Sobre el autor

Victoriano Izquierdo

Victoriano Izquierdo es un granaino que mezcla la computación con la fotografía. Estudia Ingeniería Informática en la Universidad Carlos III de Madrid y trabaja como fotógrafo freelance y colaborador con varias agencias nacionales y extranjeras.

Sobre el blog

Pixel Fugaz viene a ser una colección de chispazos visuales, todo tipo de instantes que pasan por delante de mis ojos y que hacen que lleve mi dedo inmediatamente al obturador de la cámara de fotos que tenga más cerca. Luego trato de comprender qué pasó. Es como un baile de emociones y reflexiones, dicho así de una manera algo pseudointelectual.

Spotify

Spotify de 'Pixel fugaz'

La música y las imágenes se llevan bien, deben compartir habitación de juego en algún lugar del cerebro. Esta es una lista de música que escucho mientras edito y proceso fotografías. ¡Escucha la lista!

Pixel Fugaz

La cara menos amable de Polonia

Por: | 19 de octubre de 2008


EXIF 50mm f/1.8 1/20
Cracovia, Polonia
Cuando una señora polaca se enfada, ya puedes tocar madera que todos los santos los pone en tu contra.

Estas señoras, son España

Por: | 18 de octubre de 2008

EXIF 23mm f/5 1/30

Totana, Murcia
El matriarcado de un país, el traje del domingo para ir a misa, el niño haznos una fotos y sácanos guapas, el abanico, el colorete, el bolso, la permanente y las arrugas de la experiencia.

La Frauenkirche de Dresde, bombardeada y reconstruida

Por: | 17 de octubre de 2008

Dresde, Alemania
EXIF 13mm f/5 1/400


Esta iglesia luterana del siglo XVIII fue bombardeada por los ingleses durante la II Guerra Mundial y quedó completamente destruida. Entre los años 1994 y 2005 se reconstruyó por completo dejándola exactamente igual. Incluso pudieron aprovechar algunos restos que quedaron, que son esas piedras más oscuras impregnadas de óxido férrico en la arenisca. El hijo del señor que dejó caer la bomba, que es un orfebre londinense, se encargó de diseñar la nueva cruz de la cúspide.

Paisaje alemán

Por: | 16 de octubre de 2008


El profeta de Cambridge

Por: | 14 de octubre de 2008

Ayer por la mañana iba hacia la plaza del mercado a comprar pan y poco antes de llegar me sorprendió ver un corro de personas más o menos grande apostados en torno a un hombre. A veces reían a carcajadas y otras veces jaleaban tras las intervenciones que allí se daban. A lo lejos pensé que se trataba de un espectáculo callejero y me acerqué rápido pues parecía interesante. Durante los dos primeros minutos seguí pensando que se trataba de un espectáculo callejero, un espectáculo teatral juglaresco al estilo medieval en la plaza del pueblo; pero hubo un momento en el que me di cuenta de aquella gente realmente estaba discutiendo nada más y nada menos sobre religión y la existencia de Dios. 
De los 200.000 habitantes que tiene Cambridge, aproximadamente 80.000 están estudiando en una de las Universidades más prestigiosas del mundo y otros tantos son profesores o amigos del saber; así que para coger una banqueta, ponerla en la plaza del pueblo y subirte encima a tratar de convencer al personal de porqué Dios existe y hay que amarlo a grito pelao, hay que tener muy buenas razones o estar un poco ido. 
El predicador era joven, de raza Obama tirando para claro y valiente. Para montar su Speakers' Corner  también se llevó una pizarra blanca que no llegó a utilizar, una botella de agua vacía para explicar la relación entre Dios y Ser Humano y un micrófono que facilitara la participación del público.
Llegué a mitad de la primera intervención de un enérgico treintañero, diría, que me pareció de ideas vitalistas y que con un dedo señalador y un tono de voz alto salió rápido de allí entre aplausos tras dar su opinión. Así que supuse que esa era la posición de la mayoría; un absoluto rechazo a la moral cristiana de dolor y culpa. Y así fue, el resto de discursos por parte del público fueron en este sentido.
Viéndose sin apoyos y temeroso, el predicador empezó a lanzar flacos argumentos y las sonrisas empezaron a salir entre el público, la voz le empezó a temblar y empezaron las carcajadas. Con una lagrimica cayendo de su ojo derecho dijo: "no deberíais reiros, porque es algo serio, aunque no creáis en ello". Y las carcajadas no cesaron hasta que se bajó de su banqueta con la cabeza gacha y ayudado de su utillero empezó a recoger todas sus herramientas. Mientras su querido público se marchaba algunos oyentes rezagados del fondo se le acercaban y le mostraban su apoyo por lo bajini. Él les daba la mano y asentía, todavía con los ojos empapados.

¡Yo no soy idiotów!

Por: | 14 de octubre de 2008

Varsovia, Polonia
Siempre me pareció odiosa esta publicidad y no sé si es que este polaco amigo del pirriaque de 6:30 de la mañana estaba de acuerdo conmigo y quería derribarla o es que no tenía donde sujetarse para no caerse al suelo de boca.

De camino a casa

Por: | 12 de octubre de 2008


Los días que tengo clase por la tarde me gusta volver a la residencia con la bicicleta por este camino, cuando ya está empezando a anochecer. Es un sitio fabuloso. Los árboles te abrazan en un túnel verde e interminable. El viento fresco me da en la cara mientras pedaleo y trato de esquivar a los corredores que vienen en dirección contraria. El asfalto no es muy bueno y el traqueteo del sillín resiente mis posaderas y la cesta con los libros casi sale despedida si voy muy deprisa, pero todo es verde y sabe a vida.

Tardes de otoño en Cambridge

Por: | 12 de octubre de 2008


Está haciendo un fin de semana de Otoño estupendo en Cambridge. Junto al río "Cam" y al "bridge" que les dan nombre a la ciudad se puede disfrutar de una agradable lectura que sólo interrumpen los intentos de naufragios de las barcas que hacen punting en el río.

fr.u itn, nfrt.y.ty

Por: | 10 de octubre de 2008


Berlín, Alemania
EXIF 20mm f/5,6 1/15

El perro y su dueña: la dueña y su perro

Por: | 09 de octubre de 2008

Poznań, Polonia
EXIF 80mm f/5.0 1/50


A sugerencia de María Edén y en mi opinión con acierto, he modificado la original por esta otra que está rotada a la inversa

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal