Periodismo con futuro

Periodismo con futuro

Con todas las incógnitas del momento, el título de este blog es una afirmación en la que creemos sin dudar. El cómo, quién, dónde y cuándo ya no están tan claros. Queremos abrir un debate sobre el presente y futuro del periodismo y su industria. Sobre nuevas tendencias, contenidos, tecnología, soportes y modelos de negocio. Con información y análisis. Y vivir en primera línea un nuevo ecosistema informativo tan apasionante como incierto.

Cinco medios, cinco fórmulas

Por: | 07 de marzo de 2011

 Los periódicos están en plena fase de mutación. Adaptándose a un nuevo ecosistema, el de la revolución digital. Nadie sabe cuál es la fórmula para afrontar esta transición en la que nos hallamos inmersos. ¿Hay que cobrar en la red? ¿Cuánto durará el papel? ¿El iPad cambia el escenario?

Teorías hay para todos los gustos. Buena prueba de ello es que The Guardian, The New York Times, Der Spiegel, Le Monde y El País, los cinco medios que integran esa coalición informativa inédita que liberó los papeles de WikiLeaks, tienen, cada uno, su propio modelo.

Por un lado está The Guardian, modelo de web abierta, con un visionario a la cabeza, Alan Rusbridger, hombre de discurso radical. Aboga por que el internauta no tenga que pagar por contenidos online.

Por otro, The New York Times, que tiene previsto poner en marcha su versión de pago, la llamada metered solution: el consumidor habitual no paga; sólo lo hace el que hace un uso intensivo.

Le Monde tiene su portada abierta al público, pero cuenta con una versión para abonados que da entrada, por ejemplo, a los archivos. Der Spiegel presenta una web gratuita. La revista, semanal, cuesta cuatro euros en el quiosco y aporta la mayor parte de los fondos. El País, que entre 2000 y 2006 apostó por un modelo completamente cerrado, es hoy una web abierta que sólo cobra por su pdf.

Cinco medios de referencia, cinco modelos. Aprovechamos la reunión de sus cinco directores, el pasado 23 de febrero, en Madrid, para pulsar sus opiniones y abrir con ellas este blog para el periodismo con futuro.

       

 

Hay 18 Comentarios

¿Estoicismo, actos heroicos y dignidad?
¿Donde esta la responsabilidad social empresarial y el honor en Japón y el resto del mundo?


Estos últimos días hemos sido testigos de conductas estoicas y dignas. Decenas de trabajadores y técnicos de Fukushima han dado clases de heroísmo intentando resolver un problema que les costara sus vidas. No obstante, los verdaderos responsables no han dado la cara ni están aparentemente decididos a completar esta versión japonesa de luchas épicas.

La historia para que fuese perfecta y realmente digna debería terminar con la palabra “honor”, y el acto final o la expresión lingüística que mejor define el honor en este contexto es “pena de muerte” ya sea por suicidio propio o por intervención de un tercero encargado de recordar que se pueden cometer errores, pero no se puede faltar a la confianza publica y matar gente inocente sin pagar el justo precio.

Los altos ejecutivos de Tokyo Electric Power jugaron sus cartas, hicieron sus apuestas como las que hizo BP en el Golfo de México. Incluso Tokyo Electric Power habría falsificado aparentemente datos e informes y mucha gente a la que se le paga por fiscalizar y monitorear las actividades de la empresa japonesa simplemente se tapo los ojos, como lo hacemos frente a los riesgos del funcionamiento de los mercados financieros.

No se trata de anular la “codicia privada “como generadora de riqueza, simplemente se trata de que esa misma codicia que nos hace ricos, no nos cueste la vida. ¿ Cuanto dinero ahorro Tokyo Electric Power? Y ¿ Cuanto dinero le costara a Japón pagar la factura de sus ahorros?. La codicia de la sociedad debe ser encaminada de la misma manera que el actuar de los ejecutivos debe ser controlado y fiscalizado.

Medimos índices de Responsabilidad Social Empresarial, informes correctamente diseñados para mostrarnos como las empresas plantan árboles, usan eficientemente la energía y eliminan sus desechos entre otras sandeces. Se trata de actividades registradas por las mismas empresas, que no consigan el peligro que corren quienes trabajan y viven en sus inmediaciones producto de lo que hacen pero no queda registrado en esos “formularios de RSE”.

Medir índices como la RSE sin la transparencia que garantiza un sistema no corrupto de fiscalización es “ser cómplices de este tipo de crímenes contra la humanidad”. Esperemos que los Test de Stress de la banca europea no sean como los informes de Tokyo Electric Power. Esperemos que los lideres que se prestan para estas practicas, sean honorables, algo difícil en estos tiempos, y en nuestro continente aún más.

Es un fracaso rotundo para los medios que B.Manning no
se haya puesto en contacto por ejemplo con el NYT, sino Wikileaks que, como bien sabemos, es una pagina
producida por gente que no es periodista.
En la conferencia del Reina Sofia falto ésta autocrítica o una explicación de el por qué de ésto.
De hecho, la alusión a la creación de los "dropbox" pone de manifiesto éste fracaso.

Por otro lado, se habló de la necesidad de cobrar por el contenido digital con fórmulas ya anquilosadas y aplicables al formato papel y en mi opinión, inútiles para los formatos digitales, ya que puedo obtener la misma información vía Google y de forma gratuita.
Es decir, se vuelve a cometer el mismo error que ya ocurrió en su día con la aparición de Internet cuando lo que se hizo fue comprimir el periódico en la red sin darse cuenta que Internet no esta regida por el espacio para el contenido (como el periódico) y que no se rige en el tiempo (como la TV o la radio tradicional) esto es, no pensaron lo siguiente:
nuevo medio = nuevas posibilidades de contenido y sobretodo, de negocio.

Con todo esto no digo que no se tenga que capitalizar el contenido sino que hay que crear una nueva fórmula de negocio.
¿Pero de qué modo?

1. Lo más importante es el contenido. Para que éste funcione y sea atractivo tiene que ser: relevante, único, con el más alto grado de credibilidad y que prometa una vivencia única al ser visualizado o consumido.
Hoy en día no queda más remedio que colaborar con el usuario, desde la idea hasta su publicación, para poder conseguir estos propósitos.
Nadie podrá negar que el periodismo en lo más puro de sus raíces ES EL NEGOCIO.

2. Si se ha conseguido lo descrito en el punto anterior, hay que crear una nueva fórmula principal de negocio.
Una cosa esta clara, que si analizamos cómo los grandes de la red ganan dinero, principalmente no es por cuántos usuarios fieles tienen, sino saber QUIÉNES son; para poder colocarles anuncios regidos por sus intereses. Así se gana más dinero por anunciante.

Entonces ¿cuál seria una fórmula de negocio correcta para los periódicos digitales?

Una forma sería ahorrar tiempo al usuario en la búsqueda de la información más relevante para el/ella, de forma que se le sirva el contenido que desee en el soporte digital que desee. Por ejemplo:
Si estoy interesado en noticias de diversa índole tales como: sucesos locales, internacional, deportivas y además estar informado de los últimos acontecimientos en la escena del pop español. Poder recibir también un resumen de las principales noticias de para no perderme
los acontecimientos importantes y poder hacer seguimiento de la evolución de las mismas.
Si a ésta forma de prenumeración se le aplica la fórmula de negocio de Spotify (prenumeracion gratis pero aceptas entonces publicidad o pagas unos 20€ al mes y te libras de la publicidad. Spotify gana de las dos formas.) , se tiene un buen comienzo.

Un saludo a todos desde Suecia,

Kepa Arizala

Achei a criação do blog uma ótima opção para discutirmos o futuro da comunicação. Vamos lá, pois este futuro não está tão longe assim.

Al día siguiente de la inauguración del máster de periodismo UAM/El País, leo en el diario: “La Red propicia un tipo de periodismo instantáneo, rápido y cooperativo, donde los comunicadores de las noticias son en muchas ocasiones los protagonistas. Esto provoca la desaparición del “efecto de intermediación”. “Políticos y periodistas, y toda clase de intermediarios que en el mundo han sido, continuamos aferrados a nuestras viejas normas y tradiciones, como si el cambio al que estamos asistiendo no consistiera en el orto de una nueva civilización”. Cebrián puso como ejemplo del poder de la Red a “un puñado de internautas” que doblegó la voluntad de los diputados en la llamada ley Sinde”.

Al parecer es el “efecto de intermediación” el que está en juego. Pero ¿cuál? ¿el de las empresas periodísticas o el de los propios informadores?

Las tabletas e Internet te permiten ya en la actualidad leer/seguir a un periodista, con independencia de su medio. Muchos periodistas escriben para un medio o varios, tienen sus blogs y sus redes sociales, es decir, ya no dependen exclusivamente de que una cabecera, una emisora o una cadena de tv les de espacio. Hay informadores que tienen miles de seguidores ya en sus redes sociales porque los lectores buscan a sus periodistas favoritos.

Es posible que el periodista se aproxime cada vez más al escritor en la concepción de su sistema y proceso de trabajo (¿Volverá el periodismo de autor? ¿Quedarán obsoletos los libros de estilo?). Por eso, creo que los periodistas no debemos temer por el futuro del periodismo, que ha existido y seguirá existiendo. Más bien son las empresas periodísticas las que están en juego.

Con la información, pasa con el marketing los sistemas de push y pull. Los lectores ya no queremos noticias de “interés”.

Me olvidaba, les escribo desde Argentina, aquí se debate lo mismo.

Debaten cuestiones que le interesan solamente a las empresas periodísticas, pero no a la gente en general. Porque no se ocupan de los parados en España con el mismo empeño que lo hacen por si los periódicos deben ofrecer gratuitamente su web?
Y de la astronómica deuda de El país, qué hay?
Sigan con el papel y la web, que con una buena política empresarial debería ser buen negocio. Ojo, que ahora están más a la derecha...

Para Daniel: hoy se debe pensar en el futuro para construir el presente. Todos debemos hacerlo.

el futuro pasa por adaptarse, si no miráis internet no queréis mirar por vuestro negocio, a corto plazo el papel disminuirá considerablemente (aunque no os guste), siempre quedarán restos de serie que se agarrarán al papel, pero esto no es el futuro

Es interesante escuchar hablar sobre el futuro como si fueran los únicos pero en el mundo hay mucho más que cinco medios y sobre todo el acceso a Internet no es igual en todo el mundo, así que mientras ustedes piensan en el futuro, otros pensamos en la realidad del presente...

Nadie sabe cual será el nuevo modelo de los diarios del futuro, eso es una verdad, pero otra verdad es que ese modelo no saldrá de los directores de los grandes diarios de la actualidad. La respuesta vendrá de medios pequeños que basarán en esa nueva estrategia su éxito. De eso no tengo dudas.

Debo concienciarme, soy carne de cañón de la Red así que mejor me voy olvidando del papel. El que tuvo, retuvo. Y el papel retiene todavía y mucho. ¿El qué? Prestigio, creo yo. Una cosa es el futuro y otra el prestigio. Quieres futuro, toma Internet. ¿Quieres prestigio? Pues toma papel. Algún día se casarán, el prestigio e Internet, serán felices y comerán periódicos de papel.

Anda que como cobren, según he oído, a quienes más entren en la página del periódico, la llevo clara.

En casi la totalidad de los medios "oficiales" se hablan los mismos temas y se silencian los mismos temas.
El periodismo como tal, creo que ha muerto. Pues la información que publican es la que les interesa a los poderes políticos y financieros.
Con el periodismo ha pasado como con la política, va por otro lado distinto que El Pueblo. http://otrosistema.wordpress.com

¿Y que pasa con los parados de España? ¿No nos vamos a rebelar contra este Sistema de privilegios para unos pocos? Los dirigentes nos manipulan para desviar la atención de los asuntos verdaderamente graves con medidas estúpidas como la de 110, para mantenernos debatiendo de estupideces, mientras ellos apoyan a los banqueros, a los "mercados" y se gastan nuestro dinero en mantener un Sistema del todo inaceptable.

En "El País" hasta en la portada escriben con errores.

¿Su "módelo" editorial? No me parece mal que renueven el "módelo" editorial, pero, por favor, cuiden más el viejo "módelo" editorial y no publiquen tantas faltas de ortografía. Y si los periodistas no saben escribir correctamente, contraten correctores, porque la edición digital es penosa al respecto.

Es un debate interesante, creo que los periódicos deben de tener webs gratuitas que ofrezcan contenidos suficientemente interesantes para conseguir un número de visitas suficiente como para comercializarlas; al mismo tiempo se debe de cambiar el modelo de negocio del periódico en papel, el que los gratuitos sean los más leídos debería hacer reflexionar a los directores.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre los autores

Especialistas de todo el mundo y periodistas de EL PAÍS reflexionan sin prejuicios sobre lo que ocurre, incluso sin esperar a que ocurra. Desde profesionales que viven en las redacciones hasta quienes dedican su tiempo al análisis en las universidades tendrán un hueco aquí y en el canal de Eskup.

Eskup

Archivo

abril 2014

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30        

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal