El falso rapero era policía

Por: | 18 de enero de 2012

Wu-tang-clan-j-bees

Parece sacado de The wire, la serie televisiva de David Simon. En Washington se abrió el estudio de grabación Manic Enterprises. Lo llevaba Richie Valdez, un rapero que hizo correr la voz de que compraba armas y drogas, aparte de prestarse para cualquier negocio sabroso.

Había truco. Richie Valdez era un sargento de policía, habituado a los trabajos clandestinos. Hasta el apodo estaba meditado: en el mundo real hay otro Richie Valdez, cantante de salsa. Si alguien buscaba "Richie Valdez" en Internet, salían millón y medio de resultados. Suficientes para disuadir al maleante más paranoico.

Manic Enterprises no grababa música. Equipado por el ATF (departamento que supervisa el comercio de alcohol, tabaco y armas de fuego), el estudio estaba montado para grabar sonido e imagen de los malotes ofreciendo sustancias ilegales, armamento (incluyendo lanzacohetes) o silenciadores.

La superchería se mantuvo hasta que se detectó que una pandilla pretendía asaltar el estudio, convencida de que sería un golpe rentable. Se adelantó el final de la operación, que se saldó con setenta detenciones y la incautación de 161 armas más siete millones de dólares en drogas.

La crónica del Washington Post me hace reflexionar sobre la identificación entre hip-hop y delincuencia. Soy admirador de George Pelecanos, precisamente guionista de The wire y Treme. Las novelas de Pelecanos transcurren en Washington y desembocan en enfrentamientos tipo western de héroes contra villanos. Con la particularidad de que sus buenos escuchan exquisitos discos de soul clásico mientras sus malos están siempre con el rap a tope.

Aquello me resultaba maniqueo, una simpleza para criminalizar una música y sus oyentes. Ahora, ya no estoy tan seguro. Obviamente, no todos los consumidores del gansta rap comparten esas vivencias rimadas ni aprueban sus enseñanzas. Pero algo huele a podrido cuando tantos raperos llevan hierros o séquitos de gatillo fácil. A final de año, se confirmaba la condena a cadena perpetua de un rapero ilustre de Nueva Orleans, C-Murder, que disparó a un fan de 16 años en una pelea nocturna.

Estos días circula por la red el expediente de Ol' Dirty Bastard, aquel desequilibrado miembro del Wu-Tang Clan que murió de una sobredosis. Asombra descubrir que el FBI pensó desmantelar el Wu-Tang Clan, seguramente el colectivo más dotado del hip-hop. Los federales pretendían invocar la ley RICO, utilizada contra las familias mafiosas. Según ellos, aparte de su prolífica faceta musical, el WTC está "fuertemente implicado en venta de drogas, posesión de armas, asesinatos, robo de coches y otros delitos violentos".


 

Exageran... ¡Creo! Hace veinte años, un servidor estaba en Nueva York filmando un concurso de rap donde actuaban varios futuros miembros del Clan. Desde el palco donde se situó la cámara, me lanzaron un cable para enchufar en la mesa de mezclas. Se me escapó, se balanceó y, como un latigazo, impactó en la cara del rapero más intimidante de todos. Juro que se hizo un silencio mortal. Murmuré mis disculpas mientras retrocedía. Me escondieron en la oficina de la organización hasta que aquel gigante se hartó de buscarme.

Hay 5 Comentarios

Y Mos Def, Talib Kweli, Gangstarr, Dilated Peoples, Common, The Roots??? A alguien le interesa el discurso que armaron en torno al hip-hop?? Y eso sin remontarme a la old school y sus pesos pesados...

Bueno, en el rap hay de todo. Hay personajes muy extremos que son carne de cañón para psicólogos y trabajadores sociales y artistas muy interesantes que siguen utilizando el medio para difundir un mensaje de protesta.

Por si no los conoces, algunos enlaces interesantes:

El Coleta
http://www.youtube.com/watch?v=V7zINFvUugU

Dri-Dri
http://www.youtube.com/watch?v=uUXAeJjLqKk

Lupin III de Folie a Trois
http://www.youtube.com/watch?v=Wo54bUcp3nU

El link. pondria uno de este periódico si hubiera publicado algo así:

http://www.elmundo.es/blogs/elmundo/desde_el_mas_alla/2012/01/15/nuestro-amigo-el-narco.html

Unos corderitos todos ellos en comparación con la DEA

Nuestro amigo el narco | Desde el más allá (más o menos) | Blogs | elmundo.es

pequeña versión de los ronaldos
http://youtu.be/DaC-gxwrJ-M

Publicar un comentario

Los comentarios están moderados y no aparecerán en el blog hasta que el propietario los apruebe.

Este blog sólo permite comentarios de usuarios registrados. To comment, please Inicia sesión.

Planeta Manrique

Sobre el blog

¡Tanta música, tan poco tiempo! Este blog quiere ofrecerte pistas, aclarar misterios, iluminar rincones oscuros, averiguar las claves de la pasión que nos mueve. Que es arte pero, atención, también negocio.

Sobre el autor

Diego A. Manrique

, en contra del tópico que persigue a los críticos, nunca quiso ser músico. En su salón hay un bonito piano pero está tapado por montañas de discos, libros, revistas. Sus amigos músicos se enfadan mucho.

El Amplificador

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal