Kennedy sí conocía la identidad secreta de Superman

Por: | 10 de julio de 2013

Ml_dc_comics_all_covers_11_1080
Una fabulosa ilustración sobre la familia de Superman. Taschen. DC Comics.

 

Batman nunca atrapó mi imaginación bajo sus alas cuando era pequeño. En realidad, veía con cierta simpatía a todos los superhéroes de la factoría DC Comics, pero siempre compraba los tebeos de Marvel, la ahora todopoderosa multinacional cinematográfica que arrasa allá por donde va.

La tercera parte de Iron Man (para que nos entendamos en castellano, se titulaba El Hombre de Hierro) ya ha superado los 1200 millones de dólares en la taquilla mundial. Pero es una película mediocre, que no alcanzó el nivel de la primera. Las versiones de Capitán América, Hulk (que conocíamos como La Masa) y Los Vengadores son muchísimo más afortunadas. A pesar de ello, las películas de Christopher Nolan sobre el hombre murciélago son probablemente las mejores que el cine ha dado al comic.

CA-05482_R
Escena de Iron Man 3. Zade Rosenthal. © 2012 MVLFFLLC. TM & © 2012 Marvel. All Rights Reserved

El caso de DC Comics es singular. Salvo Batman y Superman, el resto de los héroes que esta factoría ha creado son mucho más desconocidos, y eso que sus orígenes se remontan nada menos que a 1938, cuando Action Comics publicó el primer número de Superman. El héroe de Krypton sostuvo a la compañía durante décadas hasta que Batman se transformó en un fenómeno televisivo.

¿Conocen ustedes a Flash (el hombre más rápido del mundo)?  ¿Al Hombre Halcón, a Saturn Boy? ¿A Lighting Boy (El niño relámpago), o Creeper, un periodista que enloquecía todas las noches y que se vestía de superhéroe para luchar contra el crimen? Linterna Verde –cuya versión interpretada por Ryan Reynolds fue un absoluto fiasco–es un poco más popular.

    Pero si echamos un vistazo a la foto de familia de Superman en 1960, –la imagen del encabezado de este blog–encontramos toda una genealogía, con Lois Lane y Jimmy Olsen como principales admiradores del héroe: Supergirl, incluso un caballo volador (Cornet), un perro volador (Krypto, el perro de Superman), un gato volador (Streaky) y hasta un supermono que viajó con el cohete que trajo al niño de acero a la Tierra (llamado Beppo).

    En otras aventuras, hay historias tan increíbles como que Louis Lane se transforma en una bruja con poderes casi superiores a los de Clark Kent, volando sentada en una escoba.

El libro editado por Taschen, The Silver Age of DC Comics, ofrece jugosísimos detalles sobre la historia de los creadores y la evolución de este complejo mundo de estos superhéroes entre 1938 y 1950. Salvo el hombre murciélago y el hombre de acero, los demás superhéroes serían catalogados –injustamente–como de segunda. Pero algunas ideas originales de los comics de Marvel se inspiraron en los entresijos creativos de DC.

STK530248

Por ejemplo: cuando uno de los editores, Julie Schwartz, propuso reunir a todas las estrellas en un equipo llamado Justice League (La Liga de la Justicia, con Batman, Superman, Flash, Linterna Verde, etc), la editora Timely Comics –el origen de Marvel–contactó con Stan Lee y Jack Kirby para contrarrestar el potencial de ventas de una idea tan original. Nunca se había visto tal reunión de un equipo de superhéroes. Lee creó una versión rudimentaria de Los Cuatro Fantásticos, versión que después se convertirían en una de las banderas de Marvel. Luego vendrían Los Vengadores.

DC fue pionero en introducir la temática científica en el mundo del comic. Incluso puso en órbita el Satélite Superman seis meses antes del lanzamiento del Sputnik, anticipando la importancia y la influencia que tendría la carrera espacial en el desarrollo de las personalidades de sus héroes. Qué magnifica época. Eran personajes sin dudas, sabedores de la importancia de sus poderes y su papel en el mundo, cuya palabra valía más que el oro y cuyo honor no tenía precio. 

Flash, creado por Bob Kanigher,  era un policía científico que usaba la ciencia para investigar los asesinatos. Toda una suerte de CSI de la época, cuando sufrió el accidente que le convirtió en el hombre más rápido del mundo; Schwartz, por su parte, introdujo el asunto de los mundos paralelos, una idea extraída de la física teórica, para consolidar el mundo cósmico de Linterna Verde y su legión de guardianes del cosmos.

El presidente Kennedy sabía incluso la identidad secreta de Superman, Clark Kent. DC iba a lanzar un número especial en el que Superman se encontraba con Kennedy. Y así fue. Tan sólo una hora después de que el presidente anunciara que quería verse con él, Superman se colaba por la ventana del despacho oval. Kennedy estaba preocupado por la aparente desidia de los jóvenes ante la necesidad de mantener su forma física. 

Cb superman 170 3
Superman acude a la llamada del presidente John F. Kennedy. Su misión: revitalizar el "músculo" de los jóvenes americanos, con la carrera espacial de fondo. Dc Comics.

Un año atrás, en 1962, John Glenn se convirtió en el primer americano en orbitar la Tierra a bordo de una cápsula de la Misión Mercury. Los soviéticos iban muy por delante en la carrera espacial, y Kennedy estaba muy preocupado por la desidia de la juventud americana en cuanto a la práctica de los deportes y su condición física. Glenn había comentado que parte de su éxito se debía a una formidable condición física –los requerimientos estrictos de la NASA exigían a los candidatos a astronautas  la condición de “superhombres”. 

Superman tenía que convencer a los jóvenes americanos para que entrenasen duro. Tenían que saltar la brecha que los separaba de los musculosos jóvenes soviéticos. La historia, nos cuenta Paul Levitz, iba a publicarse a finales de noviembre de 1963, pero en ese momento Kennedy fue asesinado. DC publicaría el número un año después, aunque con otra portada, y comentando que el guión había sido aprobado por “el mismo Kennedy y la Casa Blanca”.

Supes_jfk_cover
Portada inicialmente pensada para publicarse a finales de noviembre de 1963. DC Comics.

¿Qué nos atrae de los superhéroes y por qué son tan populares? El cine ha explotado de maravilla muchos de ellos –excepto casos notables, como las versiones decepcionantes de Dan Defensor o El Motorista Fantasma, o los altibajos de Iron Man.

Quizá, después de todo, ellos son los chicos buenos: defienden a los ciudadanos corrientes contra el mal, transmiten algo que hoy en día parece pasado de moda, como la inocencia, la honestidad e integridad personal. Hablan en nombre de los niños y jóvenes que pensaban que el mundo merecía la pena y era susceptible de mejora. Aquellos que, como era mi caso, esperaban el fin de semana como agua de mayo para poder adquirir un tebeo con la paga semanal.

 

 

Hay 3 Comentarios

Es curioso como ciertos personajes de DC cómics son muy desconocidos. A mi siempre me ha llamado mucho la atención Flash, el hombre más rápido del mundo, pero me ha resultado muy difícil encontrar sus cómics.

Qué curiosos los paralelismos con la historia (1963-carrera espacial). Sigue siendo muy rentable adaptar los cómics a la gran pantalla, y los efectos especiales tan avanzados dotan de realismo a los 'superhéroes'. Los Vengadores, sin duda, de las mejores adaptaciones.

A mi siempre me encantó Superwoman. Dicen que van a sacar una nueva versión: http://marbcn2510.blogspot.com.es/2013/07/nacida-para-ser-cule.html

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Planeta Prohibido

Sobre el blog

Un poquito de ciencia impertinente. 2.000 caracteres para divertirse y aprender tomando como hilo conductor los fascinantes hallazgos de la ciencia. Pero además hay atrevimiento. Especulación. La ciencia que tiene sentido del humor. La versión siglo 21 de Robby el robot, el autómata más famoso de la ciencia ficción,El Planeta Prohibido, que era incapaz de herir a los humanos. Nuestro Robby rescata en sus brazos mecánicos a la chica, pero a veces tiene más mala leche queTerminator. En El Planeta Prohibido (PB), una civilización extraterrestre llamada Krell es un millón de veces más avanzada que la humanidad, pero se extinguió en un solo día. Es celuloide, ciencia ficción, claro, pero quizá el conocimiento no baste para salvarnos. Y sin embargo, ¿tenemos algo mejor?

Sobre el autor

(Madrid, 1963) (Madrid, 1963) es periodista y escritor, se licenció en ciencias biológicas y es Master de Periodismo de Investigación por la Universidad Complutense. Autor de cuatro novelas (La Sombra del Chamán, Kraken, Proyecto Lázaro y Los Hijos del Cielo), le encanta mezclar la ciencia con el suspense, el thriller y la historia, en cócteles prohibidos. Fue coguionista de la serie científica de RTVE 2.Mil, ha colaborado para la BBC, escrito para Scientific American y New Scientist, Muy Interesante, y fue jefe de ciencia de La Razón. En El País Semanal se asoma al mundo de la ciencia. Luis habla también en RNE, en el programa A Hombros de Gigantes, sobre ciencia y cine.

Archivo

mayo 2014

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal