Contrafactual: la fuga de John Lennon

Por: | 11 de marzo de 2013

 John lennon 62

John Lennon contempla el futuro: en la ficción de MacLeod, sí llega a cincuentón

1991. John Lennon sobrevive como realquilado en un barrio modesto de Birmingham. Su casera es una prostituta que le tiene ley: disculpa sus retrasos en pagar la renta pero le insiste para que acepte cualquier trabajo que le ofrezcan en la oficina del desempleo. Amor duro, lo llaman.

El problema es que, en las empresas locales, conocen su triste aventura personal. Forma parte del anecdotario del pop: todo el mundo sabe como, en 1962, John y sus compañeros de Liverpool llegan a Abbey Road dispuestos a comerse el mundo pero se encuentran con el productor de EMI, un tal George Martin, empeñado en que graben un tema ajeno, “How do you do it”. Con su habitual temperamento, Lennon decide que la pieza es basura y se marcha dando un portazo rumbo al pub. Para su eterna ira, el resto del grupo decide tragar y se queda: los Betles inician su ascenso al estrellato sin John.

 

Lennon en snodgrass

Estamos en el territorio de las ucronías, las historias alternativas (la RAE no acepta  “contrafáctico” o "contrafactual"). Muy frecuentes en el universo Elvis Presley, más raras en el planeta Beatles. Lo que cuento ocurre en Snodgrass, una excelente novela corta del escritor de ciencia ficción Ian R. MacLeod, que ahora el periodista David Quantick ha convertido en drama televisivo. De The hours and times cartel queerprotagonista, Ian Hart, que ya tiene experiencia: aparte de haber nacido en Liverpool, ha encarnado al joven Lennon en un mediometraje (The hours and times, 1991) y un largo (Backbeat, 1994). Lo estrena el canal británico Sky Arts el domingo 25 de marzo.

Así que hablo exclusivamente de la versión literaria, narrada en primera persona por un John cincuentón. Con un comienzo memorable: “Tengo planificada mi vida. Hoy, dejaré de fumar. Mañana, dejaré de beber. Al día siguiente, otra vez dejaré de fumar.” Su carrera tras abandonar los Beatles no despegó: cinco singles oscuros con su siguiente grupo, The Nowhere Men; se quedó sin contrato de grabación. Vivió luego unos meses hippies, en Formentera y en París, hasta que, con la cola entre las piernas, volvió a la casa de la tía Mimi en Liverpool. Aguantó poco: siempre bocazas, soportaba mal que los vecinos le señalaran como el beatle que perdió el tren.

Y aquí entra en juego el potencial de la historia hipotética. Sin la acidez de Lennon, los Beatles de MacLeod triunfan pero no arrollan, no se transforman en un fenómeno cultural; han quedado eclipsados por unos Rolling Stones que apenas conocieron los vicios peligrosos. Su repertorio incluye temas que ahora conocemos como parte de la obra de Wings o de McCartney en solitario. En vez de “A day in the life”, graban “Jet”. No existe “Revolution”, sí “No more lonely nights”. Para 1991, ya se han separado y reunido, después de exprimir unas deslucidas carreras como solistas. Alguien ha decidido empaquetarlos para vender de nuevo su (relativamente) glorioso pasado: The Greatest Hits Tour.

Los resucitados Beatles llegan a Birmingham y Paul, el sentimental Paul, averigua el paradero de John. Le deja a su casera un par de entradas y una invitación para el after show. Esta, la puta con el corazón de oro, tiene sus propios planes con Lennon y consigue arrastrarlo, en estado de resaca, al auditorio del National Exhibition Center, con capacidad para 16.000 espectadores.

El Lennon de 1991 odia el lugar, “un puto hangar”. Pero detesta aún más comprobar en lo que se han convertido sus antiguos colegas. Llevan una multitud de músicos de refuerzo, aparte de un coro femenino, para disimular sus deficiencias. Van vestidos con trajes de Armani, “igual que el bobo de Clapton”. Sobre todo, ya no rockean. Al menos, como lo hacían en el Indra, en Hamburgo, o en The Cavern. Y Stu Sutcliffe sigue fallando en sus partes.

 

"Love me do". Se insertan fotos trabajando en el estudio (¡con corbata!)

El fracasado Lennon de 1991 intenta huir de la pesadilla. Pero se cruzará con un estadounidense raro, un fan amargado en el que creemos reconocer a Mark Chapman. Y termina llorando, cuando sus ex socios le dedican el “Love me do” que nunca llegaron a grabar. Hacia el final, pilla un porro: le va a costar enfrentarse cara a cara con los traidores de 1962. No cuento más, aunque aviso que la versión televisiva se toma sus libertades: en vez de Birmingham, por ejemplo, transcurre en Manchester. Para el Lennon de Quantick, el modelo de referencia es un hoy olvidado grupo local: “pudimos ser más famosos que los Hollies”.

 

¿Y si los Hollies hubieran sido más populares que The Beatles?

De acuerdo, no pasa de ser un entretenimiento de sobremesa, un trivial pursuit para amantes de la especulación. Un viaje a un universo paralelo donde John nunca conoció a Yoko y su acerado cinismo impidió algo tan baboso como “Imagine”. Mira, en eso último si que hubiéramos ganado.

Hay 48 Comentarios

Se han escrito y escriben tantas cosas de los beatles, que ya no sabeis que decir..... La verdad de todo se responde a un cd de los beatles ( cualquiera de ellos...) y el oyente. Si te pones a escuchar la musica de los beatles descubres porque fueron lo que fueron y sobran las palabras. respecto a John, solo puedo decir que los discos en solitario, son brutales y algo más importante.... hizo lo que le salio de los huevos..... y lo que soñó siempre.... a ver si podeis hacer vosotros lo mismo..

La culpa de todo,la tiene Yoko Ono.y el espiritu de Lennon
que le sale por el ....

Yo respeto cada opinion pero Estoy convencida de que John era un increible musico y compositor, imagine es una cancion que ha influenciado muchas vidas, es hermosa y habla de la paz soy soñadora igual que john y nada cambiara mi mundo, el trascendio en la historia y influyo en la vida de muchos, mis respetos para el, y en cuanto al articulo es solo ficcion, imposible que hubiera sucedido

Próximo capítulo: ' working class hero', versión Elbow, sí, ellos (la de Marianne tampoco está nada mal), o bien lo que Lennon decía que seguía creyendo tía Mimi: ' es un idiota que ha tenido suerte'.
'It must be me nose' (por la persecución USA)
¿Un record de 100 comentarios?, venga.

Si Imagine no fuera de Lennon, no la conocería nadie. Si Yesterday la hubiera compuesto Benito Garcia, sería tan popular como lo es ahora.

Imagine es una canción con una letra irrisoria y cursi y la armonía más tonta que le salió a este hombre en su vida. Es mala, mala...

Discrepo, discrepo. Yesterday está demasiado abusada pero recoge un sentimiento genuino. Y solo tienes que escuchar Let It Be en una voz negra para entender su poder. Nada que ver con el artificio intelectual de Imagine

let it be, también

donde dije Let it be quise decir Yesterday, baboso no, lo siguiente

Imagine es un horror, pero Let it be es aún peor.

Qué país! Todo Dios se cree que cualquier reseña u opinión va dirigida personalmente contra ellos! Miraros un poquito el ego, sólo han comentado de que va un libro de ficción. A alguno me parece que le gusta bastante la palabra censura.

@Charly59 Esta actuación es de 1969 si la descripción del vídeo no nos engaña... y Nash dejó The Hollies en 1967.

Dejemos por un momento a Lennon, ¿dónde está Graham Nash, que no sale con los Hollies?

Jaja, cómo se cabrean e insultan incluso algunos talifanes... haceoslo mirar, nengs.

'It must be me nose', dijo Lennon.
El que vive en el cuerpo de Falete es Antony Hegarty, carajo.
Y la historia de DAM e Imagine es larga y persistente, quizá bien contada, nunca completamente leída.

Imagine: no sólo baboso sino también hipócrita: "imagine no possessions", dijo el millonario...

¿Estás seguro, Gaimus? Me parece que el reportaje de Mojo tiene un enfoque bastante diferente; se trata de una entrevista con el guionista, que especula sobre la música pop inglesa sin el fenómeno de los Beatles. Tengo la sospecha de que el autor del texto no se ha leído el libro; ni siquiera menciona que la novela transcurre en Birmingham. No, hace meses que se hablaba en las páginas Beatles sobre el proyecto "Snodgrass".

Lennon vive... en el cuerpo de Falete...
http://elmejorhumorinteligente.blogspot.com.es/

Esta sacado del MOJO de este mes (pags 26 y 27). Al menos podrías reconocerlo, Diego

¿Es masoca este comentarista musical? o tal vez ¿está necesitado de polémicas para que más gente comente sus escritos? No hay mito intocable, pero para mí ni a John Lennon ni a Elvis Presley se les debe nombrar en vano. Sus influencias son tan sumamente importantes en la historia de la música popular como para especular con cotilleos y tonterías.

Realmente, nunca comprenderé el porque de tanta santificación de John Lennon, no me parece tan somprendente... me quedaré y me quedo con los Rolling

Totalmente de acuerdo con Adrián Varela. Además Lennon fue el jefe del grupo. Él lo montó, él aceptó a Paul y a George después. Él montó los Quarrymen, asi que la pajilla mental para vender libros o series, esta bien para los que necesitan pasta, pero no cuela. Y en cuanto a Manrique, ¿ya está todo dicho sobre Lennon? ¿no tienes nada nuevo e interesante para contarnos de él?

http://cort.as/3UN6
Mero entretenimiento. No le deis mas vueltas.
http://cort.as/3UN6

John Lennon creo una revolución tan inesperada como insospechada en sus alcance. El más grande compositor del ámbito Pop-Rock, uno de los más grandes del siglo XX. Personalidad arrolladora, dueño de sí mismo como nadie, como alguna vez lo definió Keith Richards. Todo los músicos del mundo sienten que los Beatles y en especial John Lennon han sido quienes más los ha influenciado. ¿Quieren una lista?: Bono, Elton John, Freddy Mercury, Roger Water, Ozzy Osbourne, Kurt Cobain, Lenny Kravitz, los Gallagher, Michael Jackson, Bob Dylan, Robert Palmer, y así 500 mas. El que compone sabe bien lo difícil, aveces imposible, que es crean melodías y canciones originales. Y alguien que me diga ¿Quien supera a John Lennon en esto?, incluyendo su repertorio como solista. Este tipo se ponía a tocar la guitarra y pelaba un tema que para cualquier otro grupo de rock sería su máximo éxito de por vida. Así que sinceramente no me la creo lo que alucina este novelucho decadente. Si John Lennon no hubiera estado en los Beatles de todas maneras hubiera brillado como solista o en otro grupo. Por supuesto que no tanto como Los Beatles, pero terminar como lo pergenia el libro, no la creo para nada. Pero en fin, como toda novela actual debía imponerle una cuota controversia, si no, no la compra ni el loro, además es por eso que estamos comentando aquí ¿O no? Bueno de eso se trata el truco comercial de este novelucho.

No se. Yo casi prefiero no darle vueltas a lo que pudo ser, cuando lo que realmente fue tan excepcional.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Planeta Manrique

Sobre el blog

¡Tanta música, tan poco tiempo! Este blog quiere ofrecerte pistas, aclarar misterios, iluminar rincones oscuros, averiguar las claves de la pasión que nos mueve. Que es arte pero, atención, también negocio.

Sobre el autor

Diego A. Manrique

, en contra del tópico que persigue a los críticos, nunca quiso ser músico. En su salón hay un bonito piano pero está tapado por montañas de discos, libros, revistas. Sus amigos músicos se enfadan mucho.

El Amplificador

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal