Martín Caparrós

Vida de pluma

Por: | 06 de diciembre de 2012

6a01156f7ea6f7970b012875acf324970c-800wi
Sonaban los abrazos. En el lobby del Hilton de Guadalajara los abrazos eran tambores y rituales: los abrazos mexicanos son un baile difícil. Me llevó años pero lo aprendí: primero hay que decir fulanito qué gusto y estrecharle la mano como para romperla; enseguida –sin solución de continuidad, como en un solo movimiento–, hay que acercar el propio flanco derecho –costalar y sobaco, más que nada– al flanco derecho del coautor, en un gesto que podría ser algo así como un encuentro donde los frentes de los cuerpos evitaran recelosos el contacto; y, por fin, diligente, el paso atrás y de nuevo el estrechón de manos. Todo con grandes gritos de hombre qué gusto qué bueno verte cómo estás qué gusto, y las palmadas: lo que más suena son sin duda las palmadas.

Atronaban abrazos: en el lobby del Hilton de Guadalajara, escritores ambulantes se reencontraban con alborozo vocinglero, hombre qué gusto. Llevaban semanas, meses, incluso días sin verse: algunos desde aquel festival en Puerto Rico, ese encuentro en Madrid, el lanzamiento en Lima, la feria en Guanajuato, la charla suspendida en Bogotá; alguno, incluso, desde aquel premio en Cáceres. Pero todos guardaban, hondo en el corazón, el gozo de ser uno de ellos.

                                                    *                 *                 * 

Cambia, todo cambia –para que nada cambie, por supuesto. Hace justo veinte (20) años publiqué una contratapa de Página/12 que empezaba diciendo que la vida de escritor:

“La vida de escritor le llenaba el alma de iluminaciones. Sólo tenía algunos problemas a la hora de compatibilizar horarios, pero poco a poco fue descubriendo itinerarios inverosímiles que le permitían estar a las siete en el coctel de una fundación muy generosa en San Telmo, ocho menos cuarto en la presentación de una poetisa recién estirada en Belgrano y a las nueve en una cena en el centro, donde se anudarían alianzas fundamentales para la Cultura Nacional. Alguna vez pensó escribir una guía para estas odiseas, pero no era cosa de darle tanta ventaja a la competencia y, además, no se le ocurría nada original.

–El género de caminantes ya está completamente exhausto.

–Pero te queda la posibilidad de la parodia.

–Ay, por qué estarás siempre tan démodé...

Cuando publicó su primer libro tenía veintitrés años y tantas ideas que sólo esperaba que alguna vez dejaran de estorbarle en la imaginación; ahora, a los cuarenta y pico, disfrutaba de un nombre infaltable en congresos, cursos y encuestas de fin de año, ya no tenía que pintarse ojeras para parecerse a un maldito y nadie lo igualaba reconociendo orígenes y cosechas de los mejores clorhidratos, pero a veces no podía recordar si ese verso era de Keats o de Shelley. Algunas madrugadas se despertaba sudando de pavor.

No había perdido las ilusiones. Seguía creyendo que alguna vez escribiría una buena novela; mientras tanto publicaba libros para no perder el título y, de todas formas, había descubierto que las estudiantes de mirada lánguida y carnes de piedra sólo querían oírle recitar aquellas frases suyas que ya habían leído y que se resistían mucho más si trataba de cantarles algo que no supieran tararear. Era un hombre ordenado: cuando tardaban más de dos horas cuarenta en llevárselo al lecho las despedía con una sonrisa que supuestamente les troceaba el corazón. Las esperaba sin ansiedad: su contestador tenía una media de seis llamados por mes, lo cual no era tan malo en tiempos de crisis de la literatura, y el juego de ojos de los cocteles le deparaba una o dos más a la semana.

–Te digo que disfuté como una enana con El lógico hueso.

–Yo también.

–No sabés cómo me excité con los dos mapuches que se lamen mutuamente la salsa de arrayán.

–No. Me tenés que explicar.”

                                                    *                 *                 *

Eran otros tiempos. O los mismos, pero de cabotaje. Si algo cambió en la sociología de la literatura latinoamericana –o, mejor dicho: en la sociología tan menor de los escritores latinoamericanos– en los quince últimos años es la escala: ahora sus viajes pasan por aduanas. Un pelotón ha roto las fronteras. No son tantos, quizás un centenar: demasiados. Somos, de algún modo, el efecto de un mercado nuevo, inesperado.

Hace veinte años parecía que ese mercado había desaparecido: que escribir y publicar novelas era un deporte perfectamente solipsista, un negocio entre uno mismo y sus fantasmas y unos cuantos amigos. Nadie esperaba nuestros libros: los editores –eran pocos y grandes– no sabían cómo venderlos, los lectores –parecían cada vez menos– no se sentían interpelados, tan peludos. Yo hacía de necesidad virtud: me desafiaba, nos desafiaba a escribir sin justificaciones, sin escudarse en supuestos receptores; a escribir solo porque no había otro remedio u otro placer mejor; a escribir porque sí, música vana; a hacerse cargo de que eso que uno escribe es lo que puede, sin la excusa menor de lo que esperan otros.

Y después, de a poco, se fue armando un mercado y ese mercado produjo, de algún modo, un espacio latinoamericano que antes no existía, donde los escritores menores de 50 se conocen, se encuentran, se sienten parte de algo, de lo mismo. Es muy simpático. El sociólogo –¿existe todavía?– podría suponer que es un efecto del crecimiento de las clases medias en el continente, con su acceso a los consumos culturales que los ricos solían reservarse, con los viajes baratos y las comunicaciones indiscriminadas. Sea por lo que sea, lo cierto es que ahora todo parece más y más lleno de escritores y empezaron, extrañamente, a aparecer pequeñas editoriales que los o nos publican y empezaron, más extrañamente, a aparecer eventos que los o nos reúnen. Digo eventos: ni encuentros ni congresos ni discusiones; digo eventos, esa palabra tan contemporánea.

(Con los años había aprendido, sobre todo, a preparar un bolso para cinco días. Necesitaba dos pares de pantalones, un saco por si la mesa redonda era más seria que lo acostumbrado, la guayabera aquella que le había regalado la venezolana, la malla para la pileta, una camisa blanca para la fiesta más prometedora, media docena de libros propios para regalar a quien tocara, dos ajenos para poder comentarlos en las cenas, las pastillitas ésas. Había aprendido a hablar con las personas indicadas, los editores periodistas críticos organizadores a su vez de otros eventos; había aprendido a no comerse todo en el desayuno cada vez, como al principio; había aprendido los nombres de seis peruanos dos ecuatorianas una docena de chilenos 208 mexicanos un guatemalteco; había aprendido a quejarse de los cuartos de hotel aunque, todavía, solían ser mejores que el suyo de su casa: era sin duda un error que no podía durar. Había aprendido, sobre todo, a desplegar todo su encanto en esas mesas: a colocar la dosis justa de sarcasmo, citas, sonrisas displicentes, tedio disimulado y elogios zalameros que hacía las delicias de cada concurrencia. Era un león –una leona– de las mesas: un perfecto producto para eventos.)

Ahora, en Guadalajara, alguien dice que estos eventos son muy raros. Que ir a una feria como la FIL es como ir a un festival de cine sin entrar a ver las películas, solo las conferencias de prensa. Que es una gran movida montada alrededor del libro donde se venden libros, se compran libros, se contratan libros, se deciden libros, se comentan libros –pero, por supuesto, no se leen libros. En los eventos literarios la obra siempre está un poco más allá, telón de fondo; para vivir en los eventos literarios, los escritores han tenido que desarrollar habilidades que no tienen nada que ver con la escritura: esa acidez, esa dulzura, esa amargura, esa elocuencia, esa capacidad de brindar un buen show. En el congreso, esa forma tan antigua, los escritores se encontraban y discutían, a puertas cerradas, entre pares; en los eventos, tan actuales, los escritores le hablan en público a un público que no está legitimado para contestarles. De horizontal a vertical, todo un trayecto.

No es el único. Lo cierto es que ser un escritor de ahora tiene ventajas muy visibles. Así que se hizo cool, se llenó de chicos y chicas que quieren y que, con tal de serlo, incluso intentan algún libro. Y que los eventos son –junto con premios y subsidios– la base de ese inverosímil star system –aunque sea un star system sin stars– y que, gracias al sistema, hay más parejas multinacionales, pero la circulación de groupies se hace más complicada: duran, si acaso, lo que dura el evento –tres días, cuatro.

Y que, sin embargo, todos estamos muy contentos.

                                                    *                 *                 * 

Hace un par de años me invitaron a dar una charla en la Cátedra Roberto Bolaño de la Universidad Diego Portales, Santiago de Chile. Era, todavía, un espacio a la antigua: estudiantes y profesores, un monólogo largo y aburrido. Me saqué. Dije, entre otras cosas –y repito:

“Vivimos una época de gran mediocridad literaria, y nos complacemos en ella. No es desagradable. Los menos mediocres de entre nosotros –o quizás debería decir los más-, los que mejor nos adaptamos a esa mediocridad dominante, la pasamos bien. El mercado nos es propicio, nuestros libros mediocres nos procuran ingresos decentes, viajamos a giras de promoción, a ferias donde la prensa nos celebra, los editores nos invitan a restoranes caros, incluso asistimos a encuentros y congresos donde debatimos y enaltecemos lo que hacemos como si fuera literatura, aunque últimamente congresos hay cada vez menos, ahora en su lugar lo que hay son festivales –el libro en la sociedad del espectáculo–; todo lo cual nos da fuerzas para seguir produciendo más libros mediocres. Digo mediocres; quiero decir: sin ninguna ambición más allá de sí mismos. Escribimos libros que hasta pueden ser relatos bien armados, graciosos, estremecedores, sugerentes. Escribimos libros que pueden incluso captar ciertos rasgos del espíritu de la época, que muchos lectores pueden disfrutar, que se traducen en idiomas. Escribimos libros que también pueden incluir giros felices, frases bien ritmadas, estructuras astutas. Pero escribimos libros que sólo quieren ser leídos, que no pretenden más que eso; sobre todo, no intentan cambiar la forma en que se escriben y se leen los libros.

Nadie o casi nadie pintaría ahora con el trazo de Modigliani o de Picasso. Quizás esto suceda también porque la plástica no tiene mercado sino compradores: para que una obra se venda bien sólo se necesitan diez críticos y un coleccionista, todos muy educados. Para que un libro se venda bien se necesitan miles y miles de televidentes. Pero en cualquier caso nosotros seguimos haciendo lo mismo que hacían nuestros colegas hace 100, 150 años. Si alguien  pintara como Delacroix sería un idiota, alguien que escribe como Flaubert, con la sintaxis y las estructuras de Flaubert, puede ser un muy buen novelista contemporáneo. ¿Qué hace que nuestras novelas pertenezcan a nuestro tiempo y no a cualquier otro? ¿Que incluyan aviones y computadoras, drogas y marginalidad, sexo gay o amores a distancia, lo que sea? ¿Que incluyan ciertos gestos, chistes pop, los ecos suaves de la tele y las grandes disqueras? ¿O que precisamente no parecen de ningún momento? Nada en la forma, nada en la forma, es como si pintáramos una rave con el academicismo gran formato de Jacques-Louis David. ¿Vale la pena escribir para que haya un par de historias más dando vueltas por ahí? ¿O para asegurarse el alquiler de los dos próximos años? ¿O para girar y viajar a festivales? ¿O para que te pongan un micrófono adelante? Supongo que sí, si aceptamos que eso es mediocridad pura, que permitimos que la literatura deje de ser un arte. Que escribimos libros que nunca van a cambiar el modo de escribir libros o de mirar el mundo. Que somos tan honestos y tan prescindibles como buen zapatero.”

Vamos a los eventos, nos la pasamos bomba: somos casi felices, por un rato.

Hay 280 Comentarios

Como en la mayoría de los lugares, no enmerdados por tu mad-ama... el principal mérito es resistir. Y arreglar los 'hechos' de cleptopatra y sus secuaces. ¿Crees que te va a llevar, a algún aguantadero en centroamérica?Te imagino como pintor de dictadores prófugos... probándose sus vestidos, y carteras. Todo un personaje de García Marquez! Pobre aldav!

AldoV.
Sos o te hacès.
Sabès "algo" de Economìa.
Los K en menos de DIEZ AÑOS recaudaron U$ 500.000 Millones. Hicieron el pagadiòs a los deudores externos e internos. Le pagaron U$ 10.000' Millones al FMI antes del vencimiento para que nadie los auditara. PARA QUE NADIE PUDIERA CONTROLAR EL CHOREO.
Y vos entràs y seguìs defendiendo como "pìcaro vivillo" que cobra las 50 monedas del presupuesto
para DEFENDER ESTE LATROCINIO?
Me parece que te confundiste de ENEMIGO.
El Presupuesto de la CABA està absolutamente "limitado" y todas sus partidas deben ser transferidas como corresponde.
Vos ni sabès ECONOMÌA. Te explico a ver si te queda claro IGNORANTE.
Durante Alfonsìn 45% GN, 55% Provincias.
Durante Menem 55% GN, 45% Provincias.
HOY 75% TU CÈSAR 25% Provincias.
TE QUEDA CLARO QUIEN MANEJA LA BILLETERA.
Por lo menos podrìas sera COHERENTE.
Quizàs defiendas tanto el modelo porquè cobràs del presupuesto, pero por lo menos dejà de pasar papelones y no defiendas màs a la Cèsar que nos lleva sin escalas
DE RETORNO A LAS TOLDERÌAS.
PD. Yo no defiendo a MACRI. Hace lo que puede con un presupuesto de U$ 6.000 millones anuales y todos los PALOS EN LA RUEDA QUE LE PONEN todos los K, Filmus, Feletti, Cerrutti, el "educador" Nenna y demàs miserables que se transformaron en PUNTEROS KAKA.
Andà a cantarle a GARDEL tu verso, similar al de Barone y el de Asco Pàez.

Se rìen en la cara de los ciudadanos, bah, como de costumbre.
#Once Carl Bonifatti ‏@carlbonifatti
Sobró cotillón del 7D #ConCFKenlaPlaza

Ah, claro, la culpa de todo lo que Macri hace mal es de Cristina, ja, ahora, cuando sale bien... Bueno, nunca le salió nada bien, es un desastre el garca, un nene de mamá inútil e ignorante.

Ya no queda lugar donde cagar, Abruto, iremos a lugares privados y cómodos, como corresponde.

"y sale hablando de otra." Así me gusta, aldov... como hablaba de vos... es bueno, que lo vayas asumiendo. En público. Aunque sea,'mechado', en el discurso. Lo fallido, 'marida' bien con vos... fallido. 'Pintate' bien para el corso de hoy... y no me caguen en el piso. Sucios. Buen provecho

AldoV
Seguì haciendo publicidad a la DECADENCIA.
El FAP, el PO y demàs yerbas zurdoides, hoy siguen hablando de los trabajadores de "chimeneas desaparecidas". Seguìs en el siglo XIX.
Atorrante, defensor de la pudriciòn.
Jamàs explicaràs como harà un "partidito" zurdoide para crear las condiciones jurìdicas y estables que permitan crear empresas y TRABAJO GENUINO.
Defensor y seguidor de las màquinas de impresiòn de papel higiènico, boudou ciccone y Casa de las "50 monedas" que por "inflaciòn" a fin de mes cobraràs con el aguinaldo.
Que lindo es VIVIR prendido de la theta del presupuesto del Estado, mientras hacen mierda al RESTO de la gente.
Seguì con tu "felicidad". Total hoy, tiraràn unos cuantos millones màs de papel higiènico pa que CURREN los artistas y los Intendentes del coñourbano.
Pretendès criticar a MACRI,
olvidando quièn maneja LA BILLETERA "real".
O creès que es Macri, PELOTUDO.
El desastre lo hace tu "Cèsar" que cuando salgan todos los numeritos a la luz,
acaso BINNER, DONDA, SOLANAS, LOS TROSKOS DE LOS SUBTES, LOS SINDICALISTAS DE LA "DESEDUCACIÒN" Nenna y Cìa., Cerrutti, Ibarra y su hermana (Cromagnon) Hdp. y siguen en polìtica, atorrantes,
los punteros K en la CABA que cobran por hacer bolonqui, el Indoamericano (que ràpido te olvidaste), las Abuela Hebe y Schoklender (ya no hablàs màs de los $ 700 millones) y de los obreros a los que CAGARON.
De què hablàs AldoV.
De CORRUPCIÒN? Te gusta defenderla no. Ya que vivis de ella, encontraste en el latrocinio tu nicho. Atorrante, miserable y delincuente.
Jamàs creì que alguien pueda ser tan PELOTUDO para criticar a Macri mientras defiende que el 75% del Presupuesto TOTAL DE LA ARGENTINA lo manejan los
SECUACES MAFIOSOS de "su" Cèsar?
Hay que haber descendido a la categorìa de HDP.
Jamàs un comentario respecto de còmo se genera trabajo genuino.
No. Como buen miserable que lleva dinero (lleno de sangre) a su bolsillo defiende el corrupto modelo cual si fuera un seguidor de JESUCRISTO. Hay que ser muy mierda para poder criticar. El GRONCHO los definiò perfectamente.
Artìculo que debès leer CIEN VECES como tarea y descubras la basura que sos.
http://todosgronchos.blogspot.com.ar/2010/08/progresismo-concepto-y-objeto.html

Algùn militonto con acceso a los "gastos infamantes" del Presupuesto podrìa informar al foro
CUANTOS MILLONES DE PESOS sale la "fiesta" de HOY?
Y discriminar por rubro. Artistas, Palcos, Escenografìa, Micros escolares, chori y tetra (màs falopa) y logìstica trucha?
Festejando que la Càmara "prorrogara la cautelar".
En cualquier momento festejan las inundaciones, que se corte la luz y que la CABA tenga que "tragarse la basura".
Miserables.
Si fuera Macri, le cobrarìa $ 100 a cada bonaerense que quiera ingresar a la CABA y $ 100 para poder regresar. Asì se quedan en sus lugares de "origen" y se dejan de romperle las pelotas a los porteños.
Nosotros nos quedamos con la basura, pero Uds. se quedan en el COÑOURBANO.
Bueno, fue una joda, no siempre puedo escribir "seriamente".

A esta decadencia infame hemos llegado.
O acaso la Ley de Medios no tenìa "nombre y apeliido"?
DESTRUIR KLARINETE (una bosta).
Pasen y lean la tan mentada Ley y su "aplicaciòn" real.
Y mejor no me pongo a explicar que los mapuches son de origen chileno, cruzaron la Cordillera y asesinaron a las tribus originarias argentinas de este lado, ya que "el no buchòn y delator"? AldoV ni se preocupa por estudiar historia.
http://www.lanacion.com.ar/1535235-el-primer-canal-aborigen-no-comenzo-sus-transmisiones

Como es costumbre, al Abruto lo pierden los pantalones y sale hablando de otra. Es un hecho que la administración de Macri es nefasta y que los porteños lo votaron y lo votarían otra vez y es un hecho que la ciudad huele a pedo.

Como ejercicio seria interesante leer los comentarios de los foristas al artìculo mencionado.

Infames còmplices de corruptos y delincuentes "de guante blanko".
Parece que algunos "culos" sentado arriba de ollas podridas repletas de latrocinios, no pueden soportar la "temperatura" y dejan salir los "guisos tremebundos y askerosos cocinados en los ùltimos DIEZ AÑOS.
Triste tener que ser un simple ciudadano comùn y que tanto miserable chorro "con habeas korpus" venga a querer vender y "ponderar" al finado cual "ejemplo de argentinidad".Toda la katerva de funcionarios infames traidores a la Patria iràn saltando uno por uno.
Felisa Miceli, a la que el finado "premiara" cuando la "bolsa" en su "baño" como tesorera de Hebe? puede ir PRESA.
Pasen y lean.
http://site.informadorpublico.com/?p=22601

Como es tu puta costumbre, porotaaldov, refunfuñando en chancletas, acabás ... donde y con quien, decís odiar. Con la letra de tu mad-ama, desprecias lo que te quita en sueño. Desde el inmundo anonimato de tu putero... soñas con una exposición en una galería en bs, as. Como 'fitito' soñaba que lo escuchen en bs. as. Como cleptopatra, soñaba que la voten en bs. as. Por suerte, bs. as. aprendió a leer, al igual que otros lugares donde... ustedes no tienen cabida. Excepto para 'marchar', robar, ensuciar, o cazar chonguitos. Aprovechá hoy, en la kermesse sebácea... a menear bien el rabo y comer 'todo lo que pinte'. Porque hay hedor a epílogo. Buen provecho

Las "canciones" de Kolina hablan de los desaparecidos y del menemismo.
¿Se olvidan de que Alicia, mentora e inventora de esa facción del kirchnerismo fue funcionaria de la dictadura?
Se olvidan de que los Kirchner, los Fernández y el casi 60% de la población era menemista?
Hoy, 9D, es el día de la NO memoria. Festejen que así es más fácil ser felices...

Aldo V, a esto me referia yo despues de leer algunos comentarios. El no combatir la corrupcion de manera sumarial, el no ir por las verdaderas corporaciones..en fin, el no tomar las decisiones que habia que tomar teniendo todo a favor para hacerlo, en un contexto economico historico inmejorable, va a provocar la vuelta de la peor derecha de la cual nos va a costar muchisimos años poder salir.
Ese es el mayor pecado de los K . Haber levantado banderas ajenas y mancharlas por mucho tiempo.
Slds.

´Respuesta de Quintin a otro vende HUMO:
Respuesta a un banana en 24 tuits por Quintín, que comparto, excepciòn hecha de ser "peronista"?.
1) Me despierto y encuentro esta nota de Martín Kunik en la que me incluye en el “antikirchnerismo kirchnerista”.
2) Para alguien que invoca el conocimiento académico como parámetro, el artículo resulta de una enorme precariedad intelectual.
3) A esta altura no es posible estar explicando que no se puede practicar ese “antikirchnerismo kirchnerista”.
4) No es cierto, pero puedo aceptar que en el calor de una discusión se me trate de irracional o de recalcitrante.
5) Pero para ser K hay que tener el poder.
6) Y ejercerlo de modo vertical con los recursos, la propaganda, los espías y la vocación por intimidar del gobierno actual.
7) No hay kirchnerismo sin poder. El kirchnerismo sin el poder no es nada, solo una ideología confusa y bastarda.
8) Lo mismo vale para mi supuesto macartismo. Martín Kunik debería saber que sin poder se puede ser, a lo sumo, intolerante.
9) Porque el macartismo es una política oficial que se apoya en la amenaza y la represión.
10) Por otra parte, la pereza intelectual de Martín Kunik se extiende a lo particular.
11) Las personas que nombra no formamos un grupo ni actuamos en conjunto.
12) Tenemos grandes diferencias entre nosotros.
13) En lo que a mí respecta, comete dos errores al incluirme en su caracterización. Primero, soy peronista.
14) Y segundo, jamás leo Página/12 ni los otros órganos de la propaganda totalitaria K.
15) La columna de Martín Kunik adhiere a lo que suelo llamar el “pensamiento banana”.
16) El pensamiento banana parte de un supuesto refinamiento: cierta vocación por ser neutral, por estar en el medio.
17) Tiene esa cosa de señora gorda de las cátedras y redacciones, algo del tipo “¡Ay, mirá que groseros estos tipos”.
18) Pero sobre todo, el pensamiento banana y la acción de los bananas es una apuesta por la continuidad del kirchnerismo.
19) Por la via del ataque a los que somos antikirchneristas.
20) Es decir, a los que creemos que esto es una mierda y que la vocación totalitaria del kirchnerismo debe ser denunciada frontalmente.
21) Y que la arbitrariedad, incompetencia, mentira, alcahuetería y sectarismo de los K solo trae pobreza e injusticia y compromete el futuro.
22) El banana, en cambio, preferiría tal vez otro gobierno, pero cree que peor que los K son sus críticos frontales.
23) Y contra nosotros, y no contra el poder, va dirigido su pensamiento.
24) Eso es todo, por ahora.

Todo corrupto infame traidor a la Patria, anula sus sentidos para transformarse en un fanàtico.
Fragmento de articulo de Leuco hoy.
Nadie podría acusar a Humberto Tumini de integrar la derecha corporativa. Es jefe de Libres del Sur y fue integrante del Ejército Revolucionario del Pueblo. El resumen que hizo de estos días fue contundente: “El Gobierno piensa en una República con dos poderes… y manejados por ellos”. Miguel Bonasso, ex integrante de Montoneros y de la línea fundadora del kirchnerismo en el Grupo Calafate escribió en su blog que “las palabras desnudan la verdadera ideología. Uno puede andar por la vida disfrazado de progre, pero en algún momento el lenguaje lo traiciona y deja entrever el fascista, el arribista que lleva adentro. En las últimas horas hemos visto cumplirse este aforismo con rigurosidad matemática”. Bonasso utilizó esta introducción para cuestionar a la Presidenta por llamar “buitres y caranchos a los jubilados”, a Correa por “haber agraviado la memoria de los mártires de la AMIA” y en general a un gobierno que utiliza como escudo el siguiente concepto: “No nos critiquen porque viene la derecha”.

El diputado Eduardo Amadeo utilizó la figura tenebrosa de Fujimori para tratar de explicar esa amenaza. Alberto Fujimori hoy está preso por delitos de lesa humanidad y corrupción, pero como presidente de Perú sepultó la democracia desde el poder. El fujimorazo clausuró violentamente el Congreso, intervino la Justicia, tomó por la fuerza varios medios de comunicación, persiguió ferozmente a los opositores y, finalmente, dio un autogolpe. Deberíamos rogar que Eduardo Amadeo se equivoque. Que sólo haya sido una exageración producto de la calentura del debate. Porque si Amadeo tiene razón, a los argentinos nos esperan días turbulentos. La negación de la realidad produce ceguera. Y la prepotencia de Estado, resistencia."
Dònde quedò el "verso del relato del modelo progre"?
Realmente fue la "pantalla falsa" para impunemente robar del Presupuesto? Como dijera Asìs,
CON LA IZQUIERDA ADENTRO SIEMPRE SE PUEDE ROBAR MEJOR:

Che, corruptos, van al acto de "Asco" hoy?
Les toman lista y le dan un "franco compensatorio".
La vergûenza la perdieron hace rato, que le hace una "mancha" màs a la CORRUPCIÒN de la que son còmplices.
Quisiera saber cuànto nos cuesta a todos y todas los ciudadanos de la Repùblica toda la parafernalia AL PEDO armada para "festejar" una DERROTA.
Aguanten los colectivos escolares y los proveedores de tetra y chori.

Bien lo dijo Fito Páez. Les guste o no, Bs. As.hiede.

Macri es una demostración en carne viva de aquella falacia según la cual un empresario, por su condición de tal, sabría mejor que nadie administrar los bienes del estado. Su ciudad está, metafóricamente además, hundida en la basura, con olor a pedo, inundada en un pozo sin salida y Macri duerme la siesta sin tener ni puta idea de dónde está parado. Se lo merecen los porteños y están bien representados.

Un corrupto es un corrupto venga de donde venga, se llame como se llame, represente los intereses que represente. Mirar la realidad con un ojo tapado nos quita la posibilidad de subsanar nuestras miserias. Me da la sensación que deseamos dejar de lado a una tribu de caníbales para pasar a depender de otra. Como le dije soy liberal en el sentido estricto de la palabra, acaso sea un fundamentalista filosófico de la materia. Lamentablemente los liberales como el recordado Doctor Pablo González Berger brillan por su ausencia. Hombre intachable y profundamente ético.

Brillante "productividad" del modelo KaKa.
Como si no hubiera "suficiente" cantidad de feriados,
el GN darìa, a los asistentes de esta noche a la Plaza para escuchar a "asco" Pàez,
y, por el mero hecho de hacer "uso de presencia"?
DÌA VACACIONAL COMPENSATORIO.
PD. La "porota" AldoV sumamente gratificada por dicha circunstancia ya que le permitirà dar unos "toques" a la mano izquierda del difunto, para "perfeccionar" esa hebra de orte.

Mario.
Me olvidè de LUBERTINO. Hoy Diputada, ex responsable del INADI y con varios, demasiados FURCIOS en su haber. Y sigue la lista de "impresentables.".

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

Martín Caparrós (Buenos Aires, 1957) es escritor y periodista, premios Planeta, Herralde, Rey de España. Su libro más reciente es la novela Comí.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal