Martín Caparrós

Fracasar

Por: | 02 de julio de 2013

Copa-america-argentina-20112Equis tiene 24 años, es argentina nativa y por opción, vive con su familia en un barrio del sur de la ciudad de Buenos Aires. Equis es una chica muy activa: le falta poco para terminar derecho, trabaja en una repartición pública, tiene un novio, amigas, intereses. Cada mañana, de lunes a viernes, Equis se levanta poco antes de las seis de la mañana para tomar el colectivo que la lleva al trabajo. Hace un año, dos tipos la asaltaron mientras lo esperaba y le robaron la cartera: la poca plata, documentos, anteojos, las tarjetas. Desde entonces, durante casi un año, su madre se levantó cada mañana, de lunes a viernes, poco antes de las seis para acompañar a Equis a la parada del colectivo. El mes pasado otros dos tipos que llegaron en moto la asaltaron cuando esperaba con su madre el colectivo y le robaron la cartera: la poca plata, documentos, anteojos, las tarjetas. Desde entonces Equis va a la parada del colectivo con su hermana y su cuñado, que se levantan un poco antes de su horario –total, unos minutos más tarde también tienen que irse a trabajar– y esperan que, siendo tres, no los asalten.

Es una tontería: historias ínfimas. De esas cosas que pasan todos los días en todas las ciudades, solo que en algunas pasan más de lo necesario. Supongo que me contaron muchas, ví bastantes, pero por alguna razón esta me pareció una de esas gotas que rebasan vasos: mi vaso, por lo menos. Me dio mucha vergüenza que Equis no pueda tomar el colectivo para ir a trabajar cada mañana sin miedo a que la asalten, sin una escolta familiar creciente. Me impresionó más que Equis y su familia no esperen nada de las instituciones que deberían defenderlos –que su trabajo paga– y entonces intenten defenderse solos: primero la compañía de la madre, después la hermana y el cuñado. Y que eso termine por parecerles –casi– normal.

                                                                    *       *        *

He escrito mucho contra el segurismo (“Doctrina política que postula que el problema central de una sociedad está en su criminalidad. Aparece en lugares y momentos muy diversos, pero se desarrolla con más facilidad en sociedades donde ha habido cierto deterioro de la situación económica y social de sus clases bajas y medias…”). No cito la historia de Equis para sumarme a ese clamor. Mi vaso es otro: me parece que ese hecho menor es un ejemplo demasiado claro de cómo no supimos construir una sociedad vivible, de cómo nos acostumbramos cada vez mejor a vivir mal: ahí está el fracaso.

El fracaso aparece en tantas cosas. Por supuesto, en la soberbia de los que mandan –desde el poder político o el poder económico. Pero también en cada persona que no come suficiente, en cada persona que se cansa de buscar trabajo digno, en cada persona que se pelea a los gritos por cuestiones menores, en cada persona que deja la escuela porque no ve la utilidad de seguir yendo, en cada persona que te tira el coche encima en una esquina, en cada persona que te pide o te ofrece una coima, en cada persona que apunta a otra con un arma, en cada persona que debe esperar meses enferma para que la atienda un médico, en cada persona que se asfixia en un transporte público controlado por los que nunca toman el transporte público, en cada persona que deja de ir a una cancha de fútbol porque tiene miedo, en cada persona que mete la mano en un tacho de basura para zafar con lo que otros desdeñan, en cada persona que se caga en todo esto porque a ella, de últimas, no le va tan mal. En Equis, que no puede salir a trabajar tranquila. En todos nosotros, que nos acostumbramos, que conseguimos creernos que es normal que una chica no pueda salir a trabajar tranquila. Que conseguimos creernos que son normales cada vez más cosas que deberían ser intolerables.

Fracasamos. Yo creo –y la idea me pesa más y más– que fracasamos. Que los argentinos fracasamos, que llevamos medio siglo fracasando, que somos los culpables del deterioro de un país que es mucho más pobre, mucho más injusto, mucho más inculto, mucho más corrupto, mucho más violento que entonces.

Todo lo demuestra: los índices de desigualdad, el retroceso de la educación y la salud públicas, los millones de villeros, la mitad de los argentinos sin cloacas, el cierre de transportes e industrias, la vuelta a la economía agroexportadora, la violencia, la pelea permanente, la incapacidad para pensarnos.

Y creo que mientras no lo aceptemos, mientras no empecemos a pensar seriamente por qué fue, mientras cada uno de nosotros no analice y se haga cargo de su parte del fracaso, no podemos siquiera soñar con revertirlo.

Algunos tendrán más culpas, otros menos. Yo sé que alguna tengo y me desasosiego y me paso horas pensando cómo es.

Y los que nos conducen tienen tanta más. Se vienen elecciones: hay que elegir más señoras y señores que simulan que nos representan. Propongo que la primera condición para votar o no votar a alguien, el primer criterio, sea si pide o no disculpas. Ningún argentino de más de veinte años está exento de culpa. Que cada cual busque, piense la suya. Y que aquellos que nos piden que les tengamos confianza, que deleguemos nuestro poder en ellos, empiecen por explicar en qué se equivocaron. Que nos cuenten qué responsabilidad tienen en este fracaso y, antes de prometer que van a hacer cosas distintas, se disculpen.

Si no, no hay por qué creerles nada.

Si sí quizá tampoco, pero, al menos, al borde del abismo, habrían dado un paso al frente.

Hay 407 Comentarios

Claro, porota, por supu!

Ja, el señor interpreta la ficción como autobiografía, qué campeón. Cuéntese algo de la convivencia de Cortázar con los cronopios y del viaje a la luna de Julio Verne. (no hace falta señalar las distancias de fama y talento, aclaro antes que usted)

'Eso',... ¡Habla! (S. Freud)

"Tanto que, como tanto me han robado y todos son todo lo que soy pero
no pude ser, cuando me vaya, conmigo se irán esos ladrones."

Aldo Vercellino

"Paises civilizados" son, en los cuales la gente como vos, volvería al 'facebook' de las puertas de los baños públicos... vercellino.

"¡Vamos ganando!", "somos derechos y humanos" pregonaban en ATC... exactamente igual que hoy. Y, también, escoria que aplaude... ¡Felicitaciones aldo 'gomez fuentes' vercellino!

"Países civilizados", dice el viejo de mierda... A qué se referirá? Ni él lo sabe. Pretenderá que alguien se tome en serio sus aforismos y malos chascarrillos? Perdedores.

Desde que salieron las encuestas de Polyarquia los KKs estan con ataques de ansiedad. Y pa pior lo de Misiones. Calma muchachos, para fines de octubre todavia falta mucho. Sigan sacando a Boudou, Kunkel y Conti al conurbano y van a ver como cambian los numeros...

Y lo mas importante.... "se termino" la fiesta. De aca en mas, todo lo paga el pueblo. Como siempre...

Lo más gracioso es que son todos piantavotos de sí mismos y el pobre gordo tendrá que salir a buscar laburo otra vez.

Por aupuesto que el gordo vendedor de pescado podrido no se le anima a un debate con D´ Elía, si lo que proponen los viejos de mierda es un país de cagones escondidos tirando bombitas de olor. A pescado podrido.

Veo que no tomaste el litio, camilla, y se nota en la compulsión y en la argumentación... se te infiltraron un par de 'violentos de género', y te olvidaste de todo el código penal que abarca al resto. Enemas de Litio...

la derecha hace agua.... ni pino, ni massa, ni la biblita, ni gianola, ni del sel, ni mirtha legrand, ni gronsona, ni moyano, ni sanata, ni alcaparra....
en cambio de este lado, filmus, alfredo alcon, leon gieco, tarrago ros, grandinetti, luppi, el compañero rivas, heller, sabatella, etc,etc.etc
no hay figura popular querida por nosotros - el pueblo - que apoye a los criminales que estan en la opo.

la derecha hace agua.... ni pino, ni massa, ni la biblita, ni gianola, ni del sel, ni mirtha legrand, ni gronsona, ni moyano, ni sanata, ni alcaparra....
en cambio de este lado, filmus, alfredo alcon, leon gieco, tarrago ros, grandinetti, luppi, el compañero rivas, heller, sabatella, etc,etc.etc
no hay figura popular querida por nosotros - el pueblo - que apoye a los criminales que estan en la opo.

la derecha hace agua.... ni pino, ni massa, ni la biblita, ni gianola, ni del sel, ni mirtha legrand, ni gronsona, ni moyano, ni sanata, ni alcaparra....
en cambio de este lado, filmus, alfredo alcon, leon gieco, tarrago ros, grandinetti, luppi, el compañero rivas, heller, sabatella, etc,etc.etc
no hay figura popular querida por nosotros - el pueblo - que apoye a los criminales que estan en la opo.

cuanto tiempo mas van a seguir bancando a ese fraude, que tiene un programa todos los domingos y que demuestra que ni para mentir, sirve!!!

cuanto tiempo mas van a seguir bancando a ese fraude, que tiene un programa todos los domingos y que demuestra que ni para mentir, sirve!!!

"Se termino" tambien el Mercosur. Solo queda la fachada.

Se terminaron los viajes de cleptopatra a los paises civilizados, antes porque le embargarian hasta el botox, en poco tiempo, para no ir en cana. Ya no saben cómo seguir mandando merca a España. Que mamarrochos como vercellino sigan leyendo el diario de yrigoyen, no significa que afuera no se caguen de risa del puticlub argento. Si hasta fallidos de vercellino, lo reconocen: "madama"... Buen provecho! ahora asumida: Furcia!

Cual profecia? Yo solo cite ejemplos conocidos y comprobables de lo que se termino. O vas a decir que la perdida del autoabastecimiento de combustibles, por ejemplo, no es cierta? Y va para largo... No se va a solucionar completamente en menos de diez an~os de hacer inversiones de decenas de miles de millones de dolares.

Ninguno de los problemas que menciono en mi post los puede solucionar un solo gobierno, salvo tal vez la produccion de trigo. Revertir los problemas educativos, por ejemplo, tarda tipicamente quince an~os.

No hago profecias. Solo hago un balance. Y da perdida.

Dios mío, qué miedo, Trulo.
Paciencia, paciencia, ya llega... Y estarán como quieren, pero falta MUCHO, campeón de profecías. Por el momento el fracaso tiene dueño: ustedes.

El cuento de "se termina" ya aburre... hace diez an~os que estan con eso. Y aciertan siempre. No se cansan de tener razon?
.
En los ultimos diez an~os "se termino" el autoabastecimiento de combustibles. "Se termino" la produccion de trigo. "Se termino" la hegemonia regional argentina en exportacion de carnes. Hace an~os que Paraguay y Uruguay, por separado, exportan mas que Argentina y se quedan con sus mercados.
.
"Se terminaron" los superavits gemelos. "Se termino" el desendeudamiento. "Se termino" el verso de los DDHH. "Se termino" el cuento del "afanan pero hacen": afanan como nunca, no hacen nada, y deshacen lo poco que habian hecho.
.
"Se termino" el crecimiento economico. "Se termino" la baja inflacion. "Se termino" el crecimiento del salario real. "Se termino" la inversion estatal. "Se termino" la inversion privada. "Se termino" la creacion de empleo privado: solo se crean puestos en los gobiernos nacionales, provinciales y municipales.
.
"Se termino" la educacion publica de calidad. "Se termino" la defensa de los jubilados, el 80% de los cuales cobran jubilaciones de miseria. "Se termino" el federalismo.
.
Paciencia, ya falta poco. Ya casi no queda nada que terminar.

Haber visto la segunda mitad del programa de Lanata no desconcentrados, desolados, perdidos, sin libreto, como a punto de llorar: parecía como cuando ganó Chávez, esa vez que hicieron toda una puesta en escena más trucha que Sofovich de secuestro de material en el aeropuesrto. Como aquella vez, esta les tocó otra vez cerrar el programa antes y meterse el embale con que empezó el programa en el orto. Fue un placer: siempre es bello ver sufrir a la gente de mierda. Los viejos de mierda, que decían "He he, aora biene Lanata y ban a ber!!", se tuvieron que quedar calladitos y enfilar pal baño sin que nadie los vez. Una vez más.

Es lo que les queda para sentirse alguien (sin lograrlo): mear monumentos, tirarse pedos y hacer chistes de trolo.
El que nace viejo de mierda, viejo de mierda morirá. Encima al gordo referente intelectual se la pusieron otra vez, y otro papelón más, ya no les queda nadie...
Que disfruten de los fracasos que tan bien han sabido cosechar, Viejos de Mierda.

Es que este gobierno narc&pop, ya no le queda debiendo afuera; ahora les roba a los de adentro. Y si algún español lee este foro, fíjense cuando viaje vercellino, si tiene olor a pescado; no porque le hayan enpezado a gustar las mujeres... sino porque lleva unos langostinos 'rellenos' en el toor. Buen provecho!

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

Martín Caparrós (Buenos Aires, 1957) es escritor y periodista, premios Planeta, Herralde, Rey de España. Su libro más reciente es la novela Comí.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal