero lo aprendí: primero hay que decir fulanito qué gusto y estrecharle la mano como para romperla; enseguida –sin solución de continuidad, como en un solo movimiento–, hay que acercar el propio flanco derecho –costalar y sobaco, más que nada– al flanco derecho del coautor, en un gesto que podría ser algo así como un encuentro donde los frentes de los cuerpos evitaran recelosos el contacto; y, por fin, diligente, el paso atrás y de nuevo el estrechón de manos. Todo con grandes gritos de hombre qué gusto qué bueno verte cómo estás qué gusto, y las palmadas: lo que más suena son sin duda las palmadas.

Atronaban abrazos: en el lobby del Hilton de Guadalajara, escritores ambulantes se reencontraban con alborozo vocinglero, hombre qué gusto. Llevaban semanas, meses, incluso días sin verse: algunos desde aquel festival en Puerto Rico, ese encuentro en Madrid, el lanzamiento en Lima, la feria en Guanajuato, la charla suspendida en Bogotá; alguno, incluso, desde aquel premio en Cáceres. Pero todos guardaban, hondo en el corazón, el gozo de ser uno de ellos.

                                                    *                 *                 * 

Cambia, todo cambia –para que nada cambie, por supuesto. Hace justo veinte (20) años publiqué una contratapa de Página/12 que empezaba diciendo que la vida de escritor:

“La vida de escritor le llenaba el alma de iluminaciones. Sólo tenía algunos problemas a la hora de compatibilizar horarios, pero poco a poco fue descubriendo itinerarios inverosímiles que le permitían estar a las siete en el coctel de una fundación muy generosa en San Telmo, ocho menos cuarto en la presentación de una poetisa recién estirada en Belgrano y a las nueve en una cena en el centro, donde se anudarían alianzas fundamentales para la Cultura Nacional. Alguna vez pensó escribir una guía para estas odiseas, pero no era cosa de darle tanta ventaja a la competencia y, además, no se le ocurría nada original.

–El género de caminantes ya está completamente exhausto.

–Pero te queda la posibilidad de la parodia.

–Ay, por qué estarás siempre tan démodé...

Cuando publicó su primer libro tenía veintitrés años y tantas ideas que sólo esperaba que alguna vez dejaran de estorbarle en la imaginación; ahora, a los cuarenta y pico, disfrutaba de un nombre infaltable en congresos, cursos y encuestas de fin de año, ya no tenía que pintarse ojeras para parecerse a un maldito y nadie lo igualaba reconociendo orígenes y cosechas de los mejores clorhidratos, pero a veces no podía recordar si ese verso era de Keats o de Shelley. Algunas madrugadas se despertaba sudando de pavor.

No había perdido las ilusiones. Seguía creyendo que alguna vez escribiría una buena novela; mientras tanto publicaba libros para no perder el título y, de todas formas, había descubierto que las estudiantes de mirada lánguida y carnes de piedra sólo querían oírle recitar aquellas frases suyas que ya habían leído y que se resistían mucho más si trataba de cantarles algo que no supieran tararear. Era un hombre ordenado: cuando tardaban más de dos horas cuarenta en llevárselo al lecho las despedía con una sonrisa que supuestamente les troceaba el corazón. Las esperaba sin ansiedad: su contestador tenía una media de seis llamados por mes, lo cual no era tan malo en tiempos de crisis de la literatura, y el juego de ojos de los cocteles le deparaba una o dos más a la semana.

–Te digo que disfuté como una enana con El lógico hueso.

–Yo también.

–No sabés cómo me excité con los dos mapuches que se lamen mutuamente la salsa de arrayán.

–No. Me tenés que explicar.”

                                                    *                 *                 *

Eran otros tiempos. O los mismos, pero de cabotaje. Si algo cambió en la sociología de la literatura latinoamericana –o, mejor dicho: en la sociología tan menor de los escritores latinoamericanos– en los quince últimos años es la escala: ahora sus viajes pasan por aduanas. Un pelotón ha roto las fronteras. No son tantos, quizás un centenar: demasiados. Somos, de algún modo, el efecto de un mercado nuevo, inesperado.

Hace veinte años parecía que ese mercado había desaparecido: que escribir y publicar novelas era un deporte perfectamente solipsista, un negocio entre uno mismo y sus fantasmas y unos cuantos amigos. Nadie esperaba nuestros libros: los editores –eran pocos y grandes– no sabían cómo venderlos, los lectores –parecían cada vez menos– no se sentían interpelados, tan peludos. Yo hacía de necesidad virtud: me desafiaba, nos desafiaba a escribir sin justificaciones, sin escudarse en supuestos receptores; a escribir solo porque no había otro remedio u otro placer mejor; a escribir porque sí, música vana; a hacerse cargo de que eso que uno escribe es lo que puede, sin la excusa menor de lo que esperan otros.

Y después, de a poco, se fue armando un mercado y ese mercado produjo, de algún modo, un espacio latinoamericano que antes no existía, donde los escritores menores de 50 se conocen, se encuentran, se sienten parte de algo, de lo mismo. Es muy simpático. El sociólogo –¿existe todavía?– podría suponer que es un efecto del crecimiento de las clases medias en el continente, con su acceso a los consumos culturales que los ricos solían reservarse, con los viajes baratos y las comunicaciones indiscriminadas. Sea por lo que sea, lo cierto es que ahora todo parece más y más lleno de escritores y empezaron, extrañamente, a aparecer pequeñas editoriales que los o nos publican y empezaron, más extrañamente, a aparecer eventos que los o nos reúnen. Digo eventos: ni encuentros ni congresos ni discusiones; digo eventos, esa palabra tan contemporánea.

(Con los años había aprendido, sobre todo, a preparar un bolso para cinco días. Necesitaba dos pares de pantalones, un saco por si la mesa redonda era más seria que lo acostumbrado, la guayabera aquella que le había regalado la venezolana, la malla para la pileta, una camisa blanca para la fiesta más prometedora, media docena de libros propios para regalar a quien tocara, dos ajenos para poder comentarlos en las cenas, las pastillitas ésas. Había aprendido a hablar con las personas indicadas, los editores periodistas críticos organizadores a su vez de otros eventos; había aprendido a no comerse todo en el desayuno cada vez, como al principio; había aprendido los nombres de seis peruanos dos ecuatorianas una docena de chilenos 208 mexicanos un guatemalteco; había aprendido a quejarse de los cuartos de hotel aunque, todavía, solían ser mejores que el suyo de su casa: era sin duda un error que no podía durar. Había aprendido, sobre todo, a desplegar todo su encanto en esas mesas: a colocar la dosis justa de sarcasmo, citas, sonrisas displicentes, tedio disimulado y elogios zalameros que hacía las delicias de cada concurrencia. Era un león –una leona– de las mesas: un perfecto producto para eventos.)

Ahora, en Guadalajara, alguien dice que estos eventos son muy raros. Que ir a una feria como la FIL es como ir a un festival de cine sin entrar a ver las películas, solo las conferencias de prensa. Que es una gran movida montada alrededor del libro donde se venden libros, se compran libros, se contratan libros, se deciden libros, se comentan libros –pero, por supuesto, no se leen libros. En los eventos literarios la obra siempre está un poco más allá, telón de fondo; para vivir en los eventos literarios, los escritores han tenido que desarrollar habilidades que no tienen nada que ver con la escritura: esa acidez, esa dulzura, esa amargura, esa elocuencia, esa capacidad de brindar un buen show. En el congreso, esa forma tan antigua, los escritores se encontraban y discutían, a puertas cerradas, entre pares; en los eventos, tan actuales, los escritores le hablan en público a un público que no está legitimado para contestarles. De horizontal a vertical, todo un trayecto.

No es el único. Lo cierto es que ser un escritor de ahora tiene ventajas muy visibles. Así que se hizo cool, se llenó de chicos y chicas que quieren y que, con tal de serlo, incluso intentan algún libro. Y que los eventos son –junto con premios y subsidios– la base de ese inverosímil star system –aunque sea un star system sin stars– y que, gracias al sistema, hay más parejas multinacionales, pero la circulación de groupies se hace más complicada: duran, si acaso, lo que dura el evento –tres días, cuatro.

Y que, sin embargo, todos estamos muy contentos.

                                                    *                 *                 * 

Hace un par de años me invitaron a dar una charla en la Cátedra Roberto Bolaño de la Universidad Diego Portales, Santiago de Chile. Era, todavía, un espacio a la antigua: estudiantes y profesores, un monólogo largo y aburrido. Me saqué. Dije, entre otras cosas –y repito:

“Vivimos una época de gran mediocridad literaria, y nos complacemos en ella. No es desagradable. Los menos mediocres de entre nosotros –o quizás debería decir los más-, los que mejor nos adaptamos a esa mediocridad dominante, la pasamos bien. El mercado nos es propicio, nuestros libros mediocres nos procuran ingresos decentes, viajamos a giras de promoción, a ferias donde la prensa nos celebra, los editores nos invitan a restoranes caros, incluso asistimos a encuentros y congresos donde debatimos y enaltecemos lo que hacemos como si fuera literatura, aunque últimamente congresos hay cada vez menos, ahora en su lugar lo que hay son festivales –el libro en la sociedad del espectáculo–; todo lo cual nos da fuerzas para seguir produciendo más libros mediocres. Digo mediocres; quiero decir: sin ninguna ambición más allá de sí mismos. Escribimos libros que hasta pueden ser relatos bien armados, graciosos, estremecedores, sugerentes. Escribimos libros que pueden incluso captar ciertos rasgos del espíritu de la época, que muchos lectores pueden disfrutar, que se traducen en idiomas. Escribimos libros que también pueden incluir giros felices, frases bien ritmadas, estructuras astutas. Pero escribimos libros que sólo quieren ser leídos, que no pretenden más que eso; sobre todo, no intentan cambiar la forma en que se escriben y se leen los libros.

Nadie o casi nadie pintaría ahora con el trazo de Modigliani o de Picasso. Quizás esto suceda también porque la plástica no tiene mercado sino compradores: para que una obra se venda bien sólo se necesitan diez críticos y un coleccionista, todos muy educados. Para que un libro se venda bien se necesitan miles y miles de televidentes. Pero en cualquier caso nosotros seguimos haciendo lo mismo que hacían nuestros colegas hace 100, 150 años. Si alguien  pintara como Delacroix sería un idiota, alguien que escribe como Flaubert, con la sintaxis y las estructuras de Flaubert, puede ser un muy buen novelista contemporáneo. ¿Qué hace que nuestras novelas pertenezcan a nuestro tiempo y no a cualquier otro? ¿Que incluyan aviones y computadoras, drogas y marginalidad, sexo gay o amores a distancia, lo que sea? ¿Que incluyan ciertos gestos, chistes pop, los ecos suaves de la tele y las grandes disqueras? ¿O que precisamente no parecen de ningún momento? Nada en la forma, nada en la forma, es como si pintáramos una rave con el academicismo gran formato de Jacques-Louis David. ¿Vale la pena escribir para que haya un par de historias más dando vueltas por ahí? ¿O para asegurarse el alquiler de los dos próximos años? ¿O para girar y viajar a festivales? ¿O para que te pongan un micrófono adelante? Supongo que sí, si aceptamos que eso es mediocridad pura, que permitimos que la literatura deje de ser un arte. Que escribimos libros que nunca van a cambiar el modo de escribir libros o de mirar el mundo. Que somos tan honestos y tan prescindibles como buen zapatero.”

Vamos a los eventos, nos la pasamos bomba: somos casi felices, por un rato.

Hay 280 Comentarios

Patricia Bullrich ya fue a llenar su pileta con Jack Daniels. Espero que invite a los dos carcamanes.

Miguel.
Que cree Ud. que fue Sueños Compartidos y todos sus integrantes? Acaso una jodita de Tinelli.
Ud. sabe perfectamente que la CORRUPCIÒN MATA.
Pero pareciera que defender DDHH tuertos y no investigar los mismos representara una buena actitud como ciudadano.
La verdad, no lo comprendo.
Eso de "hubiera empezado por ahì"?
Le recomendarìa vaya varios meses atràs y me lea.
A ver si encuentra algùn PELO EN LA SOPA.

Es un hecho comprobable aquello de
CON LA IZQUIERDA ADENTRO SIEMPRE SE PUEDE ROBAR MEJOR.
O no?
Es el curro de lo "politicamente correcto" de los tiempos que nos tocan vivir.
Hasta que el "pèndulo" se mueve hacia el otro lado.
O acaso Ud. no etudiò HISTORIA?

Miguel.
Me extraña su comentario.
Yo posteè en este sitio aquello que puede, desde la buena fe, ayudar a entender la realidad.
A Ud. le molesta o le duele QUE SE SEPA TODA LA REALIDAD. O se quedò en una "partecita" de la misma?
Soy un ciudadano comùn que opina. Muchos que pasaron me trataron de "viejo pelotudo". Ellos son "jòvenes vivillos y pìcaros" que cobran por hacer jingles y aplaudir, como dijera Asìs, forman parte de la enorme
AGENCIA DE COLOCACIONES K, PRIMER EMPLEO JOVEN. Y creen estar haciendo la Reboluciòn y que lo que perciben lo tienen "merecido". Saben en su fuero ìntimo que son vulgares còmplices de delincuentes y mafiosos.

Miguel.
Su comentario lo deschava como SECTARIO.
Con excepciòn de pagita12, XXIII y demàs "opùsculos kakistas" leo TODO. Hasta Seprin mire Ud.
O sea que Ud. pretende opinar de acuerdo con una sola fuente? Cuàl? Quizàs la que 6, 7 rrocho y Victor Humo le indican?
Por favor, estimado.
Ayer tuve que "atenderlo" a mario que confundiò la diferencia entre ser periodista, escritor y polìtico.
No me diga que Ud. juzga como el Tribunal de Inquisiciòn. DIME QUE LEES y TE DIRÈ COMO OPINAS.
Muy triste y pobre su comentario.
PD. Escribo hace 8 MESES en este sitio.
Si no le interesan mis opiniones no tiene màs que ignorarlas.
El problema que hay muchos "demasiados" en este sitio que desde hace meses vienen cobrando pero vuelven y vuelven. Son masoquistas vendidos por dos pesos infames.
Si Ud. pretende encontrarme algùn punto flojo serà màs que difìcil.
Yo a Ud. ya se lo encontrè.
Lee lo que le conviene.
O acaso Cris es ABOGADA?

Estimado Miguel.
Agradezco sobremanera que haya respondido.
Ese UNO POR CIENTO, representa aquèllo a lo que el POPULISMO Y EL PERONISMO y el RADICALISMO (del
Frepasismo No ya que son una bolsa de gatos afrancesados que leyeron un par de libros de atorrantes y con eso venden su cerso y cobran a fin de mes, como que lo traicionaron a De la Rùa para seguir "llevando dinero al bolso", TEMEN ya que se les terminarìa el CURRO.
El % mencionado incluye mucha gente "preparada" que alguna vez ingresò, desde abajo, en los partidos pero, al darse cuenta en que consistìa el "asunto" y ser dignos y honestos hicieron "mutis por el foro".
Le dirìa que es IMPOSIBLE el hecho que gente capaz y honesta pueda regir nuestros destinos.
Mi opiniòn es, le dirìa, macabra.
Todos los panoramas que se presentan son HORRIBLES.
Ningùn posible candidato dirà por ejemplo que
declararà PRESCINDIBLE a todo agente pùblico (paraìso de ñoquis, vagos y malentretenidos) pero que a jla hora de votar arrastran "voluntades". Como dijera Lampedusa,
TODO DEBE CAMBIAR PARA QUE NADA CAMBIE.
De allì mi pesimismo. Jamàs gente capaz, digna y honesta podrà acceder al Poder.
Hoy estamos manejados por mafias de "adentro y de afuera".
Todo "funcionario pùblico" responde al dicho
APROVECHATE GAVIOTA QUE NO TE VAS A VER EN OTRA.
Y, como si fuera joda, los que la "hicieron" y quieren sacar los pies del plato para disfrutar de sus malhabidos servicios a la comunidad, no PUEDEN.
Ya le dijo Cris a De Vido. De acà te vas preso o muerto.
Como Ud. comprenderà se vienen dìas aciagos para nuestro paìs.
Pareciera que aùn no tocamos fondo.
Pro la "supersticiòn" del PERONISMO algùn dìa tendrà que terminar.
Y para ello se necesita SANGRE, SUDOR Y LÀGRIMAS.
Los K cosecharàn lo que sembraron.
Pero la FIESTA, que no serà la repeticiòn de la "farsa" Duhaldistas, sus Intendentes (que llevaron barrabravas a la Plaza de Mayo), Frepasistas y Radicales "traidores" al mandato de su propio "correligionario" deberemos pagarla TODOS.
Una cosa le puedo asegurar. El 2001 habrà sido un "poroto" al lado de lo que se viene, cuando todos los numeritos (que llevan seis años de falsificaciòn) de la economìa
SALGAN A LA LUZ.
La pregunta es, cuànto falta. Y la respuesta no la tiene ningùn MORTAL.
Ese % que le mencionè y està preparado para llevar a cabo UN PROYECTO DE PAÌS en serio,
jamàs podrà llegar a GOBERNAR ya que nadie o muy pocos los conocen.
El "populismo" fue y es un virus y un càncer "deleitoso" en el corto plazo para la mayorìa, que vive segùn el aquì y ahora y mañana DIOS dirà.

Hubiéramos empezado por ahí aldoush. Usted es promotor y participante de esa página llamada Tribuna de Periodistas.
Tuve oportunidad de seguirla durante un tiempo hasta que me di cuenta. Paso mi amigo. Ha sido un gusto. En lo personal el sistema democrático, con sus imperfecciones, todavía me agrada.

Porotas.
Que la lluvia no las incomode.
Quieren saber de què se trata? todo lo que defienden?
neludible compromiso hoy a las 17.30: presentación del excelente libro de @LuisGasulla "El negocio de llos DDHH". Solís 125 5to piso

Me parece correcto su análisis político e histórico
Pero empecemos con ese 1% del que usted habla entonces. Eso sí le pediría me diga cuál es ese 1%.

PD Desconozco a ese tal Mario del que habla pero coincido con su visión

Si consiguen la Ley de Medios, reventaràn Clarìn y luego iràn para destruìr los sitios web (artesanales).
Ya atacaron las pàginas de jorge asìs y roberto cachanosky.
Las noticias e informaciones seràn suministradas vìa TUPAC AMARU, PÈRSICO, DE PETRIS, SPOLSKY, VICTOR HUMO; 6, 7 ATO 6 7 8 RRANTES pagos de nuestros dineros que viven muy bien de la theta del presupuesto que Cris les dispensa "elegre, jocosa, dispendiosa y alegremente).
Para que los argtentinos sepan y estèn "informados" por el
MINISTERIO DE LA VERDAD K. (1984 Orxell).

Miguel.
Ud. no puede ser tan inocente de pedir una "oposiciòn" con Proyectos.
La oposiciòn es MISERABLE, pero por una vez, Cris no podrà echarle la culpa a ninguna HERENCIA RECIBIDA ya que va para 10 años CONSECUTIVOS.
El peronismo es una màquina de ROBAR. Cuando las "papas queman" se victimizan y patean el bolonqui ya sea và GOLPES DE ESTADO, hoy imposibles, o embarrando la cancha convenciendo a la gente que el LIBERALISMO es el demonio, cuando en los 90 los que hoy lo critican,
SE HICIERON MILLONARIOS GRACIAS A LA CONVERTIBILIDAD y no sòlo eso,
llegò el difunto a afirmar que MENEM habìa sido el mejor Presidente de la Historia Argentina porquè se habìa acordado de las Provincias pobres (està el video).
Ahora que despues el finado se venga a agarrar un huevo cuando el Kotur asumiò como Senador representa la tìpica imagen de un FALSO, RETORCIDO Y VULGAR USURERO.
Nadie podrà responder este comentario debido a que todo està documentado.
El 1% de los polìticos argentinos RESISTE UN ARCHIVO.
El resto deberìa estar TRAS LAS REJAS.

Final comentario anterior.
Pero la RABIA, al quedar vivo, quedò instaurada y JDP desde Puerta de Hierro manejò por Control Remoto nuestros destinos como paìs.
Y encima hay que soportar que alguien diga que es PERONISTA.
No hablo desde ningùn rencor. No soy gorila. Soy liberal.
Pero cuando atacan a CAVALLO salto como leche hervida.
Sòlo IMBÈCILES pueden creer que los 90 fueron LIBERALES.
El Plan de Convertibilidad en lugar de ayudarnos a crecer fue utilizado por Menem (para eternizarse, como hoy Cris), Ministros, secretarios de Estado, Gobernadores, Intendentes para SER MILLONARIOS SIN TRABAJAR, pidiendo crèditos baratos y, cuando llegara el bolonqui, ROBARLE a jubilados, pensionados, inversores internos y externos con la DEVALUACIÒN Y PESIFICACIÒN ASIMÈTRICA.
Si Ud. o alguien del foro tiene otra opiniòn respecto de la "historia", aguardo la "expongan".

Miguel.
Pedìs una oposiciòn "realista" (no te referiràs a los realistas godos de 1800)?
Como de costumbre, el que maneja la CAJA maneja el paìs.
Mientras continùe gobernando el Peronismo en todas sus variantes "movimientìsticas" (recordar que no son PARTIDO POLÌTICO con plataforma definida (o sea son NADA, LADRONES DEL PRESUPUESTO, son MOVIMIENTO?).
El Peronismo vienen a ser, salvando las distancias (es opiniòn personal NO LO COPIÈ DE NADIE) una especie de "delegados argentinos "especie de virreyes" que en lugar de ser designados por EL REY DE ESPAÑA, son seleccionados desde hace 38 años por un "sello, una marcha, las "fotos" y la
"gran masa del pueblo ignorante", en el pinàculo del desarrollo de su eslògan
ALPARGATAS SI , LIBROS NO.
Todo mantenido, en dosis bien calculadas por los "minigbernadores del coñourbano" que manejan punteros, barrabravas, falopa y trata de blancas.
Mientras se hacen los dolobus y acusan a la Bonaerense, cuando los polìticos y los jueces,deberìan ser los encargados de SOLUCIONAR LOS PROBLEMAS.
Pero no, son tan hàbiles que sus "responsabilidades" las patean a las Fuerzas de Seguridad, cual si ellas recibieran instrucciones del MÀS ALLÀ, o fueron todos corruptos.
Ya me està cansando tanto forista "interesado" que defiende el modelo por cobrar 50 monedas (que en cualquier momento se transformaràn en 60 producto de la inflaciòn).
Sigan participando.
Pero les pido que sean un poco màs coherentes.
No se puede ENSALZAR Y ALABAR la CORRUPCIÒN.

Miguel (ex Mario?).
Que hermoso "discurso" el suyo.
Ud. puede ser tan "nabo" para no avivarse de una vez por todas que, TODO LO QUE VIVIMOS HOY, es producto del eterno "leitmotiv peronista"?
En 1955 Aramburu Rojas voltearon a PERON, cuando se caìa sòlo, ya que habìa "desabastecimiento" y habìa que pagar sobreprecio para comprar artìculos de primera necesidad. Su error fue permitirle dejarlo ir en la cañonera paraguaya.
En consecuencia, la historia del peronismo es facilìsima de describir.
Es que acaso no entiende como juega el fascismohoycomunistoide?
Ud. NO DEBE PEDIR OPOSICIÒN. Es mentira que haya DESTITUYENTES O GOLPISTAS.
De una vez por todas, la oposiciòn (otra bolsa de gatos, pero es la que hay), no le darà ese "salvoconducto" para que luego, desde las sombras, vuelvan con su consabido eslògan a los "lùmpenes".
Vieron que "conmigo estaban mejor"?
No.
Nuestro problema es mucho màs serio.
Sabemos, nadie se puede hacer el tarado y desconocer, que se ROBARON TODO. Y buscan, desesperadamente, la excusa "golpista" para VICTIMIZARSE de sus TROPELÌAS.
La misma que usò Duhalde para voltear a De la Rùa y borrar todos los latrocinios cometidos por Gobernadores y sus Bancos Provinciales, Intendentes, empresas privadas (Klarinete incluìdo), etc. etc. para transferir su CHOREO al resto de la sociedad argentina anche EXTRANJEROS.
O acaso la "deuda" la genera la gente?
Y Ud. quiere que algùn OPOSITOR haga algo?
No, esperarà que Cris se incendie hasta lo màs profundo.
Que siga con su FESTIVAL DE MALA PRAXIS.
Para no tener la excusa que, como es costumbre, los perukas utilizan para VICTIMIZARSE cuando siempre se dedicaron a CHOREAR en nombre de la JUSTICIA SOCIAL.
Lo grave es, que estos "personajes nefastos" creen que por ser anònimos los dineros de nuestros impuestos,
pueden aprovecharse de los mismos a su "gusto y placer" en su propio beneficio y generando màs y màs injusticia.
Demostrando lo que son CORRUPTOS DELINCUENTES, amparados por el Poder Judicial.
PD. Irà presa MICELI?, premiada por el finado cuando "renunciara" al Ministerio de Economìa, que era LADRI, como TESORERA de Hebe y Schoklender de Sueños Compartidos?
Una detràs de otra. Perdieron mucho màs que la VERGÙENZA.
Y Ud. pide "OPOSICIÒN". No la puede ni debe haber ya que QUIEN GOBERNÒ algo màs que JDP, debe PAGAR SUS CULPAS y no VICTIMIZARSE. Entiende o no.
Estamos en un problema sin SALIDA.
Cada semana, mes o año con Cris,
SERÀ MÀS DEUDA A PAGAR POR TODOS Y TODAS.
Quizàs represente aquello que no sucediò en 1955 si
MUERTO EL PERRO SE HUBIERA TERMINADO LA RABIA.
Pero la RABIA, al quedar vivo, quedò instaurada y JDP desde Puerta de Hierro manejò por Control Remoto nuestros destinos com

Como detectar un pelotudo K: 1) Te pide argumentos todo el tiempo. 2) Te dice que te afilies a un partido político. 3) Tiene olor a chori. 4) No puede responder, salvo insultos y desvìos del tema hablado, coherentemente ningùn comentario coherentemente. 5) Viven del Presupuesto K (ñoquis) demostrando su inutilidad y pretenden convencer al pròjimo que estàn defendiendo a pobres y humildes haciendo una REBOLUCIÒN (su cuenta bancaria) sin brindar contrapartida alguna que pueda justificar que, lo que cobran, soluciona SALUD, EDUCACIÒN Y SEGURIDAD.
Y lo màs grave es, que siguen PARTICIPANDO en el sitio.
Confiesan ser CORRUPTOS y còmplices de DELINCUENTES y, como buenos masoquistas
LO PROCLAMAN A LOS CUATRO VIENTOS, cual si fuera alguna VIRTUD.
Estos "tipos" deberìan estar presos, ni siquiera hacen un exàmen de conciencia.
Practican un mandamiento.
Si NO ROBO YO, viene otro y harà lo mismo.
Y despues algunos foristas honestos me critican por "copar" el sitio?
O acaso tendremos que admitir que la "mayorìa" del pueblo argentino es CORRUPTO?
Si asì fuera, lamento comunicarles que se viene el
RETORNO A LAS TOLDERÌAS imparable.
Quisiera ser optimista. Los hechos demuestran lo contrario.

Martìn Caparròs. Estuviste con Quintìn por Guadalajara. Un personaje que sigo, làstima que sea PERONISTA.

AldoV
Seguro vos lo admiràs. Es un "modelo y ejemplo" a seguir. Pedile a Marcelo (el economista) que te consiga una entrevista. De seguro podès vender tu orto (perdòn arte) a buenos precios a corruptos que necesitan LAVAR DINERO.
Lo ùnico que me faltarìa escuchar de tu "persona"? es que integràs algùn cartel latinoamericano de falopa.

Quiero una oposición realista y con proyectos. Me tienen harto los denuncistas que miran la cosa con un solo ojo. Aquellos que con el agua por las pelotas prefieren a nuestro procesado Lord Mayor, ex contrabandista del menemato.
Quiero gente seria, no petardistas. Quiero gente que hable de política. Por ahora tal cosa no existe. Me parece que necesario pensar un poco la cuestión.

Y no soy ningún pajarito. Mientras esto se dirima por votos no hay otra salida. Amen que ustedes propongan una salida antidemocrática.

Avisen, para huir del foro

Sí debo admitir que la sonrisa de Boudou es insoportable; debe ser fácil odiarlo para la oposición.

Susana Viau, la periodista fea y sin gracia que escribe para la gilada de derecha, pretende decirle a moreau cómo comportarse. Son de cuarta, muchachos decadentes, un papelón caminando.

Te equivocas Primo. Veo que es una costumbre. Me joden mucho más (y creo que en definitva tiran para atrás) los tipos que se creen que hacen patria a partir de la sola indignación desde un blog. que los tipos que salen del closet a luchar por ella con las armas legales que nos da el sistema. Construir política, no construir mierda. Desde la mierda no se hace política y menos una país.
Aprendé a leer ni te dije pelotudo (Si a Aguinis y a Gondona), ni te dije cagón (sí anónimo). Que te incluyas dentro de esas dos frases es un tema que nada tiene que ver conmigo.

Esto es un cago de risa: http://www.infobae.com/notas/685754-Elisa-Carrio-y-la-diferencia-entre-el-8N-y-la-fiesta-de-la-Democracia.html
Viendo la idiotez de esta mujer entiendo por qué algunos de por acá se comportan como se comportan. Hasta se hacen los psicólogos. Están para reírse de ellos.

AldoV
Te preguntè por OVANDO, madre de 12 hijos a la que TU GOBIERNO le dio "DNI" a partir del desgraciado episodio de la muerte de su hijita.
No podès ser tan degenerado, tan mala persona para responder lo que te conviene y le conviene a tu bolsillo. CORRUPTO.<

Me venís a enrostrar a Ovando (como si te importara) con las miles de personas que mató y exilió tu ídolo pelado con la complicidad del inútil de isidorito Cañones que hoy gobierna vuestra ciudad? Bah

Falta el otro argumento pelotudo: Los compraron con recitales de figuras convocantes como Charly y Fito.
Pero hay una bandera por persona (miren las fotos) o sea que todos fuimos a ver a Cristina porque la bancamos. En mi caso, contra uds.
La lista de grandes artistas -Heredia, Parodi, Serrat, el Gran Charly, etc- que avalan el proyecto es interminable. Y no necesitan dinero
Ustedes a quien llevan? A Natacha Haitt... Eso, no más, son. Ah, y al capocómico de Lanata. Porcel era mejor.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

Martín Caparrós (Buenos Aires, 1957) es escritor y periodista, premios Planeta, Herralde, Rey de España. Su libro más reciente es la novela Comí.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal