Martín Caparrós

El papa peronista

Por: | 01 de agosto de 2013

Papa_222Hay elecciones. Hay candidatos. Hay slogans y chistes de campaña; hay vivos que viven del cáncer y otros medios del estado. Hay peleítas, hay discusiones muy menores. Y, mientras tanto, “el ¿peronismo? sigue aprovechando su inexistencia para existir una y otra vez, para no dejar de existir ni a pelotazos. Porque lo que define al ¿peronismo?, más allá de su voluntad de poder –a causa de su voluntad de poder– es su posibilidad de reinventarse todo el tiempo: si fuera algo definido –si existiera– no podría hacerlo pero, no siendo, puede.

“Es curioso que un movimiento tan basado en la historia pueda deshacerse tan fácil de la historia: cada ¿peronismo? ha sobrevivido todos estos años gracias a ese mecanismo que consiste en postular que el ¿peronismo? anterior no era el verdadero ¿peronismo?, que traicionó a su esencia pero que el próximo ¿peronismo? volverá a encarnarla, es decir: volverá a las raíces de la Edad de Oro ¿peronista?

“Ése fue su primer yeite: la nostalgia de la Edad de Oro. El ¿peronismo? aprendió rápido a vivir de esos años primeros porque estuvo, tras ellos, 18 años proscripto. Pero, a medida que se convirtieron en la principal opción de poder en la Argentina, no pudieron seguir remitiéndose a ese pasado mítico lejano –porque se transformaron en un presente dramático palpable–, y tuvieron que inventar aquello de la traición permanente: cada ¿peronismo? traiciona sus ideas, y por eso aparece otro que las va a recuperar.

“Si algo define al ¿peronismo? es postular que el verdadero ¿peronismo? siempre es otro, o mejor otros dos: el anterior, por supuesto –el de la Edad de Oro en motoneta–, y el próximo –el que estamos forjando. Ése es el truco: el Efecto AveFélix. Desde los años setentas, por lo menos, el ¿peronismo? lo aplica con gran felicidad. Cada vez que un ¿peronismo? triunfa hace, ya en el poder, cosas muy distintas de las que prometía desde el llano. Entonces aparece, en el llano, un nuevo ¿peronismo? que promete hacer cosas muy distintas y se presenta como el verdadero ¿peronismo? Hasta que llega al poder y empieza a hacer cosas muy distintas de las que prometía desde el llano. Entonces aparece, en el llano, un nuevo ¿peronismo? que promete hacer cosas muy distintas y se presenta como el verdadero ¿peronismo? Hasta que llega al poder y empieza a hacer cosas muy distintas de las que prometía desde el llano. Entonces aparece, en el llano, un nuevo ¿peronismo? que.

“El resultado es extraordinario: siempre hay un ¿peronismo? listo para reemplazar al anterior, que se maleó. Siempre hay un ¿peronismo? listo para regenerar el poder que el anterior desperdició. El cafierismo fue el AveFélix del ¿peronismo? patotero de Herminio Iglesias, el menemismo fue el AF del ¿peronismo? socialdemócrata de Cafiero, el chachismo intentó ser el AF del ¿peronismo? neoliberal de Menem, el kirchnerismo sigue siendo el AF del mismo menemismo, que da para mucho”, escribí hace dos o tres en años en un libro que se llamó, entonces, Argentinismos.

Y ahora, en estas elecciones, tras modestas riñas, tras someter o chuparse a otros aspirantes –Alberto Fernández, Francisco Solá, Felipe de Narváez, Hugo Moyano y un par de próceres más–, el joven Sergio Massa quiere constituirse en el AF del ¿peronismo? kirchnerista.

Para eso le dio una vuelta de tuerca al mecanismo: no solo dice que el suyo es el verdadero ¿peronismo? sino también, faltaba más, el verdadero kirchnerismo –no esta degradación que nos propina la viuda del gran hombre. Para eso, por supuesto, él y los suyos insisten en que Kirchner no habría hecho tal cosa, que en realidad siempre hizo tal otra, que qué pena cómo estos malgastan y malbaratan una herencia tan maravillosa.

Lo cual les permite, por un lado, remitirse una vez más a una Edad de Oro –cada vez más cercana: si en los setentas la Edad de Oro ¿peronista? quedaba 18 años antes, separada por golpes y peleas, ahora la Edad de Oro pero-kirchnerista sucedía hace tres o cuatro años, cuando los ahora disidentes eran la flor y nata y foco y moco del aparato que hoy dicen combatir. Con lo cual creen que justifican, al mismo tiempo, su presencia de entonces en esos espacios que hoy repudian: es que aquello era totalmente distinto, imagínense, aquello era la verdad, el kirchnerismo auténtico –que hay que recuperar contra los que quieren cargárselo: la señora de Kirchner, su jefa de hace cuatro días. Como si no hubiera continuidad evidente entre esposo y esposa. Como si lo que ahora pasa no fuera el resultado de lo que pasó entonces. Como si ellos no hubieran sido parte. Como si no fueran tan variables como gallito de tejado.

Hasta aquí, nada nuevo: el país calesita que sigue dando vueltas, la sortija del poder pasando de una ¿peronista? a otros ¿peronistas?, el mismo truco una y otra vez, currándonos una y otra vez como si fuéramos lo que acaso somos. Lo distinto, ahora, es que exportamos el sistema.

La Iglesia de Roma siempre fue el modelo, la inspiración del peronismo. Una institución aparentemente perenne incombustible, capaz de adaptarse a cualquier circunstancia, dirigida por un jefe omnipotente, servidora de los ricos pero sostenida por los pobres, repartidora de bienes y prebendas,  que funcionó bien cuando era perseguida y mucho mejor en el poder, en cualquier forma del poder y, sobre todo, que todavía mantiene su poder porque consigue convencer al mundo de que tiene poder. Así como el peronismo sigue gobernando la Argentina porque ha convencido a los argentinos de que solo los peronistas pueden gobernarlos, la Iglesia de Roma se mantiene porque hay suficientes personas en el mundo que creen que no pueden atacarla. (Recuerdo la primera vez que volví a Buenos Aires, 1983, cuando uno de sus pobladores más inteligentes, el licenciado Fogwill, me dijo que me metiera con quien quisiera pero “no con la iglesia, te hacen cagar, tienen demasiado poder, no hay con qué darles”. Solo faltaban tres años para que un gobierno decidiera enfrentarlos y los derrotara –en la pulseada sobre la ley de divorcio, donde la iglesia romana argentina se jugó con todo y perdió fácil.)

Todo va y viene: ahora la Iglesia de Roma, gran inspiradora del ¿peronismo?, se consiguió un jefe ¿peronista? para tratar de recuperar su poder en franco declive: para intentar el sistema AveFélix. La Roma llevaba años cayendo, perdiendo fieles, fidelidad, respeto: cada vez más personas la pensaban como un refugio de pederastas protegido por banqueros corruptos e inquisidores trogloditas, último búnker de una supuesta moral hipócrita y arcaica. Así que necesitaban demostrar que ése no era el verdadero peronismo –digo: catolicismo– y echaron al alemán principista y llamaron al argento canchero. Jorge Bergoglio, entonces, puso en marcha el proceso: insistiendo en que la Iglesia no es eso que es, que es otra cosa, que se había desviado y que él va a devolverla a su antiguo camino: AveFélix puro. Lo suyo es meritorio. Y tan ¿peronista? que no tiene problema en decir lo contrario de lo que decía hace tan poco. Por ejemplo anteayer, cuando preguntó quién era él para juzgar a un homosexual. “El jefe de una institución que siempre los consideró pervertidos enfermos y los condenó a las llamas del infierno”, podrían contestarle si no debieran contestarle: “El cardenal que escribió, hace tan poco, que el matrimonio homosexual era una ‘movida del demonio’”.

Son minucias. Se diría que al pueblo ¿peronista? –digo, cristiano– esos detalles no terminan de importarle. Y por eso pueden votar a Massa digo: volver a misa los domingos. Y creer en milagros.

Hay 178 Comentarios

El 1° de julio se cumplieron 39 años de la muerte de Perón, casi ningún medio lo recordó. Pero lo más ñaravilloso (además del pueblo) fue el afiche de las "62 organizaciones peronistas" si .. los verdaderos peronistas recodaban al General; hubo un pequeño erro: la foto del cartel era de VICTOR LAPLACE" Increible pero real.. hasta en eso son camaleonicos los peronistas..

Muy buena Martín, seguro saldrán los comeostias a descalificarte y los pejotistas se sentirán humillados, mientras tus enamorados, esos que no toleran leer que alguien pueda escribir bien, ser admirado y tener éxito, opinarán como siempre pelotudeces, como ese Gabriel Judcovski, que no entiende nada, supone que te equivocaste con el gato felix, evidentemente por acá asoman pelotudos importantes, abrazo

A los pobres ni agua. Hilo conductor de los panfletos de Capatroz.

Querido andas perdido, tanto en historia como en citas periodísticas actuales, informate antes de escribir y asi no desinformas a los demás que te tienen como "pensante".

Querido andas perdido, tanto en historia como en citas periodísticas actuales, informate antes de escribir y asi no desinformas a los demás que te tienen como "pensante".

Muy bueno Martin, siempre hablando de politica rompiendo los esquemas faciles. Un placer leerte. Y me olvidaba, gracias por haber escrito ¨La Voluntad¨
!

Cómo anda, 'Don' Aldoush! ¿retando a 'chin chin'? no se pa' que se acerca al estaño, si es abstemia! Pero como veo que anda compartiendo música, le dejo algo para que se sienta joven: http://www.youtube.com/watch?v=74I4pCmq2Cs (hay otra versión con mejor imagen, pero el sonido se corta)... que le aproveche, y mis respetos!

Hola Primo y santiago.
Observè ingreso de Analìa
que cita "el PERONISMO DE PERON"??????????????????
El nivel de "lumpenismo intelectual"
unido a "fundamentalismo y fanatismo pendejil"
crece a pasos agigantados.
Como de costumbre, un placer, leer v/comentarios.
Respetuosamente.
PD La novedad? chinchìn utilizando adjetivos que corresponden a su propia persona.
Es tan simple, chinchin.
Si no està de acuerdo con "enriquecer su intelecto" leyendo comentarios que pueden hacerla "madurar",
le bastarìa con "opinar y argumentar en contrario".
Al no hacerlo, queda en evidencia como chismosa de barrio.
Siga participando.

Pobre Gabriel.
No aprendiò ironìa y menos "comprensiòn de texto".
Podrìa haber escrito "Ave Tom" y todos hubièramos entendido.
Olvida el dicho del sàtrapa tirano pròfugo:
"Los argentinos somos como los gatos.
Cuando nos peleamos significa que nos estamos reproduciendo".

Estimado frydman.
Le faltò explicar que, esos "buenos muchachos"
socios de "empresarios prebendarios"
con "mercado cautivo"
y sindicalistas multimillonarios,
luego del curro, se la llevan AFUERA o sea,
se aseguran que el PRODUCTO DEL CHOREO,
descanse, con seguridad, en los
malditos IMPERIOS CAPITALISTAS
para jamàs "volver".
Una "calesita" infame de ladrones y corruptos que,
bajo la pàtina de dos palabras "JUSTICIA SOCIAL"
se aprovecha del pròjimo exprimièndolo.

Uno de los peores textos de Caparrós que leí en mi vida. Tarda tres cuartos de nota para introducirnos en el tema del título y desvaría con un lenguaje glotón, de puto de capa caída. Capapairrós!

Aquì estàn
estos son
los "soldados" de Peròn.
Mientras Tomada le da un curso
ràpido y acelerado de "choreo sin ponerse colorado"
a Forster y le explica como "disimularlo"
sin ponerse colorado,
Filmus "comparte" con Anìbal Cromagnon Ibarra.
PD En una mesa, al fondo a la derecha,
cerca del baño se observa "difusamente"
la mesa donde AldoV y sus "amiguitos"
aprovechan la "bolada", mientras contratan "meninos".
Todo x 2 pesos.
Total, los gastos salen de la misma "bolsa"
los impuestos a los POBRES, MISERABLES Y LÙMPENES.
http://www.youtube.com/watch?v=JVkK5JNkgcs

Caparrós, lindos giros idiomaticos para contarnos lo que los cerebrados sabemos...o sea que gastaste tinta al pedo...y unaaclaración: Es "Ave Fenix"... Felix es el gato de loe dibujitos animados...
Chau, campeón!!!

Una auténtica bobada caparrósica.
Ya sabíamos que tarde o temprano Bergoglio iba a caer en manos acusadoras de las viejas cuando sintieran olor a populismo; también sabíamos que Caparrós tiene menos capacidad de premonición que un taxista (y lo ha demostrado en TODOS los posteos de este blog): a Massa no lo vota ni la madre.

no tiene cara la presidenta promocianarse usando una foto con el papa

Que denso...hasta donde leí me bastó, tanto rebusque para entrever que el absurdo de que kirchnerismo es la continuación del menemismo liberal?
El kirchnerismo es el peronismo de Perón, con sus aciertos y sus insignificantes desaciertos, el único desde entonces.

El ahora Francisco en la Iglesia de siempre.
Un hombre, una imagen y algunos gestos para borrar, olvidar y esconder una larga historia.
http://margen-izquierdo.blogspot.com.ar/2013/08/el-ahora-francisco-en-la-iglesia-de.html

¡Brillante maestro!, estamos presos del peronismo, faltó decir que, en breve, si no siguen violando la constitución, estaremos entre la alternativa de scioli o massa, y tal vez vuelva a ser esa la opción que gane y nos dirán que los culpables fuimos los que rechazabamos al kirchnerismo, porque era preferible la viuda.
El cura bergoglio, un demagogo, que atiende a los famosos, que recibe a los argentinos populares, que regala escarpines, que tiene un doble discurso, en definitiva, un buen peronista.

Huy!... qué 'picante' está, Santiago. ¡Pobre Bambi!... en su tibieza, rezonga contra los representantes...¿y los representados? no es negocio decirle: ¡giles!; a los giles. Especial mente, si lo que se desea es que nos quieran. No importa en cual vereda: sado - masoquistas: El goce de elegir un amo que oprima a quienes no lo eligieron... también. Así nos sentimos como vercellinos: furcias amorosas, que no se sienten violadas. El único destino: solo podemos refinarnos o embrutecernos... Buen provecho!

Pero además, pretender q la Iglesia Romana es sinónimo de pederastía, es tan superficial como identificar al movimiento comunista con Beria o a la democracia liberal con Hoover.
Quienes formulan estos juicios son intolerantes.
Y si lo hacen en nombre de la tolerancia son, además, cínicos.

curioso q Caparrós vulnere un principio elemental de a Lógica, el de no contradicción.
Por un lado se queja de los curas pederastas y, por el otro, defiende los derechos de los pederastas.

"A la feria no vamos a comprar con dólares" (Peron 1952) "Hay comunistas, derechistas, fascistas, liberales, demóccatas... ¿general es que no hay peronistas?. Peronistas son todos (peron 1971).
El peronismo existe y es un hecho objetivo que consiste en repartir para hacer amigos, seguir repartiendo cuando se termina el dinero (imprimiendo) hasta que la inflación lo hace insostenible y la moneda argentina se disuelve (ver tato bores). La clase media y los ricos juntaron lo que pudieron en dólares y bienes, el sueldo de los pobres se queda en nada y vuelta a la villa y a votar peronismo. Todos los gobiernos argentinos son peronistas: un fábrica eterna de miseria. ¿El papa es peronista?... Y... es argentino y gobernante.

Varios pensamos y dijimos esto pero hay, siempre hay, alguien que lo expresa mejor.
Me voy antes de que aparezcan los boludos, porque los fundamentalistas no desaparecen ni duermen.

Querido Martin, lo importante de la prosa, es que la gente la entienda. Además, es ser honesto intelectualmente y respetar integralmente las palabras y las frases dichas por otras personas, sin sacarlas de contexto. En el reportaje que le hicieron al Papa Francisco, en la respuesta respecto al lobby gay, el Papa dijo,

"Cuando uno se encuentra con una persona así, debe distinguir entre el hecho de ser una persona gay y el hecho de hacer lobby, porque ningún lobby es bueno. Si una persona es gay y busca al Señor y tiene buena voluntad, ¿quién soy yo para juzgarlo? El catecismo de la Iglesia católica lo explica de forma muy bella. Dice que no se debe marginar a estas personas por eso. Hay que integrarlas en la sociedad. El problema no es tener esta tendencia. Debemos ser hermanos. El problema es hacer un lobby. De esta tendencia o el lobby de los avaros, de los políticos, de los masones... Tantos lobbies… Este el problema más grande."
Un abrazo fraterno y cristiano.
Roberto Abadie

"los peronistas no son ni malos ni buenos, son incorregibles" fin de la cita...de J.L. Borges

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

Martín Caparrós (Buenos Aires, 1957) es escritor y periodista, premios Planeta, Herralde, Rey de España. Su libro más reciente es la novela Comí.