Papeles Perdidos

Literatura

Secretos de la literatura: Cómo conseguir el estilo

Por: Winston Manrique Sabogal21/04/2010

ManosSzymborska
"La perfección del estilo consiste en no tenerlo. El estilo, como el agua, es mejor cuanto menos sabe", fue el consejo de Gustave Flaubert sobre un asunto tan anhelado y buscado por los escritores.

Tras el desconcierto que pudieron causar estas palabras, Jules Renard trató de aclarar el tema, años más tarde, al afirmar que "el estilo es el olvido de todos los estilos".

Poco después, Anton Chejov daría más luz sobre dicha cuestión al invocar originalidad y estilo en la misma oración: "La originalidad de un autor depende menos de su estilo que de su manera de pensar".

Entonces saltaron, desde más de un siglo atrás, las palabras de Goethe, cuando aseguró que "la originalidad no consiste en decir cosas nuevas, sino en decirlas como si nunca hubieran sido dichas por otros".

En esa línea de pistas concretas, una de las más apreciadas es la de Paul Valéry: "El temor al adjetivo es el comienzo del estilo".

Aunque siempre resuene la voz de Voltaire, que vuelve al principio y al final de este asunto: "Todos los estilos son buenos, excepto el aburrido".

Foto: Manos de la gran poeta polaca Wislawa Szymborska del fotógrafo Kim Manresa que ilustran el libro "Rebeldía de Nobel" (El Aleph), de Xavi Ayén.

 

Secretos de la literatura:  ¿Inspiración o talento? (20 de abril)

GaboManos
"La inspiración es la ocasión del genio", aseguró Honoré de Balzac sobre uno de los misterios de la creación artística y literaria.

Unas décadas más adelante Joseph Conrad "desdivinizó" la inspiración al afirmar que "proviene de la tierra y la tierra tiene un pasado, una historia, así como un futuro; la inspiración no proviene del cielo frío e inmutable".

Medio siglo después William Faulkner aclararía la cuestión diciendo que el escritor sólo necesita tres cosas: "Experiencia, observación e imaginación".

Hasta que a finales del siglo XX Gabriel García Márquez resumió estas y otras ideas: "La inspiración no la concibo como un estado de gracia ni como un soplo divino sino como una reconciliación con el tema a fuerza de tenacidad y dominio".

Babelia publicó el sábado pasado un artículo con recomendaciones de 21 escritores sobre cómo escribir bien y bibliografía de libros recientes.

Foto: Manos de Gabriel García Márquez del fotógrafo Kim Manresa que ilustran el libro "Rebeldía de Nobel" (El Aleph), de Xavi Ayén.

Secretos de la literatura: ¿Qué es escribir? (19 de abril)

ManosMorrison01

"¿Sabéis lo que es escribir? Una antigua y muy vaga, pero celosa práctica, cuyo sentido yace en el misterio del corazón", fueron las palabras de Stéphane Mallarmé para referirse a la seducción de la escritura sobre algunas personas.

¿Y qué es la literatura? preguntaron a Toni Morrison (cuya mano ilustra este post): "Un refugio, un lugar donde todo puede ocurrir, donde se puede reaccionar con violencia o sublimidad, donde es bueno sentir melancolía o temor, o incluso fracasar, o equivocarse, o amar a alguien, o desear algo profundamente, y no llamarlo por otro nombre, no sentir vergüenza por ello. Es un lugar para sentir profundamente".

Durante estas fechas previas al Día del Libro, 23 de abril, sólo voy a a escribir algunos de los secretos de grandes escritores sobre su relación con la literatura y que han quedado a lo largo de la historia. Las fotografías de manos que acompañarán al post serán de Kim Manresa y pertenecen al libro Rebeldía de Nobel (El Aleph) que ilustran las entrevistas que realizó el periodista Xavi Ayén a 16 premios Nobel.

comentarios 47

47 Comentarios

Publicado por: elzorro 21/04/2010

¿Aprender a ser humilde, chéjovista? ¿Se puede aprender esa virtud? ¿Es la humildad una virtud? En todo caso hay quien opina que "la modestia es la virtud de los que no tienen otra". Curiosa frase que se atribuye a Álvaro de la Iglesia ( ¡oh, santa internet!), pero que en realidad éste había pirateado de un famoso filósofo alemán.

Publicado por: Abogado Málaga 21/04/2010

Independientemente de que el comercio sea importante, no se puede generalizar, hay muchos autores que prefieren hacer algo de calidad, o que de verdad les salga, que algo que sea comercial, ante todo, pero quizás estos representen la mínima parte, por desgracia.

Publicado por: Chéjovista 21/04/2010

No conozco ni a Antonio Priante ni a su obra, pero si sus personajes ponen en su boca su forma de pensar, es seguro que no tendré nunca ni el placer ni la amargura de conocerlo.
Según ELZORRO, uno de los personajes de Mundo,Demonio y Fausto dice:
"La función de los editores comerciales,que son todos,consiste en impedir que la obra de un escritor auténtico sea conocida por el público" ¡Vaya lección de humildad!, como su obra no la han querido publicar deduzco que él es un escritor auténtico.
Vayamos a otro de sus apuntes: "¿Cuántos Kafkas (menos afortunados en la amistad) han escrito obras que nunca conoceremos gracias a la labor concienzuda de los editores,murallas impenetrables levantadas entre el auténtico poeta y el público?" Supongo que, dados sus problemas con los editores, debo deducir también en este caso que el autor se encuentra dentro del grupo de los poetas auténticos.
A primera vista, todo en conjunto parece rezumar un poco de resentimiento contra un mundo que se desprecia y se anhela a la vez. Estoy en la línea de LU que aconseja, como primer paso, aprender a ser humilde. Nos vendría bien a todos.

Publicado por: Lu 21/04/2010

Me parece horroroso que un autor vea su novela como si fuera su hijo. El primer paso para aprender es ser humilde y el siguiente, para prosperar, es: ser con uno mismo el más duro de los críticos.
Para obligar a la gente a que soporte tu arte hay que tener, al menos, tanto poder como Nerón (creo que tocaba la lira fatal, pero nadie se atrevía a decírselo).

Publicado por: Lu 21/04/2010

Sí, sí, mucha ingenuidad.
No olvidemos que al lector no se le pueden pedir sacrificios, más que nada porque puede no tener ganas de hacerlos. Que una obra sea comercial significa en primer lugar que se puede leer.
Las obras de calidad tienen varias lecturas para varios niveles de lectores. Pero a todos nos gusta, al menos, que la narración se pueda soportar.
La literatura es un arte y para hacer arte hay que dominar unas técnicas.
Por muy interesante que sea lo que quieras decir si lo haces de tal forma que no hay quien lo entienda o lo aguante, mejor se lo cuentas al gato.
Escritores que dicen cosas interesantes y, además, tienen el don de saber atarte a su novela para que no la dejes por ahí tirada, hay unos cuantos. Los lectores no tenemos por qué hacer sacrificios pues para eso pagamos y compramos lo que nos da la gan. Los escritores, si quieren vivir de eso: SÍ.

Publicado por: MARIANO JUAN-R. 21/04/2010

En el acto de la escritura se concentra la más pura y aquilatada contradicción: la confluencia equilibrada y armoniosa entre la vanidad y la generosidad.

Saludos cordiales.

Publicado por: Miguel 21/04/2010

Estupendo y edificante intercambio de opiniones, que rayan algunas el nivel del insulto. Sigamos así, tanto los que quieren publicar y no pueden como los que opinan sobre los que no pueden publicar y quieren hacerlo.
Supongo que esta es la eterna historia del mundo. No creo que hace cien años el negocio editorial fuera distinto de lo que es ahora, ¿por qué?: sencillamente porque el ser humano es igual ahora que hace un siglo. Doy por hecho que habría editores honrados y menos honrados, escritores malos famosos y buenos desconocidos, a todos, sin excepción, el paso del tiempo los ha ido colocando en su sitio. ¿Y qué?, los que amaban la creación literaria seguían escribiendo, aunque sólo fuera para su propia satisfacción, y los que no estaban dotados para ello, pero amaban la literatura, seguían leyendo. Igual que ahora.
Es cierto que hay mucha literatura mala, pues tiremos del fondo del armario y disfrutemos con los clásicos de siempre y ¡eso sí!, cuando descubramos una nueva perla, disfrutemos con ella y alegrémonos del esfuerzo de la gente que aún sigue empeñada en comunicar aquello que siente.

Publicado por: Javier R.T. 21/04/2010

A Sergio: No tengo el ombligo tan grande como para contestar afirmativamente a la sandez que pregunta. ¡Dios me libre de hincharme como el sapo que quiso ser buey! Es más: paso de contestar porque su pregunta mueve a risa, en parte, y a la misericordia.
En una cosa le doy la razón: hay buena literatura (¡cómo no la va a haber!), pero abundan los malos libros, que suelen ser comerciales. Igual que en la industria del automóvil, claro. ¿Ejemplo? Las novelas "histórico-histéricas". A los dos meses de ser publicadas -salvo excepciones muy escasas- ya han pasado al limbo del olvido.
Por lo demás, sepa usted que hay autores que escriben una obra, pero luego no se publica como ellos la escribieron. ¿Cómo es eso? Fácil: a la editorial le gusta la idea (aunque deteste el estilo y la trama), llama a sus negros, rehacen el libro de arriba abajo... y el "autor" se cuelga las medallas. Ejemplos públicos -que los hay- no me atrevo a expresarlos porque no es cuestión de acabar en los Tribunales, ¿verdad?
Por último, un consejo: no sea tan inquisitivo y tan duro en sus preguntas, colega, y no personalice. A veces- como creo que le ocurre a usted- uno se equivoca y hasta pueda hacer el ridículo. Depende de quien lea y en el tono que lea: puede ser su caso o no, oiga. No coma ajos... Eso sí, su forma de dirigirse a una persona que -como yo- se ha limitado a dar su personal opinión sin incordiar a nadie me parece tan desabrida como petulante.
Saludos, compañero.
PD.- ¿Ha escrito usted algún libro y lo ha intentado publicar? Hágalo y luego critique. ¿Y sabe? Cada autor es como cada padre: para ellos sus obras o hijos son lo más de lo más, aunque luego viene la madrastra en forma de crítico y pone las cosas en su sitio. Pero, claro, para que haya crítica tiene que haberse publicado antes el libro o nacido el niño.

Publicado por: Anavarven 21/04/2010

m, no lleva acento, comita Ste..fa... m
bueno, sin mirar los nombres para adivinar las manos, sta la confundí con Marsé y luego con Gamoneda que no era me di cuenta, y es interesante pues ya que , ah! qué emoción Chejov dijo que uno de sus grandes secretos era... bueno me espero, qué emoción de secretos de escribir o para poder escribirm, no? ok!

Publicado por: Guadalupe 21/04/2010

Yo vivo en Londres y a veces me cuesta encontrar que leer en español, que leer en tu lengua es incomparable. El otro día veo en los programas de tve la presentación de un libro que me parece interesante, hago todo el esfuerzo y el gasto en adquirirlo, y qué pasa, creo que el presentador lo infló tanto que la presentación no tiene nada que ver con el contenido.
Quedó tirado.
Yo también opino que es puro comercio la mayoría de las publicaciones actuales. Un buen escrito que te haga descubrir y maravillarte, ya casi no se encuentra. Incluso, algunos con premio incluido me han decepciona, es más el tituto es un gancho publicitario.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

BABELIA

Sobre este Blog

Papeles perdidos es un cajón de sastre de la cultura y la creación, elaborado por el equipo que hace cada semana Babelia, la revista cultural de EL PAÍS. Es el blog literario de este periódico que busca acercar el universo del libro a sus lectores. Como dijo alguien sobre la cerveza de botella y la de barril, "lo mismo, nomás que diferente".

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal