La ilusión de Letonia

Por: | 14 de mayo de 2013

El columnista de Financial Times Martin Wolf escribió recientemente un artículo muy bueno sobre los intentos de poner a los Estados bálticos, especialmente Letonia, en un pedestal y afirmar que son la muestra de que la austeridad funciona. Principalmente, realiza observaciones que yo he realizado con anterioridad: que la producción sigue estando muy por debajo del máximo anterior, y que el desempleo sigue siendo muy elevado a pesar de la drástica emigración.   

Gráfico

Wolf añade que, en algunos sentidos, el ajuste de los Estados bálticos también resultó más fácil por el hecho de que son economías muy abiertas que tratan de alcanzar a las occidentales, por lo que fue relativamente fácil lograr un rápido aumento de las exportaciones. Sin embargo, hay una cuestión adicional que me gustaría plantear.

La gente que elogia a los países bálticos tiende a ignorar las observaciones de que el desempleo sigue siendo elevado y que la producción sigue estando muy por debajo de los máximos anteriores a la crisis y afirma que la elevada producción y la elevada tasa de empleo en 2006 y 2007 reflejan la burbuja por lo que no deberíamos esperar que vuelvan a registrarse. No creo que se den cuenta de lo problemático que es este argumento. 

En primer lugar, la idea de que una burbuja pueda inflar enormemente el producto interior bruto real y el empleo hasta superar unos niveles sostenibles es discutible. Sabemos que las economías pueden funcionar muy por debajo de su capacidad; que funcionen muy por encima de su capacidad es una premisa más difícil de defender. De hecho, es normal analizar las tendencias en la capacidad mediante la interpolación “máximo a máximo”, dando por sentado que los máximos son mucho más parecidos que los mínimos, y que el empleo “excesivo”, aunque puede producirse, no puede ser tan alto.  

GraficoII

En relación con lo anterior, piensen qué supondría este tipo de justificación para EE UU en la década de 1930. La economía estadounidense se desplomó desde 1929 hasta 1933, pero creció muy rápido desde 1933 hasta 1936. En 1935 ya estaba produciendo más que en 1924; en 1936 estaba por encima de su nivel de 1929. Entonces, ¿se había acabado la Gran Depresión? ¿Y era EE UU una gran historia de éxito? Pocos afirmarían eso; sin duda alguna, seguíamos estando muy lejos de donde deberíamos haber estado. 

Pero existe un fallo de lógica incluso más importante en la historia báltica tal como se cuenta. La afirmación es que la experiencia letona muestra que la austeridad funciona como respuesta ante una economía profundamente deprimida. Pero entonces, cuando señalas que la recuperación todavía ha dejado la producción y el empleo muy por debajo de sus niveles anteriores a la crisis, te dicen que, de todas maneras, esos niveles no eran sostenibles. ¿Ven el problema? Los defensores de la austeridad, al afirmar que el máximo anterior a la crisis no era un objetivo real, también están afirmando que la economía letona nunca estuvo tan profundamente deprimida de todos modos.

Creo que se equivocan en eso. Pero no se puede tener todo y afirmar que la austeridad es justo lo que necesitan las economías en apuros y luego justificar los resultados de Letonia diciendo que la expansión anterior era una ilusión.  

© 2013 The New York Times.
Traducción de News Clips.

Hay 5 Comentarios

A) Que "cachondo" es el tito Krugman, nos habla del PIB y se queda tan a gusto, olvidando u ocultando deliberadamente que desde el 2008 la población letona se ha reducido en más o menos un 10%. Y lo que mide adecuadamente la riqueza de los habitantes de un pais y expresa su capacidad económica no es el PIB, sino el PIB dividido por el número de habitantes, esto es, el PIB percápita....B) Y luego está claro que si el crecimiento anterior al 2008 estaba basado en un consumo privado financiado por el exterior se trata de una economía muy por encima de su capacidad real y en una situación insostenible....Por ejemplo, si los inversores internacionales, en contra de toda racionalidad, decidieran mañana mismo otorgar créditos al consumo por un importe equivalente al 50% del PIB marroquí a los ciudadanos y al gobierno de ese país, está claro que el PIB pegaría un enorme salto hacía adelante. Claro, si pasado unos pocos años pidieran la devolución sin renovación, está claro que el PIB marroquí tendría que bajar....Pues bien, en los años imnediatamente anteriores al 2008, Letonia financiaba su consumo básicamento a través del recurso financiero al exterior que, además, soprepasaba el saldo negativo de la balanza de bienes y servicios.

Letonia, no hay que olvidar, tiene aun su propia moneda. Luego ese país -como los otros países bálticos- hace parte de la tras-tierra económica de Alemania y de Finlandia. Ademas, como las otras naciones de Europa del Este, ese país recibe subsidios importantes de la CE.
No se puede, por lo tanto, cuando se habla de austeridad, comparar este país, con Grecia, Portugal y España, que pertenecen al euro y que sufren de rareza monetaria y de crédito.

Andamos tan concentrados en nuestra crisis económica, en cómo salvar al euro y en cómo construir la Unión Europea, que no nos percatamos de las amenazas que están gestándose más allá de todo esto. El panorama a largo plazo plantea cuestiones inquietantes a las que hay que hacer frente. Necesitamos una estrategia a largo plazo, unos líderes capaces de impulsarla y una sociedad despierta. Este artículo dice cosas interesantes sobre esto: http://www.otraspoliticas.com/politica/la-burbuja-mas-peligrosa-de-europa-no-es-financiera

Por lo menos allí entienden que no pueden gastar más del dinero que tienen, ¿porque iba a ser así? en base a que...para una broma

Si la austeridad es igual a emigración y reducción de población activa, es lógico que funcione a largo plazo... aunque evidentemente, eso lleva mucho sufrimiento social y personal detrás. Pero hoy en día está claro que con casi un 30% de paro, es la única solución, y las medidas que están en marcha van en esa dirección: emigración masiva y empobrecimiento social
http://www.warrantsyquinielas.blogspot.com
http://cort.as/42WI

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Paul Krugman

Sobre el blog

La solución a la crisis económica pasa por la política. Paul Krugman, probablemente el economista más conocido del mundo, lo tiene claro. Desde su posición progresista –liberal, en Estados Unidos; de izquierdas, en Europa- prescribe su receta.

Sobre el autor

Paul Krugman

Cuando recibió el premio Nobel en 2008, Paul Krugman (Albany, Estados Unidos, 1957) ya llevaba casi una década escribiendo columnas en el New York Times. Da clases de Economía y Política Internacional en la Universidad de Princeton, antes lo ha hecho en la de Yale, donde se graduó, en la de Stanford y en el MIT.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal