Los sadomonetaristas de Basilea

Por: | 29 de mayo de 2013

A principios de este mes, The Wall Street Journal destacaba un discurso de Jaime Caruana, el director general del Banco de Pagos Internacionales (BPI), advirtiendo de los peligros del dinero fácil y de la necesidad de incrementar los tipos ahora para evitar... una cosa u otra. 

Jaime Caruana

Y sus opiniones son importantes, según The Wall Street Journal: “Caruana no es un halcón descontento y derrotado en un consejo político que trata desesperadamente de dejar las cosas claras después de haber perdido la votación”, escribía Geoffrey T. Smith. “Es más bien el portavoz de una asociación mundial de gobernadores de bancos centrales, de los que casi todos ellos están recibiendo una intensa presión de sus Gobiernos nacionales para que las cosas sigan funcionando mientras intentan arreglar la economía. Sus opiniones también son importantes por otra razón: el BPI es una de las pocas instituciones financieras internacionales (algunos dicen que la única) que vio llegar la crisis financiera y que realizó claras advertencias con antelación”. 

Supongo que podemos comprobar los antecedentes en este caso y ver lo clarividente que fue el BPI. Sin embargo, lo que yo recuerdo, y aparentemente The Wall Street Journal no, es que el BPI se ha pasado años advirtiendo de los peligros de unos tipos de interés bajos. Salvo que un par de años atrás estaba contando una historia totalmente diferente sobre la razón por la cual teníamos que incrementar los tipos; verán, el gran problema era la inminente inflación. Según un artículo de Bloomberg del 27 de junio de 2011: “Las presiones de la inflación mundial están aumentando rápidamente a medida que se disparan los precios de las materias primas y a medida que la recuperación mundial se topa con limitaciones de capacidad, decía el BPI, que actúa como banco central de los bancos centrales del mundo. "Este aumento de los riesgos positivos para la inflación exige unos tipos de interés de referencia más elevados”.  

Sin embargo, la inflación es inferior al objetivo más o menos en todas partes. Por tanto, se podría pensar que el BPI se echaría un poco atrás y reconsideraría sus recomendaciones para las políticas y el marco que usa para obtener esas recomendaciones. Pero no. 

Los tipos de interés más elevados son siempre la solución; lo único que cambia es el problema que se supone que tienen que solucionar.



© 2013 The New York Times.

Traducción de News Clips.

Hay 5 Comentarios

Y a la Economia la convirtieron en una charlataneria solo para justificar lo injustificable: LA EXPLOTACION DEL HOMBRE POR EL HOMBRE. El hombre es el lobo del hombre.

Lo siento muchísimo Andrew, el español es mi lengua materna. Sucede que el tablero que empleo es Francés, y el corrector no tiene todas las tildes. Para el dolar, por ejemplo no hay acento. Así es que me las arreglo como puedo.
En todo caso, estoy a su disposición, para toda aclaración.

Norman palma, no se entiende nada, o haz hecho una traducción al español con un traductor o no hablas correctamente la lengua española

A veces tengo la sensación que los economistas estrella, los gurús, tienen más obsesión por ser ellos quien tienen la razón que por resolver los problemas reales

Me da igual krugmans o chicago boys... parece el PSOE-PP, o el Barsa - Madrid... nunca colaboran

Analicia, la mulata, en la pestaña de "La chica de WyQ" (a la derecha del todo)
http://www.warrantsyquinielas.com

Y warrants, y la quiniela de la jornada, y bitcoins, foro WyQ, información financiera, y música, y oro, y... mucho más

En el espacio euro, en todo caso, no hay peligro de inflación. Estamos mas bien constatando una tendencia hacia la deflación. En este sistema la inflación como tal es imposible. Debido al hecho que la BCE no tiene el derecho de emitir moneda.
Claro esta', en este sistema, hay una tendencia al aumento de la base monetaria, debido al hecho que los países excedentarios pueden aumentar sus bases monetarias. Pero esta tendencia es marginal.
Por esto mismo, constatamos rareza monetaria y de crédito en los países deficitarios y el fenómeno inverso en los países excedentarios.
Por lo demás, es importante comprender que la tasa directora de los bancos centrales de países como los Estados Unidos y el Japón no son eficaces, debido a la crisis del crédito, Por lo tanto, a al reducción de la velocidad de circulación de la moneda. Lo cual quiere decir que, en esos países, la tasa real del crédito depende del nivel de solvabilidad del cliente.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Paul Krugman

Sobre el blog

La solución a la crisis económica pasa por la política. Paul Krugman, probablemente el economista más conocido del mundo, lo tiene claro. Desde su posición progresista –liberal, en Estados Unidos; de izquierdas, en Europa- prescribe su receta.

Sobre el autor

Paul Krugman

Cuando recibió el premio Nobel en 2008, Paul Krugman (Albany, Estados Unidos, 1957) ya llevaba casi una década escribiendo columnas en el New York Times. Da clases de Economía y Política Internacional en la Universidad de Princeton, antes lo ha hecho en la de Yale, donde se graduó, en la de Stanford y en el MIT.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal