El despilfarro como Dios manda

Por: Josep Torrent | 09 nov 2011

Debate

Ignoro en qué apartado de la “economía como Dios manda” colocaría Mariano Rajoy los 15 millones que el Gobierno valenciano de Francisco Camps pagó al arquitecto Santiago Calatrava por un proyecto que nunca verá la luz. La portavoz del Consell, Lola Jhonson, justifica el gasto porque es “un activo” de la Generalitat, pero no explica si servirá para facilitar el crédito a los empresarios, la cantidad de empleo que creará, ni si dará seguridad a los inversores. El candidato del PP a la presidencia del Gobierno explicó en su debate con el socialista Alfredo Pérez Rubalcaba que tiene un plan para sacar a España de la crisis cuyo primer punto es controlar el gasto público, no gastar lo que no se tiene. “Si las Administraciones son austeras, dijo, el crédito que se llevan podrá fluir a las empresas y familias”. Imposible estar en desacuerdo con la simpleza del enunciado, aunque se le podrían objetar varias cuestiones. Pero no es eso lo que quiero subrayar sino el hecho de que en la Comunidad Valenciana la “economía como Dios manda” ha sido durante muchos, demasiados, años puro despilfarro con el PP al frente del gobierno autonómico. Y, que se sepa, a Rajoy no le ha parecido mal del todo la gestión de sus compañeros valencianos. Más bien al contrario.

Todavía, pese al tiempo transcurrido, no he sido capaz de averiguar a qué noticia “tétrica” relacionada con la sanidad valenciana se refirió Rubalcaba. Es verdad que el Consell ha anunciado que no va a construir algunos hospitales que había anunciado, incluso que no va a abrir el que ya está terminada en Llíria (Valencia) porque no tiene un euro. Al candidato socialista eso le puede parecer “tétrico”, pero no deja de ser un adjetivo ciertamente exagerado cuando de recortes se trata. El candidato socialista tiene en la Comunidad Valenciana ejemplos más que sobra para hacer notar las contradicciones entre lo que propone Rajoy y la gestión de Eduardo Zaplana y Francisco Camps; pero, o se lo explicaron mal o no se acabó de aprender la lección.

Rubalcaba se equivocó a la hora de hablar de la sanidad valenciana, en cambio dominaba bien lo que ocurre en la educación madrileña. Rajoy confundió municipios de la provincia de Sevilla con los de la Cádiz, pero lo de Madrid también se lo manejaba con soltura. ¿Será que la política española solo ocurre dentro del radio que va desde el Congreso de los Diputados hasta la M-30?

Hay 3 Comentarios

Me ha quedado algo que decir en el escrito anterior. La Sra. Noemí, la estrella del Sálvame, es la concejala de Servicios Sociales, nuera de otro ilustre ex concejal del PP de Manises.
Mis padres (100 y 92 años) tienen presentada acogiéndose a la Ley de la Dependencia, la petición correspondiente. A día de hoy, sin respuesta, como tantos y tantos mayores en este País Valencianos.
Puestos a pensar, me digo yo: ¡claro! entre viaje al Sálvame, fiestas de cumpleaños y tanto ajetreo social y las obligaciones propias del hogar de una mujer como dios manda, es normal que a la tal Noemí, no le quede tiempo para hacer su trabajo y cumplir con su responsabilidad como concejala de Servicios Sociales en el Ayuntamiento de Manises.
A los mayores, mantitas y sidra por navidad, comidas y excursiones de cara a elecciones, etc. Todo menos respetar lo que por DERECHO Y POR LEY les corresponde.
¡Qué asco de dirigentes!

Cuestión de dignidad.
El lunes día 7/11/11, mi padre cumplió 100 años. A sus 5 hijos (4 chicas y 1 chico) nos consta que en los últimos años siempre que se hablaba de ésta fecha y ante la posibilidad de la visita del alcalde, mi padre decía: ése H. de P... no entra en mi casa mientras yo viva.
Pues bien, a mis hermanas y algunos nietos, se les ha "olvidado" lo que su padre y abuelo quería y en los últimos meses, han estado dándole, dándole y dándole a la preguntita, papá abuelo, quieres que venga el alcalde, te va a regalar una tv.
La última en hacerle la preguntita, ha sido la mujer de un nieto que a su vez tiene una prima, que a su vez es prima del alcalde. Abuelo, si no quiere no pasa nada, pero si quiere me lo tiene que decir para que yo hable con mi prima y lo pueda organizar con tiempo con el alcalde. Me consta que mi padre nunca ha dicho que si, conozco a mi padre y lo que piensa al respecto y lo más que respondía era, bueno, a mí me da igual.
Llegó el día y el alcalde, tres concejalas (entre ellas, como no la Noemí del SALVAME) el responsable de la casa de la cultura y una secretaria, se presentaron en su cumple. La foto se puede ver publicada en Levante emv del 9/11/11. Muchos nietos, no han podido venir (están en paro y no se pueden pagar el viaje y la comida)
Yo no estoy, con todo el dolor, pero no estoy con mis padres en ésa foto ni en esa comida en ése día. Es una cuestión de principios y dignidad, los principios y dignidad de mis padres.
Mi padre es votante de izquierdas y no solo no le han respetado, es que le han colado en su casa y en su día, al primer alcalde de Manises IMPUTADO POR PRESUNTO FRAUDE Y MALVERSACIÓN, Enrique Crespo Calatrava.
Cuestión de dignidad.

Pues si ya da miedo esos 15 millones "regalados" -que da pánico pensar la de cosas que se podrían haber hecho con ese dinero- a saber el dinero que se habrá despilfarrado y que no nos habremos enterado debido a la poca tranparencia del gobierno de Camps.

Es que lo peor es pensar -aun peor- en todo lo que hemos malgastado y permitido que se malgaste todos estos años y que nos habría permitido tener un futuro mejor.

Ahora toca no-construir hospitales, no-construir colegios -que llevamos años con barracones y lo sé de primera mano- ¿Cuántos hospitales se podrían haber hecho, no ya con el presupuesto de la Ciutat de les Arts que considero necesaria como proyección turística, sino con el propio presupuesto para la redacción del proyecto?

Qué barbaridad que se diese esa cantidad de dinero para simplemente redactar un proyecto que al parecer ni está redactado... 15 millones una maquetita con lucecitas y los tres falos valencianos.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

Josep Torrent

es periodista, delegado de EL PAÍS en la Comunidad Valenciana. Casado, con una hija y un nieto. Estudió filosofía y letras en la Universidad de Valencia y Ciencias de la Información en la Universidad Autónoma de Barcelona.

Sobre el blog

La Comunidad Valenciana no es solo corrupción, ni tampoco fallas, sol, playa y paella, aunque el tópico la reduzca a eso. Este blog hablará de los tópicos, como no puede ser de otra manera. Pero también aspira a contar otras cosas.

Categorías

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal