Pixel Fugaz

La degeneración de Sol

Por: | 05 de junio de 2011


Sol ya no brilla. Como dijo @raquelsastrecom el otro día en Twitter, "La #acampadasol es como una aspirina efervescente. Para que funcione, necesita disolverse".
Sol tiene cada vez más un aspecto menos representativo de lo que este movimiento era en su origen. Esto nunca pretendió ser un movimiento de derechas, de izquierdas y ni mucho menos hippie. Sol es ya una gran comuna, un campamento de gente que practica rituales espirituales entre asambleas de ciudadanos preocupados. No es que esté mal ser hippie, es que la energía del movimiento se está diluyendo con la degeneración de esta minipolis autónoma en el km 0 de España, en el lugar donde aquella esperanza de un cambió real en nuestra democracia se inició el pasado #15M.
Hacer ruido era necesario para ser escuchados; ahora es el momento de templar la voz y seguir con el debate en cada calle, oficina y casa de este país.

Hay 5 Comentarios

Me parece divertido, ver estos carteles con la palabra NO, en las manifestaciones y acampadas de protesta en España.Significa que la sociedad está viva, y la gente ya no acepta ser más engañada y manipulada por los de siempre.Estas letras , una N y una O,de gran formato son un símbolo de gran potencia expresiva, para decir que esto no puede continuar igual.Es la expresión de un gran grito, un ícono pop, que inventó el artista italiano Mario Schifano, en los años 70, en Roma.Mario pintó en aquella época, en su estudio de Vía Margutta, unos 50 o 70 cuadros de diferentes medidas, con esta imagen pop, en esmalte sintético negros sobre una tela blanca,de fondo acrílico y esmalte. Casi todos los cuadros eran de 100x100 cms.Había alguno de 50x50 cm.Y también pintó uno de 1'50x1`50, un NO enorme de un metro y medio cuadrado, que después su amigo Franco Angeli, llevó caminando a pie por Vía del Babbuino hasta Piazza del Popolo, a colgarlo en la Gallería dell´Obelisco, para una exposición que se inauguraba el día siguiente.Una gran obra de arte caminante , que los paseantes y turistas miraban pasmados, un grande NO, viajero,con los pies de Franco Angeli caminando debajo, con zapatos rotos, sucios manchados de todos los colores.Años más tarde, en los 80, el cuadro fué reproducido para un cartel electoral del PCI. Partito Comunista Italiano, después de la muerte del heroico compañero Enrico Berlinguer.Se habrán impreso más de 200.000, para toda Italia.En la sede del PCI de Vía delle Botegue Oscure, todavía den haber algunos.Con el slogan ." La societá ingiusta. Noi diciamo NO. Vota PCI"Mario pintó también otros símbolos pop formados por letras , como sus famosos "ESSO"la marca de carburantes, generalmente en esmalte negro sobre fondo amarillo,o las letras de COCA-COLA, en rojo rabioso.A veces eran sòlo fracmentos, se leía sólo COCA.Estos íconos de la calle, elementos pop de la simbología popular publicitaria, los estudiamos en el Dams, de Bologna, con los cursos de semiótica de Humberto Eco.Una cosa es verlos en la calle, como lenguaje de los símbolos, y otra cosa distinta es proponerlos como obra de arte.Se trata de una apropiación , citación atravesada en contexto diferente, de percepción visual estética, en reproducción seriada,dirigida no a la mente razonable lógica, sino a los sentidos.He visto que también el artista español Santiago Sierra ha reproducido este NO en una escultura viajante o rodante, que atraviesa ciudades y paisajes.Se presenta como una propuesta conceptual,por el movimiento, y sin embargo se trata de una obra pop.Sería muy divertido que el propio Mario Schifano hubiera podido contemplar esto, desde su estudio de Vía delle Mantellate, en elTrastévere de Roma, cuando en las noches interminables miraba contemporáneamente 5 o 6 televesores,en todos los canales , italianos y rxtranjeros, de distintos tamaños, cambiando de canal continuamente en todos, y disparando fotos con su polaroid sobre las pantallas de los televisores, compulsivamente, fumando de todo.Después retocaba con los rotuladores indelebles a colores las fotos polaroid. Estaríamos allí todavía, inventando proyectos sin sentido,que después, a la mañana siguiente ya habíamos olvidado, si no hubiera muerto de manera fulminate, atravesado por un rayo mortal.Nos hubiéramos divertido, Mario,al ver tu NO por las plazas de España.Los artistas poseen una intuición sensitiva con antenas larguísimas, que intuyen lo que está llegando, incluso sin comprenderlo.

La palabra NO es un potente símbolo del rechazo de la injusticia.También es un símbolo del arte pop.El artista Mario Schifano pintó, en los años 70,un cuadro idéntico a la obra que ha realizado Santiago Sierra. Se trata de un plagio. Schifano también hizo numerosas películas del mismo o parecido estilo.Con el cuadro de Mario se reprodujo un afiche para la campaña electoral del año 1989, para el glorioso y heroico PCI, Partito Cominista Italiano.El manifesto decía asi: La socitá injiusta. Diciamo NO.Vota PCI.En todas las esquinas de Roma estaba pegada la obra de mi querido compañero Schifano.Los españoles siempre han copiado el arte italiano.Lo mismo sucedió con mi amigo Alberto Burri, y sus famoso "sacco". En Madrid aparecieron diversos burritos.Si Mario estuviera allí pintaría con mucho gustoun gran NO, para apoyar una causa justa.Pero su obra era pop.La obra de Sierra pretende ser conseptual.En realidad parece una obra de transporte, porque se esto se ha tratado, transportando ideas de los demás a su propia mano.

Recordando la desaparición del movimiento hippie y en paralelo, el uso masivo del automóvil, es lógico pensar que se proponga el uso masivo del robot. Lo de las rastas parece recordar a aquellos que decían que no sabíamos lo que valía un peine. Pero es que comprar cuando no llegan los ingresos, tiene también su miga. El peligro está en los cambios, como antes estaba en las marchas. Porque llegado el caso, si la resistencia organizada cambia el programa, no se evitará el peligro sino que puede propagarse exponencialmente. Pienso en las plazas de Siria, Egipto o Libia. En todos aquellos a los que se les ha negado el derecho a ser considerados en las nuestras, exiliados. Por cierto, que no cunda el pánico.

Sol tiene una cosa buena y es que materializa en la calle el descontento de millones de ciudadanos. Con hipies o no por en medio, es una llama que se ha encendido y se ha extendido por toda Europa como la pólvora. El tiempo no la podrá apagar para vergüenza, y espero que escarnio, de nuestros gobernantes, a pesar del descrédito a que está siendo sometido este movimiento a través de los medios de comunicación que debaten mucho e informan poco.

Totalmente de acuerdo. A veces es necesaria una poda para que la planta crezca con más fuerza. No cortar esta pertinaz rama del 15M, dejando que muera de inanición bajo EL SOL de Madrid, puede malograr todo lo que en potencia se encontraba en la semilla de conciencia ciudadana que en aquellos días de Mayo arraigó prodigiosamente en la hasta entonces estéril tierra de la sociedad española. Es necesario cortar la parte aérea de esa bella planta para que su raíz coja fuerza y pueda dar mejores frutos en un futuro. (uff, menuda metáfora me he tirado...[:|])

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef0162fef773a8970d

Listed below are links to weblogs that reference La degeneración de Sol:

Sobre el autor

Victoriano Izquierdo

Victoriano Izquierdo es un granaino que mezcla la computación con la fotografía. Estudia Ingeniería Informática en la Universidad Carlos III de Madrid y trabaja como fotógrafo freelance y colaborador con varias agencias nacionales y extranjeras.

Sobre el blog

Pixel Fugaz viene a ser una colección de chispazos visuales, todo tipo de instantes que pasan por delante de mis ojos y que hacen que lleve mi dedo inmediatamente al obturador de la cámara de fotos que tenga más cerca. Luego trato de comprender qué pasó. Es como un baile de emociones y reflexiones, dicho así de una manera algo pseudointelectual.

Spotify

Spotify de 'Pixel fugaz'

La música y las imágenes se llevan bien, deben compartir habitación de juego en algún lugar del cerebro. Esta es una lista de música que escucho mientras edito y proceso fotografías. ¡Escucha la lista!

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal