Papeles Perdidos

Literatura

En el río eterno de Borges

Por: Winston Manrique Sabogal14/06/2011

Borges-por-daniel-mordzinski-casaamericaes 
Si a uno le preguntan por un escritor que represente o simbolice el libro y el mundo de la literatura es casi seguro que entre los elegidos esté Jorge Luis Borges (1899-1986). Su pensamiento y su creación literaria y su figura pasaron a ser, aún ya en vida, sinónimo de pasión y sabiduría literaria. Sin duda es uno de los autores en español más importantes del siglo XX, y uno de los más queridos por los lectores y más admirado por los propios escritores. La semana pasada Casa de América, de Madrid, la dedicó al autor argentino.

Por eso hoy, cuando se cumplen 25 años de su fallecimiento, quiero rendirle un homenaje, agradecerle los infinitos momentos de placer y enseñanza, e invitar a todos a recordarlo. Yo empecé a leer a Borges por el final. O casi. Fue con el cuento La intrusa, cuando estaba haciendo las prácticas de periodismo en Bogotá. Aunque sabía de su fama, prestigio y querencia por parte de los lectores, aplazaba siempre su lectura porque sabía de qué iban sus relatos y creía que no iba a descubrir mucho. ¡Error! ¡Craso error!. Después de La intrusa desandé el camino borgeano. Y con motivo del centenario de su nacimiento, 24 de agosto de 1899, escribí un reportaje en EL PAÍS titulado La última tarde Borges en Buenos Aires. Fue mi primer homenaje público a quien nos ha legado más qu elibros, historias, las del El Aleph o Ficciones con tanto cuentos maravillosos en todos los sentidos, y tan adelantados para su tiempo que por eso gozan de una luminosidad admirable.

Y aunque me gusta muchísimo el Borges de los relatos, el Borges oral, el Borges de las conferencias con sus teorías y reflexiones sobre la literatura, la vida, la Historia, el tiempo, el espacio o la inmortalidad, Todo él confluye en el Borges poeta. Por eso voy a reproducir uno de sus poemas donde condensa gran parte de su universo siempre en expansión:

Arte poética

Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua.

Sentir que la vigilia es otro sueño
que sueña no soñar y que la muerte
que teme nuestra carne es esa muerte
de cada noche, que se llama sueño.

Ver en el día o en el año un símbolo
de los días del hombre y de sus años,
convertir el ultraje de los años
en una música, un rumor y un símbolo,

ver en la muerte el sueño, en el ocaso
un triste oro, tal es la poesía
que es inmortal y pobre. La poesía
vuelve como la aurora y el ocaso.

A veces en las tardes una cara
nos mira desde el fondo de un espejo;
el arte debe ser como ese espejo
que nos revela nuestra propia cara.

Cuentan que Ulises, harto de prodigios,
lloró de amor al divisar su Itaca
verde y humilde. El arte es esa Itaca
de verde eternidad, no de prodigios.

También es como el río interminable
que pasa y queda y es cristal de un mismo
Heráclito inconstante, que es el mismo
y es otro, como el río interminable.

Con estos versos del cosmos borgeano rindo homenaje a ese hombre que escribió que alguien es inmortal mientras se le recuerde: "La inmortalidad está en la memoria de los otros y en la obra que dejamos. (...) Sé muchos poemas anglosajones de memoria. Lo único que no sé es el nombre de los poetas. ¿Pero qué importa eso? ¿ Qué importa si yo, al repetir poemas del siglo IX, estoy sintiendo algo que alguien sintió en ese siglo? Él está viviendo en mí en ese momento, yo no soy ese muerto. Cada uno de nosotros es, de algún modo, todos los hombres que han muerto antes. No sólo los de nuestra sangre".

Poco más que decir. ¿Y tú, con qué verso o poema o idea de Borges quieres hacerlo hoy más inmortal?

 

Fotografía de Daniel Mordzinski

Pd. La última tarde Borges en Buenos Aires, por Winston Manrique

 

comentarios 58

58 Comentarios

Publicado por: OSCAR 14/06/2011

"Cuando escribo, trato de ser fiel al sueño y no a las circunstancias."
Esta es una frase que he tomado -y traducido- del libro "Jorge Luis Borges. The Craft of Verse"; el libro contiene las seis conferencias que Borges dictó en Harvard en el otoño de 1967. Es una frase breve, sencilla, que nos invita a hurgar en el maravilloso universo de la imaginación borgiana.

Publicado por: Ibn Rush 14/06/2011

"En el instante en el que dejo de creer en él, Averroes desaparece".

Esa frase contiene toda la magia de la literatura. Es parte de La busca de Averroes, cuento del Aleph.

Publicado por: Yissell Caridad 14/06/2011

Los trigloditas eran inmortales; el riacho de aguas arenosa, el rio que buscaba jinete.

Borges, eres y seguiras siendo inmortal y las memorias de todos los que te seguimos y admiramos.

Publicado por: Indio de la barda 14/06/2011

El Enamorado

Lunas, marfiles, instrumentos, rosas,
lámparas y la línea de Durero,
las nueve cifras y el cambiante cero,
debo fingir que existen esas cosas.

Debo fingir que en el pasado fueron
Persépolis y Roma y que una arena
sutil midió la suerte de la almena
que los siglos de hierro deshicieron.

Debo fingir las armas y la pira
de la epopeya y los pesados mares
que roen de la tierra los pilares.

Debo fingir que hay otros. Es mentira.
Sólo tú eres. Tú, mi desventura
y mi ventura, inagotable y pura.

Publicado por: Areli 14/06/2011

EL AMENAZADO


Es el amor. Tendré que ocultarme o que huir.
Crecen los muros de su cárcel, como en un sueño atroz.
La hermosa máscara ha cambiado, pero como siempre es la única.
¿De qué me servirán mis talismanes: el ejercicio de las letras,
la vaga erudición, el aprendizaje de las palabras que usó el áspero Norte para cantar sus mares y sus espadas,
la serena amistad, las galerías de la biblioteca, las cosas comunes,
los hábitos, el joven amor de mi madre, la sombra militar de mis muertos, la noche intemporal, el sabor del sueño?
Estar contigo o no estar contigo es la medida de mi tiempo.
Ya el cántaro se quiebra sobre la fuente, ya el hombre se
levanta a la voz del ave, ya se han oscurecido los que miran por las ventanas, pero la sombra no ha traído la paz.
Es, ya lo sé, el amor: la ansiedad y el alivio de oír tu voz, la espera y la memoria, el horror de vivir en lo sucesivo.
Es el amor con sus mitologías, con sus pequeñas magias inútiles.
Hay una esquina por la que no me atrevo a pasar.
Ya los ejércitos me cercan, las hordas.
(Esta habitación es irreal; ella no la ha visto.)
El nombre de una mujer me delata.
Me duele una mujer en todo el cuerpo.

Publicado por: Maria gambrelli 14/06/2011

A mí siempre me fascino el poema cuyos versos decían algo así como ... "muchacha de carne de pluma / que mi pluma que es mi carne / honra con la honra / que el tiempo de mi madra / que es tu madre y es mi pluma / ignora" Qué más?

Publicado por: alerta permanente 14/06/2011

Pero encima de cualquier alarde egoista, voceaba en mi pecho la voluntad de mostrar por entero mi alma al amigo.Hubiera querido desnudarme de ella y dejarla allí palpitante.Seguimos conversando y discutiendo, al borde del adiós, hasta que de golpe, con una insospechada firmeza de certidumbre, entendí ser nada esa personalidad que solemos tasar con tan incompatible exorbitancia.Ocurrióseme que nunca justificaría mi vida un instante pleno, absoluto, contenedor de los demás, que todos ellos serían etapas provisorias, aniquiladoras del pasado y encaradas al porvenir, y que fuera de lo episódico, de lo presente, de lo circunstancial, no éramos nadie.Y abominé de todo misterosismo.


(Fragmento del artículo o ensayo "La nadería de la personalidad", de J.L.B.)

Publicado por: ALEXCRIVI 14/06/2011

Este es un dignísimo y muy difícil trabajo del gran Pedro Aznar musicando los poemas de Borges. Un ejemplo además de todos los que aparecen al buscar en Youtube: Pedro Aznar Caja de Música. Que lo disfruten, puesto que es muy difícil de conseguir.

http://www.youtube.com/watch?v=gqDqi1ys6l0&feature=youtube_gdata_player

Publicado por: Jaime 14/06/2011

Quie mira un reloj de arena,
contempla la disoluión de un imperio

Publicado por: Jesús Ortega Mendoza 14/06/2011

A mí lo que más me llamó la atención es el sentido del humor de Borges. Dicen que vino a México en la primera mitad de los 70. Se entrevistó con el presidente de aquel tiempo, Luis Echeverría, y se fue. Llegó a Perú y le preguntaron qué pensaba de Echeverría.
"No me haga mucho caso, pero con ese presidente, no quiero imaginar su gobierno"

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

BABELIA

Sobre este Blog

Papeles perdidos es un cajón de sastre de la cultura y la creación, elaborado por el equipo que hace cada semana Babelia, la revista cultural de EL PAÍS. Es el blog literario de este periódico que busca acercar el universo del libro a sus lectores. Como dijo alguien sobre la cerveza de botella y la de barril, "lo mismo, nomás que diferente".

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal