PlenaMente

04 jun 2016

El valor de la discreción

Por: Patricia Ramírez

Discreción
Lo más importante en las relaciones personales es que uno se sienta cómodo con ellas. Las relaciones pueden ser tanto una fuente de estrés como una de las mejores experiencias. Son varios los valores que permiten tener relaciones sólidas, estables y agradables: la honestidad, la sinceridad, la lealtad, el respeto o la humildad. Y un valor importante es la discreción. De hecho, la discreción es en gran parte la base de la confianza. Nadie se siente seguro hablando y compartiendo información con personas que puedan compartir de más con otras personas que no deseamos. Tampoco nos sentimos cómodos con los que hablan de su intimidad a doquier. Si deseas ser generoso, hazlo con cualquier cosa menos con la información de los otros.

Podemos distinguir a una persona prudente porque se comporta:

Con sensatez, eligiendo en cada momento el comentario oportuno. Ello requiere una valoración de las consecuencias.

Con autocontrol. A pesar de que tenga información de primera mano, cierta y muy interesante que pudiera convertirla en la atracción del grupo, la persona discreta sabe declinar el interés que pueda suscitar antes que traicionar el secreto o la intimidad de otros.

Con respeto hacia quien le ha confiado su intimidad. Para ellas está por encima la lealtad que el interés público de lo que conocen.

Con empatía y tacto. Hablar de temas que no corresponden es fallar y dejar en ridículo o al desnudo a la persona que ha confiado en ti. La persona prudente entiende y valora las emociones que puede sentir el otro y procura no provocar su dolor.

Si eres de las personas que tiende a hablar más de la cuenta, si tienes dudas de dónde están los límites, puedes hacerte estas reflexiones:

-En cuanto al contexto, ¿es apropiado el lugar en el que voy a emitir esta opinión? ¿Puedo ofender a alguien?

-En cuanto a las personas, ¿son estas las personas que deberían saber lo que voy a decir?, ¿Si hablo de este tema estoy traicionando a alguien?, ¿La persona que me ha contado esta información, querría que yo la dijera en este círculo?, ¿La persona de la que voy a hablar querría que se hablara de ella y sobre este tema y en este contexto?

-En cuanto al contenido, ¿es muy íntimo, puede ser incómodo para otros, los demás querrán saberlo? Hay persona que literalmente cuenta sus actos sexuales, sus idas al baño “yo es que si no desayuno dos kiwis, no hay manera”. De verdad que a nadie nos interesa los problemas de evacuación que tenga cada uno en su casa. Hay comentarios que no aportan nada y que pueden hacernos fantasear con algo que es incómodo, como imaginar las consecuencias de los dos kiwis que desayuna Fulanito.

-Si no sabes qué decir, igual es que no tienes que decir nada. Puedes quedarte en silencio. Hay veces en las que no hablamos de nadie, pero hablamos por hablar. No valoramos el silencio, el misterio, dejar que otros participes. En estos casos, hazte estas reflexiones: ¿Es importante lo que voy a decir?, ¿Será de interés para los demás? No todo lo que decimos tiene que ser de tesis doctoral, pero hablar por hablar puede llegar a ser muy incómodo para los otros.

-No des opiniones o consejos que no te han pedido. Pregunta a la persona si le interesa saber tú opinión antes de dar por sentado que le vas a solucionar la vida con tu consejo.

-En cuanto a las críticas. ¿Va a aportar algo, cambiará a la persona, desea escuchar la crítica, le ofenderé?

- Y sobre todo pregúntate también: ¿Tengo permiso para contar lo que voy a decir?

-Y por último, ¿esto que yo voy a decir es lo que yo desearía escuchar si viniera de otro?

 

Hay 3 Comentarios

muy buena información sobre los valores que llevamos acabo , gracias por brindarnos esta información, nos explica detalladamente los pasos a seguir por si tenemos alguna duda de estos valores dichos.

Los logros culturales que hemos conseguido las personas a partir de la implantación estandarizada de la cultura y la formación escolar nos han puesto en el nivel de avance en que estamos en la actualidad.
El sostenimiento de los avances sociales mantienen un progreso nunca antes conocido.
En todo el mundo.
Siendo muy pocos los rincones en los que aun perviven pequeños núcleos de poblaciones aislados que se encuentran detenidos en el tiempo.
Como una reserva de la raza humana, por si la excesiva velocidad de la cultura mal digerida, avocara sin remedio a un desastre general.
Siendo la reflexión sensata el mejor atenuante ante las tentaciones de buscar soluciones tremendas, para salir adelante mediante el abuso.
De la naturaleza o de las personas y la vida.
El respeto por nuestra propia naturaleza humana frágil y débil en todos los niveles.
Y el crecimiento de la conciencia intelectual, y hasta donde podríamos llegar si se aplican los conceptos del respeto por todo lo que nos rodea.
Como si fuéramos solo invitados.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el blog

“Las personas felices lo son, no porque tengan más que los demás, sino porque centran su atención en lo importante”. La visión que tenemos del mundo, de nuestro entorno, condiciona nuestro bienestar y con ello la implicación, el compromiso y la actitud que tenemos con nosotros y con los demás. Hay personas que esperan el momento perfecto para dar un paso. Pero el momento perfecto está tan solicitado, que el día que aparezca, habrá que repartirlo entre demasiados. Con este blog te invito a entrenar tus emociones, tus pensamientos y tu actitud. Te invito a responsabilizarte de lo que ocurre alrededor para que no condicione tus decisiones. Tenemos un derecho maravilloso que es elegir. Elige tu modo de conducta, elige lo que quieras ser, elige cómo quieres vivir y sentir.

Sobre el autor

Patricia Ramírez

Licenciada en Psicología, Máster en psicología clínica y de la salud y doctorada en el Departamento de personalidad, evaluación y tratamiento psicológico de la Universidad de Granada, Patricia Ramírez es experta en psicología deportiva (campo en el que ha asesorado a equipos de fútbol como el Real Betis, el RCD Mallorca o el CB Granada) y trabajo en equipo. Colabora en varios medios de comunicación (TVE, El País semanal, Marca…).

Es autora de Así lideras, así compites (Conecta, 2015), ¿Por qué ellos sueñan con ser futbolistas y ellas princesas? (Espasa, 2014), Autoayúdate (Espasa, 2013), Entrénate para la vida (Espasa, 2012), Gestión y Control del Estrés, con Zoraida Rodríguez Vílchez (Conzepto, 2008).

http://www.patriciaramirezloeffler.com/

Archivo

marzo 2017

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal