Una disculpa, una explicación, un propósito

Por: | 13 de febrero de 2012

(La publicación de un post en este blog titulado Mi noche con la ex de Spinetta causó un gran revuelo y un aluvión de comentarios indignados contra el autor. Lo que sigue es una puntualización a la polémica)

Spinetta

La publicación de mi texto sobre Spinetta ha desencadenado un aluvión de comentarios feroces. Muchos se quedan en la vulgaridad del insulto y la vomitona de la amenaza. Afortunadamente, otros se toman el trabajo de argumentar antes de condenarme. Para ellos va esta réplica. Resulta obvio que mi nota resultó, por decirlo suavemente, inoportuna pero quisiera explicar mis circunstancias antes de que me den "boleta", como llega a proponer alguno.

Puntualizo que mi desdichado artículo no era el obituario de Spinetta en EL PAÍS; eso ya se había publicado el día anterior. Se trataba de una entrada en un blog que pretendía complementar lo que se decía en los medios españoles. El blog tiene otro lenguaje y destinatarios específicos: se supone que los que leen Planeta Manrique están unidos por su interés en la música pop y no precisan que se les explique la relevancia de un artista.

VAMOS POR PARTES
Así que enhebré tres historias heterogéneas alrededor de Spinetta. La primera reflejaba su relación con JAEN, futura cantera de  montoneros. No pretendía "manchar su reputación" con el detalle del porro (¡por todos los santos, un porro!). Al contrario, destacaba su valentía al rechazar el dogmatismo de ese dirigente que identificaba consumir cannabis con debilidad de carácter.

Más que una anécdota, una actitud visionaria por parte del Flaco, que coincide con otras situaciones que –me contaron- se dieron ya entrados los 70, cuando muchos exaltados presionaban a artistas e intelectuales para que tomaran los hierros. No mencionaré aquí nombres de personas vivas para evitar que les salpique la lluvia de mierda que ha caído sobre mí.

Segunda parte: la visita de Spinetta a España. Fui cómplice ideológico de un magnífico disquero, el desaparecido Mario Pacheco, cuyo sello Nuevos Medios pretendía crear puentes entre las dos orillas, igual que yo lo intento (con resultados desastrosos, como lo evidencian esos mensajes enquistados en la dialéctica de “gallegos” y “sudacas”). Allí salieron antologías de Goyeneche, Litto Nebbia o Adriana Varela.  Cuando se editaban, yo me hacía eco en radio y en prensa, de forma entusiasta y, desde luego, desinteresada. Me alegró que Mario se atreviera con una compilación de Luis Alberto, totalmente ignorado por las delegaciones españolas de RCA o EMI.

UN (DES)ENCUENTRO

El disco se llamó Viejas canciones y deseábamos que tuviera eco. Spinetta venía a actuar y Pacheco había puesto en marcha una ambiciosa revista intercontinental, Zambra, donde habría hueco para El Flaco. Así que publiqué un previo sobre la gira y acudí emocionado al encuentro en el hotel madrileño donde se alojaba.

He contado lo que sucedió en esa entrevista. RATIFICO LO ESCRITO, aparte del chiste malo sobre los nombres de los locales. He tratado profesionalmente a abundantes figuras del rock argentino y nunca me pasó nada parecido. Bien es cierto que todos tenemos días perros y que hay riesgo al entrevistar a un artista en gira, sometido a tensiones diversas. Por lo que recuerdo, preferí no publicar la conversación. No hubiera ayudado a difundir su música y, insisto, habría molestado a otros grupos y solistas, tanto aquí como allí. Pueden creerme o no, claro.
 
NOCHES PORTEÑAS
Esta es una obsesión mía: tengo la sospecha de que los escritos sobre música se han vulgarizado. Todos recurrimos a Wikipedia y demás fuentes obvias, con el resultado de que muchos artículos se parecen. Así que tiendo a insertar vivencias personales, como un plus que enriquece la narración (espero). El concepto de blog lo permite e incluso lo exige.

Aún con esa creencia, ahora comprendo el ERROR de contar ese encuentro con una exnovia de Spinetta. Fue muy audaz por mi parte pretender reconstruir conversaciones añejas. No resulta elegante evocar un flirteo con ocasión de la defunción de otra persona.

ME AVERGÜENZO pero tengo una explicación. En mi corazón, Buenos Aires es la ciudad de las maravillas. Durante mi primer viaje, la primera noche me crucé con Charly García y fue todo lo que esperaba (aparte de que me hablara en inglés, ocurrencia que repitió en otras ocasiones). Así que cualquier cosa me parecía posible, incluso intimar con la antigua compañera de alguien al que admiraba en lo musical. ¿Debo mencionar que llevo décadas afirmando, a la primera oportunidad, que el rock argentino tiene la más rica trayectoria de todos los que expresan en español?

NUNCA MÁS (SI LO PUEDO EVITAR)
El desenlace de aquella noche me pareció divertido, tierno. Alguien sugiere que suena a novela de Corín Tellado. Y bien, la vida parece a veces un argumento de Corín Tellado.

En mi descargo, solo puedo alegar que soy novato en la blogosfera. Todavía no controlo ni las extensiones ni el tono ni EL ALCANCE. Habitualmente, cuando escribo para el papel, procuro dejar reposar el texto durante veinticuatro horas. Al día siguiente, suelen hacerse evidentes los excesos, las debilidades, las reiteraciones. Se corrigen y se manda.

En la prisa por contribuir al coro que lamentaba la marcha de Spinetta, estuve TORPE: el jueves 9 publiqué esa entrada donde mezclaba CON FRIVOLIDAD diferentes registros. Más que malvado, el artículo era embarazosamente PATOSO. Me mostré INSENSIBLE a la profundidad del duelo que se vivía en Argentina. PIDO PERDÓN por haber causado dolor y LAMENTO que, por  política editorial, no se pueda retirar el texto, como sugerí la misma tarde-noche que salió, al comprobar que hacía daño.

Ya sé que no me van a hacer caso pero quiero rogarles que procuren OLVIDAR mi enojoso desliz. Ah, el título también me incomoda. Pretendía ser una parodia de los tabloides londinenses y quedó chabacano. Otra vez: LO SIENTO.


Mi noche con la 'ex' de Spinetta

(Post publicado el 9 de febrero de 2012)

Spineta

Tengo sentimientos encontrados con Luis Alberto Spinetta, que murió ayer en Buenos Aires. Amo parte de su música; su sentido de la búsqueda era admirable. Pero, sobre todo, le debemos agradecer que impidiera el despeñamiento de la juventud rockera argentina por la vía de la lucha armada. Lo cuentan Marcelo Larraquy y Roberto Caballero en su magistral biografía del temible Rodolfo Galimberti. A finales de los 60, Spinetta simpatizaba con JAEN (Juventudes Argentinas por la Emancipación Nacional), uno de los criaderos de la guerrilla montonera.

“El interés de Spinetta por la política estaba fundado desde una perspectiva generacional. Los jaenes percibían la política como fórmula para romper el sistema. Había otras diferencias: la vida bohemia en torno a las guitarras acústicas o la moda psicodélica, los jaenes las despreciaban. Las consideraban tendencias modernas creadas por el capitalismo para distraer a los pueblos de su lucha. Pero con las sustancias prohibidas, la posición del grupo era mucho más rigurosa. En un plenario se debatió sobre el tema y se decidió que los cuadros de JAEN no debían consumirlas. Spinetta rompió ahí mismo con ese discurso. Se levantó, encendió un porro y se puso a fumar marihuana”.

“El responsable le ordenó que se fuera. Spinetta no hizo caso. Se acercó a una ventana y se puso a mirar la ciudad. Alargaba cada pitada”.

“-Consumir droga no es una actitud contestaria contra el sistema. Es una condición de debilidad contra el sistema- sentenció el responsable, irritado”.

“Spinetta no contestó. El ambiente se tensó. Alguien salió en su defensa”.

“-Déjalo, che. Luis Alberto está más volcado a la música que a la política. No jode a nadie. Y está trabajando bien en el ámbito de la Cultura. Es un cuadro valioso”.

“-Será valioso, pero vos no tomás conciencia del riesgo que corremos si sigue con nosotros. Un tipo que hoy fuma un porro, mañana te vende por un porro. Propongo expulsarlo, compañeros".

“-Spinetta ya se había ido”.

SPINETTA EN MADRID

No tengo dudas al respecto: de haberse significado El Flaco Spinetta en el movimiento peronista, hubiéramos visto un trasvase entre rockeros y revolucionarios, con una masacre aún mayor. Escondido en la metáfora, el rock argentino logró capear la barbarie de la dictadura militar. Sufrió censuras, agresiones, cortes de pelo…pero reapareció intacto y poderoso tras el desastre de Malvinas. Lean sobre aquellos años terribles en la revista Viernes Peronistas.

SpinettaRSHacia 2002, Spinetta no quería hablar sobre su carisma social o su compromiso político. Le entrevisté en su hotel, junto a la madrileña Estación del Norte, y parecía más interesado en seducir a la encargada de promoción. La gira europea había sido un tanto improvisada y, desde luego, nada acorde con su statu de dios viviente del rock en español. Actuó en locales cuyos nombres se podían prestar a las dobles lecturas: Luz de Gas, La Casa del Loco, Galileo.

Daba lo mismo: iba de sobrado. Despreciaba a muchos de los músicos argentinos, fueran de su generación o posteriores.

Pero alardeaba de su proximidad a famosos deportistas argentinos (“¿a que no te imaginas quién me regaló esta campera de cuero?”). No me gustó el personaje Spinetta.

UNA NOCHE EN BUENOS AIRES

Unos meses después, estoy de visita por Argentina. Guillermo Piccolini me lleva a un local tranquilo, donde encontramos a Willy Crook y otros músicos que ya había tratado en Madrid. Buen rollo. En un momento, me presentan a una mujer encantadora. Piccolini me susurra: “fue la novia de Spinetta”.

Me quedo conmocionado: he leído sobre sus andanzas, a veces dramáticas. Sin embargo, nos liamos a hablar y congeniamos. Comparte mil historias sobre Spinetta: terminaron mal pero mantienen fuertes vínculos. Simpatizamos tanto que, al rato, estamos haciendo manitas y dándonos el pico. Con discreción, con ternura.

Nos vamos juntos. Sin embargo, mientras esperamos al taxi, me descubro incómodo. Intento explicárselo: “mejor lo dejamos aquí.…es por El Flaco…me parece que le estoy robando algo”. Ella ríe con amargura: “Vos sabés, esto me ocurre todo el rato”. Se me queda cara de -sí, exacto- boludo. Gallego y boludo.

Hay 787 Comentarios

Manrique: Además de una basura y un imbécil, sos un gran ignorante.

don nadie

don nadie

Me da mucha lástima un tío que pida disculpas o perdón luego de haber "asesinado" con palabras la imagen de una persona que durante tantos años regaló tanta poesía a tanta gente. Yo tampoco creo en la ingenuidad del artículo ni del crítico. En este caso de este tal Manrique que ni siquiera es escritor. Es un demagogo de las palabras. Y ahora quiere lavar su imagen. Pero..quien se cree que es? realiza un vergonzoso obituario de un gran músico y luego quiere resarcir su imagen. En pocas palabras: este Manrique no existe....dejá este trabajo para alguien que lo haga mejor.

Jo, menudo follon...redios, pobre Manrique.He llegado tarde......pero quien era el spinetta este?

"Un tipo que hoy fuma un porro, mañana te vende por un porro. Propongo expulsarlo, compañeros"....

O un ignorante o un perfecto imbecil puede sostener o imaginarse semejante dialogo....

A cierta edad una persona ya debe justificar su respiracion...estimado...

Llego tarde a comentar en este blog, aunque para ser sincera mi vida es llegar tarde a todo.
Siento una tristeza profunda. Primero porque terminamos discutiendo si El flaco es o no buena persona o si esto lo deja o no mal parado. Les cuento algo? No me importa. Arte señores, ARTE! En eso si que es un grande indiscutible y ahí se termina la discusión. Eso nos dejo y eso es lo que importa.
Convertir esto en una discusión “españoles vs. argentinos” cuando mínimo me parece una estupidez. Hay hijoputas, histéricos/as, violentos/as españoles, argentinos, alemanes, tailandeses y las nacionalidades que les venga en gana pensar. Creo que más bien, se uso este artículo (de parte de algunos lectores) para subirse a una disputa limitada y sin sentido. Soy argentina y eso me define culturalmente, pero solo en eso. No me siento ni mejor ni peor porque nací en este país, no siento que una persona sea mejor ni peor por haber nacido en un país determinado. El lugar de nacimiento es una cuestión circunstancial, por si no lo notaron.
Y si, no me parece tan ofensiva la nota en relación a todas las cosas horribles que leí. Siglo XXI y con este nivel de violencia gratuita y sin sentido. Así avanzo la humanidad.
Hablando puramente del artículo: No comparto, pero respeto. Gracias a la vida que opinamos libremente, aunque quizás es justamente por eso que no vemos la responsabilidad en las opiniones.

Sinceramente no tienen nada mas interesante que hacer ??? ... Tomense un vino con un amigo, acaricien sus hijos, lean los poetas malditos, haganle el amor a sus mujeres, pongan un tema de Tom Waits y bebanse la noche,, lo que sea, pero por favor vivan su vida, no la mediocre fantasia de compartir lo ajeno.
" Cuan leve puede ser tu paso por este mundo...compañero"

Sinceramente no tienen nada mas interesante que hacer ??? ... Tomense un vino con un amigo, acaricien sus hijos, lean los poetas malditos, haganle el amor a sus mujeres, pongan un tema de Tom Waits y bebanse la noche,, lo que sea, pero por favor vivan su vida, no la mediocre fantasia de compartir lo ajeno.
" Cuan leve puede ser tu paso por este mundo...compañero"

Según mis palabras no, según las palabras de un señor que lleva ocho años viviendo allí y que dice que sois muy apasionados. Tampoco intentaba apagar nada, sino entender una cascada de insultos por un artículo mucho más correcto, original y, en serio, nada ofensivo, porque destilaba admiración.

Otro comentario tendencioso, arbitrario y parcial, acaso los argentinos fuimos los únicos que nos pasamos de la raya?, acaso no hubo comentarios racistas y xenófobos en contra nuestra?, acaso no hubo comentarios desacertados y fuera de lugar hasta para con el recién fallecido sin conocerlo acaso?
Mala idea tu bidón de nafta para apagar un incendio.
Ahhh, entre todos los argentinos, esos que no conocemos el gris según tus palabras, est´a Solari, el del artículo "brillante"...

A raíz de un (brillante) artículo de Solari sobre Messi ha surgido otra polémica que no deja en muy buen lugar a los internautas argentinos y ha habido un comentario que puede arrojar algo de luz sobre el (desagradable) episodio que aquí vivimos: "Soy español (no catalán), hincha del Barça desde la infancia y vivo hace 8 años en Argentina...vivo el día a día la pasión por mi equipo, cuando juega no existe nada mas; y he vivido también el camino de Messi en ambos lados del charco... lo que señala Solari en su articulo es tal cual palabra x palabra. En Argentina no existe el gris. todo se sobredimensiona, para bien y para mal, de una manera casi extravagante, y por lo general son fanaticos y pasionales tanto en los amores como en los odios. Es por eso que solo aquí se comprende el fenómeno Maradona Vs Messi a nivel de debate popular. Una especie de discusión bizantina a las puteadas. Saludos"

cuanta pena me da.. cuando vamos a dejar atras la vulgaridad

Gracias a Dios los mensajes van mermando y va volviendo la paz después de un intercambio lamentable de un lado y otro.
Soy argentino, amo a Spinetta por su música y por el ser humano que fue, apenas salió el artículo mande un par de mensajes, duros, pero sin mala intención, desde el dolor por la muerte de mi ídolo desde hace 40 años y la bronca por una nota que se me antojaba injusta.
Pero todo se fue de las manos y el artículo terminó siendo una anécdota, una excusa para entrar a atacarse de lado y lado por cuestiones que nada ternían que ver aca,, destilándonos un odio que jamás creí que existiera entre estas dos naciones.
Repudio los excesos cometidos desde ambas orillas del atlántico y siento una verdadera pena por caer en la cuenta de mi ingenuidad por creer que para la mayoría de nosotros, Argentina y España eran naciones hermanas.
No te conocía Diego y siento en las circunstancias que tuve que hacerlo, como te dije en una entrada anterior, espero volver a leerte en un próximo artículo sobre Spinetta en el que te luzcas desde tu lugar de crítico de música y todos los que amamos su trayectoria, sintamos que lo hiciste con dedicación y respeto, un abrazo

El ataque de los trolls argentinos contra Manrique, por el tema Spinetta, estuvo teledirigido con no se sabe qué intenciones. Aunque cualquiera puede imaginarlo: igual que cuando doña Cristina saca el tema de las Malvinas para despistar de cuestiones más urgentes. ¿Alguien se cree que los blogs de El País tienen tantos lectores argentinos?
Algunos de los medios que azuzaron la polémica intentaron prolongarla. Aquí hay un ejemplo: se denuncia que Manrique “se metió” con Kurt Cobain por el chat de la semana pasada.
http://www.mdzol.com/mdz/nota/364012-el-critico-espanol-que-escribio-mal-sobre-spinetta-ahora-se-metio-con-cobain/
No me parece que haya nada ofensivo en las respuestas del chat pero se trata de dar leña al mono.

El vómito es un reflejo complejo y coordinado orquestado por medio del centro del vómito localizado en el cerebro y responde a señales provenientes incluso del cerebro mismo, incluyendo vistas, olores o incluso pensamientos alterados. Es lo que también se conoce como diarrea mental.

Los buches o la regurgitación suave de los contenidos estomacales hacia arriba y fuera del estómago, algunas veces con un eructo, son un proceso completamente diferente. La mayor parte del tiempo, las náuseas y el vómito no requieren atención médica urgente. Sin embargo, si los síntomas continúan durante días, si son severos o si usted no puede retener, puede padecer una afección más grave.

Dado el carácter mental de algunos tipos de vomitera, es conveniente no leer u oir opiniones contrarias a la del enfermo.

La tia esa que no te atreviste a cepillartela por no se qué remilgos, ¿no será la Dama Equinoccial? Hablabas de ella en un artículo tuyo de hace un huevo de años.

Cuanta palabra vacia...cuanta energia malgastada.....cuanto intelectualoide al pedo ; he flaco!! te apuesto que la mitad de lo que aqui escribieron solo escucharon tres temas tuyos...
"CUANTA CIUDAD, CUANTA SED, Y TU
UN HOMBRE SOLO"

Spinetta es uno de los mas grandes, llevo varios dias sin dejar de oir su musica en homenaje al maestro, y pero eso no quiere decir que fuese perfecto como persona, joder es que entonces no seria humano!!! Quiza la nota de Manrique no se haya publicado en el mejor momento , pero me gusta ese tono desmitificador que tienen sus artículos, hay que saber tomar distancia con los mitos, bueno menos con Mccartney, a ese no me lo toqueis que me cabreo!!!

Cuando los gases aparecen el alivio se logra sólo expulsándolos. Puede hacerse de forma natural -a través del ano o de la boca (el caso que hemos vivido aquí con tanto TROLL)- y sin ayuda, o recurriendo a algún remedio que facilite la labor. Las infusiones de ciertas plantas, como el hinojo o el anís estrellado, ayudan a ventosear, y los medicamentos que contienen dimeticona, también.

La necesidad de expulsar los gases puede surgir en cualquier momento, dando lugar a situaciones 'incómodas', sobre todo si se trabaja en espacios cerrados y rodeado de gente. Si quien padece este trastorno debe recurrir a las infusiones o a las medicinas para eliminar los gases, quizás tras un tiempo de estar tomándolas sepa cuándo le hacen efecto y le sea posible adecuar su ingesta a su vida social.

A mí no me parece un deshonor disculparse. Me parece un deshonor hacerlo en este caso, en el que no ha habido ninguna ofensa, simplemente un periodista dando su opinión sobre un personaje público sin faltarle al respeto y contando una anécdota (patética, pero anécdota) relacionada lejanamente con ese mismo personaje. Todo el mundo con dos dedos de frente sabe que de los argentinos lo mejor es pasar.

A mi no me parece un deshonor disculparse. Te remito a la respuesta de Diego en el chat del martes:

Buenos días señor Manrique, que opinión le mercen las críticas por el artículo de Spinetta, gracias un saludo

Lo dije todo en mi puntualización. Intenté hacer malabarismos con tres registros -el Político-Social, el Profesional, el Personal- y la tercera bola me cayó en el ojo. Por lo demás, una buena experiencia. Entraron a matar los trolls españoles y ahora ya son identificable. Sorpresas te da la vida, la vida te da sorpresas.

El primer artículo no tiene ningún sentido. Uno puede sentirse incómodo por follarse a la ex de un amigo, no a de un tipo al que una vez entrevistó y, además, le pareció un indeseable.

El artículo de disculpa es tristísimo. No se puede caer más bajo que pedir perdón a un argentino por haber escrito libremente de uno de esos personajillos que por un sentido claro de inferioridad ellos sobrevaloran y encumbran a espacios reservados sólo a los dioses. Patético, tío.

"La crítica es la fuerza del impotente". Alphonse de Lamartine (1790-1869) Historiador, político y poeta francés.
En este caso, el impotente ni siquiera se la folló. Spinetta sabía hacer el amor: "EL AMOR SE HACE CON PALABRAS" (Lacan). Las tuyas hacia el Flaco fueron poco amorosas. Lo cierto es que a la chica le hiciste un favor. Cualquier porteña se hubiese follado al Flaco y se hubiese deslumbrado con él. Anotame en la lista de quienes no tocarían con un palo a quienes conceptualizan, como tú, a las mujeres como un trofeo. T añado: viví en Madrid y la pasé genial, pero tengo la suerte de haber vuelto a Buenos Aires y de vivir en latinoamérica (donde la gente es menos mal cogida y aburrida que en ese mundo al que bien se denomina "Viejo").

Comer deprisa, abusar de las bebidas gaseosas, realizar comidas copiosas con excesivos hidratos de carbono y, especialmente, los estados de nerviosismo y ansiedad acaban originando aerofagia, es decir, la ingesta excesiva de aire que se traduce en gases en el aparato digestivo. Este molesto problema físico produce intensos dolores abdominales, pero, además, genera una enorme tensión a quien lo sufre: los episodios de aerofagia se pueden presentar en el momento más inoportuno y pueden alterar la vida laboral y social de quien padece este trastorno. Para acabar con el problema no es preciso recurrir a medicamentos. La solución es tan sencilla como modificar esos hábitos alimenticios poco saludables y tomarse las cosas con más tranquilidad.

1 2 3 4 5 6 7 ... 31 32 Siguiente »

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Planeta Manrique

Sobre el blog

¡Tanta música, tan poco tiempo! Este blog quiere ofrecerte pistas, aclarar misterios, iluminar rincones oscuros, averiguar las claves de la pasión que nos mueve. Que es arte pero, atención, también negocio.

Sobre el autor

Diego A. Manrique

, en contra del tópico que persigue a los críticos, nunca quiso ser músico. En su salón hay un bonito piano pero está tapado por montañas de discos, libros, revistas. Sus amigos músicos se enfadan mucho.

El Amplificador

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal