Papeles Perdidos

Regreso con gloria

Por: Babelia Mundial de Fútbol11/07/2010

MILTON FORNARO sigue a la selección de Uruguay

Quién me iba a decir que hoy estaría escribiendo la décima crónica mundialista para este blog de EL PAÍS. Cuando Winston Manrique me llamó por teléfono y me invitó a participar de esta buena idea pensé sinceramente que mis colaboraciones se reducirían a tres notas previas y a tres posteriores a los respectivos partidos de la primera fase. Pensaba entonces como la gran mayoría del país. No nos hagamos trampas al solitario. La selección que había sido la última en clasificarse no permitía albergar muchas esperanzas. Parecía que el ida y vuelta prematuro era un hecho irreversible. Sin embargo el patito feo se transformó en el convidado de piedra y se metió en las semifinales. Algo que no entraba en los planes de nadie, mucho menos de la FIFA
 
 Forlan450
 

El partido con Holanda y el que acaba de terminar en Port Elizabeth son historia. Nuestra selección no obtuvo el tercer puesto. Si todos los encuentros fueron vibrantes, los dos últimos mostraron el buen juego desplegado por los jugadores de Uruguay, los aciertos en la conducción, pero por sobre todas las cosas la entrega de los celestes. La decisión de plantársele de igual a igual a los poderosos equipos europeos y de obligarlos permanentemente a jugar de dientes apretados, fue algo reconfortante y emotivo que el mundo pudo ver mediante la televisión. Sin que Uruguay lo pidiera, por arte del buen juego, nuestro equipo terminó representando a América toda. De más está decir que el seleccionado nacional nos dejó muy bien parados, y no es exagerado afirmar que al continente todo, desde Alaska a Tierra del Fuego.  Por eso somos muchísimos quienes nos sentimos orgullosos de estos jóvenes uruguayos, que no son gladiadores, ni leones, ni siquiera héroes como ya los comienzan a llamar algunos periodistas. Son jugadores de fútbol que hicieron lo que saben hacer, y lo llevaron a cabo muy bien. Lo demás es palabrería. Lo más importante es que lograron que todo un país se embanderara, que festejara y que tuviese un sueño colectivo que ha pintado sonrisas hasta en las caras más adustas. 

Luego del partido que ganaron los holandeses y comentando el carnaval que se vivía en las calles, un señor mayor me dijo: “Yo no festejo derrotas porque he vivido muchos triunfos”. Caramba y lástima. Ese señor sin duda que no podrá llegar a entender jamás la comunión que se creó entre el combinado uruguayo y la gente de este país. Una comunión tan amplia como hacía muchas decenas de años que no ocurría. Y fue el fútbol el que posibilitó ese milagro, y fueron jugadores, quienes verdaderamente representaron  el sentir de un país. Me inclino a pensar que el martes pasado, luego del encuentro con Holanda, los miles que vivaban el nombre del país en las calles, los que agitaban banderas y encendían petardos simplemente exteriorizaban las gracias a quienes nos han permitido volver a creer que el fútbol puede ser otra cosa que negocios turbios, trapicheos de políticos que buscan ascender, violencia de fanáticos y artimañas para ganar de cualquier manera. 

Es un regreso con gloria, y así lo entiende todo el país, que ya se viene preparando para que el arribo de la delegación compatriota sea una verdadera fiesta popular. El lunes nuevamente invadiremos las calles, y no estaremos festejando derrotas sino que celebraremos habernos reencontrado con algo que pensábamos perdido o al menos muy lejano: el sentir común, la posibilidad de todos, sin distingos, de perseguir un sueño que nos comprometa. Por eso la gente sonríe, por eso hay felicidad generalizada más allá de los encuentros perdidos. Por algo se empieza, y esta vez fue por el fútbol.   

* Milton Fornaro nació en Minas, Uruguay, 1947. Último libro publicado “Un señor de la frontera”, Planeta, 2009 (finalista del premio Planeta-Casamérica).   

comentarios 4

4 Comentarios

Publicado por: cheap gucci shoes 11/07/2010

Hiya, nice day.. Your article is extremely impressive. I never considered that it was feasible to accomplish something like that until after I looked over your post.

Publicado por: Foro 11/07/2010

Nos alegramos por Forlán, nos sobra alegria

Publicado por: Juan Andres Sapriza 11/07/2010

Viva La Celeste Esperemos que toda esta Victoria sea bien productiva en todo lo nuestro Vamos los Orientales !

Publicado por: Fabiola 11/07/2010

Bien dicho. De Alaska a Tierra del Fuego. Yo en Canadá he disfrutado con el equipo de Uruguay y todos sus jugadores.

Viva Uruguay, viva Forlán

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

BABELIA

Sobre este Blog

Papeles perdidos es un cajón de sastre de la cultura y la creación, elaborado por el equipo que hace cada semana Babelia, la revista cultural de EL PAÍS. Es el blog literario de este periódico que busca acercar el universo del libro a sus lectores. Como dijo alguien sobre la cerveza de botella y la de barril, "lo mismo, nomás que diferente".

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal