Papeles Perdidos

Literatura Juvenil

'Los juegos del hambre', la adicción de los no lectores

Por: Elisa Silió15/04/2012

LosjuegosdelhambreFernandoVicente

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fernando Vicente

 

Por sus cortos capítulos llenos de acción y tensión, como si de una serie se tratase, la trilogía de Suzanne Collins conquista a los poco lectores. Molino, imparable, se dirige ahora a los adultos mientras que la primera película se estrena el vienes.

“Un libro juvenil en el que 24 niños se matan entre ellos delante de las cámaras y sólo puede sobrevivir uno no puede venderse con una sinopsis de dos líneas. Hay que explicar más el argumento. En realidad es para gente con mentalidad joven, no sólo adolescentes", subraya Laia Esqué, editora de Molino. No le falta razón, porque el fenómeno Los Juegos del Hambre, de Suzanne Collins, mantiene una progresión imparable. Con sus más de 26 millones de libros vendidos en el mundo, la trilogía distópica está muy lejos de los más de 300 millones de Harry Potter -dirigida a un público más pequeño que el de Collins-, pero no hay duda que acortará distancias con el niño mago por su calidad, las excelentes críticas recibidas, y sobre todo, el trampolín de tres películas que van a estrenarse en poco tiempo (la segunda previsiblemente en otoño de 2013). Para empezar los estadounidenses han ido en masa a ver el filme y a comprar la banda sonora y los libros. Hasta el extremo de ocupar el primer puesto en las tres categorías. A su favor juega el que su argumento, lleno de acción (aunque hay espacio para el amor) en un escenario opresivo, atrae a más público que el meramente adolescente de sagas como la vampírica Crepúsculo.


Collins
Pero no todo ha sido coser y cantar. El tsunami Collis ha tardado en coger fuerza. Hay que remontarse a 2008 en el caso español. “Fue una decisión arriesgada y difícil aunque en realidad es un alegato anti-violencia y se tratan con elegancia las escenas sangrientas”, sostiene Esqué, que no había llegado a la editorial aún. Sin ningún ruido se comenzó a publicar en abril de 2009 y, desde el principio, disfrutó de una sólida base de entregados fans que actuaron de prescriptores. La autora tomó como partida el terrorífico mito del Minotauro para una trama que machaconamente se repite en la televisión estos días. Todo por la película homónima de Gary Ross que se estrena el próximo viernes.

Un chico y una chica representan a cada uno de 12 distritos de Panem –"el país que se levantó en un lugar antes llamado Norteamérica”, se cuenta en el libro- en un reality maquiavélico ordenado por el despótico gobierno del Capitolio. Los niños, mayores de 12 años, se ven obligados a pelear hasta la muerte en un escenario de bosques, mar y sabana en el que, para colmo de males, se ven atacados por toda suerte de fenómenos naturales. La cacería humana se conoce como Los Juegos del Hambre y es retrasmitida por televisión –es obligatorio seguir la tragedia en directo- como si de Gran Hermano se tratara. Van a morir, pero que no falte el espectáculo con lo que ello acarrea: entrevistas, melodramas pactados, modelos de infarto cuidadísimamente estudiados por los estilistas...

 

"Cuando vendí la idea de la serie de libros era ya una trilogía. Yo concibo los tres como los tres actos de una obra de teatro. Eso me simplifica la forma de continuar la historia. No ideo una continuidad, sino que sigo la misma pista desde cero. Cuando el primer volumen salió yo iba por el segundo borrador de En llamas, y eso me ayudó creativamente", explicó Collins en Babelia en una de las contadísimas ocasiones en las que la guionista de televisión ha hecho declaraciones. Tampoco se ha dejado ver en la promoción de la película, pese a ser una de sus tres guionistas.

    Tres años más tarde de su aparición, de Los Juegos se han vendido en España más de 120.000 ejemplares. Son datos de hace un mes, pues con el estreno del filme las ventas se han disparado aún más liderando todas las listas. Aunque en realidad la trilogía, muy bien traducida por Pilar Ramírez Tello, no ha abandonado los primeros puestos de los rankings de ventas desde que se publicase en 2010 la segunda entrega. Y lo mejor de todo para la editorial es quien se engancha con el primero no suele bajarse del barco. “No son datos científicos, pero calculo que el 80% compra el segundo y un 73% el tercero. Lo hemos visto después de navidades. Les regalaron el primer tomo y vienen a por el resto”, calcula Esqué que pone otro ejemplo: “Para el día que salía el tercer tomo en Israel se pidió a los niños que no fuesen al colegio y se quedasen en casa leyéndolo y hubo una campana masiva”, recuerda la editora catalana divertida.

    Del fenomeno fan da idea la que se organizó con  la publicación de Sinsajo, la tercera parte en 2010. "La editorial aprovechó la Feria del Libro de Madrid de ese año para organizar un evento molinero de lo más entretenido. En pleno fin de semana, bajo un sol radiante, y rodeados de árboles y libros, los tributos (los fans de Los Juegos del Hambre) acudimos en masa a la cita para ponernos delante de las cámaras de "Panem", recuerda Alba Úriz, seguidora y hoy al frente del blog de la trilogía. "Allí, uno tras otro nos fuimos sentando frente a la cámara y, además de explicar emocionados cuál era nuestro personaje preferido, le enviamos un mensaje a Suzanne Collins. Todavía no sabíamos qué iba a ocurrir, así que casi todos nuestros deseos fueron del estilo de "¡Suzanne, te pondremos un altar si no dejas que muera nadie y acabas con el Presidente Snow!" Y mientras cruzábamos los dedos por que la autora se portase bien2, sigue Uriz, periodista de la página de literatura juvenil El Tiramilla. Molino sorteó merchandising y hubo tiempo para que los fans charlasen.

Il_570xN_268273859

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

113011-blonds-sketch-400

 

La idea ahora es abrirse a otras franjas de edades, como ocurrió en Estados Unidos con las mamás Crepúsculo, y van por buen camino. Por eso acaban de sacar una nueva edición de los libros, copiada de la británica, con una estética más adulta y sintética: fondo negro con los símbolos de los juegos. El merchandising en las grandes superficies también funciona: chapas, camisetas, las mochilas de los concursantes, tazas… y en el top 1 el colgante y el broche del sinsajo, un pájaro con vital importancia en la trama. Aunque no se ha caído en el delirio de su país: línea de maquillaje, ropa ideada por famosos diseñadores para un número de la revista femenina In Style.

comentarios 20

20 Comentarios

Publicado por: Pilar Ramírez 15/04/2012

El éxito de un libro depende de muchos factores, y uno de los más importantes es la campaña publicitaria de la editorial, qué duda cabe. He traducido libros maravillosos que no se han vendido nada. Que la calidad de la traducción importe o no a la hora de vender un libro da para todo un debate. Sin embargo, lo que sí puedo afirmar sin temor a equivocarme es que, sin traductor, no hay libro que vender.

Publicado por: Hansel 15/04/2012

jajaja.. si claro,.. el éxito de este mamuth de proyecto publicitario será de la traductora.

esto es un trabajo de editorial. Aquí no hay nada que merezca la pena ser recordado,.. y las noticias de "lo bien que se vende" son acuerdos editoriales.

Publicado por: Alfonso 15/04/2012

El argumento me recuerda a una novela de Stephen King titulada «La larga marcha». También está ambientada en una sociedad distópica (poco descrita) en la que se organiza un reality con varios chicos jóvenes que deben correr por sus vidas durante días.

Publicado por: Pilar ramírez 15/04/2012

Gracias por los comentarios, Carpintero y Elisa. Los traductores somos unos pesaditos, es cierto, pero la idea es que se nos vea para que se valore nuestro trabajo y, por tanto, mejoren las condiciones. Aunque el libro es de la señora Collins, sin duda, y la admiro profundamente, las palabras con las que se expresa en español son mías, y yo soy la que las escoge y la que las une. Y unir palabras para recrear un original no es lo mismo que pegarlas entre sí con Superglue...

Publicado por: Elisa Silió (babelia) 15/04/2012

Efectivamente se me ha olvidado citar a Pilar Ramíez Tello y es imperdonable. Sin una gran traducción como la suya, las trilogía no habría tenido tanto éxito. Muchas gracias por recordarlo. Saludos

Publicado por: Paco 15/04/2012

A su vez plagio de un libro de Richard Bachman (Stephen King, vaya), de 1979, llamado "La Larga Marcha". A partir del cual se hizo una peli bastante cutre con Gobernator llamada "Perseguido".
Qué pesados estáis los traductores, la dichosa pancarta en todas las webs. El libro es de la señora Collins, punto pelota. A los traductores lo que hay que hacer es pagarles muy bien y cuidarlos mucho.

Publicado por: Carpintero 15/04/2012

¿Los libros los tradujo un espíritu? Porque en el artículo el nombre de la (excelente) traductora brilla por su ausencia y algo habrá tenido que ver con el éxito en España.

Publicado por: Andrés Alonso | www.Literanda.com 15/04/2012

El planteamiento literario me recuerda mucho a "La larga marcha", de Stephen King: una juventud hastiada, una prueba inhumana, supervivencia del más fuerte... Pero le daré el beneficio de la duda hasta haberlo leído.
Puesto que el libro lleva ya varios años publicado, es cierta garantía el hecho de haya sido el boca a boca lo que lo ha llevado finalmente a sus cifras de venta.
Un saludo

Publicado por: marco 15/04/2012

mala pelicula con aspiraciones artisticas....es de esperar que los 'gringosp abarroten las salas de cine...


Publicado por: oscar 15/04/2012

Este libro no es más que un plagio de Battle Royale.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

BABELIA

Sobre este Blog

Papeles perdidos es un cajón de sastre de la cultura y la creación, elaborado por el equipo que hace cada semana Babelia, la revista cultural de EL PAÍS. Es el blog literario de este periódico que busca acercar el universo del libro a sus lectores. Como dijo alguien sobre la cerveza de botella y la de barril, "lo mismo, nomás que diferente".

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal