Demasiados cañones, poca mantequilla

Por: | 20 de enero de 2014

Leopard_desfile

Carro de combate Leopard, durante el desfile del Doce de Octubre de 2002 / Ricardo Gutiérrez

Una de las primeras clases de economía que recibí en la facultad nos situaba en la disyuntiva de que un país tuviera que elegir entre fabricar cañones o mantequilla. La idea proviene de uno de los manuales más célebres de economía escrito por Paul Samuelson, premio Nobel de Economía en 1970. En ella introduce el concepto del coste de oportunidad por el que cada euro dedicado a cañones no podrá ser destinado a mantequilla y viceversa. Esto supone perder la oportunidad de invertir en los sectores en los que se reducen las partidas presupuestarias con respecto a aquellos en los que aumentan. Tal decisión se presenta cada año en la elaboración de los Presupuestos Generales del Estado, en los que el gobierno de turno establece las prioridades que marcarán el presupuesto del año siguiente. La decisión de dedicar el dinero de los contribuyentes a una u otra cosa, establece el sistema productivo y social futuro de un país. ¿Qué opción ha tomado España en los últimos años, invertir en cañones o en mantequilla?

Solo desde 2000 el presupuesto del Ministerio de Defensa ha acumulado un gasto que alcanza los 100.000 millones de euros, que hay que multiplicar por dos si aplicamos el criterio de la OTAN que establece el gasto militar de sus estados miembros. A esto hay que sumar partidas deliberadamente ocultadas en el debate parlamentario de los PGE, y que son aprobadas a lo largo del ejercicio presupuestario en forma de créditos extraordinarios que tradicionalmente aumentan en una media de 1.000 millones de euros el presupuesto militar anual. Rigurosos cálculos aseguran que el gasto militar total acumulado de España en lo que llevamos de siglo ha sido de 244 mil millones de euros.

Existen, no sin razón, posicionamientos pacifistas o antimilitaristas que afirman que sin este gasto hubiéramos podido liberar todos los recursos de menesteres militares a necesidades sociales, es decir a la mantequilla del ejemplo de Samuelson. Pero analicemos al menos aquellas partidas del gasto militar que pueden ir destinadas a actividades totalmente prescindibles incluso por algunas voces oficialistas. Un mínimo de tres cumplen estos requisitos: las operaciones militares en el exterior, los créditos a la I+D militar y la adquisición de los Programas Especiales de Armamentos.

Si España no hubiera participado en muchas de las guerras y lugares de conflicto, a los que además se ha opuesto la mayoría de la ciudadanía, nos hubiéramos ahorrado 8.000 millones de euros. Si no se concedieran créditos en ventajosas condiciones a la industria militar para que idee y desarrolle nuevas armas -cada año entre mil y dos mil millones de euros de media-, el ahorro alcanzaría los 22.000 millones de euros. Finalmente, si no hubiéramos firmado contratos de adquisición de sofisticados armamentos (87 aviones de combate Eurofighter, 239 blindados Leopard, 212 blindados Pizarro, 24 helicópteros Tigre, 27 aviones de transporte militar A-400, 4 submarinos S-80, 770 misiles IRIS T, 5 fragatas,...), no tendríamos que desembolsar 33.000 millones de euros. Incluso el ex-secretario de Estado de Defensa -Constantino Méndez- lo admitió: "no deberíamos haber adquirido sistemas [de armas] que no vamos a usar, para escenarios de confrontación que no existen y con un dinero que no teníamos entonces ni ahora".

¿Qué podríamos hacer con estos 63.000 millones de gasto militar totalmente injustificable? ¿Cuál es el coste de oportunidad de dedicar esta ingente cantidad de recursos a cañones y no a mantequilla? El gasto militar, ese gran desconocido que pasa de puntillas cada año en el debate presupuestario, es uno de los agujeros sin fondo de la política del despilfarro de los últimos años. El gasto militar nos empobrece en todos los sentidos, no solo en términos económicos, porque una sociedad que prioriza la guerra, la compra de armas i la investigación de nuevas formas de matar, no avanza hacia la paz y no deja que los demás lo hagan.

Hay 146 Comentarios

Es cierto, pero no hay que olvidar que muchos de esos países supuestamente pobres son los mejores clientes de la industria militar.

Francofilos y otras bestias domesticas, lean : Achever Clausewitz de René Girard.
Lo dicho ya que hablamos de modernidad y armamento pesado Que es eso de tener que cargar a mano en un tanque de 5 millones de euros???? Cargador automatico por favor!!! Que bochorno!!!! Nuestro amigos zoofilos ultrapirineaicos ( entender : gabachos ) lo llevan en su maravilloso Leclerc...

¡Cuanta Demagogia!, ¡Mirad a los vecinitos de abajo (Argelia y Marruecos)!, investigad las capacidades actuales de sus fuerzas armadas... ya veréis que sustico os lleváis

Creo que este es uno de los artículos de demagogia mas simplista que he leído en muchísimo tiempo! Por lo visto no existen las relaciones y compromisos internacionales, estas relaciones no influyen en la economía, no existe la industria de defensa o los retornos industriales de las inversiones en defensa, las amenazas a la seguridad (sean del origen que sean…), qué más da todo!, volvamos a la autarquía!...desde luego ‘quan natura non dat salmantica non praestat’…,

Respaldar la tropas francesas en la Republica Centroafricana?

Hipotesis de conflicto ? Y para que sirve la OTAN?

Me gustaría opinar, pero para ello debería conocer antes las Hipótesis de Conflicto de España y no las conozco.

Siendo catalanes los autores y siendo el ejército un pilar de la democracia, la libertad y la constitución, no me extraña que queráis desprestigiarlo. Con suerte a ver sí os independizáis de una vez y nos dejáis en paz, eso si no lloréis luego. todas las naciones independizadas de España acabaron con una economía rota, guerras civiles, dictaduras....

Con el cambio climatico todos los paises iran de puto culo...O Si prefieres "por muy buen camino".
El "corredor central" es tan estupido como proclamar una independencia unilateral.... Y que hacemos con el agua del Ebro?

Ciertamente este artículo no es mas que una secuencia de letras por las que seguro que alguien ha cobrado. Eso si que es derroche. Hubiera sido mas sensato que el sueldo del autor se fuera a mantequilla.

Dicho esto. La edicion de esta noticia tiene dos posibles vertientes.

1. Ignorancia del mismo: Para lo cual le sugiero investigar sobre el concepto de retorno industrial. Y a la par investigar por el famoso retorno industrial de la mantequilla (o sus equivalente similes).

2. Cansina hipocresía: Si es asi, lamento haber desperdiciado mi tiempo leyendolo y escribiendo. Fin.

si quieres la paz, preparate para la guerra

si no hubieramos gastado ese dinero en armas ( no digo que todas las compras fueran necesarias ), el gobierno español no tendria que preocuparse de nada, porque la peninsula la controlaria el gobierno marroqui, o el frances o el portugues

El corredor Mediterraneo es esencial. El corredor central parece un desperdicio de dinero...pero si no se gastara tanto en armas estoy seguro que se podria sufragar. No tiene sentido en estos dias invertir en armas, aunque sea de los rpesupuestos mas bajos de europa, cuando no hay dinero ni para mantener los hospitales y escuelas funcionando. Nunca se deberia anteponer las armas a la salud y educacion. Y si mejor comprar en casa que tener que importar. Pero menuda lastima de pais que no puede exportat I+D constructivo y en cambio exportamos muerte. Este pais va por muy buen camino!

No es tan sencillo como plantean los autores del artículo. El gasto militar es un gasto público, y como tal tiene efectos en la economía real del país.
Si no se hubieran comprado los Airbus A400, fabricados en Sevilla, probablemente no se hubiera desarrollado el modelo y Airbus habría desmantelado la fábrica. Lo que le faltaba a la poca industria puntera que hay en el páis y especialmente en Andalucía.
Lo mismo se puede decir los Leopard, efectos beneficiosos en las fábricas españolas, y en los demás pedidos de armamento.
Y qué decir de de las decenas de miles de soldados profesionales que viven del ejército, directamente al paro.
La industria militar y su gasto en I+D+I puede ser muy beneficiosopara el resto de la industria. Por ejemplo, Internet nació básicamente de una aplicación militar, o la aviación moderna, el 4X4, etc, etc.

Para el que dice que el ejercito solo ha atacado al pueblo, le recominedo ir un poco mas alla. Solo a titulo de ejemplo, la Guardia Civil, un cuerpo militar ha salvado cientos de vidas y algunos de sus miembros se han sacrificado hasta la muerte para defender a indocumentados como tu. No se ni por que te comento, no debe merecer la pena. Pero te recuerdo el despliegue del huracan Mitch, la intervencion en la zona caliente dedl libano, el fin de la pirateria en el Cuerno de Africa, el apoyo en las inundaciones y desastres a traves de la unidad militar de emergencia, etc. Que habras hecho tu en todo este tiempo, en comparracion con dar la vida

Pere, el motor de la violencia es el deseo mimetico no los cañones...

Hombre!!, para ser justos, el % dedicado a Defensa en España es de los más bajos de la UE, y desde luego de Occidente.
Los proyectos en I+D militar son de los más rentables, junto con los I+D farmacéutico; me pregunto si ha calculado cuanto dinero se obtiene por cada euro invertido en I+D de defensa. Si le parece en lugar de desarrollar armas, y venderlas, las compramos a terceros, seguro que nos sale más barato!!!.
Supongo que en esos datos también van los recursos destinados a Inteligencia, ¿¿eso también es prescindible??.
Ya que los tres son especialistas en defensa, permítanme preguntarles si saben lo que es un periodo de entreguerras, y si creen que el mundo avanza hacia una progresiva estabilización, o no.
Simplemente con tener por vecindad el Magreb, en toda su "Armonía", anula desde mi punto de vista, todo su planteamiento; además el resurgimiento en Europa de movimientos populistas y fascistas me tiene muy tranquilo.

El ejército español no ha hecho nada en el último siglo salvo atacar a sus propios ciudadanos. Por lo tanto, más nos valdría deshacernos de tan costosa y traicionera institución. Menos cañones y más lápices.

Bueno, partiendo de la base de que quien firma el artículo, que escribe en español y se le cuelan catalanismos y que seguro disfruta como un enano cada 11S, no tiene ni idea de lo que habla, aclaro. España tiene un presupuesto de defensa de 5.900 millones de euros, con un pico de 8.700 en 2008 (en ayudas al desempleo se destinan más de 100.000 millones anuales, o mantener las Diputaciónes, 6.000 millones al año). Tanto los programas de armamento como los créditos extraordinarios concedidos para pagar estos los dos últimos años, deberán ser abonados con ese mismo presupuesto, así que no es sumable en ningún caso. Es como si tienes un sueldo de 1.500 euros al mes, pides una hipoteca de 120.000 euros y le dices a hacienda que este año has ganado 138.000 euros, ¿que clase de locura es esta?. Que la OTAN recomiende a los paises miembros de la organización una inversión mínima del 2% del PIB en defensa, no significa que España lo haga, de hecho jamás se ha pasado del 1,3. Italia si destina un 2% del PIB, Francia y Alemania un 3%, Inglaterra un 4%, y Suecia, ese faro de la paz y la igualdad acaba de aprobar un incremento del 1,8 al 2,1% de su PIB. Esto no es cañones o mantequilla, esto es que sin cañones no hay mantequilla.

No es el gasto militar los que se disparó en época de Zapatero y Aznar, sino el gasto en política industrial, que se camufló como gasto militar. El Ministerio de Defensa nunca quiso ni necesitó ese armamento tan caro fabricado por nuestra industria, Defensa quería comprar menos y de fabricación americana, que e smás barato. Pero había que invertir en I+D y los sindficatos y el lobby tecnológico/industrial pedía proyectos, así que nos metimos en los Airbuses, las fragatas, etc. Mientras tanto el verdadero gasto militar: el entrenamiento, los salarios, la comprar de material americano barato, se reducía. El dinero de la defensa se ha ido todo a política industrial de lujo. Por eso estamos donde estamos.

La razon principal de los gastos militares es una combinacion de consecuencias muy peligrosas siempre en las democracias, veamos.
A los militares hay que tenrlos contentos y eso lojustifica.
A los politicos les combiene tener a los militares contentos, por obbias razones, y eso lo justifica.
Los fabricantes de armamento se forran, escudando sus argumentos a que crean fuentes de empleo, y eso lo justifica, pero con la misma linea de pensamiento, fabricar electrodomesticos, ropa y uotro producto de consumo tambien crea empleos y es mas justificable, porque es dinero privado, y no publico, al cual se le deberian incentivar.
Moraleja. La guerra es un buen negocio "para unos pocos" y hambre para muchos.
Tengan un buen dia

En Europa hay SOBREPRODUCCION de mantequilla...Ah, me olvidaba, lean "La Cuesta de la guerra" de Roger Caillois.
Y ya que estamos que piensan del inexistente conflicto entre catalanes y meseteros?
Corredor central ya! O acabaremos mal....

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Paz, en construcción

Sobre el blog

Un espacio de reflexión y debate sobre la necesidad de generar condiciones de paz en un mundo azotado por la violencia y la injusticia. El blog será coral, nutrido por colaboraciones de varias personas vinculadas a los centros de investigación, ONG y movimientos sociales por la paz de todo el Estado. También contará con alguna colaboración puntual de voces internacionales.

Sobre los autores

Jordi Armadans Jordi Armadans Politólogo, periodista y analista en temas de seguridad, conflictos, militarismo, desarme y cultura de paz. Director FundiPau (Fundació per la Pau), miembro de la Campaña Armas Bajo Control y miembro de la Junta Directiva de AIPAZ.

Jordi CalvoJordi Calvo Economista, analista e investigador sobre economía de defensa, militarismo, paz y desarme. Investigador del Centro Delàs de Estudios por la Paz (Justícia i Pau) y miembro de la Junta Directiva de la Federació Catalana d’ONG y del International Peace Bureau (IPB).

Josep Maria RoyoJosep Maria Royo Politólogo, analista e investigador sobre conflictos y construcción de paz de la Escola de Cultura de Pau de la UAB. Miembro de la Junta Directiva de la Federació Catalana d’ONG.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal