Papeles Perdidos

Cine

El retorno del 'western'

Por: Guillermo Altares15/02/2011

Images-2

¿Por qué el western siempre vuelve? Incluso su más cultivado, hondo y lúcido exégeta, Ángel Fernández-Santos, que fue crítico de cine de este diario hasta su muerte y que escribió un libro inolvidable sobre el género, Más allá del oeste, le dio por desaparecido muchas veces. "Ya apenas se hacen westerns", escribió Ángel en 1989 sobre Arma joven y luego proseguía su artículo con ese estilo que le convirtió en un referente para varias generaciones de cinéfilos: "De tarde en tarde, Clint Eastwood o algún otro maniático del antiguo fuego sagrado del género de géneros, como Lawrence Kasdam en su Silverado, hace una incursión aislada, una escaramuza que no crea continuidad en los itinerarios de las viejas pistas abandonadas o en los antiguos poblados de madera ahora desiertos. Limpian como pueden las barreras de telarañas que envuelven los antiguos escenarios y hacen remedos de películas del Oeste". Sin embargo, apenas unos años después se estrenó una de las grandes obras maestras del género, Sin perdón, un filme que está a la altura de leyendas como El hombre que mató a Liberty Valance, Los profesionales, Grupo Salvaje, Centauros del desierto, Winchester 73 o El Dorado. El western vuelve una y otra vez porque como escribió Fernández-Santos era el género de géneros, el germen de casi todo el cine que vemos y admiramos, es una forma de contar aunque no haya caballos ni revólveres. Todavía es pronto para saber si llegará a formar parte de ese puñado de clásicos, pero los hermanos Coen han dado un nuevo impulso al género con Valor de ley, una inmensa película que recoge todas las claves del Oeste. 

"La idea de que en un universo consumado y cerrado sobre sí mismo todavía es posible cruzar la línea que los puntos sin retorno dibujan en los secretos mapas de los sueños. El simple vadeo de un río cuya orilla sigue inexplorada o la cabalgada libre sobre una planicie ilimitada son configuraciones imaginarias en las que una remota frontera histórica se convierte en una cercana frontera mental. Eso es un western", dijo Ángel en Más allá del Oeste, libro que editó EL PAÍS y que recientemente rescató Debate. "Desde hace casi dos décadas no hay producción masiva de westerns en los Estados Unidos, pero el western como género, es decir como convención, como rito civil, como estilo de relato, como mitología e incluso como cosmogonía, no ha muerto por ello", señaló en un artículo sobre Pekinpah. La idea de que el cine del Oeste es una forma de mirar el mundo más que un género gravita en muchas de sus críticas, que nos enseñaron a tantos a leer las películas de otra forma más rica y compleja. Quizás Hollywood se esté desinteresando porque sus ejecutivos creen que no da suficiente dinero –se equivocan: Valor de ley ha sido muy rentable–, pero el género permanece más allá de las praderas: Avatar no deja de ser un puro western por mucho que los indios sean alienígenas azules y transcurra en un lejano planeta.

Y vuelvo a la pregunta inicial: ¿por qué sobreviven los western? Creo que la película de los Coen nos da muchas claves (una de ellas es que en la proyección en la que la vi en Madrid hubo aplausos espontáneos, como si estuviésemos en Cinema Paradiso): el cine del Oeste nos enfrenta con dilemas morales, nos habla de personajes cabezotas, que nunca se rinden, de héroes reluctantes, tipos que hacen el bien por encima de sus propios deseos (nadie encarna tan claramente ese personaje como John Wayne en Centauros del desierto, un filme de John Ford que compite con Ciudadano Kane en todas las encuestas por el título de la mejor película de la historia), nos relata la construcción de un país mientras que, como espectadores, encontramos el refugio apacible de los recuerdos de nuestra infancia. Son filmes que mezclan la violencia y la poesía, el amor y los paisajes infinitos, nos hablan de puestas sol –incluso hay un subgénero que lleva esa imagen en su denominación: western crepuscular– y de espacios infinitos, de venganzas que nunca terminan, de héroes ocultos y olvidados, de historias de amistad por encima de cualquier obstáculo. El western forma parte de la vida y regresar a él es recuperar una parte de todos nosotros. Por eso siempre vuelve.

 

 

comentarios 15

15 Comentarios

Publicado por: GS3 15/02/2011

disabilities, everyone has some special skills. After you have lived here since the beginning, you are not familiar here, there may be some not used , but a long time enough. "

Sunkist is divided into numerous independent government which small homes, not as a kind of government that rich family before the style, luxury, hand, back to nature some of the flavor, each one has its own small courtyard landscape.

Oddities inside the so-called Chu months to see who is smiling only nod, not stepped forward to salute, showing that the treatment of those who enjoy the country as much distinguished Sunkist.

Chen is very quiet courtyard south, the west side of the garden planted a small piece of bamboo, the bamboo shade, the show with a stone table and two stone benches.East is a garden, there have been a few rocks.

Chen Nan asked: "In the future I will live here yet? Do I do?"

Chu on smiled: "You stay here, the first being a few days I will find someone to help you recover skill, and then find someone to teach you some profound martial art, so that you can better grasp Yi bow."

"Oh."

"But you do not run around in and others not familiar with before, do not randomly broke into their yard."

Chen Nan Qi said: "how?"

Chu May said: "these people, some refinements of Poison, so that the courtyard is full of Snake, poisonous weeds, strayed into the body of which may be toxic; while others delve into the magic, the powerful magical energy could destroy the entire compound at any time; there are those who ... ... "

Publicado por: Y encima se llamaba Alabama 15/02/2011

OS DEJO UNA RESEÑA SOBRE VALOR DE LEY EN EL ENLACE

Publicado por: Miguel Román 15/02/2011

Soy de Monterrey en México.
Desafortunadamente en estos meses estamos viviendo nuestro propio "güestern" de manera cruda y sin reservas.

Aparte de esto, desde niño también siempre me han fascinado los "westerns", los problemas y dilemas emocionales, éticos y morales a los que se enfrenta el vaquero o pistolero de forma personal,, íntima y solitaria es cosa de todos los días en nosotros: todos tenemos algo de vaquero western.
También pensé que un día dejarían de filmarse peliculas de este género.
Pero pelis como "The long Riders" de 1980, y el rimeik de "The Unforgiven" de Eastwood de 1992 alientan su permanencia.

Ojalá nazca de nuevo Sergio Leone y vuelva a hacer mancuerna con Ennio Morricone.

Salu2

Publicado por: Alerta permanente 15/02/2011

Aparte de algunas de las barbaridades leídas aquí sobre el género, como el que dice que el western es un ejercicio fascista( hay que ser algo meloncete para afirmar tal cosa), esta tarde he visto la de los Cohen, y tengo que decir que me ha defraudado sobremanera.Esperaba un poquito más de emoción, qué se yo, algo más de dinamismo y, por qué no decirlo, originalidad.Y me he quedado en ascuas.Será que tenía muy presente la antigua, la de Henry Hathaway, que, comparada desmerece mucho, aunque se cambién algunas cosillas que no tiene parangón con la de Hathaway.John Wayne no tiene igual, y los Cohen dicen no haber revisionado la de Hathaway mientras grababan la suya, cosa que sí se nota ha hecho Bridges.Por lo que respecta al género, lo último es la anunciada Cowoys vs.Aliens, con Daniel Graig (007) de protagonista.Tiene la estética del Oeste, pero su director o productor, ahora no recuerdo, es el de películas como Iron Man.Salen naves espaciales y toda la mandanga.Luego se pueden hacer una idea del pastiche.

Publicado por: HjorgeV 15/02/2011

"La línea que los puntos sin retorno dibujan."


Le dio un abrazo o la mano. Le dio por desaparecido su documento.


Le convirtió (de un golpe) el rostro en papilla. Le convirtió sus sueños en olvido.


Vamos, tan difícil no es, señor Altares. Y la geometría no tiene por qué ser pisoteada por la poesía.

Publicado por: MAX VON CZERNOWITZ 15/02/2011

Madre mía, aún hay gente como Miguel que sigue viendo en el western fascismo y fruslerías. Qué pena, no sabe lo que se pierde, no encontrará más poesía en la mirada de un actor que en la de John Wayne en 'Centauros del desierto'. Debe seguir anclado en el dogma estalinista, películas con mensaje tristemente huecas, pero bañadas en la sangre de las millones de personas que murieron gracias a su revolución.

Publicado por: fernan55 15/02/2011

El referente es John Ford y de lo suyo lo mejor para mí es My darling Clementine, me atrevería a decir en broma que la fotografía es de Ansel Adams y el guión es de William Shakespeare. He visto de los Cohen Raisin Arizona, o brother..., no country for.., Fargo, pero esto es diferente, el grano de la película, la saturación de color, el actual contexto histórico, la trama, los encuadres,nuevas cámaras , nuevas lentes, exceso de presupuesto, en fin, hasta el parche de Bridges me parece extravagante, pero la iré a ver, desde luego, algo de los cuarentas o cincuentas pues imposible ¿no?, caray, se extraña hasta Audie Murphy, Mc Crea, y Randolph Scott.

Publicado por: Fernando Granda 15/02/2011

Si señor, género de géneros. No todo eran soldados, indios y disparos. Hay películas que son casi una tesis. Por ejemplo, Río Bravo. Pero últimamente los filmes "de vaqueros" son todas una tonelada de tiros, cuatrocientos tíos disparando sin parar... argumentos simples, muchos efectos especiales, pocas tesis, vamos.

Publicado por: Fran 15/02/2011

¡Bang, Bang, Bang!

Seguro que nadie recuerda una novela de pistoleros en la literatura castellana, y eso que la escribió nuestro último premio Nobel. Se titula Cristo versus Arizona, y no está mal escrita.

¡Bang, Bang, Bang!

Publicado por: juan de dios 15/02/2011

En mi infancia ver aparecer en la pantalla a Yon Vaine ya justificaba la peseta y veinte centimos que valía la entrada, desde entonces el cine del oeste para mí ha sido, junto a las de Romanos el - con permiso de mi hijo Jorge- genero por excelencia, los grandes actores de cine Americano han demostrado su valia en las peliculas del oeste, tambien algun Inglés como Richar Harris (Un hombre llamado caballo) supo darle categoria al GENERO.
nu saludo

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

BABELIA

Sobre este Blog

Papeles perdidos es un cajón de sastre de la cultura y la creación, elaborado por el equipo que hace cada semana Babelia, la revista cultural de EL PAÍS. Es el blog literario de este periódico que busca acercar el universo del libro a sus lectores. Como dijo alguien sobre la cerveza de botella y la de barril, "lo mismo, nomás que diferente".

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal