Papeles Perdidos

Libros

El derecho de los autores

Por: Guillermo Altares26/12/2011

La foto

Hace unos años, justo con el cambio de siglo, estalló una polémica en Francia cuando un numeroso grupo de creadores y profesionales del mundo de la edición reclamaron el derecho a cobrar un canon por los libros que se prestasen en bibliotecas. Se escudaban en que la ley de propiedad intelectual lo permitía. Hasta 288 autores amenazaron con retirar sus obras de las bibliotecas si la norma no se aplicaba y planteaban muchas soluciones: que las bibliotecas pagasen a los autores de sus presupuestos, que fuesen los propios usuarios, con un precio mínimo, excluyendo a parados y estudiantes, que el Estado aumentase las subvenciones. El sistema se puso en marcha en 2003 y los beneficios se distribuyen a través de las sociedades de autores. Actualmente, 27 países tienen algún tipo de sistema de pago para sus bibliotecas públicas, entre ellos Suecia, Dinamarca, Alemania y España, donde los escritores cobran a través de Cedro. En todos los casos, el objetivo es el mismo: la solidaridad con los profesionales del mundo del libro.

La polémica fue enorme, similar a la que se ha montado en España con la ley Sinde, que podría pasar a convertirse en Ley Wert ya que el nuevo ministro de Educación y Cultura se mostró favorable a esta norma hace un año en las páginas de este diario. “Envueltos en la bandera de la libertad de expresión, la lucha contra los oligopolios culturales, la resistencia frente al imperio americano o hasta el derecho al acceso a los bienes culturales, nadie explica cuál es el fundamento que obliga a santificar el expolio de la creación cultural e intelectual a sus creadores”, escribió José Ignacio Wert en aquel entonces. Los argumentos que se escucharon en Francia en el año 2000 fueron muy similares. El gran novelista francés de origen español Michel del Castillo -sobre él afirmó Manuel Vázquez Montalbán que tenía "una enorme y dolorida memoria"- llegó a escribir un ensayo sobre el tema, Droit d’auteur (Derecho de autor), en el que reivindicaba algo que parece obvio: si los escritores no pueden vivir de su trabajo no podrán escribir o tendrán que escribir al dictado de otros. Tan sencillo como esto. El autor de Tanguy argumentaba durante casi 200 páginas y explicaba, entre otras muchas cosas, que sólo un 3% de los escritores viven exclusivamente de la escritura.

Tras el gatillazo que dejó aparcada la Ley Sinde en el último minuto, estos días la polémica ha vuelto a resurgir en España desde de que la escritora Lucía Etxebarría dijese que iba a dejar la literatura debido al pirateo que sufren sus obras. Las reacciones en las redes sociales fueron, en algunos casos, salvajes y en todos desproporcionadas. Curiosamente, desde hace semanas se mueve en twitter una etiqueta llamada gratis no trabajo, en contra de las empresas que ofrecen a los periodistas un empleo no remunerado. No sé por qué nadie unió los puntos. Gratisnoescribo no es una mala etiqueta.

No deja de extrañarme que este debate se haya planteado con el antiguo argumento de Apocalípticos e integrados, entre un mundo viejo y uno nuevo, entre unos carcas recalcitrantes que pretenden que la gente cobre por su trabajo y unos modernos brillantes que se abren a un mundo nuevo. “No hay que luchar contra el mundo viejo, ni siquiera hay que debatir con él. Hay que dejarlo morir en paz, sin molestarlo”, escribía el periodista Hernán Casciari en su revista digital, Orsai, en un artículo que se ha difundido ampliamente en las redes. “No hay que debatir con él, porque gastaríamos energía en el lugar incorrecto. Hay que usar esa energía para hacer libros y revistas de otra manera; hay que volver a apasionarse con leer y escribir; hay que defender a muerte la cultura para que no esté en manos de abuelos gagá. Pero no hay que perder el tiempo luchando contra el abuelo. Tenemos que hablar únicamente con nuestros lectores”.

Es verdad que a veces me siento como José Sacristán en El viaje a ninguna parte, defiendo entre recuerdos inventados un mundo que tal vez esté condenado a desaparecer, pero sinceramente no lo creo. Ni creo que los que defendemos los derechos de autor estemos gagá ni que ese mundo nuevo incluya que no se pague a los creadores. Tampoco entiendo el fondo de la polémica, no puedo entenderlo, es una especie de debate entre Escrivá de Balaguer y Christopher Hitchens sobre Dios. No puedo comprender qué tiene de malo que un autor tenga derechos morales y económicos sobre su creación, que pueda cobrar por su trabajo. Y no estamos hablando sólo del autor.

Seguramente circulan por la red estupendas traducciones wiki y libres del fardo viejuno del copyright de Guerra y Paz. Como soy muy ignorante, no las conozco. El clásico de Tolstoi me ha proporcionado uno de los grandes momentos de placer literario de mi vida y se lo debo a un veterano editor, Mario Muchnik, y a una veterana traductora, Lydia Kúper (fallecida este año). Muchnik es un viejo profesional del libro y empaquetó una obra maestra, desde la cubierta con un dibujo de Eduardo Arroyo, hasta el peso del papel (el menor posible para leer mejor un volumen tan considerable) y las infinitas y minuciosas correcciones, hasta, naturalmente, la traducción en sí. ¿De verdad es una indecencia que cobren por su trabajo? ¿Es tan grave, con la que está cayendo, que el Gobierno trate de sacar una ley para tratar de frenar el pirateo (España es uno de los países más piratas del mundo, según datos de la Industria)? No puedo entenderlo, pero tal vez es como si tratasen de explicarme la existencia de un dios digital. Ya existe una ley que protege los derechos de autor, el problema es que los nuevos medios digitales la ha convertido en obsoleta porque no se puede aplicar.

Es un tópico decir que el cine no acabó con el teatro y que la televisión tampoco acabó con el cine, el vídeo no mató a la estrella de la radio. Pero el DVD acabó con el VHS y el CD con el vinilo (aunque haya resucitado un poco) y el mp3 tiene pinta de acabar con el CD; aunque eso no afecte a la música en sí. Cobrar por su trabajo garantiza la libertad e independencia de los creadores, les da más tiempo para escribir y para vivir de su trabajo, los derechos de autor permitieron a los creadores empezar a independizarse de los príncipes. Los que roban en la red no lo hacen para repartirlo entre los pobres, lo hacen para no pagar cuando, además, la red de bibliotecas públicas, el bolsillo, los e-book permiten acceder a contenidos a precios más que razonables o directamente gratis. Y luego están los derechos morales. ¿Tiene derecho una web neonazi a distribuir los libros que quiera diciendo que son propaganda neonazi aunque no lo sean? ¿O el autor de esas obras tiene derecho a decidir que su obra sea retirada de ese fango?

No es la primera vez ni será la última que este debate inunde nuestra sociedad. Me gustaría que fuese el definitivo. Pero lo dudo. No creo que los defensores de los derechos de autor sean monjes empeñados en seguir copiando a mano manuscritos cuando el invento de Gutenberg ya circulaba por Europa. Son defensores del mundo del libro y de su delicado ecosistema. ¿Debe modernizarse? Seguramente. Y lo hará. Pero, para ello, necesitan seguir ganándose la vida con su trabajo. Además, como me dijo una amiga que trabaja en el mundo editorial: “No es una cuestión sólo de dinero, lo que está en juego es el valor y el respeto que una sociedad tiene hacia la creación individual”. ¿De verdad es tan grave tratar de defender eso a través de una ley?

comentarios 84

84 Comentarios

Publicado por: Tom Brady Jersey 26/12/2011

and another first round win by Minotauro Both men felt that the title bout should end all questions on whether Silva's loss would be vindicated

Publicado por: isidro 26/12/2011

Programo luego existo.
Os presento mi última obra por la que espero vivir eternamente:

/*********************************************************************************/
/** **/
/** Practica Juego HiLo. **/
/** ___________________________________________________________________________ **/
/** **/
/** **/
/** Realizado por: Isidro González Gallego. **/
/** **/
/** Alumno de la ETSII - UPM Matricula: 06520 **/
/** **/
/** Ingenieria en Automática y Electrónica Industrial. **/
/** **/
/** 2011-2012 **/
/** **/
/*********************************************************************************/

#define LIMIT_INTENTOS 10
#define LIMIT_ADIVINANZA 100

#include // Para usar funciones de entrada/salida.
#include // Para usar llamadas al sistema.
#include // Para usar la funcion randn().


/***** Definición de funciones ***************************************************/

void adivinaJugador();
void adivinaMaquina();
void pausaAleatoria(); //Se usa en adivinaMaquina() para simular que la máquina está pensando.

/***** Declaracion de variables globales *****************************************/

int n_adivinar; // Número a adivinar.
int n_pensado; // Número pensado.
int cont_intentos=0; // Contador de intentos.
char basura;


/*********************************************************************************/
/***** Principal ***************************************************************/
/*********************************************************************************/

int main()
{
int continuar=1;
int opcion=1;

while (continuar){
system("cls");
printf("\n");
printf("_____________________________________________________________\n");
printf("\n");
printf("Juego HILO. Adivinar un numero entre 0 y %d. \n",LIMIT_ADIVINANZA);
printf("_____________________________________________________________\n");
printf("\n\n");
printf(" 1 - Adivina el jugador.\n");
printf("\n");
printf(" 2 - Adivina el ordenador.\n");
printf ("\n\n");
printf(" 0 - Salir.\n");
printf("_____________________________________________________________\n");
printf("\n");
printf("Introzca opcion (1,2 o 0): ");
fflush(stdin);
scanf("%d", &opcion);

switch (opcion) {
case 1:
adivinaJugador();
break;

case 2:
adivinaMaquina();
break;

case 0:
printf("\n\n");
printf("Ha decidido abandonar el juego.\n");
printf("\n");
continuar=0;
break;

default:
printf("\n");
printf(" Opcion %c no valida. Intentelo de nuevo. ", opcion);

// esperamos a que se teclee cualquier tecla para salir.
fflush(stdin);
scanf("%c", &basura);
break;


} /* End del switch */
} /* End del while */


return 0;
}


/*********************************************************************************/
/***** Implementación de funciones ***********************************************/
/*********************************************************************************/

/***** adivinaJugador() **********************************************************/
void adivinaJugador(){

srand(time(NULL)); // Para que tome randn() tome una semilla distinta cada vez en función de la hora que se arranque el programa.
n_adivinar=(rand() % 101);

cont_intentos=0;
system("cls");
printf("\n");
printf("_____________________________________________________________\n");
printf("\n");
printf("Juego HILO. Comenzamos a jugar!!! \n");
printf("_____________________________________________________________\n");
printf("\n\n");
printf("Introduzca un numero entre el 0 y el %d: ",LIMIT_ADIVINANZA);

while (1){
// Comprobamos que el jugador no se haya pasado del límite de intentos.
if ((cont_intentos >= 0) && (cont_intentos 100) | (n_pensado n_pensado){
printf("\n");
printf("El numero a adivinar es MAYOR que %d.\n",n_pensado);
if (cont_intentos =1) {
srand(time(NULL)); // Para que tome randn() tome una semilla distinta cada vez en función de la hora que se arranque el programa.
//numero=rand()%(N-M+1)+M; Este está entre M y N
n_pensado=(rand() % (limite_superior-limite_inferior+1)+limite_inferior);

printf(" - Podria ser el %d ?\n",n_pensado);
printf("\n");
printf("Indique a la maquina si el numero que usted ha pensado es \n");
printf(" mayor(+), menor (-), o si ha acertado (=): ");

do{ //do-while para comprobar que se introducen los caracteres correctos.
fflush(stdin);
scanf("%c", &mayorOmenor);

if ((mayorOmenor!='+')&(mayorOmenor!='-')&(mayorOmenor!='=')){
printf("\n");
printf("Por favor, indiquelo con los simbolos (+, - o =): ");
}

}while ((mayorOmenor!='+')&(mayorOmenor!='-')&(mayorOmenor!='='));
}

else if (limite_superior-limite_inferior < 0){
printf("\n\n");
printf("_____________________________________________________________\n");
printf(" \n");
printf(" NO HAGAS TRAMPAS!!! \n");
printf(" \n");
printf(" Podras vacilar a la maquina, pero no al programador ;-) \n");
printf(" \n");
printf(" Me dices que es mayor que %d y que es menor que %d ???. \n",limite_superior,limite_inferior);
printf(" \n");
printf(" Acaso pensastes el %d,5 ??? \n",limite_superior);
printf("_____________________________________________________________\n");
printf("\n\n");
break;
}
else{
printf("\n");
printf("Ha habido un error de decision en el programa.\n");
printf("\n");
}

// Actualizamos lo límites entre los que la maquina escoje el siguiente numero a probar.
switch (mayorOmenor) {
case '+':
limite_inferior=n_pensado+1;
break;
case '-':
limite_superior=n_pensado-1;
break;
case '=':
printf("\n\n");
printf("_____________________________________________________________\n");
printf(" \n");
printf(" Lo sentimos. Ha perdido. \n");
printf(" La maquina ha acertado en %d intentos. \n",cont_intentos);
printf("_____________________________________________________________\n");
printf("\n\n");
fin_partida=1;
break;
default: // Este caso no se debe de dar, pero se pone por si acaso falla por algun motivo electrico.
printf("\n");
printf("Error del programa, el valor de desicion deberia ser (+, - o =)\n");
break;
}

}while ((cont_intentos
if (cont_intentos == LIMIT_INTENTOS){
printf("_____________________________________________________________\n");
printf(" \n");
printf(" FELICIDADES !!! Ha ganado la partida. \n");
printf(" La maquina a agotado su numero de intentos. \n");
printf("_____________________________________________________________\n");
printf("\n\n");

}

// esperamos a que se teclee cualquier tecla para salir.
printf ("Pulse cualquier tecla para volver al menu inicial.");
fflush(stdin);
scanf("%c", &basura);
}

/***** pausaAleatoria() **********************************************************/
void pausaAleatoria(){

int aleatorio,basura;

srand(time(NULL)); // Para que tome randn() tome una semilla distinta cada vez en función de la hora que se arranque el programa.
aleatorio=(rand() % 20);
for (basura=0;basura<(27500000*aleatorio);basura++)
{

/*
* No se hace nada, solo se deja pasar el tiempo.
*
*/
}
}

Publicado por: Homelandz 26/12/2011

El candidato socialista a la presidencia de Francia derogará la ley antidescargas

Enlace a la noticia ----> http://www.nacionred.com/partidos-politicos/el-candidato-socialista-a-la-presidencia-de-francia-derogara-la-ley-antidescargas

Cito:

"Desconectar a los usuarios de la red es para muchos dirigentes socialistas franceses una violación de los derechos humanos"

Las elecciones presidenciales van a celebrarse entre Abril y Mayo del 2012. En 5 meses, y parece claro que la crisis también se va a llevar por delante a Sarkozy.

"La alternativa del candidato pasaría por estimular (o “forzar”) la oferta legal de obras en la red a un precio asequible y plantear algún tipo de licencia global como propuso la candidata derrotada por Hollande en las primarias, aunque también se habla de un canon que pagarían las operadoras o de un pack cultural digital"

Este es el camino, y si lo hubiéramos hecho hace unos años, ahora seríamos líderes mundiales. Este es el contexto en el que la cultura española y su industria pueden florecer, rompiendo el oligopolio de las mayors y aprovechando la ventaja de ofrecer contenidos de calidad y libres mientras nuestros competidores aún limitan el acceso a los suyos. Hay que apostar por modelos de negocio nuevos, como el que propuse en mi primer comentario, ahora en la página 4.
No estoy a favor de una tasa al ADSL. Primero no me creo que las operadoras vivan de los contenidos ajenos. La gente no tiene internet por eso. Si miráis las encuestas de uso de red.es veréis que es así, y es obvio si os paráis a pensar en el email, los periódicos, las redes sociales, las compras, la búsqueda de información para compras o, para mucha gente en estos días Infojobs. Nadie se daría de baja de internet si mágicamente se pudieran controlar los contenidos, se ha convertido en algo imprescindible. Las operadoras lo saben, y por eso ralentizan el tráfico P2P, y también por eso quieren acabar con la neutralidad de la red, pero esa es otra historia.
Lo más importante es que una subida del precio de las conexiones retrasaría el desarrollo de la sociedad de la información en España, y eso es irrenunciable. Cogeríamos el vagón más lento del tren, como en la revolución industrial.

Yo sacaría el dinero de los presupuestos, y no eliminaría el canon.

"Plantea reforzar las competencias del regulador que debe garantizar y estimular la competencia para obligar a las compañías discográficas y los estudios de cine para que pongan sus catálogos a disposición de los operadores a precios razonables"

De nuevo, este es el camino.

¿Habrá Ley Wert en España? Pedro Pérez y González Macho lo tienen claro, pero ¿qué hará el Gobierno si se rompe la unidad de discurso del colectivo en cuyo favor se plantea la ley? ¿cómo explicar la ley si en Francia HADOPI ha fracasado y otros países europeos como Holanda dejan de perseguir las descargas? ¿tiene el Gobierno capital político para hacer frente al desgaste en esta legislatura tan difícil? ¿tiene EEUU capacidad real de imponer sanciones económicas a España (o a media Europa) cuando la caída del dominó europeo puede hundir la economía mundial? Y dos más: ¿tendrá alguna influencia la opinión de las operadoras? ¿hay realmente unanimidad en el Gobierno sobre este punto? Invito a los lectores a echar un vistazo al documento con 25 reformas estructurales que propuso el think tank FEDEA; en dicho documento hay un epígrafe dedicado a la propiedad intelectual, y sus recomendaciones son del todo contrarias a las declaraciones de Wert, y en la línea del PS francés.

Publicado por: Homelandz 26/12/2011

Carta abierta a Jose Ignacio Wert:

http://www.emenavarro.es/archives/1007

Un adelanto del colectivo de creadores que se va a juntar para decir lo mismo.

Los autores han despertado. Jaque mate.

Publicado por: Julia 26/12/2011

A EL DE ABAJO ABAJO: ¿Me puedes explicar lo de la hipodresía, por favor? ¿Cómo un argumento jurídico puede ser hipócrita? Obviamente, yo no pretendo cobrar nada. Solo digo que las grandes compañías se están beneficiando de la difusión de sus obras que se hace a través de internet y las redes sociales y, encima, pretenden criminalizarnos.

A ZHEPO: Soy abogado y te aseguro que nunca he visto un contrato de producción discográfica o de cesión de derechos con un reparto del 50%. ¿De verdad existen?

Publicado por: ZHEPO 26/12/2011

Quiero dejar claro que la ley Sinde no persigue a los usuarios y yo estaría en contra de cualquier ley que lo haga. Precisamente por lo que apunta JULIA, que todos tenemos derecho a realizar copias para uso privado.
Internet ha modificado la forma en que funciona la industria cultural, primero el cambio se produjo en la música, más tarde en el cine y ahora llega al mundo editorial, pero ese cambio aún no ha generado un modelo de negocio viable... quizás tengamos que esperar un poco y sigo pensando que hay vías para hacerlo, como escribí al final de mi primer comentario.

Otro apunte, los contratos editoriales de las discográficas suelen ir al 50% en derechos o como mínimo el 60-40%. De lo que reciben un porcentaje bajo es de la copia de un CD o Vinilo, pues SGAE marca el 10% del precio de venta al distribuidor, que ronda los 6-8 € por unidad.

Publicado por: Papus 26/12/2011

Nos no engañemos no se está hablando de propiedad intelectual. Se esta porfiando por los derechos de explotación de la obra y su reparto, que es algo bien distinto, y corresponde a los distribuidores, no a los creadores. Se ha creado un Cártel que esta obstruyendo la difusión y nuevas formas de distribución de la Obra, y por tanto el beneficio de los autores y creadores.


Hay que emancipar a la cultura de la explotación intensiva.

Publicado por: Papus 26/12/2011

Su editor, y muchos otros, probablemente sigan viviendo de las rentas de la publicación del Quijote. Pero no han innovado mucho su negocio desde la impudicia cervantina.


Solo quejas y proteccionismo legal. Ni una sola propuesta de reconversión industrial. Latifundismo cultural, derechos medievales hasta el fin de los tiempos, el creador, expuesto y dependiendo del explotador comercial de su obra en las peores condiciones.


Proxenetismo Cultural.

Publicado por: Maik 26/12/2011

Para ZHEPO: puede que mi opinión sea la típica y tópica fruto del desconocimiento y la ignorancia, pero estoy seguro que vuestros sesudos e inteminables debates no van a alumbrar una solución, si no más bien todo lo contrario. Esta crisis ha puesto de manifiesto como nunca antes que el mercado y la industria solo buscan una cosa, y están dispuestos a pasar por encima de nosotros (como ya estan haciendo) para conseguirla. Todo con el beneplácito y la participación de la política y por supuesto, de la cultura, que en vez de agitar espíritus ha preferido adormecerlos. Otra cosa que en vuestro debate se os olvida decir simpre: la del enorme deterioro de la calidad de la mayor parte de productos culturales (música y cine sobre todo), que es el reflejo del alma podrida de la industria cultural. Decidme y llamadme lo que queráis, pero para mí esto es solo el principio, internet o su evolución dará por fin a la gente el poder que nunca tuvo. 15-M, primaveras varias... esto no ha hecho más que empezar...
Ya ves que mi opinión es de "masas", soy lumpen y nunca dejaré de serlo, pero menos mal que estáis los intelectuales para arreglarlo todo, todito...

Publicado por: El de abajo abajo 26/12/2011

¡Cuánto Avellaneda hay suelto por la Red! Me pregunto qué pensaría Cervantes en este interesante debate.
Por cierto, un dato muy importante: Cervantes murió pobre como las ratas, pese a haber escrito el mejor libro de la historia.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

BABELIA

Sobre este Blog

Papeles perdidos es un cajón de sastre de la cultura y la creación, elaborado por el equipo que hace cada semana Babelia, la revista cultural de EL PAÍS. Es el blog literario de este periódico que busca acercar el universo del libro a sus lectores. Como dijo alguien sobre la cerveza de botella y la de barril, "lo mismo, nomás que diferente".

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal