Papeles Perdidos

Homenaje a Hemingway

¿Le gusta Hemingway?

Por: Amelia Castilla10/11/2011

Hemingway página 100¿Pertenece al gremio de los incondicionales de Papá? Pero no sólo de su inmensa obra literaria o sus estupendas crónicas periodísticas. Si, además, considera a Ernest Hemingway  (Oak Park, Illinois 1899) un personaje total, incluidos su atractivo físico, sus excesos con la bebida, sus bravuconerías, su sentimiento trágico de la vida, su miedo a la página en blanco o su pasión por los gatos, un nuevo libro sobre su persona, Hemingway. Homenaje a una vida (Lumen), firmado por su nieta Mariel Hemingway y Boris Vejdovsky, profesor de literaura estadounidense en la universidad de Lausana, ofrece nuevas dosis para los mitómanos incorregibles de su figura. Con más de 300 fotografías y documentos inéditos de la Colección Hemingway de Bostón, este nuevo título del autor de Por quién doblan las campanas, se añade a la conmemoración del cincuenta aniversario de su muerte que se inició el pasado julio con la recuperación de toda su obra literaria. 

(Vea algunas de las fotos del libro)

Abre la tanda, Mariel, su nieta que no llegó a conocer a su abuelo que se suicidó tres meses antes de su nacimiento, explicando que su ilustre antepasado buscaba lo mejor de lo mejor: "Bien fuese la mejor mosca para la pesca del río, el mejor burdeos o la mujer más hermosa de la habitación, mi abuelo sabía disntinguir lo excepcional. Quería experimentarlo, probarlo, sentirlo, afrontar cualquier cosa aunque para ello tuviese que sobrepasar sus propios límites. Creía que el contacto con el poder del talento y el peligro era lo que hacía grande a un hombre". El profesor Vejdovsky, miembro de la Hemingway Society, ha seleccionado cuidados momentos de su vida, dando prioridad a sus lugares (París, España, África o Cuba), para acompañar al enorme despliegue gráfico, sin descuidar su infancia y la delicada relación con su madre, "esa arpía", según sus palabras, que se empeñó en considerlo mellizo de su hermana mayor y que lo vistió con lacitos y volantes durante sus primeros tres años de vida. Muy reveladora la imagen del niño que fue Hemingway tratando de explicarle a su progenitora lo preocupado que estaba por si Papa Noel lo confundía con una niña. Él, que trepaba a los vagones de mercancías al igual que los vagabundos y que luego presumía de ser todo un machote, se inció muy pronto con la lectura y empezó a trabajar muy joven como redactor en el Kansas City Star, donde ensayó ese estiló que le caracterizó y llevó la marca de sus comienzos: frase corta, contundente, precisa; supresión de adjetivos. Ahí mismo, empezó a desconfiar de las grandes palabras.

Sólo de entre las fotografía, algunas firmadas por Robert Capa o John Bryson, se puede seguir su agitada vida. Junto el personaje que trato de ser brillan sus momentos de gloria y su soledad. Las imágenes se complementan con documentos personales como el manuscrito de París era una fiesta, corregido de su puño y letra, en la parte en que describe a Scott Fizgerald: "Su talento era tan natural como el dibujo que forma el polvillo en un ala de mariposa. Hubo un tiempo en que no se entendía a sí mismo como no se entiende la mariposa, y no se daba cuenta cuando su talento estaba maquillado o estropeado. Más tarde tomó conciencia de sus vulneradas alas y de cómo estaban hechas, y aprendió a pensar". Pues eso, un personaje de fin de siglo.   

 

 

comentarios 30

30 Comentarios

Publicado por: Pasaba por aquí 10/11/2011

Se rumorea que se han encontrado cartas inéditas de Hemingway, desde cuando anduvo por Kansas hasta mucho después de la guerra. Suculentas, según parece.

Publicado por: An Expat in Spain 10/11/2011

Acabo de subir una entrada (en inglés) sobre las experiencias de Hemingway en España y lo que indica de su 'visión' del país:

http://nothemingwaysspain.blogspot.com/2011/11/don-ernesto-ernest-hemingway-in-spain.html

Publicado por: MARIPIFIA 10/11/2011

"Una cita literal". An illiteral or illiterate quote perchance? Una vez PIFIA, SIEMPRE PIFIA.

Como si todas las citas que se precien de serlo no lo fueran.

Como me pesa tanto el culo, no me levanto y no busco el libro que no tengo, no vaya a ser que la cita me salga litoral, esto es, tipo Fabada Litoral.

FAAAARRRRRTTTTTT!!!!!!!!

Publicado por: MARIQUIÑA 10/11/2011

JUAJUAJUAJUAJUA... DIÓGENES, echemos, pues, las menudencias y las mariconadas a un lado... Haces bien. Para mí, como para tanta gente, era una gran cronista, por eso el periodismo le hubiera sentado como anillo al dedo; pero el relato literario... pssssssss... no sé qué decir. Eso sí, obras maestras, como mencionan por alguna parte, no creo que haya escrito ni la primera. El comentario de Anthony C. (me refiero a que "lo memorable es su obra y no su vida") lo rebatiría ahora mismo con una cita literal de Borges pero no tengo ganas de levantarme y buscar el libro en cuestión.

Publicado por: An Expat in Spain 10/11/2011

A mi sí me gusta Hemingway, el hombre y sus obras, si tienes en cuenta que es solo una persona y no un mito. Pero como puedes ver en mi blog, creo que ya ha pasado el momento de romper el "paradigma Hemingway" que sigue fascinando a los americanos y mermando sus experiencias turísticas en España.

Publicado por: mangstadt 10/11/2011

Los años 1896 a 1902 vieron la llegada al mundo de cinco futuros grandes escritores estadounidenses: Fitzgerald, Dos Passos, Faulkner, Hemingway y Steinbeck. De todos ellos se puede aprender algo. Lo último que he leído de Hemingway es 'A Farewell to Arms' y no está nada mal. La próxima estación es 'Manhattan Transfer' de Dos Passos. Estos cinco autores están flanqueados por Aldous Huxley y George Orwell en mi estante de autores de lengua inglesa, ordenada cronológicamente como el resto de mi biblioteca. De estos dos también se puede aprender muchísimo.

Publicado por: MORENA 10/11/2011

Pues a mí me gusta cada vez más. De hecho, ahora leeré "La vida feliz de Francis Macomber", título que desconocía. Creo que Hemingway era un gran observador del mundo y de la condición humana. Y como narrador, pues describía en tres palabras lo que a otros les viene bien "adornar" en cien. Además, se entregaba al trabajo con disciplina, constancia, pasión. Dejó un texto completo sobre el oficio de ser escritor, que es muy útil para quien se aventura a la escritura... Hay un libro suyo de relatos que se llama "Hombres sin mujeres". Me atrevería a decir que es una obra maestra. Quienes no aprecian a Hemingway, podrían echarle un vistazo. Ojalá caigan rendido a sus pies.

Publicado por: Diogenes 10/11/2011

Hemingway era un soplagaitas, un vividor y un escritor insufrible. Cipriano Mera que era un tipo muy razonable estuvo a punto de fusilarlo cuando se presentó por sorpresa en el frente del Guadarrama.

Publicado por: Paco 10/11/2011

Estaba obsesionado con parecer viril. LLegó incluso al absurdo de hacerse fotos con grandes animales muertos que para colmo no habia cazado el. Patético. Leer lo que han escrito otros de el da pena y risa. En españa se le llamaria simplemente "fantasma".

Publicado por: NAYRA 10/11/2011

Después de haberlo estudiado y leído en la carrera... lo odio.

Verifica el comentario

Vista previa del comentario

Esto sólo es una vista previa. El comentario aún no se ha publicado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Se ha publicado el comentario. Publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Publicar un comentario

BABELIA

Sobre este Blog

Papeles perdidos es un cajón de sastre de la cultura y la creación, elaborado por el equipo que hace cada semana Babelia, la revista cultural de EL PAÍS. Es el blog literario de este periódico que busca acercar el universo del libro a sus lectores. Como dijo alguien sobre la cerveza de botella y la de barril, "lo mismo, nomás que diferente".

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal