Papeles Perdidos

Delinqüentes rehabilitados

Por: Luis Galán Santamaría20/11/2010

Diego Pozo, el ratón, y Marcos del Ojo, el canijo, Los Delinqüentes la han vuelto a liar. Si cada nuevo disco suyo es una fiesta, en este, acompañados por Tomasito, han dado un paso de gigante para que de una vez por todas se les sitúe en el lugar que se merecen. 

Cuando en  el verano de 2004 falleció Migue Benítez, cantante, compositor e ideólogo del grupo, parecía que el futuro de Los Delinqüentes tenía los días contados. El canijo y el ratón plantaron cara a la suerte y, con la ayuda de la amistad de tipos como Muchachito, Kiko Veneno, Bebe o Diego Carrasco, comenzaron una nueva vida, pero sin renunciar al mundo garrapatero que les puso en la escena musical.

Este parece ser su año. Por lo menos en actividad. Participaron intensamente en Cómo apretar los dientes, el fantástico disco-libro póstumo de Migue Benítez. No podía ser de otra manera. La forma de entender la vida de los tres era idéntica. Y ahora editan su sexto disco de nombre larguísimo, como ya es habitual en los jerezanos,  Los hombres de las praderas y sus bordones calientes. El título está extraído del Manifiesto de lo borde, declaración de principios de los miembros del grupo Smash allá por los años 60. En la España gris oscura de aquella época esta banda sevillana de rock flamenco progresivo, acostumbrada a escuchar la música que los americanos traían a la base norteamericana de Morón de la Frontera, pensaban que los hombres de las praderas eran una isla en un mundo hostil a su manera de entender la vida. Estos Delinqüentes piensan igual que aquellos visionarios. La diferencia es que estos son garrapateros, los bichos que salen de los claveles.

 Los Delinqüentes de 2010 vienen acompañados, casi es un miembro mas del grupo, de Tomasito. Con él coincidieron en G5, supergrupo que unió a Diego y Marcos con Muchachito, Kiko Veneno y Tomasito. Siguen abiertos a cualquier reunión, pero mientras tanto cada uno sigue con su carrera. Durante un mes Delinqüentes y Tomasito acompañado de un grupo de músicos se metieron en los estudios jerezanos de Bodega y montaron día tras día una fiesta flamenca de esas que uno lamenta no haber estado presente. Y el resultado se nota a la hora de escuchar la grabación. Es casi como un álbum se los que hace unos años se llamaban acústicos. Un pequeño recorrido por todos los estilos y palos habituales, algunas versiones de canciones antiguas (El aire de la calle, donde crecen las setas, Camino del hoyo) y temas nuevos que dejan claro el buen momento en el que se encuentran. Como a tener amigos no hay quien les gane aquí se le unen Remedios Amaya en El aire de la calle y  Capullo de Jerez en El abuelo Frederik. Para acabar la fiesta se atreven con Dylan de los 70 y reinterpretan The man in me esa canción que sonaba en la banda sonora de El gran Lebowsky. El colofón es una impagable versión de Singing in the rain transformada en Bailando por Jerez con un Tomasito en estado de gracia. El disco se acompaña de de un DVD en el que se recrea la juerga en el patio de la casa donde jugaba de pequeño Migue. De bien nacidos … Como debe ser.

comentarios 2

2 Comentarios

Publicado por: SlOWHAND 20/11/2010

Estupendo artículo.
A ver si es verdad, y se les reconoce como lo que son, uno de los mejores grupos españoles de los últimos tiempos; y su disco debut, el mejor de los últimos 20 años en España.

Salu2.

Publicado por: Andres 20/11/2010

El disco bastante cortito, 4 canciones antiguas de los delinquentes y otras cuatro de discos antiguos de tomasito, con todo el respeto a ver si se lo curran un poco más...

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

BABELIA

Sobre este Blog

Papeles perdidos es un cajón de sastre de la cultura y la creación, elaborado por el equipo que hace cada semana Babelia, la revista cultural de EL PAÍS. Es el blog literario de este periódico que busca acercar el universo del libro a sus lectores. Como dijo alguien sobre la cerveza de botella y la de barril, "lo mismo, nomás que diferente".

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal