Humillando a los Rolling Stones

Por: | 21 de marzo de 2012

  JamesBrown+MickJagger

Alba Editorial acaba de traducir Jagger. Rebelde, rockero, granuja, trotamundos, el libro sobre Mick Jagger que firma Marc Spitz. Más que una biografía convencional, Spitz estudia la imagen pública de MJ y los puntos decisivos en su carrera. Se dedica todo un capítulo  a la primera visita de los Rolling Stones a EEUU, en 1964. Es,ya saben, el comienzo de su historía de amor con el país de Muddy Waters y, ay, la hora de algunas lecciones tan duras como imprescindibles.

Allí encuentran que, a pesar de la trocha abierta por los Beatles, todavía son unos freaks dignos de escarnio. Se lo hace saber el cínico Dean Martin, que les lleva a su programa Hollywood Palace y se deleita en contar chistes de borrachos y de melenudos. Los Stones hacen su número y salen pitando, mientras el vocalista del Rat Pack escenifica su hasta-donde-vamos-a-llegar.

   

 La siguiente confrontación les obligara a desarrollar su faceta de compositores, su anhelo de inventores (escaso, hasta entonces). Es el momento de la verdad. Los Stones están vendiendo la música afroamericana a su país de origen. En Europa, no hay problema: ofrecen un producto escaso y nadie les plantea cuestiones de legitimidad. En Estados Unidos, están compitiendo con los mismos creadores de su repertorio. Que, felizmente para estos aprendices británicos, todavía no tienen acceso a los medios grandes.

En octubre, los Stones cerraron una película, The T.A.M.I. Show, que se grabó con el sistema puntero Electrosonovision,  en el Auditorio Cívico de Santa Mónica. Eran la nueva ola y se les otorgó ese puesto privilegiado, aunque al principio se les presenta como “un grupo de Liverpool”. Cuando apareció en los ensayos otro de los invitados, se sintió insultado. Estaba convencido de que cerraría el espectáculo. Habló de sí mismo en tercera persona: “nadie sigue a James Brown sobre un escenario”.

  James-brown-tami-show-coolest-shit-ever-youdopia_500x607

Pero había más público blanco que negro. James asumió que aquellos principiantes eran la gran atracción. Departió con Mick Jagger en el camerino común para todos los invitados. Y se preparó para dar una clase de showmanship que aquellos chiquillos no olvidarían.

James Brown se vengó dando un espectáculo mortal de necesidad. Cuenta en su autobiografía:  “entramos un poco nerviosos ya que creíamos que ese público no nos conocía pero empezamos y saltaron de sus asientos- Hicimos un montón de canciones sin parar, como siempre. Creo que nunca he bailado tan intensamente en mi vida y no creo que hubieran visto a un hombre moviéndose tan rápido.” Hubo fiereza vocal, precisión instrumental, una coreografía imparable, un teatro que ya conocían los públicos negros: James Brown parece extenuado, un ayudante se apresura a acompañarle…pero no, todavía puede dar más. Durante casi cincuenta años, hasta su publicación en 2010, esos 18 minutos diabólicos han sido el Santo Grial, el material más pirateado por músicos y aficionados.

 

En 1964, los Stones están mirando acojonados, desde bambalinas. Keith Richards solía decir que su mayor equivocación profesional fue salir después de semejante volcán. De alguna manera, también fue buena medicina: Jagger aprendió que debía contorsionarse como un hombre poseído por la música. Y la banda entera comprendió que ya no era posible conformarse con hacer versiones y algunos temas propios. Que debían saltar al siguiente nivel. Muchos años después, Mick se atrevería a salir a actuar incluso después de la batidora de Tina Turner. Pero, uh, James Brown en erupción...mejor no.

Hay 25 Comentarios

Lo que importa como dice Jagger es que la gente que va a un concierto se lo pase bien y disfrute con el espectáculo. En el momento que los Stones actuan en el TAMI show yo no veo a nadie que lo esté pasando mal. Cierto es que James Brown en ese momento era el rey, pero evidentemente los Stones todavía eran unos jovenzuelos. Decir que los Stones eran unos simples imitadores es insultar a los millones de seguidores que tienen en todo el mundo. Los conciertos que dan se llenan aún hoy en día. Es posible que yo no tenga ni puta idea de música, pero ahí están después de 50 años y cómo advirtió Jagger en el concierto del 29 de Nov en Londres: ¿cuánto sois capaces de gastar para vernos todavía?.

Aquí está el vídeo de la actuación de James Brown
http://www.youtube.com/watch?v=Uays72rEVR0&feature=related

Ver la conferencia de Springsteen en el SxSw de este año: Elvis, el doo-wop, Roy, Cash, Spector, la 'british invasion': Beatles, Animals; Motown, Curtis Mayfield, Sam Moore y, sí, el 'underrated' James Brown, ¿quién podría atreverse a salir a escena después de uno de sus conciertos? y, claro, Dylan, Jerry Lee y Woody, buscando la respuesta a la pregunta de Hank Williams ¿porqué siempre es tu cubo el que tiene un agujero? Larga vida, Boss.

Hasta Michael Jackson llegó afirmar en varias entrevistas, que el King del Soul fue su maestro en cuanto al estilo de baile. Lo seguía en cada presentación hasta luego mimetizarse en el estilo del veterano.

Vale,,,lo que queráis...sabeis mucho¡¡¡¡ Yo solo digo que bebiendo de la música negra, fueron capaces de evolucionar el estilo y crear uno propio...Arrodillarse a sus Satánicas Majestades¡¡¡¡

Lo curioso es que, para querer dárselas de "negro", a Jagger le sobraba competencia en su propio país, con una serie - corta, ciertamente - de cantantes blancos británicos que se te caía la cabeza de lo buenos que eran; permítaseme mencionar a algunos, que con menos paripé llegaron más cerca de sus admirados originales afroamericanos de lo que nunca haya podido Sir Mick: Roger Chapman, su hortera imitador Joe Cocker, Tom Jones (sí, Tom Jones, qué desperdicio de voz) Steve Marriot ( mi favorito absoluto), Steve Winwood y, la escocesa Maggie Bell, por no obviar a las chicas. Ampliable y debatible, por supuesto.

Los grupos Britanicos siempre han seguido la musica de Estados Unidos, un comentario de los Beatles cuando llegaron a America fue que los Americanos tenian suerte de tener musica negra, los Beatles tambien fueron admiradores de Elvis Presley, y de muchos moustruos de la cancion Americana.

"En contra del tópico que persigue a los críticos, nunca quiso ser músico. En su salón hay un bonito piano pero está tapado por montañas de discos, libros, revistas. Sus amigos músicos se enfadan mucho."
Diego es :" Comme il faut" ( como debe ser) , como mi padre me enseño de pequeñito :"en la vida no se puede ser Creyente y PaPa al mismo tiempo". El como yo escogio ser creyente.
Hace poco, tuve el placer de asistir a un coloquio de Diego Manrique,Kiko Veneno y Santiago Segurola, en Alicante, les puedo asegurar que fue de Matricula!!! Buena gente, los pies sobre el suelo, con enjundia y humor.No se les puede pedir mas.
Hoy en su articulo, he vislumbrado este hombre bueno, justo y culto que conoci....
Quizas la publicidad, la cultura Anglosajona de los sesenta apoyada por altavoces mediaticos Mundiales, nos hicieron ver gigantes donde no los habia....
Dandose la paradoja que los que habian inventado el negocio, su liturgia, su enjundia, pasaban hambre, hasta que un puñado de blancos empezaron a versionarlos, convirtiendo la posesia, ritmos y vibraciones de la cultura Afro-Americana en sensacion Mundial, flipando todos (yo mismo ) con estos jovenes blancos de pelo largo, creandose leyenda de mujeriegos(grupies) , cultura de la droga ( drog cultur) ....
Hoy sabemos por Anita Palemberg ( musa y novia de Brian Jones y luego de Kiz Richard) , sexualmente el prototipo de Star Rock enchufado (Kiz Richard) se pasaba meses sin tener relaciones sexuales colgado de una aguja....
Mudy Waters , el padre de la cancion "Rolling Stones" se ganaba la vida de brocha gorda, Sonny Boy Williamson y demas pasando la gorra mas de una vez para hacer bote y comprarse una botella, para olvidar las penalidades de ser un monstruo creativo, pero al ser negro, tener las emisoras de Radio, Television, y circuito de Blancos vetados....
Gracias a los Dioses Negros del destino, aparecieron Sam Cook, Ray Charles , James Brown... ChuK Berry etc....rescatandonos de la imbecilidad cultural de los media blancos de la epoca.... Desde entonces la vida y los sueños son en Color...

Fantastico articulo Diego, un par de comentarios el primero me hubiera gustado haber escuchado esto en el momento algido de los Stones, durante los 70 y 80 me chupe en soledad hasta la saciedad su repertorio, no por gusto personal que me parecen ok sino porque todas las emisoras de radio, bares, discos de la epoca nos intoxicaban con su repertorio hasta la saciedad. El mismo Jaegger, segun he oido no tengo confirmacion, decia que no entendia porque la gente no escuchaba sus canciones en version original, yo como aficionado desde hace mas de 30 años al Rhythm & Blues tampoco, de hecho y no estoy seguro que sea un dato muy conocido, se comenta que Jagger se 'inspiro' en su estilo de cantar por el cantante de R&B Don Covay, os aconsejo que los escucheis y saqueis vuestras propias conclusiones. Una vez mas Diego la has clavado, felicidades.

Muy de acuerdo pepinus, da recuerdos por Extremadura.

Thierry, tout à fait d'accord. Has dado en el clavo, aunque les duela a los de Rock& Folk.

Uno no se imagina a John Lennon haciendo una Buleria el dia de su presentacion en La Plaza de las Ventas en 1965. Es lo que sentirian los espectadores al ver a unos esmirriados Rolling Stones , mas parecidos al gato de una ferreteria , que a la Pantera Negra del Rytm and Blues Monseñor JAMES BROWN, solo a un tontito niño pijo Ingles, metido a cantante desde sus sueños de estidiante de economicas Universitario como Mick Jagger, puede atreverse a esta catetez. en los USA, cuna del Blues,Soul, R&B !!!Cerrar una noche Musica despues del Monstruo ....
Es de bobos!!! Hace muchos años, en la "Noche Flamenca en el Palaciode los Deportes de Madrid(antes de su incendio), fui testigo de como Lole Y Manuel, cerraban la Noche despues de actuar el Dios CAMARON, en minutos, se vacio el inmenso local, quedamos un puñado de guiris tontos escuchando a esta buena pareja, es la diferencia entre el "arte grande autentico" , y, musica de entretenimiento. !!!Muy BIEN !!! Diego Manrique la verdad aunque duela a los simples, debe ser como el aceite.Gracias por tu exelente reportaje.

Alberto, no leí esa entrevista a Richards ni me llegó la anécdota a través de medio escrito sino que fue un chascarrillo que alguien contó una noche de juerga. Desconozco en qué términos se produjo aquel encuentro y ni siquiera si se produjo. Pero desde luego, como anécdota, me parece más jugosa la versión "vitaminada". Salú.

Vaya....que particular visión!!! Humillación, lección...????? Se le ve el plumero al articulista. Para llamar la atención para que la gente lea los artículos, ya no saben cómo titularlos. Uno ve el titular y se piensa que pasó algo gordo, y luego resulta que es solamente una interpretación muy particular del autor....madre mia!!!!

Por cierto, sobre el final del artículo, añadiría una cosina. Cierto es que los Rolling aprendieron que en directo hay que ser más activo y "destroyer", pero si bien a nivel de imagen y performance lo consiguieron, sus lp's en vivo siempre sonaron fatal (los Who, sin ir más lejos, se los comen en ambos sentidos con patatas). Una cosa es haber aprendido a contonearse a lo James Brown y otra que tus lp's en vivo suenen como el legendario "In the Apollo" del genio de color. Más ruido que nueces estos Rolling, me temo.

A los Rolling que pisan los EEUU les esperan las legendarias humillaciones a manos de Dean Martin, la censura "Let's spend SOME TIME together" y demás hechos conocidos. Pero ellos siempre fueron una banda inglesa con vocación americana (casos habrá después: Zeppelin, Bad C°, Foghat, Def Leppard...) y sólo se emanciparán al acabar la absurda "carrera" (falsa) con los Beatles, cuando saquen el magnífico "Let it Bleed" (aunque en el Beggar"s ya se les ve el plumero). Dicho esto, son una banda blanca de rythm'n blues, con una química perfecta entre la cultura blanca del riff y la esquematización del blues, que les proporciona una legión de imitadores. El problema, como bien indica la "primera experiencia" que cita este artículo, es que nunca estuvo Jagger a la altura - por "falso", por vanidoso, por ser un "ersatz" - de cualquier músico de color al que intentara imitar: Le bastaba con hacerse la foto, o ser filmado "junto a" y legitimar así que el cantante de los Rolling copa siempre la portada; foto con Marley & Pete Tosh, imitar el baile de Tina Turner y, lo más ridículo de todo, la sesión con Muddy Waters, donde el desafortunado genio negro tiene que contemplar a un vanidoso Jagger dárselas de listillo cantando su Mannish Boy con tanta exagerada gestualidad como artificio, haciéndose el "bluesman auténtico"... y encima agradecido de que estos le hayan "descubierto". No siento gran respeto por Jagger, la verdad. Fueron como todos los blancos que acababan de descubrir a los músicos de color: Chuparon, robaron, imitaron, se forraron, incluso pontificaron... y los otros, siguieron donde estaban. la historia debería de colocar a cada uno donde le corresponde, porque los Rolling han copado demasiadas portadas abusivamente. No conozco a grupo más sobrevalorado. Bravo, James!

Stímulax, recuerdo haber leído una entrevista con Keith Richards poco después de que los Stones publicaran Steel Wheels, en la que también hablaba de su disco en solitario y contaba esa anécdota...un poco menos "vitaminada". Decía que sorprendió a Jagger sentado, moviendo las piernas al ritmo de la música y que luego dijo algo así como que el disco estaba bien pero que la batería sonaba demasiado (Steve Jordan, productor de "Talk is Cheap" es también el batería), ignoro si Richards ha contado después eso de otra manera pero en aquella ocasión te aseguro que no puso a bailar como un poseso a Jagger :-)

Cuentan que el día que Richards llevá a Jagger a su casa para que escuchara su primer disco en solitario, Talk is Cheap (1988), y se lo puso, se alejó a otra habitación a por algo de beber. Como se le olvidó preguntarle a Mick qué quería tomar volvió y encontró a éste abducido, bailando como poseso como si estuviese interpretando la canción de Keith sobre un escenario, por lo que éste obvió interrumpirlo y volvió a prepararse su copa. Regresa con ella y se encuentra Mick sentado, serio, prestando a tención a lo que escuchaba, hierático, como quien está en misa. -¿Qué, qué te parece? -le pregunta Richards, sorprendido. -Psssss....-contesta Jagger -...No está mal...

Hace unos meses vi el TAMI show entero y James Brown explota de una manera increíble. Se le ve especialmente motivado para ser un programa de esas características. Dejó clarito porqué nadie le podía hacer sombra. Es como el dia que los Who salieron a tocar después de Hendrix, aunque los Who salieron mejor parados que los Stones. Un saludo Diego, un placer oirte/leerte.

¿Y qué problema hay? En1964 Jagger tenía 21 años: ¿por qué no había de aprender? Jagger y Richards se conocieron en un bus: uno llevaba debajo del brazo discos de blues. Los Stones nunca negaron sus raíces negras y por tanto lo normal era ir a EEUU. No veo la humillación por ningún lado. Rythm&blues, eso son los Stones: si otros empezaron antes, de ellos aprendieron para llegar a ser los mejores. A ver si resulta que Jagger y cía nacieron sabiendo.

Amigo Juancho, no te pases de listo. Ese articulo que mencionas está linkado en este blog: pincha en The TAMI Show, en las letritas azules. Son dos historias diferentes. La más antigua es sobre la publicación en DVD de la película, donde actuaban muchos más que James Brown y los Rolling Stones "de Liverpool". La de hoy va sobre los apuros de los Rolling en Yanquilandia en 1964. Me parece que le echan un par de cojones cuando se marchan del plató mientras Dean Martin hace bromas sobre un concurso de melenas entre ellos y los Beatles. El bueno de Dino era un carca.

https://vimeo.com/16287293

Aqui está el video. James Brown lo merece

Muy bueno. Gracias.

Pues amigo, el santo grial ha desaparecido de Vimeo jeje. Las cosas de la informática.
De todos modos buen artículo.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Planeta Manrique

Sobre el blog

¡Tanta música, tan poco tiempo! Este blog quiere ofrecerte pistas, aclarar misterios, iluminar rincones oscuros, averiguar las claves de la pasión que nos mueve. Que es arte pero, atención, también negocio.

Sobre el autor

Diego A. Manrique

, en contra del tópico que persigue a los críticos, nunca quiso ser músico. En su salón hay un bonito piano pero está tapado por montañas de discos, libros, revistas. Sus amigos músicos se enfadan mucho.

El Amplificador

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal