Martín Caparrós

Eleccionar

Por: | 12 de agosto de 2013

65289-050-2199E57DLos argentinos siempre se jactaron de inventos que ya estaban inventados: el dulce de leche, el colectivo, la birome. Últimamente se pueden jactar de otro que también, aunque lo estén llevando a un punto de perfección extrema: celebrar elecciones que no eligen a nadie. Llamémoslo eleccionar, que podría ser elección punto ar y, sin duda, no es elegir.

Ayer, en Argentina, 30 millones de personas tenían la obligación de votar en unas supuestas elecciones primarias donde prácticamente ningún partido presentaba más de un postulante para que los votos populares decidieran a quién preferían. Casi todos tenían uno solo: estas elecciones les sirvieron para calibrarlos.

Fueron, en definitiva, unas encuestas glorificadas, pagadas –carísimo– por el Estado para que los dos o tres candidatos oficialistas o semioficialistas o incluso un poco opositores pudieran medir sus fuerzas, rearmar sus estrategias para las elecciones que sí eligen -un poco-: las de octubre.

Treinta millones debían votar; votaron unos veintidós. La obligatoriedad que nadie cumple es otro rasgo argento. En cualquier caso, lo que hubo no fueron elecciones sino una excusa para mandar postales de sociología barata. Aquí, algunas:

Relato: los operadores del gobierno, encabezados por un señor Jorge Rial, se pasaron todo el domingo dando cifras muy favorables –que Insaurralde y Massa empataban en la provincia de Buenos Aires, que Filmus llegaba al 25 por ciento en Capital, que sacarían el 35 por ciento en el país– y resultó que eran muy falsas. Lo raro no es que mintieran; lo raro es que mintieran sabiendo que en pocas horas todos lo sabrían, que su mentira tenía patitas de una tarde. El relato en todo su esplendor.

Realidad: lo que sí queda del relato cuando ya hay números reales es que el kirchnerismo es la primera fuerza del país. Es cierto: contando a sus aliados provinciales, más de seis millones de personas votaron a los candidatos del Frente para la Victoria –gran nombre que espera siempre la contra de su antónimo, el Frente para la Derrota. Pero es alrededor del 29 por ciento de los votantes: bastante menos que el 31,2 por ciento que los votó en su peor elección, en su desastre 2009.

Triunfos: el FPV tiene más votos que cualquier otro grupo argentino porque tiene todavía el poder de aglutinar a una ristra de caciques provinciales porque tiene el poder. Pero cada vez menos porque cada vez menos: los caciques ya se van desgranando –y así es como se acaba su mundo: no con una explosión sino con un gemido. Así es cómo el partido más votado del país no ganó en ninguna de las circunscripciones importantes del país o, incluso: perdió en todas.

Dos países: la verdadera grieta es la división entre las provincias pobres manejadas por caciques férreos que votan siempre igual y las ciudades más ricas que cambian su humor político con cierta ligereza –pero reflejan, en esos cambios, los diferentes momentos del proceso. Las grandes ciudades –los espacios “modernos” de la clase media que nos creemos educada– votan muy antiK. El kirchnerismo se sostiene en las provincias más atrasadas, donde todavía lo bancan esos viejos señores con décadas en el poder que se han hecho imbatibles. Y en el conurbano bonaerense: esa tierra fronteriza donde millones de personas dependen de la buena voluntad y las dádivas del Estado porque ese mismo Estado los priva de la posibilidad de trabajos legítimos, vidas autónomas. Los dos, provincias pobres, conurbano, son el gran reservorio de cada peronismo –¿o deberíamos decir pobrismo?–, que depende de ese equilibrio siempre inestable en que los más pobres deben tener lo bastante para no estallar y carecer lo bastante para seguir cautivos de punteros y caudillos.

Pero también en esos dos espacios, provincias y suburbios pobres, el kirchnerismo perdió millones de votos en estas elecciones: la competencia de otros peronismos.

Oficialismo: la Argentina debe ser un país que va bien. Por eso, supongo, ganaron casi todos los candidatos oficiales: el nacional, el porteño, el santafesino, el cordobés –y los de casi todas las demás provincias, salvo Mendoza que siempre fue un caso aparte. La provincia grande donde no ganó el oficialismo es Buenos Aires. A menos que se sumen los votos peronistas de Insaurralde y Massa, claro –y se considere que estas elecciones sí fueron una interna.

Massa: ganó su apuesta. Un día de estos debería explicar cuál es. Pero ya hay diarios que hablan de massismo: profundidad y reflexión.

Centroderecha: el compañero Macri no sale de la ciudad de Buenos Aires. ¿Adónde iría?

Centroizquierda: la buena letra ante todo, son de los escasísimos que sí hicieron internas. Mantienen su peso en las ciudades grandes –y, si siguen así, no van a gobernar en décadas.

Izquierda: la votaron más de un millón de personas. Es poco, es tanto. ¿Qué con eso?

Constancia: en 2009 el kirchnerismo sacó el 31,2 por ciento de los votos; en 2011, el 54 por ciento; ayer, con todos sus aliados, alrededor del 29. Lo que está claro es que los argentinos tienen claro lo que votan y se mantienen en sus trece. ¿O era dieciocho? ¿Siete y medio? De acá a octubre quién sabe.

Mitá: va de nuevo: al kirchnerismo lo votó poco más que la mitad de la gente que lo votó hace dos años. Una fuerza política que pierde la mitad de sus votos en dos años tiene cierto mérito. O, también: de los más de 30 millones de votantes habilitados en la Argentina, uno de cada cinco votó al kirchnerismo: uno de cada cinco. Y te explican que son la mayoría.

Finale: el día siguiente a las elecciones de 2009, hace cuatro años, tantos anunciaron el “fin del ciclo kirchnerista”. Ahora también se lo podría anunciar, con toda lógica. Es más: yo llevo meses anunciándolo. Sin olvidar que el día siguiente a las elecciones de 2009, hace cuatro años, tantos anunciaron el “final del ciclo kirchnerista”.

Manotazos: no se van a entregar. Van a inventar cosas. Van a hacer cosas. Van a dar que hablar. Van a perder –porque ya perdieron.

Imágenes: pero nada cambiará mientras los diarios sigan publicando en cada elección la foto del candidato ganador llena de papelitos en el aire, desenfocados, coloridos.

(…) Las encuestas dan para muchas inferencias –y podríamos seguir un rato largo. Pero son encuestas y las llaman elecciones. Son casi inútiles. A menos que las defendamos por su poder educativo, su potencia de metáfora boba. Estas elecciones nos muestran brutales lo que ya sabemos, lo que siempre sucede más velado: que votamos y votamos y al final da más o menos lo mismo.

En octubre, por ejemplo, cuando estas mismas elecciones sean –un poco más– en serio, va a ser más o menos lo mismo: mínimos cambios en la estructura del Congreso que podrán modificar, como mucho, cuestiones de modales.

Allí, si acaso, lo único importante que se decidirá es algo personal: si la doctora Fernández sigue o no sigue. Pero ya hace más de un año que resulta inverosímil que siga y, aún así: si nos gobierna en 2015 o si no –si en 2015 nos gobierna Massa o Macri o un tal Scioli– todo va a ser muy parecido. Lo que puede parecer una discusión política será una discusión por el estilo: con qué estilo va a funcionar un país resignado a su papel sojero, con qué estilo se va a entregar el petróleo y todo lo demás, con qué estilo se van a seguir degradando los servicios que el Estado debe a sus ciudadanos, con qué estilo se va a mantener la marginación de un cuarto de los argentinos y sus terribles consecuencias.

Con qué estilo van a seguir tratando de convencernos de que votar es bueno por sí mismo aunque esos votos no decidan casi: eleccionar.

Con qué estilo van a seguir hablando de democracia, más que nada.

 

Actualización: ahora, martes 13, un sempiterno portavoz de la corpo explica(ría) el misterio de las mentiras del domingo. Dice que no es que supieran que perdían y no lo decían; dice que la propia Fernández no lo supo o no quiso saberlo hasta las 9 de la noche. ¿Será cierto? Y si lo es, ¿no es aterrador?

 

Hay 188 Comentarios

Primo.
Que decepciòn me provocò la lectura del "libelo", acaso alguien lo puede catalogar de relato o cuento corto, de mal gusto y peor ejemplo para los que hoy estàn naciendo.
Citando a Hitchens (de seguro MC estuvo en su lecho de muerte para aseverar què, cuando muriò, dijo SOY ATEO en lugar de DIOS MÌO) cual si leyendo a un escritor uno pudiera penetrar en su alma o espìritu.
Tristeza total, pero eso sì, meta gozar con BOQUITA que, con Riquelme, se va para la B pròximamente.
Respetuosamente.

¡Pero miren las travesuras de Bambi... http://www.elperiodico.com/es/noticias/ocio-y-cultura/nombre-del-padre-1700-1800-gmt-2576190 ... debe haber sido Tula, que se lo llevó adentro del bombo.

Parece que insiste, Doña mad-ama 'Hubris'... http://www.opisantacruz.com.ar/home/2013/08/15/cristina-fernandez-viene-a-rio-gallegos-y-trae-la-%E2%80%9Cdiscusion%E2%80%9D-de-las-represas/16691 ...en lograr, por fin, que Minimus sea un pibe con muchas luces... ¡Buen provecho!

no sólo de cfk se vive: el primer candidato a legislador es el Presidente de la Cooperativa (¿coop de qué?) La Alameda. Se dice q el sr éste, amén de sus problemas con los tintes capilares, denuncia a todas las marcas textiles como explotadoras de mano de obra...excepto a la marca La alameda...
Por otra parte hay rumores de q amenaza con escrachar a bares comunes y corrientes si siquiera dejan entrar una puta al baño; por lo q las putas de bar tienen q tocar el timbre a los prostíbulos con olor ¿a incienso?¿a azufre?

no sólo de cfk se vive: después de decir en tv q se fue de la UCR x horror de Nosiglia, lleva como segundo legislador a Nosiglia Jr. Toda 1 garantía ética, jejeje

no sólo de cfk se vive: y Martín, ¿cómo le fue a tu pollo, el de Vieja Izquierda, heredero universal Nahuel Moreno (¿sabías q el hermano de Morenito fue un jerarca de la side?raro, ¿no?.
¿Cóomo le fue al Ecodiputado?. Ah, biodegradable, x eso lo botaron.

Ahora le dicen: Vaca 'campiona'... (pura Hubris)

en la reunión esquizofrénica entre los jefes de m+ y los de cfk, irrumpe el mozo y promete "¿quieren café?, les doy café; leo fariña de jellinek, para servirles".

a fuer de guardar las formas, si en vez de massa van sus jefes garfunkel, vila-manzano-pamela, britos, de mendiguren, spolzky, grobo, del lado del gob no debería ir el último orejón del tarro (cfk) sino sus jefes: garfunkel, vila-manzano-pamela, britos, de mendiguren, spolzky, grobo

Pobrechita!, 'esijiendo' hablar con el dueño del circo...

Ya no hay emplaste que disimule los estragos del Pathos...

Las fotos de la Presidente en el acto de ayer son terribles.
Le han agregado plastilina y se nota a la legua.
Parece que le hubiera puesto un lóbulo tiroideo en cada mejilla.
Millonaria y avara.
Porque con la guita que tiene se hubiera podido revocar mejor la caripela.
Ni la iluminación cinematográfica la mejora.

sra., no se muerde la mano del amo. Todo lo q fueron ud y su maridito se lo deben al cabezón y a la chiche. Aníbal incluido.

si massa es duhalde II, cuando se vaya quedan esperanzas para Máximo y su esposa jajajaj

cfk:¿por q Clarín no informa q ganamos en Madero Center?

aldo v, como todo criminal, deja su rastro; admite q los K hicieron la peor elección legislativa de su hist.

así es, aldo v, irreversible es la cadena perpetua

"Ahora, cuesta abajo en mi rodada,
las ilusiones pasadas
ya no las puedo arrancar.
Sueño con el pasado que añoro,
el tiempo viejo que lloro
y que nunca volverá..."

A ver celina; usted que es tan habilidosa con la lengua, deberia explicarle a las chicas del putero... que se le estan yendo de rodillas a lujan, digo: tigre... Buen provecho!

'Don' Aldoush... es un festin, la espera. Pero ya tengo todo arreglado... si llega el bondi, le harán llegar a aldo vercellino, mi pata de palo, pa' que la haga pivotear! Mis respetos!

Porota... en lo único que podes dar cátedra, es en eso de "llevarse uno", ovarios...

No recibo nada del estado; como siempre, miente y no puede demostrar, al estilo Lanata. Y si lo recibiera, a mucha honra. Usted no es serio ni respetable: un simple viejo ladino sin astucia.

Un poco e docencia para los ancianos:

La comparación del 54% de una elección ejecutiva (presidencial) con el resultado del domingo de una elección legislativa (diputados y senadores) es una insensatez. No se puede comparar una elección con la otra, los números jamás van a cerrar.
Una elección ejecutiva (presidencial) tiene los votos más polarizados que una legislativa donde siempre se dispersan.

El ejemplo es claro:
2005 legislativas
FPV 29,9 %

2007 presidenciales
Cristina Fernández - FPV 45.29%

2009 legislativas
FPV 31, 2 %

2011 presidenciales
Cristina Fernández 54,11%

2013 legislativas
PASO FPV 26,31 % Frente Renovador 13,54 %
Que les garúe finito, agarren la calculadora si no les da el "me llevo uno...".

Sal de aquì, sal de aquì, la arquitecta egipcia quiere CELUSAL.
PD. Primo y santiago sumamente inspirados alegran el invierno. Para el de 2014
AldoV dirà "còmo hago para pasarlo habiendo perdido mi "curro" del Estado que tan bien me proveìa la Camporita. Tendrè, Dios mìo, que ganarme el mendrugo con el sudor de mis nalgas tan deterioradas y necesitadas de lifting al igual que mi cerebro"

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

Martín Caparrós (Buenos Aires, 1957) es escritor y periodista, premios Planeta, Herralde, Rey de España. Su libro más reciente es la novela Comí.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal