La fabulosa pesadilla de Verne

Por: | 09 de enero de 2013

20000leagues20-1
Crédito: Walt Disney Pictures

Kraken
credito: NHK/NEP/DISCOVERY CHANNEL/REUTERS


Les propongo una aventura. A escasa distancia de la costa de Luarca, se abren gigantescos cañones submarinos que recuerdan un poco la orografía marciana. Es un mundo oscuro, frío, opresivo. Más hostil que el espacio interplanetario. A pocos metros de profundidad, la oscuridad es total. España no dispone de sumergibles ni de batiscafos para explorar este lúgubre mundo, así que, literalmente, este mundo es tan inaccesible para nosotros como Marte. Es nuestro Planeta Prohibido.

Imaginen asombrosas criaturas que medran en un lago de metano submarino y que jamás serán vistas en la superficie. Y ahora imaginen a un fabuloso animal que es capaz de crecer varios metros al año desde que nace. Que tiene ojos gigantes para ver en color a esas profundidades. Que probablemente es rojo. Y que quizá usa la fosforescencia de sus tentáculos como una inusual forma de comunicarse. Ese animal es el invertebrado más grande de la Tierra, y el más desconocido.

Eso es lo que dice la ciencia. A lo que añado en mi película un grado de inteligencia y una feroz capacidad de planificación, un ser que vive a espaldas de los humanos en el inabarcable mundo tridimencional del espacio profundo.Una aventura de un científico que descubre que los hidrocarbonos son primordiales en el interior del lecho submarino asturiano, hidrocarbonos que también se juntaron en el interior de Marte. Hidrocarbonos que a la postre sirven como fuente de energía a extrañísimas formas de vida en el interior de ambos mundos. La ambición por el petróleo a altas profundidades, Marte y el extraño Kraken de las leyendas conforman una aventura a lo James Cameron. ¿No les parece?

Sabemos que el Kraken existe porque sus cadáveres a veces llegan a la costa, arrastrados por las corrientes. Yo mismo me he enfrentado a un Kraken en el terreno literario. Es un personaje que da escalofríos. Es inteligente, una fría consciencia que es dueña de un abismo gélido y oscuro.

Cuando el japonés Tsunemi Kubodera consiguió al fin fotografiarlo y filmarlo en su hábitat natural, a menos de un kilómetro de profundidad en la isla de Ogasawaka, lo primero que hice fue ampliar ese rostro en la pantalla de mi ordenador. Puedo asegurarles que la primera impresión del rostro del gigante ratificó mis temores literarios: una mirada de la que se desprendía una profunda inteligencia, armada casi con un poder físico sobrenatural, con esos brazos llenos de ventosas agitándose en la negrura de un Planeta Prohibido para nosotros. Comprendo si cabe mucho mejor la obsesión de Julio Verne en su obra magna, con ese pulpo –no calamar– con diez brazos y un peso de doscientas toneladas que tendría que haber sido de hierro, y que sin embargo es tan real dentro y fuera de las páginas.

 Precisamente Luarca, mi escenario literario para esta aventura submarina, es el lugar del mundo con más "avistamientos" de este tipo de estos calamares gigantes. Así que un buceador experto llamado Luis Laria decide formar en este encantador pueblecito un museo (Cepesma) con ejemplares de calamares gigantes que han asombrado a los norteamericanos y a los curadores del Museo Smithsonian. Luarca presta sus ejemplares a la institución museística más grande de la historia, visitada por millones de turistas todo el año, que se asombran ante estos monstruos marinos de leyenda sumergidos en formol. Pero el pequeño museo educativo asturiano –único en el mundo– sobrevive a duras penas con las donaciones de los particulares, y es ignorado por los políticos y el Principado, sede del premio Príncipe de Asturias. Esto no es una película pero parece ciencia ficción.

 El auténtico Planeta Prohibido del calamar gigante es Luarca. Así que desde aquí, invitamos al insigne descubridor japonés a que venga a Asturias. Y a los políticos y autoridades asturianas, a que abran los ojos y miren al mar como una oportunidad para desarrollar nuevas tecnologías y conocimientos, no como una despensa.

Hay 12 Comentarios

Es increíble que haya esas maravillas en un museo tan cerca de nosotros y que no tenga más repercusión. Gracias por abrirnos la puerta a estos mundos tan desconocidos! Muy interesante tu blog.

Ciencia y cine, ¡qué más se puede pedir en un blog! Enhorabuena, Luis Miguel. Está muy currado y promete!! Un abrazo, Alda

Muy llamativa la idea de la mezcla entre cine y ciencia. El periodismo de investigación aporta verdaderas riquezas a la cultura de una sociedad. La precisión de las palabras del autor muestran esa exactitud que pretende comuniar la ciencia. Que suene bien alto su nombre: Luis Miguel Ariza. Gracias por aportarnos cosas transparentes, precisas y sobretodo muy interesantes.

La ciencia y la literatura siempre han sido rivales y, gracias a la divulgación, la primera ha ido ganando peso. La ciencia interesa y no sólo me refiero a las noticias friquis que se convierten rápidamente en las más leídas de los digitales. La curiosidad por el mundo que nos rodea es un rasgo propio del ser humano y por eso sólo se necesitan buenos peridodistas para comentar y explicar lo que ocurre de forma sencilla. Luis, tú lo haces muy bien y nos animas al resto a seguir tus pasos porque literatura y ciencia no son enemigos sino aliados y así lo reflejas en tus posts. Espero el siguiente...

Auténtico Planeta Prohibido!!. Planeta Prometido diría también. Por cierto en su serie literaria sobre los mundos alternativos (cf. The Disunited States of America), Harry Turtledove nos habla de universos alternativos donde una rica Tierra basa su poderío en el control "environmental friendly" de nuestros mares. La película de Fleischer es una de las cimas de la SF cinematográfica. Elenco de actores al dedillo, y con el más verniano de los actores, James Mason. Kirk Douglas y Lucas son quienes deberían ser y no otros. Y después de volverla a ver no dejéis de leer el Kraken de LM Ariza.

Se necesita más creatividad en España y sobretodo más cultura. Muchas gracias por tu gran aportación a ambas Luis. Me encantan tus libros. Me cautivó La Sombra del Chamán. Un saludo de un admirador y seguidor.

Muy bueno el blog del calamar gigante. Tendremos que empezar a creer que el Karken no era una novela de ficción.

El calamar gigante ha sido una de tus pasiones y el tema de uno de tus libros. Seguro que este hallazgo, aunque no hays participado directamente en él, habrá sido un buen regalo de reyes. Para cuando el próximo libro?

¡Enhorabuena por esta iniciativa, Luis Miguel! Seguro que disfrutaré y aprenderé un montón sobre Ciencia. La historia del calamar gigante es increíble, y aún lo es más todavía que los tengamos tan cerca y que sea tan poco conocido el museo de Luarca. ¿Tendrán que venir de Japón para explicarnos el tesoro que hay sumergido en la costa asturiana?

Kudobera nos hizo muy felices. Seguramente Julio Verne también se lo hubiera agradecido. Ahora Asturias tiene que abrir los ojos, embarcarse en la aventura mas fabulosa que jamás había imaginado. A tiro de piedra tiene el abismo, un lugar perfecto para descubrir, investigar y crecer. La biotecnología marina es un valor de futuro garantizado, uno de los pocos. Nuevas especies, moléculas con capacidad terapeútica, fuentes de enrgía, alimentos capaces de acabar con el hambre en el planeta...¿Podemos seguir mirando para otro lado?
Recomiendo, sinceramente, una lectura imprescindible: Kraken, de Luis Miguel Ariza.

Interesante y amena propuesta. Felicidades al autor por los temas escogidos y espero encontrarme con más gratas sorpresas en el futuro.

Una iniciativa interesante. Enhorabuena por acercarnos el mundo de la ciencia de forma tan amena. Grabaremos el nombre de Luís Miguel Ariza

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Planeta Prohibido

Sobre el blog

Un poquito de ciencia impertinente. 2.000 caracteres para divertirse y aprender tomando como hilo conductor los fascinantes hallazgos de la ciencia. Pero además hay atrevimiento. Especulación. La ciencia que tiene sentido del humor. La versión siglo 21 de Robby el robot, el autómata más famoso de la ciencia ficción,El Planeta Prohibido, que era incapaz de herir a los humanos. Nuestro Robby rescata en sus brazos mecánicos a la chica, pero a veces tiene más mala leche queTerminator. En El Planeta Prohibido (PB), una civilización extraterrestre llamada Krell es un millón de veces más avanzada que la humanidad, pero se extinguió en un solo día. Es celuloide, ciencia ficción, claro, pero quizá el conocimiento no baste para salvarnos. Y sin embargo, ¿tenemos algo mejor?

Sobre el autor

(Madrid, 1963) (Madrid, 1963) es periodista y escritor, se licenció en ciencias biológicas y es Master de Periodismo de Investigación por la Universidad Complutense. Autor de cuatro novelas (La Sombra del Chamán, Kraken, Proyecto Lázaro y Los Hijos del Cielo), le encanta mezclar la ciencia con el suspense, el thriller y la historia, en cócteles prohibidos. Fue coguionista de la serie científica de RTVE 2.Mil, ha colaborado para la BBC, escrito para Scientific American y New Scientist, Muy Interesante, y fue jefe de ciencia de La Razón. En El País Semanal se asoma al mundo de la ciencia. Luis habla también en RNE, en el programa A Hombros de Gigantes, sobre ciencia y cine.

Archivo

mayo 2014

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal