Papeles Perdidos

junio 2015

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          

72ª FERIA DEL LIBRO DE MADRID

Foro: ¿Deberían las editoriales apostar más por escritores noveles en español?

Por: Winston Manrique Sabogal03/06/2013

PUEDES VER AQUÍ EL ESPECIAL DE EL PAÍS SOBRE LA FERIA DEL LIBRO DE MADRID

¿Cómo se renueva y enriquece el universo literario de una lengua si son pocas las editoriales que buscan nuevas voces? 

El-anarquista-que-se-llamaba-como-yoLas editoriales españolas han reducido cada vez más la búsqueda de promesas literarias. Una tendencia que se ha acrecentado en estos tiempos de crisis en los que, en cambio, ha aumentado la búsqueda del pelotazo literario, del libro que les cuadre las cuentas de resultados, casi todos en pos del best seller. Incluso las editoriales medianas y pequeñas que habían asumido gran parte de esta función de ojeadores de debutantes han disminuido su misión.

 

Jesus-carrasco-intemperieA la luz del reportaje que publico hoy en la sección de Cultura de EL PAÍS sobre este tema (y que puedes leer AQUÍ) propongo el foro del día sobre esto: un debate para reflexionar entre todos sobre esta cuestión y, tal vez, dar ideas a las editoriales para que no dejen de descubrirnos nuevos escritores hispanohablantes.

Como dice Manuel Borrás, editor de Pre-Textos: “¿Qué sentido tiene la existencia de un editor si es incapaz de apostar por nuevos valores o por autores noveles?”.

Las editoriales quieren ir a lo seguro y cada vez son menos las que quieren apuntarse el merito de haber creído en un autor desde el principio. Prefieren que otros hagan esa misión, aunque cuando ya este autor tiene un nombre lo fichan para poder vender más libros. “El tejido editorial español no es muy favorable a este tipo de libros”, aclara Constantino Bértolo, editor de Caballo de Troya, especializado en otear el panorama literario en español y descubrir escritores. En general, explica, es complicado publicar a los debutantes porque no tienen nombre conocido y sus expectativas de venta son bajas.

Por eso las preguntas que hoy les propongo son:

1- ¿DEBERÍAN LAS EDITORIALES APOSTAR MÁS POR ESCRITORES NOVELES EN ESPAÑOL?

2- ¿QUÉ OPINA DEL DESCENSO EN LA PUBLICACIÓN DE ÓPERAS PRIMAS DE AUTORES HISPANOHABLANTES?

3- ¿QUÉ SENTIDO TIENE LA EXISTENCIA DE UN EDITOR SI ES INCAPAZ DE APOSTAR POR NUEVOS VALORES A POR AUTORES NOVELES?

A continuación el artículo que aparece hoy en Cultura:

Bajan las apuestas por las apuestas

por WINSTON MANRIQUE

Los jefes y Ojos azules son los títulos de dos libros que a mucha gente no les dirá nada, pero hoy sus autores poseen el Nobel de Literatura. El primero es el volumen de cuentos de Mario Vargas Llosa con el cual obtuvo el premio Leopoldo Alas en 1959 y el segundo el debut novelístico de Toni Morrison en 1970. Obras en países e idiomas distintos que en su momento pertenecían a dos desconocidos pero en los que un premio y un editor creyó. Un ejercicio de apuesta literaria que ha mermado con los años, a favor de la búsqueda de pelotazos literarios que cuadren las cuentas. En el caso de España la edición de nuevas voces hispanohablantes cada vez es menor.

Ir a lo seguro, parece, la consigna, ir a lo fijo, el mantra.

Una mirada sobre las 353 casetas de la 72ª Feria del Libro de Madrid en el parque del Retiro es la prueba. “Un análisis sobre nuestras mesas de novedades”, reconoce Juan Casamayor, de Páginas de Espuma, “muestra un predominio claro de la recuperación del clásico o clásico contemporáneo y la traducción, frente a la nueva literatura en español”. Algo que lamenta Casamayor, porque para él hay una parte insustituible del editor: “El compromiso con su entorno más cercano”. En este sentido, afirma, “editar a autores coetáneos y nuevos de mi lengua es una esencia”.

Tres serían los motivos de este descenso en las apuestas editoriales por nuevas voces hispanohablantes. La crisis económica, que evita este tipo de riesgos; la elección de ir por el camino de escritores y temas seguros; y el aumento en la facilidad de la autoedición; a lo que se sumaría una cuarta: la baja calidad literaria.

“El tejido editorial español no es muy favorable a este tipo de libros”, aclara Constantino Bértolo, editor de Caballo de Troya, especializado en otear el panorama literario en español y descubrir escritores. En general, explica, es complicado publicar a los debutantes porque no tienen nombre conocido y sus expectativas de venta son bajas.

“¿Qué sentido tiene la existencia de un editor si es incapaz de apostar por nuevos valores o por autores noveles?”, se pregunta Manuel Borrás, editor de Pre-Textos, que agrega: “Quien no arriesga no es para mí un buen editor”. No obstante, reconoce que la crisis tiene parte de culpa en la merma de estas apuestas, incluso en editoriales medianas, como la suya, y en las pequeñas. Precisamente las que habían asumido parte de esta función ante el vacío dejado por los sellos grandes que, según Borrás, “con o sin crisis, se han caracterizado por arriesgar lo mínimo en esta línea”.

Lo contrario a editoriales como Demipage, que dedica buena parte de sus títulos a noveles. Su compromiso, cuenta Paula Roses, es sobre todo con la creación contemporánea y, a partir de otoño, más con América Latina. Junto a obras individuales de debutantes, Demipage también los presenta en volúmenes colectivos junto a consagrados. Es el caso de la reciente Diez bicicletas para treinta sonámbulos, con relatos de Antonio Muñoz Molina o Luis Landero, al lado de otros con, según Roses, “gran proyección, como Guillermo Aguirre, Sara Mesa, Isabel Mellado, Eduardo Laporte o Ángela Medina”.

A los motivos de la crisis y poca apuesta premeditada, se suma el aumento en la facilidad para la autoedición en papel y digital, recuerda Chus Visor, de editorial Visor. Aunque una de sus consecuencias, aclara, es que los autores terminan sus libros demasiado pronto, “sin trabajarlos lo suficiente, mientras en Internet abundan los halagos desmesurados que suelen perjudicarlos”. A ello se suma, agrega, un motivo indiscutible, en el descenso de edición de óperas primas en castellano: “Los escritores no suelen leer lo necesario y lo hacen sin conocimientos literarios suficientes”.

Lo que sí hacen cada vez más las editoriales es presentar en España a autores latinoamericanos con buena acogida en sus países. Ya sea con su primera, segunda o tercera novela, pero ya bendecidos allá por crítica y/o público. Lengua de Trapo, con sedes en España y Argentina, se ha especializado en autores revelación, algunos en edición simultánea, como acaba de hacer con la bonaerense Ariana Harwicz y Matate amor. Aunque luego suceda lo que suele ocurrir: una vez descubierto el autor por una editorial pequeña o mediana, una grande lo ficha.

Con pocas o muchas óperas primas, la realidad es que en este curso 2012-2013 editoriales grandes, medianas y pequeñas han descubierto escritores bien recibidos por crítica y público. Autores que amplían el mapa de la literatura en español e invitan a no perderlos de vista. Es el rastro del futuro literario de creadores como Pablo Martín Sánchez, con El anarquista que se llamaba como yo (Acantilado), Jesús Carrero con Intemperie (Seix Barral), Juan Soto Ivars, con Siberia (El olivo azul), Rosario Izquierdo, con Diario de campo (Caballo de Troya), Jonás Trueba, con Las ilusiones (Periférica), Dolores Redondo, El guardián invisible (Destino), Víctor Sabaté, con El joven Nathaniel Hathorne (Rayo Verde), Ginés Sánchez, con Lobisón (Tusquets), Sergio del Molino, con No habrá más enemigo ( Tropo)..

 

LES RECUERDO LAS PREGUNTAS DEL FORO DEL DÍA:

¿DEBERÍAN LAS EDITORIALES APOSTAR MÁS POR ESCRITORES NOVELES EN ESPAÑOL?

¿QUÉ OPINA DEL DESCENSO EN LA PUBLICACIÓN DE ÓPERAS PRIMAS DE AUTORES HISPANOHABLANTES?

PUEDES VER AQUÍ EL ESPECIAL DE EL PAÍS SOBRE LA FERIA DEL LIBRO DE MADRID

comentarios 25

25 Comentarios

Publicado por: Francisco Piñero Fructuoso 03/06/2013

Quisiera publicar mí poemario me podrian ayudar gracias.

Publicado por: Nely García 03/06/2013

Perdón quise decir “malsanas”.
?

Publicado por: Nely García 03/06/2013

http://nelygarcia.wordpress.com. Si un blog permite comentarios con nombre usurpado y además con intenciones mal sanas, ¿por qué será?.

¿

Publicado por: Amparo Montoya 03/06/2013

En verdad que los escritores noveles tenemos muy pocas posibilidades de que el mundo conozca nuestras obras. Muchas editoriales nos publican pero hay que pagarles mucho dinero por adelantado, con el agravante que no tenemos la plena seguridad de que sí promocionen nuestro trabajo.

Publicado por: Nely García 03/06/2013

¿Porque no apostan por mis posias? Escribo posias que te llevan en circulitos hasta la infinidad mas infinita... Pero sola las vacas me entienden. ¿Porque será?

Publicado por: Aaron J Martin 03/06/2013

Deberían, ahora con la crisis es de donde muchos artistas como yo buscamos alguna salida

Publicado por: Marta Querol 03/06/2013

En realidad aunque poco, algo se publica a autores noveles, pero el problema es ése, que son noveles, y la editorial no invertirá en él más allá de la publicación, su obra no tendrá un lugar destacado en las librerías, las publicaciones del ramo lo ignorarán, y seguirá sumido en el anonimato, lo que hará que la editorial que ¿apostó? por él no vuelva a hacerlo.
Ese novel publicado, salvo que tenga un padrino que hable de él, algún contacto personal en Babelia o Página 2 para que lo entrevisten o reseñen, o suceda un milagro, no levantará cabeza.
Y es que no hay que ver solo la paja en el ojo ajeno. Como ha dicho Agencia Joyce, los medios pasan de autores noveles salvo cuando van precedidos de una campaña de marketing brutal. La realidad es que si una editorial (sobre todo si no es de las grandes) envía a X medios de comunicación la ficha de una novela de un desconocido ofreciéndosela para leer y reseñar, probablemente ni le contesten la mayoría, y si alguno lo hace será denegando el ofrecimiento.
Es una pena, pero es lo que tenemos.

Publicado por: il gatopando 03/06/2013

Antes uno escribía y poco a poco se hacía famoso. Hoy el sistema ha cambiado, primero alguien se hace famoso y luego escribe. Es mucho más rentable y si la literatura sufre por ello, que se joda.

Publicado por: agencia joyce 03/06/2013

¿Cuándo se ha visto en el Babelia, ya no digo la portada, sino una página dedicada al libro de un autor novel que haya escrito en lengua castellana?


He visto en el programa de la 2 de TVE PÁGINA 2 una entrevista con Ken Follet. Se me revolvieron las tripas. ¿Por qué Ken Follet accedió a quitar ese espacio a un autor novel que nadie conoce? ¿Por qué el periodista quiso quitar también ese espacio a un autor novel que nadie conoce?


Creo que las editoriales tipo ANAGRAMA andan ansiosas por encontrar un buen escritor novel. Yo creo que las editoriales sí leen todo lo que les llega. No pueden correr el riego de que se les pase un gran escritor. Es una leyenda eso de que las editoriales no leen los manuscritos. Es una leyenda creada por el orgullo herido de los autores.


Por otro lado, yo no creo que hoy en día alguien con menos de 40 años pueda escribir una novela que esté bien. Es un milagro que eso se pueda producir. Creo que nuestra generación lleva un retraso de diez años respecto a la de Faulkner o Baroja. Publicar hoy una novela de alguien de 30 años es como publicar en el año 1.945 a alguien que tuviese 20 años. Creo que el que quiera escribir una novela debe esperar a cumplir los 40.

Publicado por: El Caballero del nabo florido 03/06/2013

Quizá quepa remitirse a lo que dijo-creo recordar que- Goytisolo en una entrevista: las editoriales tienen que vender basura de venta asegurada para poder publicar un poquito de literatura buena (estoy parafraseando). Muy bien resumido, en mi opinión. Si una editorial se arruina por intentar publicar sólo buena literatura, o literatura novedosa, éso no le servirá a nadie, y a los escritores noveles menos que a nadie.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

BABELIA

Sobre este Blog

Papeles perdidos es un cajón de sastre de la cultura y la creación, elaborado por el equipo que hace cada semana Babelia, la revista cultural de EL PAÍS. Es el blog literario de este periódico que busca acercar el universo del libro a sus lectores. Como dijo alguien sobre la cerveza de botella y la de barril, "lo mismo, nomás que diferente".

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal