El asombroso despliegue de mezquindad de un legislador republicano

Por: | 24 de abril de 2012

Ryan
El republicano Paul Ryan. / AP

En general, soy un hombre de números y conceptos, no de sentimientos. Cuando critico a alguien como Paul Ryan, el presidente republicano del Comité Presupuestario de la Cámara, hago hincapié en su irresponsabilidad y falta de honestidad, no en su evidente falta de empatía con los menos afortunados.

Aun así, hay veces —en el caso de Ryan y, más en general, en el de gran parte de su tribu política— en las que esa falta de empatía simplemente le deja a uno sin palabras. Harold Pollack, un catedrático de gestión de servicios sociales en la Universidad de Chicago, pillaba hace poco a Ryan calificando los recortes que ha propuesto en Medicaid, los cupones para alimentos y otras ayudas de “reforma del Estado de bienestar, segunda ronda” en unos comentarios que siguieron al anuncio de su último plan presupuestario y que indicaban que nuestro actual conjunto de programas de seguridad social es “una hamaca que adormece a personas no discapacitadas y las lleva a vidas de dependencia y complacencia”.

Oh, dios mío!

En The Reality Based Community Blog, Pollack escribía no hace mucho: “Yo vivo y trabajo en la zona sur de Chicago, cerca de cientos de miles de personas pobres a las que les harían mucho daño las políticas que el congresista Ryan defiende. Algunas están en paro. Otras trabajan duro cada día en puestos de trabajo horribles. Otras son estudiantes de primaria. No necesitan lecciones de un congresista claramente consentido sobre su ‘voluntad y sus incentivos para aprovechar al máximo su vida”.

Ante todo, si piensan que la reforma del Estado de bienestar ha sido algo estupendo, lean el extenso reportaje de Jason DeParle publicado en The New York Times y titulado 'Los límites del estado de bienestar dejan a los pobres a la deriva mientras la recesión nos castiga', sobre la desesperación de muchos estadounidenses pobres que intentan sobrevivir en una economía deprimida, sin la protección de la destrozada red de seguridad social. Hay que tener una incapacidad monumental para imaginar las vidas de otras personas para elogiar alegremente los resultados de la reforma del estado de bienestar en un momento como este.

Y si se paran a pensar en lo desesperado que hay que estar para tener derecho a los cupones para alimentos y a Medicaid, la idea de que estos programas fomentan la "complacencia" deja sin palabras.

Ah, y por supuesto, ser una persona "no discapacitada" en la economía actual no garantiza, ni remotamente, que uno pueda realmente encontrar trabajo, por mucho que se esfuerce en buscarlo.

Nos dicen que Ryan es un buen tipo. Y puede que lo sea, con la gente que conoce. Pero evidentemente no tiene la más mínima idea sobre las vidas de los menos afortunados, o el menor interés por ellas.

Origen de las apariencias engañosas

No me gustó la decisión del presidente Obama de describir a los republicanos como darwinistas sociales en un discurso a principios de este mes; no porque pensase que estaba equivocado, sino porque me preguntaba cuántos votantes entenderían su razonamiento. ¿Cuántas personas saben quién fue Herbert Spencer? (Él acuñó la expresión “supervivencia de los mejor adaptados”).

Resulta, sin embargo, que los intelectuales de derechas están furiosos porque... bueno, es un poco desconcertante. Una de sus quejas es que algunos darwinistas sociales del siglo XIX eran racistas; bueno, muchas personas del siglo XIX en general eran racistas, pero el racismo no es el fundamento de la doctrina.

La otra es que los conservadores modernos no quieren ver a la gente pobre morir en sentido literal. ¿Y?

Como dice Jonathan Chait, un analista de New York Magazine, la característica verdaderamente definitoria del darwinismo social es la idea de que las grandes desigualdades son necesarias y apropiadas. Y eso es sin lugar a dudas lo que cree la derecha actual, que es la idea que se pretende ocultar con toda esa falsa indignación sobre el calificativo de darwinista.

© 2012 New York Times

Hay 14 Comentarios

Un brillante artículo más del siempre incisivo e irónico Krugman. Aunque, una vez más, estropeado por una traducción muy deficiente y débil...

No sé quién habrá traducido este artículo, como tampoco sé qué tendrá en contra del signo de exclamación de apertura el responsable, ni por qué insiste sistemáticamente en traducir erróneamente la palabra inglesa «fiscal» por «fiscal» en español, cuando en realidad significa «presupuestario», algo que está contribuyendo de forma muy irresponsable a la labor de la traducción de este tipo de artículos, es decir, la transmisión de conocimiento. De lo único que estoy seguro es de que los artículos de un premio Nobel no se merecen ser emborronados de esta forma, ni El País puede permitirse tan mala reputación.

Es aún peor que eso, Carmen. Este tipejo pedía a comienzos de la década de 2000 une nueva burbuja para que la economía mejorara y sugería que una burbuja inmobiliaria sería una buena elección. Ahora se dedica a decir que una invasión extraterrestre impulsaría la demanda y mejoraría la economía. En fin.

Si desde la crisis del 2008, no me creo nad a de este expertoeconeomist.
No. Lo vio venir antes?
Cualquiera sabia que el. Team hipotecasharia aguas +tarde/+temprano
Ahora opina sobre Argentina, de manera penosa
de verdad puede creer erste experto en la bondad dell actual gobierno

Porfavor, ahorrense sus honotarios

PARA EUSEBIO.
La falta de miras y observación objetiva de la realidad influye en tu comentario en dos sentidos fundamentales:
1- La idea sobre Krugman que tiene la soiciedad norteamericana y que el postula,se sostiene en el ataque que los medios de comunicación USA (en manos en un porcentaje ampliamente mayoritario del loby neocom) a toda teoría económica que se atreva a poner en duda el diktat de sus postulados económicos.
2- En las universidades de USA hace tiempo que el loby neocom tiene el terreno llano para imponer a todos los efectos todas sus teorías económicas.De facto,es de dominio general que después del banco de pruebas que postularon en Chile,lo siguiente es exportarlo a nivel mundial(y al ver comentarios de esta índole,parece ser que cuentan con bastantes seguidores).

Paul Krugman es ciertamente muy conocido en USA sobre todo desde que le fue otorgado el premio Nobel en 2008. Sin embargo, es poco admirado, ampliamente criticado, tratado con absoluto desdén por la sociedad norteamericana. Se trata de un keinesiano común y corriente cuya agenda es incrementar sin límites el tamaño del Estado a expensas de gasto público. Esto lo convierte en un heroe para los derrochadores como España, Grecia, Italia, etc, pero un simple oportunista con una agenda oculta al servicio de intereses creados en países como EE.UU, Inglaterra, Alemania, etc

¿Será que los ricos perdieron el miedo a la revolución? Se ha dicho que las revoluciones no arreglan nada, puede ser, pero el miedo a la revolución probablemente si. El estado del bienestar, que ahora intentan hacer desaparecer, no lo regalaron, no lo olvidemos.

Los trabajadores hoy no tienen derecho al trabajo dadas las cifras altas de desempleo pero mas lejos de los números ,los unicos comodos empleados ,son la función publica,en favor del poder,el transito,transformador ,no lleva a ningun sufrimiento y por tanto el esfuerxzo falto de -algo constructor,de lo destruido y esto es nuevo pensar en volver atras si se tratara de una ciencia exacta o inductiva de conocimiento ,explicada en un libro ,nos acerca al uso de la informatica y las tecnologias pero el uso analogo y comparativo muestra el tiempo de retardo en las soluciones,no pretendemos soluciones,por tanto deberiamos esperar menos y encontrar el camino anadado en el empleo de nuestro esfuerzo,nadie duda que existen instituciones que nos muestran los valores catalogados en libros ,estop es dificil ,para salir adelante.
El sentido deportivo del estado lleva a aceptar riesgos no programables por la clase politica pero lo cierto es su inseguridad ,saran' las mayorias absolutas' tal debe ser el problema en el momento presente y se presenta como caduco,el tiempo restante sera idea de la inducción y nuestro tiempo ,sose si sera programable pero en parte,si.

Hemos iniciado un viaje atrás en el tiempo, vamos hacia el siglo IXX y puede que más allá. La austeridad extrema y la acumulación de riqueza por unos pocos traerá la desectructuración familiar y social en plena explosión demográfica mundial. La política neocon es el suicidio de Occidente y por tanto apretar más a los más débiles provocará una migración histórica en el poder económico, etc hacia las regiones asiáticas. De forma parecida el imperio romano se autodevoró y sumió a Europa en la edad media hasta su renacer, Asia estaba dormida ahora no. ¿Alguien por aquí piensa en las generaciones (las de todos nosotros, como colectivo) futuras?

Algo me funciona mal en el blog "El ojo izquierdo" de JMI y en "La voz de Iñki", pues de un tiempo a esta parte no entran mis comentarios. ¿Alguien me puede ayudar?. Gracias

Simplemente, este era en esencia el razonamiento malthusiano que está en la base de la selección natural darwiniana -y en efecto, de vuelta al discurso social en las nuevas formas neoliberales del viejo discurso de Spencer...
http://enjuaguesdesofia.blogspot.com

...nuestro actual conjunto de programas de seguridad social es “una hamaca que adormece a personas no discapacitadas y las lleva a vidas de dependencia y complacencia”...

...“supervivencia de los mejor adaptados”....

Diviértete con el mejor simulador político, económico, y militar, gratuito y por navegador web: http://xurl.es/n2yw0

El Partido Republicano comparte con el PP español la misma postura: las diferencias sociales deben existir, son buenas, y deben ser lo más amplias posible. Esta es una piedra angular del liberalismo español y norteamericano.
Para ellos, la gente que gana menos de cierta cantidad, no son verdaderos ciudadanos, no pintan nada y deben ser gobernados por la “gente de bien”. Yo creo que les gustaría quitarles en DNI, y se lo devolverían cuando sus ingresos superasen cierta cantidad.
Y apoyando el comentario de Stímulax: estoy hasta los huevos de que gobierne gente forrada de pelas. Quiero que gobiernen los pobres.

Antes de acceder a cualquier puesto de responsabilidad política se les debía exigir a los candidatos que vivan primero en condiciones de indigencia durante tres meses. 3 meses de homeless hace por la salvación de sus almas más que las prédicas de cualquier religión durante toda una vida.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Paul Krugman

Sobre el blog

La solución a la crisis económica pasa por la política. Paul Krugman, probablemente el economista más conocido del mundo, lo tiene claro. Desde su posición progresista –liberal, en Estados Unidos; de izquierdas, en Europa- prescribe su receta.

Sobre el autor

Paul Krugman

Cuando recibió el premio Nobel en 2008, Paul Krugman (Albany, Estados Unidos, 1957) ya llevaba casi una década escribiendo columnas en el New York Times. Da clases de Economía y Política Internacional en la Universidad de Princeton, antes lo ha hecho en la de Yale, donde se graduó, en la de Stanford y en el MIT.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal