Sobre el autor

Victoriano Izquierdo

Victoriano Izquierdo es un granaino que mezcla la computación con la fotografía. Estudia Ingeniería Informática en la Universidad Carlos III de Madrid y trabaja como fotógrafo freelance y colaborador con varias agencias nacionales y extranjeras.

Sobre el blog

Pixel Fugaz viene a ser una colección de chispazos visuales, todo tipo de instantes que pasan por delante de mis ojos y que hacen que lleve mi dedo inmediatamente al obturador de la cámara de fotos que tenga más cerca. Luego trato de comprender qué pasó. Es como un baile de emociones y reflexiones, dicho así de una manera algo pseudointelectual.

Spotify

Spotify de 'Pixel fugaz'

La música y las imágenes se llevan bien, deben compartir habitación de juego en algún lugar del cerebro. Esta es una lista de música que escucho mientras edito y proceso fotografías. ¡Escucha la lista!

Pixel Fugaz

Nazis nacemos

Por: | 10 de abril de 2011


Murcia, España
Este sábado tras clausurar Photo 2.1 en Murcia, a unos 38C a la sombra, me topé con este parque con fuente. Rondaban por el oasis chavales jugueteando con el agua. Me animé a acercarme para retratarlos. Los niños son traviesos, pero esta situación me refrescó recuerdos con un cubo de agua fría de cómo de nazis podemos llegar a ser muchos a esas edades.
Al pedirles que se acercaran para la foto, dos chicos quedaron apartados del grupo; el de la camiseta del Barça que muerde sus uñas y el del palo al agua. Cuando pregunté por qué no se colocaban junto al resto, todos se enzarzaron en una estúpida discusión. El silencio no llegó hasta que uno increpó a otro: - ¡Moro! .
Discriminaciones crueles que sufren diariamente miles de niños a cargo de sus semejantes por el hecho de ser miopes, estar un poco gordos o por la procedencia de sus parientes, algo demasiado común y parece que no mejora con los años. Soy capaz de verme a mí mismo, 10 años atrás junto a mis compañeros de clase ignorando y marginando a otros chicos por ser distintos en algún aspecto de sus vidas que nosotros no considerábamos como "normal" o "deseable".
Esos posos que fermentan en la infancia permanecen en el interior de muchos por el resto de sus vidas. Pero lo peor es que casi todos callamos y miramos para otro lado en esta fiesta de blancos en la que vivimos.

Córdoba + Cracovia

Por: | 02 de abril de 2011

El punto y final de los días españoles en Polonia lo pusieron una cordobesa y la cracoviana de azul a la que le enseñó bailar la danza del vientre como una mora. De repente irrumpieron en la sala y cambiaron por completo el ritmo de la noche.
Mañana viernes estaremos por Murcia, en las Jornadas Photo 2.1 que organizan en el centro Puertas de Castilla. Participando en una mesa redonda a eso de las 18:30 - justo antes de la conferencia de Joan Fontcuberta - junto al amigo Carlos Cazurro y el fotógrafo Carlos Spottorno . Hablaremos de fotografía y blogs. Cada uno contará su experiencia y luego nos pelearemos en alguna cuestión polémica que salga - o al menos eso estaría bien para que el personal se entretuviera un rato con nosotros -

Bialystok

Por: | 02 de abril de 2011


Bialystok

Varsovia

Por: | 02 de abril de 2011

Crece y se eleva sobre tiempos pasados

Jóvenes y asueto

Por: | 02 de abril de 2011


Saben que cuando fui al instituto y les preguntamos a los chicos polacos qué hacían los fines de semana para divertirse respondieron para mi sorpresa, en voz alta y al unísono: - ¡Botellón! . Lo cuál me hizo pensar - a parte de que quizá esta marca española sea ya más internacional que el Zara - que los chavales de hoy día son iguales y hacen las mismas cosas en todas partes.
Pero en la ida hacia el aeropuerto en autobús de Bialystok a Varsovia, un domingo por la mañana precisamente, al atravesar pequeños pueblos vi a horas bastante intempestivas cómo decenas de jóvenes salían de las iglesias. En España a esas horas están volviendo de la discoteca.
Por un lado parece que Polonia es la nueva reserva católica de Europa, bueno y del mundo entero . Un 90% de los polacos se declaran católicos practicantes, mientras que en España lo hacen un 36% y entre los jóvenes tan sólo el 10%. No les conocí tanto como para atreverme a hacer un retrato en profundidad, aunque en el fondo sigo pensando que los adolescentes polacos no son tan distintos de los españoles, como pienso que los adolescentes españoles de ahora no son tan distintos de los adolescentes españoles de los años 70.
Hay cosas en la vida que me da que pueden parecer más profundas de lo que en la práctica lo acaban siendo.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal