Papeles Perdidos

72ª feria del libro de madrid

¿Se ha pensado más en vender libros que en crear nuevos lectores?

Por: Winston Manrique Sabogal31/05/2013

Feria-lectores-ulymartin

Visitantes en el parque del Retiro de Madrid durante la feria. Foto de Uly Martín

ESPECIAL DE EL PAÍS EN LA 72ª FERIA DEL LIBRO DE MADRID

El tema del día de nuestro especial de la 72ª Feria del Libro de Madrid tiene que ver con las propuestas que han formulado organizadores, libreros, editores y escritores de la cita madrileña. Sus reflexiones han coincidido en la necesidad de crear nuevos lectores y promover la lectura para garantizar el futuro del libro. Y surgen preguntas como estas: 

¿Acaso algo tan obvio como el fomento de la lectura se ha desplazado por la euforia de ganar dinero en ventas de libros y no invertir en los futuros compradores?

¿Acaso esta ausencia de verdaderos lectores ha contribuido a la fuerte caída de las ventas de libros en los últimos cinco años?

¿Qué hacer para crear nuevos lectores y retener a los que ya existen? 

Ocho protagonistas de la Feria responden: PUEDES LEER AQUÍ SUS RESPUESTAS

Este es el debate del día que planteamos en este foro abierto de Papeles perdidos, a partir del artículo central que publicamos hoy en EL PAÍS y que reproduzco a continuación con un vídeo en este enlace:

Se buscan lectores. Razón: el Retiro

por WINSTON MANRIQUE

…Y en el origen estaba el principio del futuro del libro… En la vuelta a la necesidad de crear nuevos lectores y de fomentar la lectura está el porvenir de la creación literaria y de la supervivencia de un negocio que enfrenta su quinto año de crisis consecutiva por la caída de las ventas. Sin nuevos lectores no habrá compradores de libros, coincide media docena de escritores, editores, libreros y organizadores de la 72ª Feria del Libro de Madrid, que inauguró una nueva edición (hasta el 16 de junio) en el Parque del Buen Retiro de Madrid. Una idea que resume César Antonio Molina, director de la Casa del Lector, escritor y exministro de Cultura: “Hubo un equívoco al pensar que lo importante era que hubiera compradores de libros, aunque los libros no se leyeran. Un error garrafal. Lo que hay que crear es lectores y una vez que se creen, ellos comprarán libros”. La idea la comparten escritores como Javier Gomá, que dio la conferencia inaugural de la feria, Luisgé Martín y Guadalupe Nettel.

El vacío está creado. La enmienda se quiere empezar.

La euforia por las cifras millonarias de ventas de libros es recuerdo. Desde 2008 caen de manera imparable, mientras, paradójicamente, las encuestas señalan un aumento en la lectura que dice practicar ya el 63% de los españoles (quienes leen al menos una vez cada tres meses), y uno de cada tres españoles no lo hace nunca. ¿Y, aparte de vender libros, qué hace la feria por promover la lectura y crear nuevos lectores? “Trabajar con los jóvenes y más pequeños en las actividades del pabellón infantil e involucrar a los padres de familia en esta tarea”, asegura Teodoro Sacristán, director de la feria.

La lucha por la reconversión de los hábitos de lectura se suma a la de la piratería. Si bien es cierto que entre quienes leen, el 58% lo hace, también, en formato digital —diez puntos más que hace dos años—, solo la tercera parte reconoce pagar por las descargas. Es decir, que siete de cada diez descarga gratuitamente los libros. Otra paradoja es que a mayor oferta digital por parte de las editoriales, mayor piratería. “Se ha quebrado la dinámica de una parte de la cadena del consumo cultural y se pone en riesgo la creación”, advirtió hace unos meses Javier Cortés, presidente de la Federación de Gremios de Editores de España, al presentar el barómetro de Hábitos de lectura y compra de libros 2012.

Por eso, las expresiones que se escuchan estos días en la feria son del tipo:

—¡Esperamos un pequeño milagro!

—Debemos garantizar nuevos lectores…

—Hay que cuidar a los libreros…

—Confiamos en remontar…

—Hay que afrontar la crisis con entusiasmo e ilusión…

Peticiones y plegarias al dios de los libros en una cita que es un termómetro de lo que pasa en el sector cada año. Así es que más de 800 editoriales españolas, un sector que da trabajo a unas 30.000 personas, e incluso el Gobierno —la industria editorial representa el 0,7 por ciento del PIB (el año pasado facturó unos 3.000 millones de euros)— estarán atentos a lo que suceda en los próximos 17 días en las 353 casetas.

En 2012 la feria registró una caída en las ventas del 19% respecto al año anterior, que a su vez había sido del 10% menos respecto a 2010.

Con dios de los libros o sin él, los que sí estarán más presentes que nunca serán los escritores que cumplirán religiosamente su ritual de ir a firmar libros y encontrarse con sus lectores. ¿Más de 400 autores?¿¡Más de 500, o incluso 600!? Lo cierto es que será una apoteosis de escritores ofreciendo sus libros firmados; y no solo los fines de semana, también habrá muchos de lunes a viernes, y no todos con novedades literarias. Todos con la misión de contribuir a las ventas. “Es una forma de agradecer a los lectores habituales y conquistar otros”, según Rodrigo Rivero, de la librería Lé y del comité organizador.

Con este panorama sembrado de incertidumbre otra arma para afrontarlo es con “más ilusión y optimismo, sin esto no existe la edición”, asegura Valeria Ciompi de Alianza. Para Pilar Reyes, de Alfaguara, una clave está en defender al librero, “el actor cultural más importante de la edición”, idea que Juan Casamayor, de Páginas de Espuma, refuerza: “Hay que crear un plan estratégico nacional para apoyar la red de librerías”. Ello, además, de que cada uno dentro del sector dé lo mejor de sí, afirman Ofelia Grande, de Siruela, y Ángeles Aguilera, de Planeta.

Diecisiete días que serán vistos como las cabañuelas para lo que queda del año.

* Lo dicho: ¿Acaso algo tan obvio como el fomento de la lectura se ha desplazado por la euforia de ganar dinero y no invertir en los futuros compradores?

¿Acaso esta ausencia de verdaderos lectores ha contribuido a la fuerte caída de las ventas de libros en los últimos cinco años?

¿Qué hacer para crear nuevos lectores y retener a los que ya existen?

PUEDES VER AQUÍ LAS RESPUESTAS DE OCHO EDITORES, LIBREROS Y ESCRITORES SOBRE LA FERIA Y EL FUTURO DEL LIBRO


ESPECIAL DE EL PAÍS DE FERIA DEL LIBRO DE MADRID 2013


comentarios 34

34 Comentarios

Publicado por: il gatopando 31/05/2013

Es que con el soniquete de las cajas registradoras no hay quien se concentre en la lectura. También de la literatura se adueñaron, los números.

Publicado por: LOA 31/05/2013

Deberían mejorar el precio de los libros, las novedades salen carísimas, incomprables, y las obras que nos han dejado grandísimos autores siguen teniendo un precio elevado, para mi elevado es cuando pasa de 12€ una obra de Tolstoi o Dostoievski, las cuales finalmente compras de segunda mano por 5€, además no sé el tipo de papel que usan las editoriales tipo anagrama, pero estaría bien que fuese reciclado. Y otra cosa, deberían darle más facilidades y mejores precios a las pequeñas librerías.

Publicado por: Pablo 31/05/2013

La industria editorial española está dominada por un cartel que busca una rentabilidad muy alta y para ello, no duda en vender basuras y utilizar el nombre de personas famosas para aumentar sus rentas. Somos un país que está perdiendo escritores de nivel a marchas forzadas, porque no interesan a a este cartel editorial. Y esto, no es lo más grave, el precio de los libros es desorbitado, una barbaridad en un país en el que siempre ha costado tanto inculcar la cultura y la lectura. Soy lector en español y francés y me sorprende el precio de los libros en Francia, más baratos que en España y eso que el salario mínimo es el doble. ¿Cuál es el problema de que los libros cuesten tanto en España?

Publicado por: María Moreno 31/05/2013

Sin duda, el principal error de la industria editorial ha sido dedicarnos solo a "producir libros" y dejar el fomento de la lectura y de la creación de lectores a "otros". Hay que recuperar "el prestigio de leer". Y hay que hacerlo, como apunta Patricia, en los colegios. Los profesionales nos tenemos que poner a disposición de los maestros, mediadores y familias para crear una gran comunidad de lectores que trabaje de la mano todo el año (y no sólo en ferias o días del libro), diseñando e implantando auténticos planes y experiencias de lectura en centros escolares. Siempre he pensado que Andrés Neuman ganaría por KO a Justin Bieber o a Messi en una clase de secundaria... Los profesionales y los autores deberíamos desarrollar una red de apoyo real, cercano y cotidiano en colegios y bibliotecas y situar esa colaboración en los primeros lugares de "nuestra agenda" política e institucional. Si el sector tiene algún futuro, pasa por la creación de nuevos lectores, inspirados, motivados y respetuosos con la creación.

Publicado por: Homero 31/05/2013

Habéis dado en el clavo con el titular. A la industria editorial española, de mentalidad extremadamente cortoplacista, lo único que le ha interesado es aumentar ventas, no lectores. Lo importante es que se compren libros, aunque luego no se lean.

El ejemplo más contundente de esta estrategia comercial con anteojeras es la de editar el libro en tapa dura a precios prohibitivos y luego editar el mismo libro en edición de bolsillo a un precio más asequible pasado un año o más. Se retratan ellos mismos.

Y ahora que no sean tan hipócritas de rasgarse las vestiduras por la escasez de compradores de libros.

Publicado por: ro 31/05/2013

Alguien ha pensado en el precio de los libros? Alguien ha pensado en la cantidad de tiempo y el poco dinero que tienen los jubilados? Alguién me explica porqué en Alemania se compra un libro de bolsillo a los tres meses de su publicación por precios que oscilan entre los 9 y los 14 €? Alguien ha pensado que es lo mismo que ocurre con el precio de las entradas de cine?. Abran por favor los ojos y sean conscientes de los ingresos que tenemos. Quizá así volvamos a leer y a ir al cine.
Ro

Publicado por: santiago f. puche 31/05/2013

¡Adiós a la palabra! ¡Hola a la imagen! Dame una foto y un breve comentario, que tengo prisa. Silencio y soledad son miedo. Pensar es miedo. Rápido y cómodo son las premisas. Leer está bien si tiene una contraprestación económica. Escriben los que ganan concursos. Leemos a los "cuarenta principales" que nos vende el entramado de las grandes coorporaciones de los medios de comunicación. Comprar un libro es un acto más de consumo. Hay que estar en la Feria. Me gustaría saber cuántos libros se quedarán esperando en algún anaquel a ser leídos... En fin, larga vida a la electricidad...

Publicado por: Daniel García-zarza 31/05/2013

Las palabras del Sr. César Antonio Molina, más conocido por sus cargos que por su obra, no casan bien con la realidad de la institución que le ha proporcionado una brillante poltrona (Fundación Germán Sánchez Ruipérez) que acaba de decidir el cierre de su centro de Salamanca, con 27 años de existencia y que en esta ciudad ha formado a varias generaciones de niños y jóvenes, entre los que he tenido la suerte de encontrarme. Creo que lo que falta en España son recursos de base (bibliotecas, libros a buen precio y hábito lector, tarea esta que depende en última instancia de cada uno de nosotros) y sobran proyectos como esa Casa del Lector que viene a ser la manifestación de la "burbuja" en el mundo del libro: aire, humo, envoltorio... y, por supuesto, rentas y visibilidad pública para unos "happy few".

Publicado por: Gustavo otero, 31/05/2013

Se empieza leyendo de niño y viendo a los padres leer, es un hábito que se consolida diariamente en casa y en la escuela. Pero también desde el gobierno, con un IVA carísimo para los libros, los recortes en bibliotecas, en educación en actividades de los ayuntamientos en el fomento de la lectura, todo suma en el fracaso lector además del fracaso como país, cuando las prioridades son otras es de esperar que los resultados sean estos.

Publicado por: Patricia 31/05/2013

La mejor forma de crear lectores es acercar los libros a los niños y eso se hace a través de las bibliotecas escolares. Nadie habla de ellas pero por norma carecen de personal apropiado y en estos momentos prácticamente ninguna tiene presupuesto para libros. Pero claro, nunca han sido muy atractivas políticamente, a ninguna autoridad cultural les importa. Son tan pequeñas que no se pueden ni inaugurar. Ahora en época de vacas flacas han sido las primeras en caer. No hace falta que vayamos muy lejos, en Francia, cada escuela tiene biblioteca de aula y una biblioteca por ciclo, con personal especializado y un fondo de compra propio. Así sí que se crean lectores rápidamente.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

BABELIA

Sobre este Blog

Papeles perdidos es un cajón de sastre de la cultura y la creación, elaborado por el equipo que hace cada semana Babelia, la revista cultural de EL PAÍS. Es el blog literario de este periódico que busca acercar el universo del libro a sus lectores. Como dijo alguien sobre la cerveza de botella y la de barril, "lo mismo, nomás que diferente".

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal