Papeles Perdidos

Actualidad / Literatura

Miguel Delibes, gracias

Por: Winston Manrique Sabogal12/03/2010

Delibes-chema-conesa
Tras el fallecimiento hace unos minutos del escritor y académico español Miguel Delibes (Valladolid, 1920-2010) sólo quiero decir gracias por pasajes como el siguiente de su novela Los santos inocentes:

"y, de pronto, sucedió lo imprevisto, y como, si entre el Azarías y la grajilla se hubiera establecido un fluido, el pájaro se encaramó en la flecha de la veleta y comenzó a graznar alborozadamente.

 ¡quiá, quiá, quiá!

y en la sombra del sauce se hizo un silencio expectante y, de improviso, el pájaro se lanzó hacia delante, picó, y ante la mirada atónita del grupo, describió tres amplios círculos sobre la corralada, ciñéndose a las tapias y, finalmente, se posó sobre el hombro derecho de Azarías y empezó a picotearle insistentemente el cogote blanco como si le despiojara y Azarías sonreía, sin moverse, volviendo ligeramente la cabeza hacia ella y musitando como una plegaria,

milana bonita, milana bonita."

Y, desde aquí, un beso y pésame a nuestra compañera de Babelia Elisa, que tanto lo quiere y honra (el funeral de Delibes se llevo a cabo ayer sabado)..

Por qué hay que leer su obra. Ramón García Domínguez (Biógrafo de Miguel Delibes)

Aportación a la literatura. Gustavo Martín Garzo (Escritor)

La moral en la narrativa de Delibes. José Carlos Mainer (Historiador de literatura y escritor)

El placer de leerlo. Estrella García (Dueña de la librería Oletum, en Valladolid)

Y tambien gracias por obras como La sombra del ciprés es alargada, El camino, Las ratas, Cinco horas con Mario y El hereje. Y más de sesenta libros en los que se siente la Vida y la bella vida del lenguaje castellano. Una prosa que ondea entre el habla rural y su sabiduría y las reflexiones que buscan la armonía con la naturaleza. El contraste de lo rural y provinciano con lo urbano, la altivez del segundo frente al primero. Para no seguir, mejor remito al especial que tiene este periódico sobre el ganador de premios como el Cervantes en 1993 y el Príncipe Asturias de las Letras en 1982.

También dejo hablar  a cuatro personas y los invito a que escuchen, a través de sus palabras, por qué hay que leer a Miguel Delibes: Estrella García, una lectora y dueña de la librería Oletum, de Valladolid; Gustavo Martín Garzo, escritor; Ramón García Domínguez, su biógrafo; y José Carlos Mainer, historiador de literatura.

Muchos momentos maravillosos frente a sus libros nos ha dejado Miguel Delibes, palabras, reflexiones y pasajes que ya se han quedado con nosotros como el descrito al comienzo de este post en un homenaje de Babelia, cuyo final repito:

"y Azarías sonreía, sin moverse, volviendo ligeramente la cabeza hacia ella y musitando como una plegaria,

milana bonita, milana bonita".

comentarios 64

64 Comentarios

Publicado por: Francisco 12/03/2010

Cualquier cosita suya, hasta la más pequeña, era una joya. Y lo mejor es que parecía que escribía así sin querer, como si no pudiera hacerlo mal. Eran bellas hasta las descripciones de su eterna depresión.

Querido Maestro Delibes, qué feo es el mundo hoy. Un abrazo fuerte, fuerte donde estés.

Publicado por: Natalia 12/03/2010

Una lástima. Me da rabia que haya fallecido sin el Nobel de Literatura al que estuvo propuesto. DEP

Publicado por: Álvaro 12/03/2010

Gracías por tu trabajo maestro

Publicado por: salakov 12/03/2010

El año pasado Benedetti y este año Delibes. Nos estamos quedando sin GRANDES...

Descansen en paz.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

BABELIA

Sobre este Blog

Papeles perdidos es un cajón de sastre de la cultura y la creación, elaborado por el equipo que hace cada semana Babelia, la revista cultural de EL PAÍS. Es el blog literario de este periódico que busca acercar el universo del libro a sus lectores. Como dijo alguien sobre la cerveza de botella y la de barril, "lo mismo, nomás que diferente".

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal