La memoria presidencial

Por: Josep Torrent | 08 feb 2014

La memoria de algunos presidentes de la Generalitat es selectiva. Como la de la mayoría de los humanos, cabe decir. Pero en el caso de los políticos la capacidad de olvido para según qué cosas resulta ser extremadamente sospechosa. Hemos conocido el contenido de las declaraciones del expresidente Francisco Camps sobre los contratos que su administración había firmado con el yerno del Rey, Iñaki Urdangarin. Camps apenas recordaba nada. De las 64 preguntas que le planteó el juez Castro contestó “no” o “no lo recuerdo” a 41. Su amnesia era total. Aquellos contratos eran cosa de funcionarios y de los servicios jurídicos a los que dejaba “libertad absoluta” para decidir. Tal desinterés por los actos de su Gobierno contrasta con la atención que prestaba a la organización de los actos de su partido. En su declaración ante el juez José Flors en 2009, el expresidente aseguró que siempre le gustaba “supervisar el ingenio, la innovación, los atriles, la iluminación, para dar un ritmo de modernidad a lo que eran actos de partido”. La conclusión es obvia: a Camps le interesaba mucho su partido, el PP; pero no tanto lo que ocurría en su Gobierno. Al fin y al cabo, el dinero que iba a parar al bolsillo de Urdangarin no era suyo, pagaban otros. Pagábamos los valencianos.

Los mismos que, creyentes o no, pagaron el indecente despilfarro que las instituciones hicieron durante la visita del Papa a Valencia para presidir el V Encuentro Mundial de las familias. 2.65 millones costó la instalación de 7.000 urinarios y 3,5 la compra de 390.000 mochilas. Un despropósito que, en su momento, solo escandalizó a unos pocos que, rápidamente, fueron tachados de antivalencianos y que hoy es una piedra de escándalo más en la ya cargada mochila del PP de la Comunidad Valenciana. Seguramente, Camps tampoco supo nada de lo que pasaba ante sus propias narices. Y si lo supo entonces, seguro que hoy lo ha olvidado. ¡Esa memoria!

Hay 3 Comentarios

Por lo mismo que Jaume Matas, entre otros, con el urdangarinato, están siendo procesados y pisarán cárcel, repito, por los mimos hechos, ni el atildado meapilas de Camps ni la verdulera de la Rita Barberá lo están siendo, pues el TSJCV dice que aun cuando los hechos son delictivos, no les encuentra visos de culpabilidad. Evidente si tenemos en cuenta que ni ha investigado ante las denuncias y además ha rechazado la documentación que desde Palma, le aportó el juez Castro. A esto unimos la fétida convivencia entre supuestos magistrados de la Audiencia de Castellón, durante décadas con el cacique tuerto, los acosos a los sucesivos jueces que instruían la causa, la vergonzosa actuación del juez de la Rúa, más que amigo de Camps(y que el venal De la Rúa no haya sido procesado por prevaricación.....) y la canallesca no instrucción por ese esperpenzo de jueza, archivando por dos veces las diligencias por el accidente del metro para no molestar al PP y al que ahora le obl

Esa memoria ,claro que es muy selectiva,"muy malvadamente selectiva".la clásica persona "golfa" que tira la casa por la ventana,porque no es suya ;cuando le preguntan porque ha tirado el dinero publico,no se acuerda.¿pero este no es el proceder de los golfos y de los irresponsables,gentes de malvivir?.¿No pertenece a esta "estirpe",este desvergonzado y repulsivo personaje,además de muchos de sus compañeros "de viaje"?
Apertas agarimosas
http://intentadolo.blogspot.com.es/2014/02/un-proceso-constituyente.html

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

Josep Torrent

es periodista, delegado de EL PAÍS en la Comunidad Valenciana. Casado, con una hija y un nieto. Estudió filosofía y letras en la Universidad de Valencia y Ciencias de la Información en la Universidad Autónoma de Barcelona.

Sobre el blog

La Comunidad Valenciana no es solo corrupción, ni tampoco fallas, sol, playa y paella, aunque el tópico la reduzca a eso. Este blog hablará de los tópicos, como no puede ser de otra manera. Pero también aspira a contar otras cosas.

Categorías

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal