Papeles Perdidos

Veranos literarios / 3

Por la campiña de Orgullo y prejuicio, de Austen

Por: Winston Manrique Sabogal03/08/2011

Orgullo-prejuiciobaile
"Penetraron en los bosques y, despidiéndose por un rato del río, fueron subiendo hacia las tierras altas. A través de los claros del bosque pudieron sus ojos recrearse con encantadores paisajes del valle, de las colinas que lo cerraban por el otro lado, cubiertas en gran parte del boscaje, y de algunas secciones del río. (...)

Iban, pues, avanzando muy lentamente cuando las sorprendió otra vez, con igual asombro por parte de Elizabeth que la vez primera, la visión del señor Darcy, que se acercaba a ellas y estaba ya a muy corta distancia. Como el camino en esa parte del río era más despejado lo vieron antes de tropezar con él. Aunque llena de asombro, Elizabeth se hallaba más separada que la primera vez para una entrevista, y se dijo a sí misma que si venía con el propósito de hacerse el encontradizo con ellas no perdería su serenidad en la conversación. A pesar de todo, pensó por un instante que tal vez tomase otro sendero. Esta sospecha no duró más que el tiempo que Darcy desapareció en una curva del camino, porque al salir de ella se encontraron frente a frente".

Así comienza el fin de los desencuentros entre Elizabeht Bennet y Darcy de Pemberley, narrados por Jane Austen (Inglaterra, 1775-1817) en Orgullo y prejuicio. Una novela de amor y amores con su comparsa de emociones y sentimientos encabezados por la duda. Y el corsé de la sociedad, ¡claro! Una obra que casi dos siglos después, fue publicada en 1813, goza de la gran frescura de la comedia romántica e inteligente. La descripción de la época y la sutil penetración psicológica de los personajes y la crítica a la sociedad y sus costumbres, sobre todo rural, dan un vuelo artístico a esta obra que logra la complicidad del lector desde sus primeras y famosas y recordadas palabras: "Es una verdad universalmente reconocida que a todo hombre soltero, poseedor de fortuna cuantiosa, le hace falta casarse". Una frase que retrata la época.

Después de un largo aprendizaje de los protagonistas de Orgullo y prejuicio, llega el verano para ayudar a romper las reglas que asfixian a Elizabeht y Darcy, al igual que a las otras parejas de la novela: Jane y Bingley y Lydia y Wickham. Tres parejas sobre las que Jane Austen levanta un atlas del amor, sus aristas y sus aproximaciones.

"El señor Darcy ocupó su puesto junto a Elizabeth y caminaron juntos. Después de un corto silencio fue ella la primera en hablar. Quería que Darcy se diese por bien enterado de que, antes de venir a Pemberley, se había asegurado de que él estaba ausente; en consecuencia, empezó por hacerle notar que su llegada había sido completamente inesperada. (...)

Hubo una pausa, al cabo de la cual dijo Darcy:

-Entre los que llegan hay también una persona que tiene verdaderos deseos de que usted la conozca. ¿Me permitirá, si no pido mucho con ello, que le presente a mi hermana para que la trate mientras permanezca en Lambton?

La sorpresa que produjo esta súplica fue verdaderamente grande; tan grande que no se dio cuenta Elizabeth de la forma en que accedió. Comprendía que cualquiera que fuesen los deseos que la señorita Darcy tenía de conocerla era obra de su hermano y, sin darle mayor trascendencia al hecho, resultaba satisfactorio. Le complacía pensar que Darcy, a pesar del disgusto, no había formado mal juicio de ella. Siguieron caminando en silencio, embargados los dos en sus respectivas meditaciones".

Superados, ya prácticamente a esta altura de la novela, Darcy su orgullo y Elizabeth sus perjuicios, y aprendido varias lecciones de la vida, sólo les queda empezar a vivir su amor. La escritora Donna Leon se refirió al personaje femenino en un vídeo de Babelia el año pasado, puedes verlo aquí. ¿Y a ti, qué es lo que más te gusta de Orgullo y prejuicio y de las novelas de Jane Austen?

* Orgullo y prejuicio, de la traducción de Armando Lázaro Ros (Punto de Lectura)

 

Imagen: Fotograma de Orgullo y prejuicio, de Joe Wright, con Matthew Macfadyen y Keira Knightley.

PD: Algunos de los libros citados por ustedes en el post-prólogo de El verano literario de tu vida protagonizarán, con sus propios comentarios, esta serie la próxima semana: del 8 al 12 de agosto.

 

PUEDES LEER AQUÍ LA SERIE VERANOS LITERARIOS:

2- El calor sin tiempo en la Comala de Pedro Páramo, de Rulfo

1- Marchitar y florecer en los dominios de El Gatopardo, de Lampedusa

Prólogo: El verano literario de tu vida

 

comentarios 32

32 Comentarios

Publicado por: esteban 03/08/2011

Lo que siente Elizabeth es PREJUICIO,no lo confundan con 'perjuicio'.
Corríjanlo,por favor.Sean cuidadosos con el lenguaje.

Publicado por: leonardo 03/08/2011

La sección es genial. Segundo comentario que escribo. La verdad es que son muy astutos, pues los libros que escogen son "sandía calá". Hace poco leí sobre El Gatopardo (Dios mío, que libro!) y ahora este sobre Jane Austen. Antes sobre Retorno ....
Por mi parte he leído, creo, todas sus novelas y como de locuras se trata, siempre he fantaseado y visto en mapas, etc. -nunca he averiguado nada al respecto- si existe un tour Jane Austen en Inglaterra; en todas sus obras los lugares geográficos están claramente mencionados y sería interesante que existiera. Para mí sería un sueño (Claro que en el verano, eh) Recuerdo haber leído algo cómo "aquí está el muelle donde se cayó ........" una de las tantas heroínas. En fin, la zona del sur oeste de Inglaterra es la más mencionada, en general.
Saludos,

Publicado por: Jesús Zulaika 03/08/2011

La mejor traducción de Orgullo y prejuicio que existe en el mercado -y he leído unas cuantas- es la de Marta Salís. Una obra de arte.
Y lo mismo digo de sus traducciones de David Copperfield y de Martin Eden. Una delicia insuperable

Publicado por: maría 03/08/2011

Alix, en goodreads.com hay varios grupos dedicados a esta época y alguno que otro a Austen, bastante activo: http://www.goodreads.com/group/show/475.Jane_Austen
Hace mucho que no participo demasiado, pero está muy bien.

Publicado por: Alix 03/08/2011

Bueno, bueno. Casi todas (y digo todas porque las mujeres somos mayoría en esto) hemos llegado a Austen a través del cine o la televisión. En mi caso la primera versión de la BBC de hace mil años, no la famosísísíma de Colin Firth, que es muy buena. Y estoy "perdida" desde entonces. Mi primer libro de lecturas graduadas en Inglés (que compré en Inglaterra por cierto) fue Pride and Prejudice. Y el primero que leí en inglés en versión "unabridged". Después de mucho tiempo, Persuasion es mi preferido... Debe ser que me estoy haciendo mayor, como Anne Elliot, la pobre. Pero aparte de Wentworth, mi favorito es Darcy, cómo no. Por cierto hay por ahí (en internet,claro) un artículo de una tal Meaghan Malone titulado "You have bewitched Me Body and Soul" y una tesis de una tal Sarah Ailwood que se titula "What Men Ought to Be" sobre los héroes de Austen, muy muy interesantes para los "Jane Austen freaks". Y un libro y peli curiosos The Jane Austen Book Club. A mí me gustaría participar en un club de lectura así (o en cualquier otro, la verdad).

Publicado por: Lizzy67 03/08/2011

Maria, te doy toda la razón: Colin Firth como Mr Darcy es insuperable...!!!!! supera con creces al protagonista de la película, Matthew McFayden.... Aunque Lawrence Olivier en la versión de 1939 tampoco está nada mal.....

Publicado por: Mariquiña Enclítica 03/08/2011

Janelese Austensele eslese unsele latazolese. La mejor encíclica es la Enclítica.

Publicado por: ana 03/08/2011

¿No será los PREjuicios de él y el orgullo de ella? (Último párrafo)

Publicado por: jorge 03/08/2011

Muy buena pelicula , excelente escritora, detallista en todo sentido, escenas que merecen verse una y otra vez. No me canso de verla. Gracias por estas notas y que se repitan nuevos comentarios de otros films.

Publicado por: J 03/08/2011

Yo me la leí con la maravillosa traducción de Marta Salís, regalo de la navidad pasada, una novela que HAY que leer.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

BABELIA

Sobre este Blog

Papeles perdidos es un cajón de sastre de la cultura y la creación, elaborado por el equipo que hace cada semana Babelia, la revista cultural de EL PAÍS. Es el blog literario de este periódico que busca acercar el universo del libro a sus lectores. Como dijo alguien sobre la cerveza de botella y la de barril, "lo mismo, nomás que diferente".

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal