Un error estratégico

Por: Josep Torrent | 08 nov 2013

Fabra ha puesto de  patitas en la calle a cerca de 1.700trabajadores de Ràdio Televisió Valenciana porque no tiene dinero y porque, puestos a elegir, el prefiere construir colegios y hospitales a tener una televisión autonómica. Si nuestro presidente tuviera una mayor formación política sabría que contraponer el derecho a tener una televisión pública, en valenciano, plural y profesional con los derechos a la sanidad y a la educación universal, pública, gratuita y de calidad es un contradios que no resiste el más mínimo análisis.

El político, el buen político, debe establecer prioridades. Sobre eso no hay discusión; pero no es de recibo suprimir un derecho para mantener otros. Fabra podría perfectamente haber decidido que iba a retirar las subvenciones a los centros concertados del Opus que segregan a los alumnos, como podría haber prescindido de gastarse 300.000 euros en un partido de baloncesto para su mayor gloria y la de su amigo el seleccionador; pero no lo hizo. Son sus prioridades. Estas y otras muchas más. Por ejemplo, mantener un aeropuerto sin aviones en Castellón.

Canal 9 para ser viable tenía que hacer un Expediente de Regulación de Empleo, tampoco sobre eso hay debate, como tenía que cambiar su programación para ser consecuente con la ley que hizo posible su creación. Pero Fabra se ha equivocado en la forma y en el fondo. Ha cometido un error estratégico y muy serio. Al tiempo

Hay 4 Comentarios

ATENCIÓN ATENCIÓN
“Queda más de la mitad de la legislatura, y os aseguro que veremos crecimiento sostenible y creación de empleo y cuando volvamos a presentarnos a los españoles en las elecciones podamos decir las cosas están infinitamente mejor que cuando las cogimos en el año 2011”.
MARIANO RAJOY 09-11-2013


Quien vilipendia la inteligencia de los demás, merece ser objeto del mismo trato hacia él.
"El que desprecia demasiado, se hace digno de su propio desprecio"
AMEIL, HENRI FRÉDÉRIC

Con posterioridad a los resultados de tal o cual encuesta electoral, no falta nunca, cuando la intención de voto auspiciada le es afín o propicia, el tarugo de turno que afirma, con ademanes de sabio atemporal, que el pueblo es sensato e inteligente, y de esas resultas, tales pronósticos.
Reacción: agria mueca cínica

Uno de los mayores errores ha sido el no mirar el gasto, a sabiendas de que ya se resolverá con los impuestos de todos los ciudadanos.
O lo arreglarán los que vengan detrás, dada la corta provisionalidad del mandato.
Pero los demás siempre son los ciudadanos, es la gente.
Porque no hay milagros.
Ni nos cae del cielo el dinero precintado.
Por eso ahora que nos han puesto las peras a cuarto, hay que cortar a las bravas.
Y eso hace daño, y sin paños calientes.
A buenas horas.
Ahora sobra gente.
Y antes volaron los cuartos.

Pues que le pidan explicaciones a los que votan a esta gentuza http://xurl.es/9ik46

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

Josep Torrent

es periodista, delegado de EL PAÍS en la Comunidad Valenciana. Casado, con una hija y un nieto. Estudió filosofía y letras en la Universidad de Valencia y Ciencias de la Información en la Universidad Autónoma de Barcelona.

Sobre el blog

La Comunidad Valenciana no es solo corrupción, ni tampoco fallas, sol, playa y paella, aunque el tópico la reduzca a eso. Este blog hablará de los tópicos, como no puede ser de otra manera. Pero también aspira a contar otras cosas.

Categorías

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal