Sobre el autor

Josep Torrent

es periodista, delegado de EL PAÍS en la Comunidad Valenciana. Casado, con una hija y un nieto. Estudió filosofía y letras en la Universidad de Valencia y Ciencias de la Información en la Universidad Autónoma de Barcelona.

Sobre el blog

La Comunidad Valenciana no es solo corrupción, ni tampoco fallas, sol, playa y paella, aunque el tópico la reduzca a eso. Este blog hablará de los tópicos, como no puede ser de otra manera. Pero también aspira a contar otras cosas.

Categorías

Eskup

Archivo

mayo 2014

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

La pesadilla

Por: Josep Torrent | 19 abr 2014

La gestión del PP empieza a convertirse en una auténtica pesadilla para los valencianos. ¿Exagero? Es probable; pero no hay semana en la que no nos desayunemos con alguna de sus calamidades.  Durante mucho tiempo fuimos descubriendo con horror y espanto hasta qué punto el expresidente Francisco Camps y sus megalomanías habían arruinado las finanzas autonómicas y destrozado la poca o mucha autoestima de la Comunidad Valenciana, convertida en icono de la corrupción española por más que no fuera la única ni la mayor en latrocinios.

CiscarFabra

La llegada de Alberto Fabra a la presidencia hizo pensar que una nueva etapa se había instalado en la Generalitat. Nos equivocamos. Ahora ya sabemos que estamos ante un presidente lampedusiano que apuesta por cambiar alguna cosa para que todo siga igual. El Gobierno valenciano ha regalado más de 14 millones y medio de euros a unos supuestos empresarios que, supuestamente, se encargaban de organizar la Fórmula 1 en el circuito urbano de Valencia. Así, cualquiera es empresario. No arriesgas un euro y, si hay pérdidas, que las paguen los contribuyentes. ¿Será eso la cultura del esfuerzo? No creo. Con nuestro dinero pagamos las pérdidas de los querendones del PP y Fabra, y Ciscar, destruyen lo que sí hemos pagado con nuestro dinero: Canal 9, por ejemplo. Ahora quieren sembrar de sal los estudios de Burjassot para que no quede memoria de uno de los mayores desatinos cometidos por gobierno alguno. Y para mayor vergüenza pagarán los despidos de 1.700 trabajadores con las ayudas destinadas a la economía productiva. Difícilmente se encontrará mejor imagen de cómo gestiona el PP la economía. Echa a la calle a cerca de dos mil empleados de una empresa pública y paga sus indemnizaciones con el dinero destinado a la creación de empleo. Y el tripartito es la hidra de las siete cabezas para estos genios que, dicen, son los únicos capaces de acabar con la crisis económica. Para cuándo el despertar de esta pesadilla.

Foto: José Ciscar y Alberto Fabra en sus escaños en las Cortes Valencianas. Detrás de ellos Rafael Maluenda, Ricardo Costa y Jorge Bellver / JOSÉ JORDÁN 

Un presidente desinformado

Por: Josep Torrent | 07 abr 2014

Los últimos datos del paro (bienvenidos sean) y la visita de Mariano Rajoy ha dado algo de aire a los populares en la Comunidad Valenciana que languidecen en las Cortes Valencianas a la espera de que las urnas les marquen el camino a seguir. Mientras esperan la sentencia, las sesiones de control al presidente se han convertido en un diálogo de besugos en los que la oposición pregunta por la corrupción, por ejemplo, y la respuesta es: “¡sardinas traigo!”. Este erial parlamentario es el escenario donde los actores repiten latiguillos, frases hechas o cuentos para embaucar a niños. En la última sesión de control, los socialistas estaban crecidos con el informe de la Agencia Tributaria sobre la financiación ilegal del PP y al presidente Fabra echó mano del “y tu más”. “Yo no he sido condenado por financiación ilegal y el PSOE sí, muchas veces”, dijo Fabra. Pues no. El PSOE, aunque así conste en las leyendas políticas, nunca fue condenado por financiación ilegal. Lo fueron dos militantes del PSC, pero no el PSOE.

Otra leyenda que el presidente valenciano gusta de relatar cada vez que puede, tiene que ver con la financiación autonómica, auténtico dogal para las cuentas públicas y para la recuperación económica. Fabra siempre acaba por echar las culpas a los socialistas, responsables del actual modelo. ¿Es eso correcto? Sí y no. La verdad del cuento es que gobernando Rodríguez Zapatero se aprobó el actual modelo de financiación que, aún siendo muy perjudicial para los intereses de los valencianos, es un poco menos malo que el aprobado anteriormente por el Ejecutivo de José María Aznar e inspirado -¡quién lo diría!- por el expresidente de la Generalitat valenciana, Eduardo Zaplana. El PP nunca votó contra el modelo socialista, se abstuvo. Para más información el exconsejero de Hacienda Gerardo Camps.

  ¿Nos merecemos los valencianos un presidente que no nos mienta? Por descontado. Pero no creo que Alberto Fabra sea un mentiroso, sencillamente está desinformado. Si no, no recurriría a argumentos tan chapuceros y tan fácilmente desmontables.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal