La tierra de las sumas crecientes

Por: | 24 de mayo de 2013

Siguen llegando buenas noticias; por supuesto, esto no acaba hasta que el luchador de sumo cae, pero se ha producido claramente un cambio importante en la psicología y en las expectativas japonesas, que es de lo que se trata.

¿Por qué parece que esto está funcionando tan bien como lo está haciendo? Hace mucho tiempo mantuve que para coger tracción en una trampa de liquidez, el banco central tenía que prometer de una manera creíble que sería irresponsable, es decir, convencer a los inversores de que no frenaría la expansión monetaria hasta que la economía no alcanzase el pleno empleo y la inflación no estuviese empezando a aumentar. Y eso es algo difícil de hacer. 

Franklin_d_roosevelt

Independientemente de lo que puedan decir los gobernadores de los bancos centrales, la historia muestra que a menudo vuelven por sus fueros a las primeras de cambio. Los ejemplos de cambios exitosos en las expectativas tienden a conllevar cambios de regímenes drásticos, como cuando el presidente Franklin D. Roosevelt sacó a EE UU del patrón oro.  

Y aquí es donde aparece el equivalente moral de mi teoría de los alienígenas del espacio, la conmoción causada por el tsunami y por China: se podría mantener que las crisis de los dos últimos años han cambiado las percepciones japonesas de lo que debe hacerse para hacer que la irresponsabilidad – o, en realidad, un compromiso serio y prolongado para que la inflación sea más elevada – sea, por fin, creíble.   

Mientras tanto, Martin Feldstein, el expresidente del Consejo de Asesores Económicos durante el mandato del presidente Ronald Reagan, está exigiendo que se ponga fin a los esfuerzos de la Reserva Federal estadounidense para hacer lo mismo, lo que provoca la ira del economista David Glasner, quien, en una reciente entrada en Internet, acusaba a Feldstein de no entender que de lo que se trata es de cambiar las expectativas sobre la inflación. Pero en realidad es mucho peor de lo que dice Glasner.  

En una tribuna de opinión en The Wall Street Journal titulada El callejón sin salida de la política de la Reserva Federal, Feldstein escribe lo siguiente: “Bernanke ha hecho hincapié en que el uso de una política monetaria no convencional requiere un análisis de los costes y los beneficios que compare las ventajas que la relajación cuantitativa puede aportar con los riesgos de las burbujas de los precios de los activos, la futura inflación y otros posibles efectos del rápido aumento del balance general de la Reserva”.  

Por eso debemos poner fin a la relajación cuantitativa: porque podría conducir a una inflación más elevada, cuando las expectativas de una inflación (algo) más elevada son precisamente la razón principal de la política monetaria no convencional.  

Podrían incluso decir que si fracasa la relajación cuantitativa será porque la gente como Feldstein está haciendo todo lo que puede por obstruir el principal canal a través del cual podría funcionar. 

© 2013 The New York Times
Traducción de News Clips.

Hay 5 Comentarios

Dar seguridad al público en la continuidad sobre la política de mantener o incrementar el gasto de gobierno, es igualmente importante como la misma aplicación de la receta Keynesiana, utilizada para casos de recesión agravada, y que es dispuesta para lograr sacar la economía de la trampa de la liquidez. Esta va más allá de la teoría cuantitativa apoyada por los neoconservadores, cuando ésta está encañada en un nivel de producción que no responde a los estímulos de las tasas tendentes a cero, para tal propósito es requerido saltar el paradigma ortodoxo del umbral tradicional del nivel de inflación. Y crear una expectativa de crecimiento sin posible retorno. El Dr. Krugman lo establece.

Dar seguridad al público en la continuidad sobre la política de gobierno de mantener o incrementar el gasto de gobierno, es igualmente de importante como la misma aplicación de receta de Keynesiana, utilizada para casos de recesión agravada, y dispuesta para lograr sacar la economía de la trampa de la liquidez. Esta va más allá de la teoría cuantitativa apoyada por los neoconservadores, cuando ésta es encañada en un nivel de producción que no responde a los estímulos de tasas tendentes a cero, para tal propósito es requerido saltar el paradigma ortodoxo del umbral tradicional del nivel de inflación. Y crear una expectativa de crecimiento sin posible retorno.

LA mejor explicaicón del acrisis financiera se encuentra en las locuras de Mango Roto y sucundum
http://issuu.com/inaciodabahia/docs/convertidorderadioavideo/1

No hay que olvidar que cuando Roosevelt decidió salir del patrón -con la Cofiscation Act del 5 de avril del 1933-, la Reserva Federal controlaba el 44% de las reservas oro del mundo. Con la confiscación del oro monetario, la Fed va atesorar el 66% de las reservas internacionales.
Lo cual hace que el dolar pasa a ser de facto la moneda de reserva internacional. Por consiguiente, Roosevelt va crear, con esa ley, el reino del patrón dolar. Que se dijo, entre el 1934 y el 1964: As good as gold.
Actualmente la Fed, con su política de expansión cuantitativa, trata se salvar su privilegio monetario. En este momento, el valor real del bono de 30años (US30Y) es de 94,38$, en vez de 100$. Lo cual quiere decir que el ritmo de emisión del QE4 -de 45.000 millones de dolares por mes- no es suficiente.

El final de la expansión monetaria provocará una desilusión en Wall Street y un hundimiento de la burbuja de los valores USA provocada por el dinero fácil

Solo el amigo Ben Bernake sabe cuándo ocurrirá eso
Pero pasará.

La novia de John Carew,
en la pestaña de "La chica de WyQ" (a la derecha del todo)
http://www.warrantsyquinielas.com

Y warrants, y la quiniela de la jornada, y bitcoins, información financiera, y música, y oro, y... mucho más

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Paul Krugman

Sobre el blog

La solución a la crisis económica pasa por la política. Paul Krugman, probablemente el economista más conocido del mundo, lo tiene claro. Desde su posición progresista –liberal, en Estados Unidos; de izquierdas, en Europa- prescribe su receta.

Sobre el autor

Paul Krugman

Cuando recibió el premio Nobel en 2008, Paul Krugman (Albany, Estados Unidos, 1957) ya llevaba casi una década escribiendo columnas en el New York Times. Da clases de Economía y Política Internacional en la Universidad de Princeton, antes lo ha hecho en la de Yale, donde se graduó, en la de Stanford y en el MIT.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal