Papeles Perdidos

AVANCE LITERARIO

Stephen King regresa al pasado para salvar a J. F. Kennedy

Por: Abel Grau13/03/2012

Jfk2

Fotograma de JFK, de Oliver Stone.

 

Si una encuesta preguntara qué hecho histórico cambiaría usted para enmendar el curso del trágico siglo XX, la opción más votada sería seguramente eliminar a Adolf Hitler, pero a no mucha distancia seguiría la de evitar la muerte de John Fitzgerald Kennedy. ¿Cómo sería el mundo si el carismático, telegénico y mujeriego presidente estadounidense hubiera sobrevivido al atentado del 22 de noviembre de 1963 en Dallas? Esta realidad alternativa (muy estimada por la cultura pop) es la que explora Stephen King en su nueva novela, 22/11/63, que deja de lado las historias de terror y se adentra en la ciencia-ficción a través de la aventura de un profesor de instituto que regresa al pasado con una misión: cazar a Lee Harvey Oswald y salvar a JFK. Babelia te ofrece un avance de las primeras páginas de la novela -seleccionada por The New York Times en su lista de los diez mejores títulos de 2011-, que publicará Plaza y Janés la próxima semana.

 

No ha sido una historia fácil para el maestro del terror, que la ideó hace 40 años. “Originariamente intenté escribir este libro hace mucho, en 1972. Abandoné el proyecto porque la investigación que acarrearía parecía demasiado ardua para un hombre que enseñaba jornada completa”, explica King en el epílogo. “Había otro motivo: incluso nueve años después del suceso, la herida era demasiado reciente. Me alegro de haber esperado”. No ha sido tiempo perdido, que digamos. Desde entonces ha escrito unas 50 novelas (con hitos como Carrie, El resplandor, It, Misery...), ha vendido millones de libros, ha sido adaptado con éxito al cine y la televisión, y a pesar de ser vilipendiado por la crítica más elitista ("escritor de folletines baratos", lo llamó el mandarín de mandarines, Harold Bloom), se ha convertido en el monarca mundial del género, creador de un universo magnético, exuberante y pavoroso. Después de todo eso, King tomó distancia. Hace un par de años rescató el proyecto y se zambulló en la abundante bibliografía sobre el magnicidio. El resultado ha convencido a la exigente crítica de The New York Times, que ha calificado la novela como “una de las mejores historias sobre viajes temporales desde H. G. Wells”.

11 22 63 stephen kingLa novela narra la aventura de Jake Epping, un maestro de instituto en un pueblo del estado de Maine, treintañero y recién divorciado, que descubre un pasadizo temporal en la despensa de un restaurante. El dueño del local, Al Templeton, le muestra el insólito hallazgo. La brecha da entrada al 9 de septiembre de 1958, exactamente a las 11.58, cinco años antes del asesinato de Kennedy. La ventaja es que, independientemente del tiempo que el viajero pase allí, al cruzar de vuelta tan solo han transcurrido dos minutos en el presente. Y todo se reinicia.

 

Al ha utilizado ese agujero temporal varias veces en incursiones breves (por ejemplo, para comprar carne de ternera a precios de hace medio siglo) pero su gran sueño siempre ha sido detener a Oswald. Con todo, ya es demasiado tarde para él, porque padece un cáncer irreversible. Pero Jake debe intentarlo. “Si alguna vez quisiste cambiar el mundo, esta es tu oportunidad. Salvar a Kennedy, salvar a su hermano, salvar a Martin Luther King. Detener los disturbios raciales. Impedir Vietnam, tal vez. Deshazte de un miserable descarriado, socio, y podrás salvar millones de vidas”. La misión, sin embargo, no es tan sencilla. No vale con localizar al francotirador y quitarlo de en medio. La autoría del magnicidio es una cuestión embarrada y Oswald podría no ser el único responsable. De ahí arranca un thriller con una doble investigación: desentrañar qué qué ocurrió realmente aquel fatídico día e indagar sobre lo que podría haber sucedido de seguir Kennedy con vida.

 

Epping asume el reto y, una vez en 1958, adquiere una nueva identidad con el nombre de George Amberson, profesor de literatura en el instituto de una pequeña localidad cercana a Dallas. Allí descubre el día a día de la América de mitad del siglo XX, que King describe con gran viveza. Son los orgullosos Estados Unidos de Eisenhower, con grandes Fords, espesas nubes de tabaco, hamburguesas como ya no se hacen, baseball "como debe jugarse" y el volcánico rock de Elvis; aunque también sea aquel país de prejuicios raciales y mujeres sometidas al varón. (Es la misma sociedad de Regreso al futuro y Mad Men). Tiene cinco años para disfrutarlo. Así, la gran misión se mezcla con la vivencia íntima, y mientras sigue los pasos de Oswald comienza un romance con una joven bibliotecaria, Sadie Dunhill, en una América optimista pero atemorizada por la crisis de los misiles y el temor al holocausto nuclear. Sin destripar mucho la trama, se puede avanzar que la manipulación de la historia no es tan sencilla como plantea Al, y que incluso cuando parece que se ha logrado, sus consecuencias son imprevisibles. Valga apuntar tan solo que las biografías de personajes como Paul McCartney y Hillary Clinton sufren modificaciones notables.

 

Eso sí, quienes busquen aquí nuevas revelaciones sobre el magnicidio, no las van a encontrar, tal como advierte King. “Dos preguntas siguen pendientes: ¿fue de verdad Lee Oswald quien apretó el gatillo y, en caso de serlo, actuó solo? Nada de lo que he escrito en 22/11/63 ofrecerá respuestas a esas preguntas, porque el viaje en el tiempo solo es una interesante ficción.” Una ficción sobre el universo Kennedy que, con todo, ofrece al autor un estupendo campo de pruebas para abordar cuestiones de calado. Como ya demostraron Don DeLillo en Libra, que se adentraba en la turbulenta vida de Oswald, y James Ellroy en América, que transcurre en el mismo período (1958-1963) e indaga en las conexiones entre la CIA, el FBI y la mafia y su papel en el magnicidio.

 

En este caso, sirve a King de excusa para meditar -apunta Erroll Morris en The New York Times- "sobre la memoria, el amor, la pérdida, el libre albedrío y la necesidad. Es un cañón de novela, llena de respuestas a las preguntas: ¿Puede un hombre marcar la diferencia? ¿Se puede cambiar la historia, o vuelve a su sitio de un chasquido como una goma elástica? ¿El amor triunfa por encima de todo? (El gran tema)”. Y aunque al principio dijimos que King deja de lado el terror, no es exactamente así. Como señala Morris, en 22/11/63 el horror está imbricado en el día a día, es algo a la vez familiar, indiferente a los seres humanos e inexorable: es el tiempo.

Puedes leer aquí las primeras páginas de 22/11/63

comentarios 31

31 Comentarios

Publicado por: Jorge P.G. 13/03/2012

La virgen, la de libros que se han escrito sobre Kennedy.

Publicado por: pedro 13/03/2012

La respuesta es sencilla. En realidad se viajó al pasado y lo evitaron… 50 veces. La vez 51 triunfó porque quienes querían impedirlo se cansaron y quienes querían matarlo no; la ocasión 51 fue la protagonizada por Oswald, Hubo otras 50.

Es lo que tiene la ciencia-ficción de verdad. King no Hace ciencia ficción aquí. Lo bueno sería que nos contase realmente la conspiración, novelada, vale, y el impacto de la supervivencia de Kennedy en una especulación creíble, pero eso exige trabajo. MucHo. Y saber del tema. Se llama UCRONIA.

Publicado por: MenTHOR 13/03/2012

Buen argumento... un líder que se enfrentó a los más poderosos y se lo cargaron.
Necesitamos más Kennedys en cada país.

Publicado por: Rafael Fernandez 13/03/2012

Hola...mi pregunta es porqué siempre dais publicidad al grande, al famoso en "El país" y no al desconocido...soy mucho más valiente escribiendo que King...he vendido más de 2000 ejemplares de mi novela en 9 meses, sin ayuda de ningún medio, sólo por recomendación de los lectores. Es una novela...muy bestia. Aquí 46 páginas gratis en PDF.
http://www.micabeza.net/wp-content/uploads/20polvos46.pdf
Gracias.

Publicado por: sergio carioni 13/03/2012

Si se hubiera salvado JFK? Hubiera terminado arrojando la bomba atomica sobre Vietnam.Si,era simpatico,era joven,familia rica(a partir del trafico de licor durante la Ley Seca) tenia a Jackie....en fin.Pero la historia es ingrata:el malo de la pelicula es NIXON quien retiro las tropas de Vietnam y fue a visitar a MAO.JFK fue quien comenzo la guerra...hasta pretendio invadir Cuba en promesas hechas a la MAFIA.Y a la COSSA NOSTRA hay que cumplirle...de lo contrario te pueden poner 3 balas en la cabeza.Claro,no solo ellos,fue una megaconspiracion...y es muy probable que NUNCA se sepa quien fue el verdadero autor intelectual del crimen.sc

Publicado por: Gaia 13/03/2012

Efectivamente, como dice el amigo mexicano Luis, su país también es Estados Unidos, al igual que lo fue Brasil hasta hace poco. Soy anglo-española y coincido con la persona que sale al trapo sobre la dificultad de traducir al inglés la palabra 'estadounidense'. Bien, es el problema del inglés, no de otros idiomas. Porque, de lo que se trata es de poner freno a un colonialismo cultural que ambas partes de la ecuación dan por bueno cuando no lo es.

Publicado por: Eva 13/03/2012

En realidad la parte concerniente a cómo sería EEUU si Kennedy siguiera vivo apenas si ocupa un par de páginas hacia el final del libro.

Publicado por: diegÜito 13/03/2012

Sería algo así como "unitedstater" pronunciado "iunaitedsteiter" Como el de New York "Newyorker"

Publicado por: diegÜito 13/03/2012

Sería algo así como "unitedstater" pronunciado "iunaitedsteiter" Como el de New York "Newyorker"

Publicado por: diegÜito 13/03/2012

Sería algo así como "unitedstater" pronunciado "iunaitedsteiter" Como el de New York "Newyorker"

Verifica el comentario

Vista previa del comentario

Esto sólo es una vista previa. El comentario aún no se ha publicado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Se ha publicado el comentario. Publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Publicar un comentario

BABELIA

Sobre este Blog

Papeles perdidos es un cajón de sastre de la cultura y la creación, elaborado por el equipo que hace cada semana Babelia, la revista cultural de EL PAÍS. Es el blog literario de este periódico que busca acercar el universo del libro a sus lectores. Como dijo alguien sobre la cerveza de botella y la de barril, "lo mismo, nomás que diferente".

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal