Toda la verdad y nada más

Por: | 08 de febrero de 2012

Obama
Barack Obama durante el discurso del 24 de enero / SAUL LOEB (AFP)

El criterio, según Politifact, parece ser que un dato no es un dato si apoya la narrativa demócrata. En su discurso sobre el Estado de la Unión del 24 de enero, el presidente Obama afirmaba que "en los últimos 22 meses, las empresas han creado más de tres millones de puestos de trabajo. El año pasado, crearon el mayor número de empleos desde 2005".

Cosa que es verdad. Y punto. Pero Politifact inicialmente la calificó solo de "verdad a medias" porque "básicamente [el presidente] estaba atribuyéndose el mérito del crecimiento del empleo". En realidad no se atribuyó el mérito, y aunque lo hubiera hecho, un dato es un dato. No creo que esa palabra signifique lo que Politifact cree que significa.

Averiguar la verdad

Un lector hace una buena pregunta: ¿adónde debe acudir uno para comprobar que una declaración de un político es realmente cierta?

Por desgracia, la respuesta es que depende del tema de la declaración. La mayoría de las cifras económicas pueden corroborarse recurriendo a fuentes oficiales de datos como la Oficina de Estadísticas Laborales o la Oficina de Análisis Económicos, y muchas de estas cifras oficiales están a nuestra disposición en la excelente base de datos económicos de la Reserva Federal (FRED, por sus siglas en inglés) del Banco de la Reserva Federal de San Luis. Pero la respuesta más general es que hay que saber dónde buscar.

Ahora bien, se supone que la razón de ser de Politifact y otros sitios para la verificación de datos es hacer este trabajo para los lectores, de modo que estos no tengan que aprender a descifrar las estadísticas sobre la mano de obra, el comercio, el crimen o lo que sea cada vez que duden de alguna afirmación política.

Desafortunadamente, Politifact ha perdido de vista lo que se espera que haga. En lugar de limitarse a decir si una afirmación es cierta, está tratando de actuar como una especie de árbitro en lo que imagina que es un juego limpio: incluso si un político dice algo completamente cierto, se establece que solo es cierto en parte si Politifact tiene la impresión de que el dato se está usando para ganar una ventaja política injusta.

En el caso de la declaración de Obama sobre el empleo, Politifact afirmó primero que era una verdad a medias, y más tarde la recalificó a casi totalmente verdad, no porque Obama dijera algo incorrecto desde un punto de vista objetivo, sino porque Politifact percibió que el presidente intentó dar a entender que él había sido el responsable de las mejoras.

Esto es sumamente erróneo en dos sentidos. En primer lugar, la verificación de datos debería consistir en verificar datos, y no en intentar imponer cierto tipo de reglas a lo Marqués de Queensbury sobre cómo se nos permite usar los datos.

Además de menoscabar la labor, esto la convierte en algo totalmente subjetivo; fíjense en que Politifact ni siquiera estaba analizando lo que Obama había dicho, sino que analizaba su impresión sobre lo que podría haber estado dando a entender. ¡Dejen eso para los bustos parlantes!

Y en segundo lugar, en la práctica esto se convierte en un asunto partidista. La simple realidad es que, en el actual panorama político estadounidense, los republicanos cometen muchas más barbaridades con los datos que los demócratas. Lo siento, pero así es como son las cosas.

No obstante, Politifact quiere parecer imparcial. Si se limitara a ceñirse a los datos, podría decir, "Verán, nos limitamos a exponer los datos". Pero después de redefinir su papel como algo que va más allá de la verificación de datos y que consiste en dictaminar si estos se están usando en la forma "debida", se ve obligado a ser "equitativo", lo que termina traduciéndose en inventar excusas para las falsedades republicanas y encontrar formas de criticar las declaraciones verídicas de los demócratas.

Es una verdadera lástima.

Traducción de News Clips.

Hay 9 Comentarios

La autoridad conferida a una majistratura ,caso de la romana,permitia al consul ejercer de embajador de roma ,para todo asunto,por lo general militar;el papel se vuelve papelcuando esto existe ,las limitaciones al politico ejerciendo su poder en mayorias limitativas no dejan atras comentarios de opinión que estan bien ,pero no confieren el caracter de noticia alo que comenta,tod queda en papel y al día siguienete continua,aparecer.

Dotar a ciertas personas no institucionales de autoridad requiere no el veto sino el voto,que en este caso dependen de los jueces,es cierto que la realidad usa esta vincula al exterior por su labor como nación en poder.

Sí, pero lo que no se dice junto a las buenas cifras de empleo es que en EEUU en un año la población activa ha bajado 2,6 millones, que hay 12 millones de subempleados y 5,2 millones de desempleados de larga duración

La derecha en España y el partido republicano en EE.UU. actúan en clave de poder y no en clave de eficacia. La objetividad y la lógica no es cosa de ellos. La eficacia, con su objetividad y su lógica se la dejan al partido demócrata y a los socialdemócratas cuando las circunstancias les permite gobernar.
Mantener el poder supone tener un método para controlar: los mandos del ejército, el poder judicial, el poder económico, los medios de comunicación sin olvidar el poder religioso.¿Cómo controlan estas instituciones?. Crean sus propios filtros de selección a través de los barrios, las escuelas, las iglesias, y las Universidades. Reparten diplomas de competencia e incompetencia. Y quien se la hace, la paga, en un comportamiento mas propio de la “cosa nostra” que de otra cosa. Pienso en este momento en el juez Garzón, denostado ahora y apartado de su carrera por sentencia del Tribunal Supremo, por intentar esclarecer una financiación irregular del partido de derechas español. El mismo que lo encumbró a héroe nacional cuando metió a altos cargos del gobierno socialdemócrata en la cárcel por practicar la guerra sucia contra ETA. Lo que menos le importaba al partido de la derecha era la garantía júridica. Lo que le importaba, era ver al ministro socialdemócrata entrar en la cárcel y desgastar al "partido usurpador".
¿Se imagina, profesor Krugman, que Obama le eligiese a Vd, premio nobel y por tanto méritos no le faltan, para algún cargo económico importante. Las emisoras del Tea Party no le dejarían vivir, le ridiculizarían, se inventarían cualquier historia para desprestigiarle y lo conseguirían. Puede que incluso Obama se autocensure para evitar líos. Pueden hacerlo porque tienen el poder y tienen los medios.
Ese es el gran problema de los Demócratas de su pais y de la socialdemocracia en el mío que, aun gobernando, no tienen el poder. ¿Qué hacer? Eh ahí, el dilema.
Por si no se lo creen, piensen ¿Como es posible que si una población tiene su voto mas o menos dividido en torno al 50% entre las dos opciones. No se refleje esto ni en los mandos del ejército, ni en la judicatura, ni en los mandos de las corporaciones, ni en los medios de comunicación.?

Poco tiene que ver esta entrada con la realidad económica. Lo que se cuestiona es la imparcialidad de este tipo de agencia y su rol como informadores, y el sesgo político que está tomando en muchos casos. No desvirtúen la conversación.

excelente krugman. aunque no este de acuerdo con el, es bueno admitir que nos coloca temas importantes. en medio de tanta basura farandulera , interpretacion antojadiza....los numeros dan para todo. pero si no hay una verdad mas alla de la politiqueria nos volvemos locos y no sabemos a k atenernos.

Ya se sabe desde hace tiempo que el verbo hablado o escrito es susceptible de manipulación intencionada para provocar una interpretación errónea, en especial, por quienes están en posición de dominio de decidir y actuar con mayor conocimiento, herramientas y medios y por quienes además la tienen capacidad de influir por medio de quienes ofrecen cobertura y soporte de legislan a favor de los influyentes y mejor posicionados. Así pues, se necesitan urgente leyes y normas para penalizar a que quienes estando en posición de dominio de decidir y actuar con el mejor conocimiento y medios perjudiquen a la inmensa mayoría o a quien sea. Existe abundante jurisprudencia al respecto, hágase ya.

Snopes, opino similar. Mucho profesional, mucha experiencia, mucho bla bla bla pero nada. Nadie sabe nada, todo es subjetividad, condicionales, siempre que pase esto, si se mantienen las condiciones actuales... Ineptos todos, la verdad es azar mezclado de intereses poderosos que mueven todo a conveniencia de cada uno.

Un hecho más que pone de relieve que bajo la aparente objetividad de la ciencia económica que nos dicta actualmente las recetas de austeridad para salir de la crisis, no hay más que ideología política investida de imparcialidad por organismos que no son independientes.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Paul Krugman

Sobre el blog

La solución a la crisis económica pasa por la política. Paul Krugman, probablemente el economista más conocido del mundo, lo tiene claro. Desde su posición progresista –liberal, en Estados Unidos; de izquierdas, en Europa- prescribe su receta.

Sobre el autor

Paul Krugman

Cuando recibió el premio Nobel en 2008, Paul Krugman (Albany, Estados Unidos, 1957) ya llevaba casi una década escribiendo columnas en el New York Times. Da clases de Economía y Política Internacional en la Universidad de Princeton, antes lo ha hecho en la de Yale, donde se graduó, en la de Stanford y en el MIT.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal