Cuidado con la historia de la deuda

Por: | 31 de enero de 2012

David Cameroon

Una cosa que por lo visto sorprende a mucha gente a la que le encanta recitar lo que la historia nos dice sobre los peligros de la deuda es el hecho de que Gran Bretaña ha registrado una deuda pública extraordinariamente alta en relación con el PIB durante la mayor parte de su historia moderna.

Pero yo me pregunto: ¿qué relevancia tienen esos niveles históricos de deuda para las inquietudes actuales?

Dejemos a un lado la idea de que la disciplina de los mercados de capital es en cierto modo algo nuevo. La cuestión que se me ocurre es que puesto que la verdadera carga de la deuda es el posible efecto distorsionador de los impuestos que se deben aplicar para pagar esa deuda, probablemente tenga importancia el que tanto la imposición fiscal como el gasto eran muy diferentes en el siglo XIX, e incluso en el período de entreguerras, a los de ahora. 

Estas diferencias son un arma de doble filo. Por un lado, el Gobierno era mucho más pequeño en aquellos tiempos, y el nivel de impuestos que se requería para pagar cosas aparte de la deuda era proporcionalmente bajo. Ahora bien, los efectos distorsionadores de los impuestos, al menos según las nociones más básicas de economía, son no lineales: el pasar de 40 a 45% crea una pérdida de eficiencia mucho mayor que pasar del 10 al 15. De modo que esto daría a entender que, en igualdad de condiciones, los pequeños Gobiernos del siglo XIX deberían haber sido más capaces de afrontar grandes niveles de deuda que los grandes Gobiernos de hoy en día. Pero las condiciones no son las mismas. Los Gobiernos modernos tienen una base imponible mucho más amplia que los Gobiernos de antaño; en vez de depender de los aranceles y los impuestos catastrales, tienen los impuestos sobre la renta, las retenciones a cuenta del IRPF y los impuestos sobre el valor añadido. Esto permite a los países nórdicos, por ejemplo, financiar unos estados de bienestar generosos con suma facilidad. De modo que podría decirse que la tecnología mejorada para recaudar impuestos compensa el hecho de que empezamos desde unos niveles de impuestos más altos, y muy posiblemente nos permita asumir niveles más altos de deuda que nuestros tatarabuelos.

En el caso concreto de Estados Unidos, el hecho evidente es que partimos de una imposición fiscal mucho más baja que muchos otros países avanzados, de modo que realmente no deberíamos preocuparnos por la proporción del PIB ligeramente más alta que tendremos que recaudar para pagar la deuda que hemos contraído durante la crisis. 

Pero el argumento general es que tenemos que ser cuidadosos cuando empleamos los niveles históricos de deuda; siguen siendo altamente sugerentes, y en lo que a mí respecta, no pienso dejar de citarlos, pero esta era es diferente, en al menos dos sentidos.

Historia fiscal europea

Vox, la página de política económica, presenta un buen informe en el que analiza el aumento en la relación deuda-PIB de las economías europeas en apuros.

Yo resaltaría esta observación: "Los pronósticos dan a entender que algunos países europeos tenían una postura fiscal poco responsable (en lo que respecta a la evolución de la relación deuda-PIB) mucho antes de la crisis financiera de 2008 y 2009 (Grecia, Portugal, Reino Unido); por el contrario, otros tenían una posición fiscal responsable (España, Irlanda, Italia)", según un análisis reciente de Gianluca Carpizo, un investigador de la Universidad de Catania en Italia.

Para entender lo que esto significa, necesitan saber que el PIB combinado de Grecia y Portugal está ligeramente por encima de los 500.000 millones de dólares (Gran Bretaña no está en crisis), mientras que el PIB combinado de España, Irlanda e Italia supera los 3,5 billones de dólares. De modo que las economías que ahora están en apuros, medidas según su importancia económica, seguían en su mayoría unas políticas fiscales responsables antes de la crisis. Así y todo, la respuesta europea ha estado basada en la premisa de que el derroche fiscal era el malo de la película.

Traducción de News Clips.

Hay 53 Comentarios

La solución a aplicar por estos demonios es siempre la misma: recaudar el maximo de impuestos a los tontos, no pagar impuestos ellos y privatizar todo para asi ir eliminando cuanto Estado les sea posible, asi pasará lo que ellos desean y les conviene: GANARAN MAS DINERO, CON CADA VEZ MENOS ESFUERZO, ellos usan la ley de mercado, te estrangulan para ver cuanto aguantas, cada dia un poco mas apretado. si aguantas pagar 5, ¿ por que no subirtelo a 6?

El dato de que el PIB combinado de España, Irlanda e Italia supera los 3,5 billones de dólares es tremendo.

Cuando se pide un crédito es porque se tiene claro, o debería, que cada año que pasa se va a ir amortizando (reduciendo). Es increíble que los políticos no sepan algo tan básico y tanto a nivel nacional como autonómico no hayan hecho más que ir agrandando la deuda año tras año, y desde mucho antes de la crisis. La cuestión es que ahora no se puede hacer desaparecer por arte de magia la deuda de la noche a la mañana. Ahora habrá que ir devolviendo el dinero poco a poco en la medida que se vaya pudiendo. Lo que sí que se puede hacer ya y que ayudaría mucho es dejar de pagar intereses, y es muy sencillo, tan solo hace falta voluntad política, que no la hay. Si no os lo creeis leed esto: http://www.wattpad.com/user/rubenvi

No solo España está al borde de la recesión sino todo Occidente, incapaz de hacer entrar a los gobiernos de China y demás países emergentes en los mismos planteamientos protectores de la sociedad (Estado de Bienestar) y del medio ambiente que tanto disminuyen la productividad de las empresas occidentales y provocan tanta deslocalización de la actividad y destrucción de empleo y de capacidad de financiación del Estado de Bienestar en los países centrales en beneficio de los países emergentes. Lo triste es que ningún gobierno occidental está planteando el problema en su justo término y que la crisis mundial cada día se está perfilando mejor

Deberías pedir perdón por el enorme daño que has hecho a España, con tus planes E y el gasto descerebrado del que convenciste a Zapatero hace tres años. Espero que estés contento, estamos así por tu culpa, aunque al menos te cargaste al PSOE por una larga temporada. Persona non grata, eso es lo que te deberían nombrar.

@El Banquero Anarquista: Como veo que esto es lo mas parecido a un diálogo de sordos entre tu y yo (al no participar nadie más), lo dejo porque no creo que podamos aportar nada que al otro le interese y como dice la canción "Yo te voy a borrar, de mi vida sacar. Ya no me busques más ya no toy pa eso" ... es broma, hasta la próxima.

@El Banquero Anarquista: Tú lo has dicho, no coincidimos en nada, excepto que yo fumo en pipa habitualmente y que me gustan los ilegales pero eso sí hasta "Chicos pálidos para la máquina" a partir de hay no tanto.

@ jose: Pues sencillamente porque otras personas ven al estado como una maquinaria perfecta pero solamente para eliminar los incentivos de las personas. Uno de los padres de la democracia, Thomas Jefferson, lo expresó a principios del siglo XIX y pocas veces se ha superado "Un gobierno lo suficientemente grande para proporcionar todo lo que uno desea, es lo suficientemente poderoso para llevarse todo lo que uno posee" ... si quieres más información busca cualquier libro sobre el comunismo en rusia y lo entenderás ..

@ fran48. Jau. Por manitú, si tú citar así Stiglitz, entonces Banquero poder fumar pipa de la paz con tú. Pero tener cuidado, muchos rostros pálidos libertarianos allá en el Lejano Oeste considerarte comunista por menos que eso, en menos tiempo que piar pollo. Jau.
Aparte de eso, cada vez que afirmo que el Reino de España no ha sido despilfarrador, debe sobreentenderse "... en términos relativos". Relativos con respecto a otros países de la UE. Incluso con aeropuertos soterrados, Spanairs, y otras cosas que mencionas, todo eso incluído, la deuda pública española fue modélica. Las burbujas de ladrillo son golosas por muchas cosas, también porque pueden sanear las cuentas públicas con cierta facilidad. En cuanto al plan E, cheque bebé y otros gastos fiscales que tanto se critican, en cambio, fueron intervenciones muy apropiadas, similares y simultáneas a las de China, UE, y USA. Estaríamos aún más defenestrados y peor si no se hubiera hecho aquel estímulo fiscal internacional coordinado G20. Desde el punto de vista Keynes&Cia lo malo es que no se pueda seguir aplicando eso durante 5-8 años porque es inviable políticamente.
De todos modos, es obvio que tampoco coincidimos mucho en política fiscal. Por tu parte defiendes que nos tenemos que apretar el cinturón (los de siempre) hasta que nos cruja alguna vértebra. Yo por mi parte defiendo un aumento del 100% en la plantilla de Inspectores de Hacienda como inversión pública muy rentable. Cada uno a su manera, claro. Paz, Amor y Los Ilegales con "Yo quiero ser millonario".http://bit.ly/xNTElZ
@jose. Pues la teoría dice que la iniciativa privada es más eficiente que la pública y por tanto la banca pública sería más torpe que la privada para gestionar las finanzas. Eso dice la teoría. En cuanto a la práctica, podemos estudiar qué tal les ha ido a las cajas de ahorros, con su fuerte composición pública, y sus abundantes chanchullos financiando aeropuertos soterrados, que dice J.Mota. He ahí el motivo por el que una banca totalmente pública no resulta excesivamente atractiva.
La iniciativa privada y los mercados, en definitiva, constituyen el sistema económico más corrupto, injusto e ineficiente que existe, no me alcanzan las palabras para describir sus miles de errores y horrores, el capitalismo es lo peor de lo peor... si exceptuamos todos los demás sistemas que han sido intentados sin éxito. Los humanos no damos para más.
Dicho todo lo cual he de añadir sin falta que desde 2007 la crisis ha dejado en evidencia muchos fallos del sistema, y uno de los más enojosos es el trato de algodón que se ha dado en diversos países y casos a la banca. Sucede que una banca fraccional es, de facto, semipública y por ello, si la banca se desmadra hasta tener que rescatarla, el Estado debiera reservarse el derecho de nacionalizar y/o de adquirir acciones de la compañía a cambio de la ayuda. Pero en la práctica se observa que esto no se hace, o no siempre. En USA el dinero público corrió el riesgo rescatando bancos quebrados de facto sin sacar beneficio al alza cuando los bancos rebotaron. Así es el sistema económico en el que vivimos. Algunos ingenuos siguen creyendo que el capitalismo existe. Yo ya estoy mayor para cuentos de hadas. Lo único que existe es el Lemon Socialism http://bit.ly/ACL95I o Crony Capitalism, por un lado y Cuba por otro. Pueden llamarme demagogo si les place, me es igual.
De la izquierda siempre se dijo que su lema era "Lo mío es mío y lo tuyo de los dos". Los ingenuos ahora están en la derecha, cuyo lema es "Los beneficios me los quedo y las pérdidas nos las repartimos como buenos hermanos".
Ese es el sistema mal llamado capitalista vigente a día de hoy.
Así que la banca nacionalizada es un foco de pelotazos, e ineficiente. Y la banca que hay es capitalista en la expansión y socialista en las recesiones. No hay más cera que la que arde. ¿Países decentes? Ni USA ni Alemania: los nórdicos. http://bit.ly/wdlpAn.

Muy buena las clases de economias que leo , me encantan pues son formativas y muy utiles Ahora yo pregunto ,todas por lo que veo son teorias liberales-mercadistas-politicas y economicas Yo pregunto porque se demoniza al estado siendo esta la maquinaria perfecta que puede estar al servicio de la gente?Porque si se nacionalizaron cajas y bancos , porque no fluye la economia a traves de dichos canales y se deja de lado la banca privada?

Y bueno, sobre Eugene Fana y su teoría de mercados eficientes, puede haber tenido muchas referencias no lo dudo, sobre todo cuando se habla del mercado de valores, pero de hay que es el más citado ... échale un vistazo a las referencias que citen a Robert Lucas o Paul Frugman U Olivier Blanchard o el el mismo Krugman, pero bueno como en todo lo demás también es discutible.
Y cómo tú dices, paz, amor y los grateful dead

Madrugador te veo … bueno efectivamente a Keynes no se le estudia en la Universidad de Chicago, aparte de la bondad de la decisión, en la que puedo estar de acuerdo o no, afortunadamente hay más universidades en el mundo, sólo hay que ir a la de Columbia, donde el bueno de Joseph Eugene Stiglitz seguro que da seminarios todos los años sobre Keynes, su obra y su visión. Así que sólo es cambiar el agua dulce por la salada.
Y respecto a que el estado español no ha sido despilfarrador, ahí como en todo cada uno tiene su opinión, pero cuando veo las cifras de vuelos de algunos aeropuertos, las cifras de ocupación del ave a valencia, las ayudas a televisiones públicas, a la cinematografía, a la sociedad de la información, a la música y danza, a la promoción cultural al exterior, a los incentivos a la localización industrial, a la financiación de partidos políticos, a la financiación de sindicatos, a la rehabilitación de la vivienda, la aportación al ADIF, a la competitividad de la producción agrícola, a la competitividad de la producción ganadera, al fomento industrias culturales, y demás partidas de los presupuestos del estado de años anteriores, junto con las absurdas políticas pseudos-keynesianas de estímulos fiscales llevadas a cabo por el gobierno de Zapatero (plan renove, plan E, cheques bebé, etc), pues me parece que frugal no han sido y lo peor, tampoco han servido para nada

@fran48. Los debates en foros abiertos están expuestos a intervenciones de lo más estrambótico, así que es saludable entrar en ellos dispuestos a repartir algo de leña si se tercia, igual que es civilizado reducir la presión cuando se puede. De modo que amigos, o al menos no-enemigos. Contertulios, sin más, y no es poca cosa.
Bien, celebro mucho comprobar que la “medida de moda” no siempre te parece mal. Por ejemplo, te parece estupenda para ajustarle los machos al Estado. Sin embargo las empresas y los empresarios siguen habitando el limbo de las cosas semisagradas, inefables e intocables. En fin, como dices, cada uno es como es. A ti las ratios te gusta mucho ajustárselas bien prietas al Estado pero a las empresas prefieres dejarlas a su aire. Ningún problema. Paz y Amor.
Por lo demás, que yo sepa la “ratio de moda” es que tan intrigados os tiene cuenta con cierta solera, lleva calculándose por ahí al menos desde los años 70. (US Census Historical Series X-393 Net Public and Private Debt by major sectors1916-1970 http://1.usa.gov/yl8Kgo). Aparte que es igual si lleva por ahí 100 años o 5, lo importante de un indicador es que sea útil, y dentro de sus limitaciones resulta francamente reveladora. Es que eso tan extravagante de poner en relación lo que debes con lo que ganas por unidad de tiempo... Los bancos solían hacerlo, cuando todavía tenían algún interés en la bobada esa del “control de riesgo crediticio”. Pero controlar los riesgos últimamente no ha estado “de moda” en la banca. Lo que estaba “de moda” era la desregulación y vender crédito al peso. Ya ves lo que son las modas. Me pregunto donde estaríamos si papá Banco de España hubiera dejado jugar a los críos en el charco subprime. Pero bueno, ese es otro tema.
En cuanto a tu criterio para elegir las lecturas… En las universidades freshwater/Chicago ni siquiera enseñan Keynes desde hace años, de modo que no siempre es un criterio muy fiable que algo no aparezca en la universidad. Eugene Fama posiblemente es el economista más citado del mundo y dice que no tiene pajolera idea de qué es una burbuja y que además le importa todo una higa http://bit.ly/x21jH6. Con ese panorama, aunque el libro de Koo sí que se enseña en universidades no me interesa por eso, sino porque procuro aplicar la epistemología de Agamenón y su por que ro. Cada uno es como es, Paz y Amor etc.
Hablando de por que ros... La deuda pública europea sería tan gestionable como la de Japón con tal de que los Merkozies pongan orden en sus deseos, temores y manías. La prima de riesgo no sube porque el Reino de España haya sido despilfarrador, que no lo ha sido. La prima de riesgo sube sobre todo por ese pequeño detallito de cubrir una posible ruptura del euro. Si la gente rehuye a España y sus deudas PUBLICAS no es porque tuviera muchas, sino en previsión de una fuga de capitales apoteósica con devaluación del 30%-40% en el valor de la pela. Si hay riesgo de que el euro se deshaga ¿tu dejarías la pasta aparcada en bonos en pesetas en lugar de pasarla a Bunds? Yo tampoco. Nadie que pueda zafarse de un corralito lo haría. O sacan su dinero de España o compran CDSs pagando primas de escándalo. Normalísimo todo ello.
¿Y la falta de ingresos por la recesión habida y la previsible? Pues importa mucho menos que el europánico, pero también influye, claro. Las ratios es lo que tienen. Tienen un numerador arriba y buscando con paciencia también suele haber un denominador por ahí abajo. Qué peligro, un denominador ahí abajo, haciendo cosas de esas que hacen los denominadores. Sí, puede que también influya en la prima de riesgo. Quizás deberíamos preguntarle a Eugene Fama para estar seguros del todo, pero puede que sí.

@El Banquero Anarquista: Cómo tú dices lo importante es hablar … y bueno quizás entendí como algo personal, la conveniencia de leer para saber la importancia o de tener mas interés en la retórica que en los datos y por eso, mi calificación de keynesiano …. Disculpa de todos modos.
Y respecto a los problemas de la deuda privada, pues sí, las empresas efectivamente están muy endeudadas, y probablemente muchos empresarios en lugar de invertir en sus empresas prefirieron invertir “su dinero” en pisos y terrenos, y eso nos lleva a un problema de crecimiento económico que sufrimos y seguiremos sufriendo. Bien pero según mi opinión, esto no evita que el estado tenga que realizar un desapalancamiento, y usando la medida de moda y la experiencia histórica en episodios similares, con una bajada del ratio deuda pública/PIB de 37 puntos porcentuales y sólo espero que los políticos sean conscientes de la que se están jugando (aunque personalmente lo dudo). Pero bueno ni tú me vas a convencer, ni yo a ti.
Y finalmente, es un tema personal. Cuando el señor Richard Koo aparte de ser economista del banco de inversión Nomura y de sus charlas invitado por sindicalistas de Europa, escriba un libro que se estudie en alguna universidad, pues me preocuparé de estudiarlo. Hasta entonces es uno más de los señores que intentan apuntarse al carro con teorías que probablemente nadie se acuerde de ellas dentro de 2 años. Y valga como ejemplo que Mr. Koo habla en defensa de la deuda pública europea y pone como ejemplo que Japón tiene una relación del 200% del PIB pero se olvida comentar que a un interés del 0,1%. Vamos igualito que en Europa y además y más importante, la gente cree que Japón paga sus deudas. Hace falta mencionar a Grecia y demás PIGS y su amorosa relación con la prima de riesgo ? . Y eso al final es lo que importa al inversor y no el tanto por ciento de deuda con relación al PIB (mirar mensaje anterior, unos 20 abajo).
Pero bueno insisto, cada uno tiene sus ideas … así que amigos.

@fran48. Pues sí, seguramente debes estar en algún punto entre el centro y la derecha, más bien al centro según en qué cosas, y yo entre el centro y la izquierda, más bien al centro según en qué cosas. En consecuencia, es inevitable que percibamos respectivamente demagogias en los post del interlocutor, claro, es lo normal. Aunque te recuerdo que el primero que me tachó de “típico keynesiano engañador” fuiste tú, pero en fin, pelillos a la mar.
Soy contrario al déficit en la expansión, pero no soy “liberal”. Soy contrario a la austeridad ahora pero eso no me marca como bolchevique salvo para algunos. Bueno coincidimos en algunos puntos y sobre el resto seguimos charlando tranquilamente. Defiendo a Krugman en más del 90% de lo que dice pero eso de que nos tenemos que devaluar los salarios un 30% se lo tiene que mirar más despacio, sí. Lo que pasa es que Krugman, antes que político, es científico, y su análisis le dice eso, tanto si le gusta a la izquierda como si no le gusta. Yo entiendo su análisis, pero creo que se le escapan algunos datos.
Que estés en contra del déficit cero en un año concreto es la misma postura que tengo yo y que defiendas superávits en expansión y déficits en contracción es ni más ni menos que lo que dijo Keynes, lo que dice Krugman, lo que dice Koo y lo que digo yo. Así que hay demagogia o desacuerdo sólo si se imagina, porque en todos esos puntos (cruciales) yo no los veo por ningún lado.
La inversión, aclaro, no es que sea “obligatoria” que la haga el Estado. No es eso lo que he dejado escrito. He dicho que es “el único que queda en pié con financiación disponible y con (posible) voluntad de ponerlo en juego”. Es muy distinto. Crisis de oferta y demanda también ok, de acuerdo. En cuanto a la crisis de deuda no, ahí no lo veo igual. La crisis de deuda-deflación se cura “reduciendo la deuda”. Pero es que sigo intentando trazar una distinción entre la DEUDA PUBLICA y la DEUDA PRIVADA. La idea de crisis de deuda-deflación (Fisher) vale la pena complementarla con la idea de crisis de balances (Koo: http://bit.ly/vRMjJC) y entender que son ante todo y sobre todo un EXCESO DE DEUDA PRIVADA. Que la solvencia del Reino de España está cuestionada no porque haya sido despilfarrador, sino porque, como muchos otros, su deuda pública tiene que tapar el socavón que deja la deuda PRIVADA, tiene que sujetar el sistema financiero.
Es que si seguimos sin ponerle el apellido correcto a la deuda, me da que no se entiende nada.
Mencionas el endeudamiento de familias, bancos y cajas… y veo que nuevamente olvidas mencionar el endeudamiento EMPRESARIAL. ¿Por qué?
A ver: “Las EMPRESAS se habían endeudado por encima de sus posibilidades y las EMPRESAS se han quedado con unas deudas extravagantes que muchos no pueden pagar”. No es tan difícil ¿no? Complacencia, ok, yo también la he mencionado. Pero el diagnóstico de “crisis de deuda + oferta” no lo veo. Hay capacidad sin usar a punta pala. Y una crisis de deuda-deflación-balances implica necesariamente una crisis de demanda. ¿O es que el consumidor endeudado gasta igual que si no estuviera endeudado? ¿La empresa cosida de deudas hace los mismos pedidos que si no estuviera acribillada?
Caramba, eso debería ser de cajón.
La frase famosa del alcoholismo está muy gastada. No es alcohol+alcohol. No todas las deudas son creadas iguales. Las hay PUBLICAS y las hay PRIVADAS. Y de lo que se trata es de COMPENSAR TEMPORALMENTE el ahorro compulsivo y aterrorizado de las corporaciones y hogares, sustituir deuda PRIVADA con deuda PUBLICA.
La metáfora del alcoholismo yo sé que se vende muy bien, pero en el fondo tiene la misma consistencia que el blandiblub, no vale un pimiento.
El punto donde veo casi imposible concordar es en cuanto a si los mercados funcionan o no funcionan. Percibo en mucha gente una especie de fascinación irracional con las maravillas del mercado que personalmente me deja completamente frío. Cuando el mercado funciona y para lo que funciona, funciona razonablemente bien, mejor en promedio que las empresas estatales y mejor en muchas cosas que una economía dirigida. Pero en su vertiente disfuncional, el mercado es un desastre, un nido de chorizos, ratas, estafas y golfería que merma la sociedad en lugar de aportarla y no tiene virtud alguna de qué presumir frente a los políticos, ni siquiera frente a un ciudadano cualquiera medianamente honrado.
Yo entiendo que hablar de este modo del mercado roza sentimientos cuasi religiosos y en consecuencia no veo probable entendimiento alguno en este aspecto. Aún así, tengo presente que en las cuestiones clave no hay desacuerdo alguno. Superávits en expansión y déficits en contracción. Pues bien, estupendo. Esa idea es fundamental.

@El Banquero Anarquista: Antes que nada aclararte que no sólo he leído a Krugman sino que además lo he estudiado en un seminario de Política Internacional. Otra cosa es que esté de acuerdo en en todo lo que dice, por supuesto. Y es más me gustaría saber que piensan esos españoles de izquierda que defienden a Krugman como el gran gurú keynesiano al que hay que seguir a pies juntillas, de la “devaluación interna” que defiende para España, cuando la propuesta de ese gran gurú es la reducción de salarios de un 30%. Pero bueno, ese es problema de Krugman y de la gente de Izquierdas.
Y bueno intentando comprender el resto de lo que dices, entre tanta demagogia, parece que dices que la gente de derechas ve bien que haya superávit cuando hay expansión y que ve mal, que hay déficit cuando hay recesión. Bueno pues depende ... yo me considero liberal (que imagino que estará incluido en la derecha) y estoy totalmente en contra del postulado de déficit cero en un año concreto. Yo considero que en época de expansión hay que tener superávit y no desperdiciarlo en malas inversiones para que cuando haya recesión podamos entrar en déficit y salir cuanto antes. Y al final la suma entre los déficits y los superávits sea cero, pero en un periodo de tiempo.
Y sobre el tema de la inversión y la obligación de que sea el estado el que la ejecute, simplemente te digo que igual que todo el mundo sabe que no se debe aplicar la misma cura a diferentes enfermedades. Pues bien, en economía también hay diferentes tipos de crisis: crisis de demanda, crisis de oferta, crisis de exceso de deuda, etc. Cada una de ellas exige un tratamiento específico. Las crisis de demanda causadas por una reducción del gasto privado se pueden solucionar con aumentos del gasto público. Las de oferta se arreglan reformando las estructuras productivas que limitan la productividad (reformas educativas, reguladoras, financieras, laborales, etc). Las crisis de exceso de deuda se solucionan reduciendo la deuda.
En españa, recordemos que la burbuja inmobiliaria tuvo dos consecuencias importantes. La primera era que el sector privado, principalmente las familias y los bancos y cajas, se habían endeudado por encima de sus posibilidades. Las familias habían comprado viviendas demasiado caras con la esperanza de que su precio seguiría subiendo. Y los bancos se habían endeudado (o, si quieren utilizar la jerga del sector financiero, apalancado) para poder recoger los beneficios que prometía el crédito a un sector inmobiliario insaciable. Al explotar la burbuja, unos y otros se quedaron con unas deudas extravagantes que muchos no podían pagar. La crisis era, pues, de exceso de deuda. La segunda consecuencia de la burbuja fue la complacencia: como las cosas parecían ir bien, nadie se daba cuenta de que la productividad de la economía no aumentaba a la par de los salarios y no se hacían las costosas reformas que debían preparar el terreno para el día que desapareciera el chollo de la construcción. A la crisis de exceso de deuda se le sumaba una crisis de oferta.
Pero en lugar de tratarla como una crisis de deuda con carencias de oferta, las autoridades la trataron como una crisis de demanda. Dado que los ingresos fiscales habían caído por la crisis, eso sólo se podía hacer a base de aumentar la deuda pública. Es decir, nos encontramos en una situación esquizofrénica ya que una crisis de exceso de deuda se intentaba solucionar con !más deuda! Era como intentar curar el alcoholismo con baños intensivos de vodka. No hace falta ser muy listo o no ser neokeynesiano para ver que eso sólo podía empeorar las cosas.
La idea de que los mercados no funcionan y que el estado debe intervenir llevó a los gobiernos a querer rescatar a todo el mundo, desde los bancos hasta los gobiernos amigos que no podían pagar sus deudas. Lo hacían como si sus recursos fueran ilimitados. En realidad, no tenían ni un euro y todo lo que gastaban para rescates salía de endeudarse todavía más. Hasta que, lógicamente, llegó el día en que los señores que les prestaban dinero dudaron de su capacidad para pagar.
Estamos, pues, ante una crisis de falta de confianza en una clase política que erró en el diagnóstico, aplicó remedios equivocados y ahora se muestra incapaz de encontrar soluciones ni de llegar a acuerdos creíbles.

@A Facebook User. Sí, tengo claro que la ratio Deuda Total / PIB no es el único indicador, y también lo señalan los mismos McKinsey y otros. Pero puedes comprobar que aludo a otros factores aparte de ese (el déficit por cuenta corriente, la camisa de fuerza del euro, etc). Pero de eso no se habla porque el único factor que parece importar es la deuda PUBLICA (dentro) y la DEUDA DE LOS PIIGs (fuera).
En cuanto a la productividad, las posibilidades reales de aumentar ingresos estatales todo eso… Hay varias formas de cascar un huevo.
En primer lugar, la mejor inversión de dinero PUBLICO que podrían y deberían haber hecho los Aznapateros es en i+D+i (que también es productividad ¿no?). Creo que ZP al menos algo hizo, más que Aznar, pero obviamente no lo suficiente. Las cosas como son, a todos nos iba muy bien lo del ladrillito. Ahora para colmo se van fuera los titulados superiores (y se llevan con ellos la inversión de dinero en gran parte PUBLICO que supuso su formación). Estupendo.
La segunda inversión más rentable que podría hacer este país es en Inspectores de Hacienda. Dado que dejamos de ingresar 25.000 Mills Eur / año por variantes de fraude y que los Inspectores llevan años reclamando un aumento del CIEN POR CIEN en la plantilla… Si redujeran un 50% el fraude dispondríamos de 12.5000 Mills Eur /año Eso, en un país que está patas arriba con consultorios cerrados y sin profesores para ver si consigue ahorrar 16.000 M. La pregunta clave es ¿por qué nadie lo propone, lo defiende, en fin, LO HACE? Pues que le pregunten a Garzón a ver si se le ocurre alguna explicación.
Por último, si por productividad vamos al rollo de que debemos someternos a una deflación interna del 20% etc … Esta es una de las pocas ideas que no comparto con Krugman, esa burra no la compro. Somos un país de curritos sobrecualificados 800euristas y aún así resulta que somos demasiado caros.
Sí, bueno, unos PIIGs mediterráneos y holgazanes es lo que somos. Y dos huevos duros: http://bit.ly/hv8l0F
La manera de arreglar la Hacienda PUBLICA es que haya CRECIMIENTO, y la INVERSIÓN para ese crecimiento, hasta nueva orden, sólo puede ser PUBLICA, el resto está en la UVI. No hay más.

PS: Reinhart/Rogoff gente competente, aunque el umbral de deuda pública que señalan como crítico me resulta un tanto arbitrario / discutible.

@Fran48. Puede que hayas leído a Keynes, pero no me queda claro que hayas leído a Krugman, porque ambos defienden lo mismo, al igual que Koo (ya tenemos el KKK) y muchos otros. Todos dicen lo mismo, y lo que dicen puede dividirse en dos mitades como una naranja.
La primera mitad de la naranja es algo muy sensato y con lo que no creo que nadie vaya a estar en desacuerdo, a saber: CUANDO LA ECONOMIA CRECE HAY QUE REDUCIR DEFICITS. ¿Nada que objetar, supongo? Además, aunque cobres pocos impuestos recaudas más y bajas déficits porque la cosa general va parriba. Este es el 50% de lo que dicen tanto Keynes como el resto. Esta mitad es muy sensata y a menudo no se cumple.
La segunda mitad de la naranja es "paradójicamente sensata", y es la que desata los aquelarres frenéticos, ya que se basa (oh, herejía) en que los mercados (oh, desilusión) no son perfectos, racionales y apolíneos como ha de serlo un trasunto de Dios (Pero ¿cómo se atreven?). No, no lo son. Y cuando los mercados fallan porque los animal spirits se suben a la cabeza y luego les da el bajón de la coca, ahí Keynes&Co venimos a decir que hay un pánico PRIVADO y el dinero huye a meterse en 2 madrigueras 2, a saber: (1) en tapar agujeros (reparar balances) y (2) en activos seguros, incluso con interés negativo (Treasuries, Bunds). Y al final del día, cuando los mercados fallan y el capital privado está refugiado o tapando agujeros, entonces el único actor que queda en pié sobre el campo de batalla, con dinero disponible y con posible voluntad de gastarlo para servir de magneto temporal y resucitar el motor es el dinero PUBLICO. Una proposición que si no fuera por el frenesí ideológico también se vería muy sensata, pero el hecho es que levanta ampollas allá por donde pasa. De modo que si la primera mitad era sensata y no se cumplía, esta segunda se aplica aún más difícilmente.
Juntando las dos mitades, puede verse una teoría que no es exactamente ni de izquierdas ni de derechas, sino que es “de derechas” cuando sube la marea y es “de izquierdas” cuando baja. Y también puede verse que en la práctica, tanto los Gobiernos griegos como GWBush, antes de la crisis, actuaron de modo totalmente antikeynesiano (por despilfarradores) y que la generalidad de los gobiernos, en 2010 como en 1937 entran fácilmente en modo de pánico austero, también antikeynesiano.
Tú dices: “la única alternativa que queda es la inversión”. Y Keynes&Co. respondemos: “La inversión es estupenda, sí. Pero ¿de quién?.
Porque el dinero PRIVADO está más que aparcado (¿¿bonos con intereses negativos?? Pero si están pagando para que les guarden el dinero). Y si el privado está aparcado, sólo queda un tipo de inversión, concluyen: HAY QUE INVERTIR/INYECTAR DINERO PUBLICO EN ESTA SITUACIÓN, Y SOLO EN ESTA SITUACIÓN, Y TODO EL TIEMPO QUE DURE ESTA SITUACIÓN, PERO SOLO MIENTRAS DURE ESTA SITUACIÓN.
¿España no puede? Bueno, tampoco puede Florida. Pero alguien puede. El Gobierno Federal en EE.UU puede emitir esos Treasuries que le quitan de las manos y sacar dinero y ponerlo a rodar por EE.UU.. La UE/BCE/Alemania y otros a los que les ha ido muy bien pueden emitir esos Bunds que se venden como churros y lo que saque y ponerlo a circular por la UE. Somos economías abiertas, hay efectos de spillover… Cuando las economías estén reiniciadas y con algo de inflación para aligerar la deuda, los Gobiernos tienen toda la libertad del mundo, si les da la gana, para ir haciendo mutis y dejando hacer al sector privado.
De modo que invertir sí, es estupendo. Pero ¿quién invertirá? Si lo PRIVADO está paralizado y lo PUBLICO se obsesiona con podar cuando es época de regadío, ¿quién va a invertir? ¿E.T.T. el extraterrestre?

Krugman dice: "...tendremos que recaudar para pagar la deuda que hemos contraído durante la crisis"
La pregunta es: cuando saldremos de la crisis para pagar esa deuda?

Krugman dice: "...tendremos que recaudar para pagar la deuda que hemos contraído durante la crisis"
La pregunta es: cuando saldremos de la crisis para pagar esa deuda?

Lo que se me ocurre comentar al respecto es que quizás el PIB no sea un vocablo unívoco, en el sentido que no todos los países ponderan a este valiéndose de los mismos items. Recuerdo haber leído alguna vez que en algunos países, por ejemplo se tenía en cuenta hasta el trabajo de las amas de casa en sus hogares, servicio este al cual se le asignaba un valor.

Dr. Johnson: Esa información que busca está perfectamente explicada en el libro "Esta vez es distinto (Ocho siglos de necedad financiera)" de los economistas Carmen M. Reinhart y Kenneth S. Rogoff. Si lo que busca es más orientado a España, precisamente Enrique Llopis está escribiendo una serie de artículos al respecto en la sección de economía de este periódico, que abarcan diferentes periodos de la economía española.

Perdona Edulan, sólo había visto el final de tu comentario. Efectivamente, los economistas keynesianos (Krugman entre ellos), no sólo hablan de la macroconomia en términos de demanda (como si la oferta no existiera), sino que cuando hablan de demanda lo hacen como si ésta solo consistiera en aumentar el gasto público y el déficit fiscal. Y es curioso porque si uno lee a Keynes (y no a los propagandistas que dicen ser seguidores de Keynes), llegará a la famosa frase sobre los “animal spirits” que movían la inversión. Y en una situación como la actual, en la que el gasto público se va a reducir por culpa de las nuevas reglas europeas, el consumo no parece que vaya a aumentar en un futuro cercano y las exportaciones netas son de difícil manipulación, la única alternativa que queda es la inversión.

Fran48 | 01/02/2012 15:55:15 dice:
"Para poder pagar, pues, el estado debería ser capaz de generar más ingresos que gastos (es decir, debería tener superávits fiscales). Justo antes de empezar la crisis, España tenía leve superávit fiscal..."
Muy interesante, pero ¿podría hacer, para mejor entendimiento de la cuestión, una sucinta relación de los déficits/superavits históricos españoles comparados con otros países como por ejemplo EEUU, UK, Japón y otros significativos y su tratamiento de la deuda por los mercados?

Estoy de acuerdo con el “@Banquero anarquista”, pero el ratio Deuda/PIB, no es el único a contemplar en el estrecho camino del pago de la deuda. Efectivamente en una economía estática es posible que este simple ratio nos diga algo, pero en sistema dinámico, solamente informa de la mitad del problema. El PIB encierra otro parámetro que es la productividad. Esta es una faceta muy importante en la composición del PIB, si un país tiene un PIB 100, con una productividad en descenso (aumento del número de parados, baja tecnología, umbral de estado de bienestar amplio) su capacidad reductora de la deuda está muy por debajo de otro país con ese mismo dato de un PIB 100, pero con una productividad mayor. En el primer caso al esperanza de un aumento del nivel de ingresos por medio de los impuestos es muy baja, ya que precisa unos aumentos lineales del PIB, cosa que no es precisa en el segundo caso, ya que la posición de la productividad genera la esperanza de los aumentos de ingresos vía impuestos mucho más certera. En el primer caso hay que tener mucho cuidado de que los impuestos no superen la barrera del 50% ya que generarán una total recesión, por su carácter disuasorio y confiscatorio, no dándose lo mismo en el otro país en el que el aumento futuro de productividad da una esperanza de aumento de recaudación, al margen de la obtención de dinero más barato.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Paul Krugman

Sobre el blog

La solución a la crisis económica pasa por la política. Paul Krugman, probablemente el economista más conocido del mundo, lo tiene claro. Desde su posición progresista –liberal, en Estados Unidos; de izquierdas, en Europa- prescribe su receta.

Sobre el autor

Paul Krugman

Cuando recibió el premio Nobel en 2008, Paul Krugman (Albany, Estados Unidos, 1957) ya llevaba casi una década escribiendo columnas en el New York Times. Da clases de Economía y Política Internacional en la Universidad de Princeton, antes lo ha hecho en la de Yale, donde se graduó, en la de Stanford y en el MIT.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal