Resistentes contra colaboracionistas

Por: | 15 de enero de 2014

  C J Sansom oswald_mosleytroops2
Oswald Mosley, líder de los fascistas británicos

Londres, 1952. La Tercer Reich controla toda la Europa continental y el Reino Unido es un estado autoritario y filofascista. Aunque no hubo invasión alemana, la Gestapo campa a su antojo. Existe una Resistencia, coordinada desde la clandestinidad por Winston Churchill y el laborista Clement Atlee. Pero los nazis están nerviosos. Adolf Hitler ha desaparecido de la circulación: aparentemente, está impresentable por culpa del párkinson. Continua la guerra de desgaste contra lo que queda de la Unión Soviética; Estados Unidos parece dispuesto a abandonar su aislacionismo, con la llegada a la Casa Blanca de Adlai Stevenson, enemigo de los regímenes totalitarios.

 

Ocurre en la última novela de C. J. Sansom, Dominion (existe una versión en español que no ha podido revisar pero cuyo título, Dominación, me parece erróneo). Estamos en el territorio de las ucronías, las llamadas novelas históricas alternativas o contrafactuales. Un subgénero fascinante, especialmente nutrido de títulos que imaginan un mundo donde el Eje no fue derrotado en 1945. En esa tentación cayeron Phil K. Dick, Isaac Asimov, Philip Roth y ahora C. J. Sampson, más conocido por la serie protagonizada por Matthew Shardlake, un a modo de detective en la Inglaterra del siglo XVI.

Su Dominion es esencialmente un thriller. Al igual que su modelo, Patria, de Robert Harris, hay una atracción amorosa, nazis brutales pero inteligentes, un hombre corriente que decide comprometerse y un Gran Secreto que podría cambiar el curso de la historia. Como lectura, te encarrila gratamente hacia el inevitable final a tiro limpio.

C J Sansom dominionComo siempre en este tipo de literatura, el verdadero placer está en los detalles, en las alteraciones del decorado de fondo. El Reino Unido de 1952 es un país empobrecido y degradado, aunque la televisión se haya introducido como medio de control social. Abundan los conflictos laborales, los atentados y las represalias. Ha llegado el rock 'n' roll estadounidense -con tres años de adelanto, me temo- y se ha formado una subcultura, los jive boys, una especie de teddy boys siempre dispuestos a la bronca contra los Auxiliares, una milicia nacida de los Camisas Negras del carismático líder fascista Oswald Mosley.

Para el autor, imagino que hay un deleite en arreglar cuentas con personajes históricos. Sansom, que escribió un libro (Invierno en Madrid) sobre la España de posguerra, cuenta aquí que ha habido un golpe militar: Francisco Franco ha sido depuesto y, a continuación, fusilado. Pero lo que ha irritado en Gran Bretaña es el hecho de que presente a Enoch Powell como ministro del gobierno colaboracionista. Powell, una de las lumbreras de los tories, se fue alejando de la corriente principal del Partido Conservador, aunque nunca tuvo la mínima veleidad nazi. Eso sí: era imperialista y propuso la reconquista militar de la India, ante el estupor de Churchill. Ya en los sesenta, predijo “ríos de sangre” como consecuencia de la llegada de los inmigrantes de color. Un alcohólico Eric Clapton le declaró su simpatía en un concierto, provocando de rebote la formación de Rock Against Racism.

Dominion también contiene un epílogo que ha levantado oleadas de indignación en Escocia. Aunque nacido en Edimburgo, Sansom está en contra de la secesión de Escocia. Atribuye muchas de las desdichas de los últimos cien años al nacionalismo y recuerda trapos sucios del Scottish Nationalist Party, que en 1939 se opuso a la guerra contra Alemania, esperando probablemente que unos nazis vencedores les proporcionaran la independencia.

Los nacionalistas escoceses se han vengado: han revelado que Sansom ha donado cerca de 300.000 libras a Better Together, una organización que apuesta por mantener a Escocia dentro del Reino Unido. El dato me ha dejado helado: ¡un novelista que puede permitirse dedicar semejante cantidad a una causa política en la cree! Tan asombroso que me hace sentir que allí viven, efectivamente, en un universo paralelo.

  

El desenlace de Dominion ocurre durante el Gran Smog de 1952, un repunte de la contaminación que paralizó Londres y causó miles de muertes.

Hay 13 Comentarios

Si los romanos hubieran aguantado su imperio un par de siglos mas (de nada), seguramente habrían llegado a crear una primera maquina de vapor, pues las calefacciones que ya usaban con notable exito en alguna casa patricia (se conservan ruinas en Merida) dan a entender que el 1er principio de la Termodinamica tampoco les quedaba tan lejos... de haber sido así, la fusión (no fisión) nuclear controlada sería ya un hecho y Marte estaría ya colonizado... el analisis contrafactico esta ya muy sobado y ni como ejercicio de estilo vale mucho... pero que carajo, estamos leyendo aquí solo para perder el tiempo de forma diferente, no?

A Andreyer, por si no la conoces te recomiendo "Pavana" de Keith Roberts, sobre "qué hubiera pasado si las guerras de religión las hubieran ganado los católicos"

Pones en google "planeta Manrique", y a continuación aparece "Spinetta": glorioso.

Me parece que el tag de "Ciencia ficción" sería más apropiado que el de "Historia". ¿Churchill, un resistente en la clandestinidad a principios de los 50? Algo muy meritorio, sobre todo para un oligarca casi octogenario con sobrepeso. ¿A Adlai Stevenson le toca la tarea de sacar a los EE UU del aislacionismo? Se ve que, en esta realidad paralela, a Roosevelt le caían simpáticos los nazis, como a Joseph Kennedy, y estaba dispuesto a dejar caer a Gran Bretaña, y por tanto perder todo lo prestado a Londres (y ríete tú de la quita de la deuda griega). ¿Guerra en el frente del Este en 1952? Por favor, Hitler firmó su sentencia de muerte (gracias a Dios) el día que ordenó lanzar la Operación Barbarroja; y si no hubiera sido por la incompetencia de Stalin, la URSS no habría pasado tantos apuros al principio. Por último, ¿Franco, víctima de un golpe militar? ¿Pero es que había algún general descontento con él? ¿No les había dado suficientes privilegios? Me parece que he leído tebeos de superhéroes más creíbles.

¿Me lo parece a mí o Manrique se parece un huevo a Elvis Costelo?

Qué cosas, yo ahora me estoy leyendo "Hitler victorioso", una recopilación de relatos sobre lo que hubiera pasado si Hitler hubiera ganado, y buena parte de ellos inciden también en que el régimen no tardaría en resquebrajarse por dentro.

Hay unionistas escoceses que regalan 300.000 libras y secesionistas catalanes que se llevan 30.000 euros. Una cosa nos parece rara y la otra lo más normal del mundo. Esta es una diferencia tan mineral entre ambas culturas que sería igual con un UK fascista y una España democrática.

Me gustó mucho el artículo. Qué gran cosa la de imaginar la historia de otra manera... ¿Cómo sería este mundo si no hubiera sido en Europa la invención de la máquina de vapor?
Para el que le interese, aquí envío un enlace a la ficha de "C.S.A.: The Confederate States of America (2004)", un falso documental donde se explica cómo hubiera sido EE.UU. de haber ganado la Guerra Civil el Sur y no el Norte:

C.S.A.: The Confederate States of America (2004)

Lo he estadio mirando y parece que en un primer momento donó 161.00 libras (que ya es una exageración de dinero) y es una donación admitida y publicada por Better Together. Luego dicen que dio otras 133.000 libras suplementarias.

http://www.bbc.co.uk/news/uk-scotland-scotland-politics-22058475

http://newsnetscotland.com/index.php/scottish-news/8468-better-together-backer-linked-snp-to-qnationalist-extremismq

Supongo que estas donaciones suponen buenas deducciones fiscales, pero me cuadra poco que un escritor de tanta pasta. Si lo comparas con otros donantes ilustres que han tenido, son todos empresarios y gente acostumbrada a financiar a los tories, aunque bueno esta es la línea argumental del SNP, partido que por otra parte debería callar bastante habiendo vivido durante décadas a lomos de las cuentas suizas de Sean Connery.

Sí, yo también pensé que era una exageración. Pero busqué y, efectivamente, en dos entregas C. J. Sansom había donado cerca de 300.000 (libras, no euros).

¿De verdad te crees lo que dice el SNP? 300.000 libras son muchas libras ¿no serán 3.000? Por cierto sobre novelas de estas siempre me acuerdo de aquélla de Jesús Torbado "En el día de hoy" donde la batalla del Ebro inicia la victoria republicana en la guerra civil. Y donde Torbado hace aparecer a Largo Caballero como el malo malísimo y a Indalecio Prieto como el bueno buenísimo. Cosas de Jesusito

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Planeta Manrique

Sobre el blog

¡Tanta música, tan poco tiempo! Este blog quiere ofrecerte pistas, aclarar misterios, iluminar rincones oscuros, averiguar las claves de la pasión que nos mueve. Que es arte pero, atención, también negocio.

Sobre el autor

Diego A. Manrique

, en contra del tópico que persigue a los críticos, nunca quiso ser músico. En su salón hay un bonito piano pero está tapado por montañas de discos, libros, revistas. Sus amigos músicos se enfadan mucho.

El Amplificador

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal