PlenaMente

28 sep 2016

Para que te dé tiempo a todo

Por: Patricia Ramírez

Puntualidad
Una de las claves del equilibrio y de la calidad de vida está en saberse gestionar el tiempo. La mayoría de personas se quejan de no llegar a nada, y no siempre se debe a tener un exceso de actividades. Andar con prisas y con el cerebro multitarea no solo impide organizare y ser eficaz, sino que termina desarrollando la respuesta de ansiedad. La estabilidad emocional y la sensación de bienestar también requieren de tiempo y orden.

11 consejos para llegar a todo…y con tranquilidad:

1. Gestionar el tiempo también requiere tiempo. Es decir, necesitas planificar. Planificar implica dedicarle un momento durante el domingo para gestionar la agenda: prioridades, obligaciones, reuniones, viajes, trayectos, recados y un largo etcétera. Anótalo todo. Si solo pones el inicio y la finalización de una reunión, pero no cuentas con el tiempo de desplazamiento entre el lugar de la reunión y tu punto de partida y llegada, no estarás siendo realista. Al principio, planificar, requiere tiempo. Pero poco a poco se convertirá en una tarea más automática.

2. Orden en tu agenda. Trata de clasificar, por ejemplo, por colores, las distintas actividades. Así será muy fácil identificarlas nada más abras la agenda. Tu cerebro se organiza mejor con los mapas visuales.

3. Lo que no está escrito se olvida. No abuses de tu memoria. Por muy importante que sea la idea, alguna vez, se esfuma. Si delegas en listas todo aquello que tengas que recordar, podrás invertir tu energía mental en pensar, argumentar, concentrarte o ser más creativo.

4. Déjate descansos entre las distintas actividades. Son suficientes tres minutos para desconectar de lo que cierras y prepararte mentalmente para la nueva tarea que empiezas. Toda actividad tiene su proceso: calentamiento, máxima concentración y desatención. Si enlazas una con otra, te saltas las fases y dificultas la concentración. Cierra y abre.

5. Consulta el reloj, ¡por algo existe! Hemos perdido la costumbre de mirar el reloj porque lo delegamos en el móvil. Pero si no estás atento a la hora, no te puedes organizar de forma correcta. Calcula siempre un margen de cinco minutos cuando tengas una reunión o quedes con alguien. Ser puntual es una forma de gestionar el tiempo y de tratar con respeto a los demás.

6. Pon horario de inicio y de finalización. Si tu cerebro desconoce cuándo empezar y cuándo finalizar con una tarea, tampoco sabrá optimizar el momento. Nos regimos por tiempos, y eso permite presionarnos, ser más intensos y desencadenar el estrés positivo que nos ayuda a focalizar en la tarea a realizar. Si la mente interpreta que tienes todo el tiempo del mundo para resolver la tarea, se dispersa.

7. Delega. Si nadie más sabe hacerlo, siempre tendrás que hacerlo tú. Y si siempre tienes que hacerlo tú, no podrás realizar otras actividades de mayor responsabilidad. Delega en tus hijos, en tu pareja o en compañeros de trabajo. Delega y confía. Para ello debes contar con el ritmo de cada uno y el margen de error que necesita un período de formación.

8. Trabaja en el presente. Quien mucho abarca, poco aprieta. Querer hacer mucho a la vez es perder el tiempo, porque no harás nada de forma concienzuda y con calidad. El cerebro no es eficaz ni resuelve bien si tienes varias carpetas abiertas a la vez. De eso solo son capaces los ordenadores. Así que céntrate en lo que tienes ahora entre manos, desactiva todas las luces, musiquitas, sonidos y demás distractores de la alta tecnología y ponte a lo que estás.

9. Di NO. Es imposible llegar a todo si asumes más trabajo del que realmente puedes gestionar. El día tiene 24 horas, de las que tienes que comer, descansar, disfrutar, trabajar, hacer deporte, ser madre, padre, hijo, hija, amigo, etc. Si no haces renuncias, al final, revientas. Elige, desde el equilibrio, aquello que te proporciona serenidad y aprende a decir no y acepta que a la gente pueda sentarle mal. No puedes evitar la respuesta que otros den a tus noes.

10. Ojo con la autoexigencia, no siempre es buena compañera de viaje. Te hace perder más tiempo del que imaginas. Se trata de entregar el trabajo con calidad y correcto. Elige en qué objetivos tienes pensado exigirte cada semana. Porque…querer adelgazar, dejar de fumar, descansar más, ser más cariñoso, no estresarte, trabajar con calidad, ser un padre ejemplar, y todo esto a la vez, es imposible. Se puede trabajar con un nivel de perfección menor y trabajar sobre tus objetivos de uno en uno.

11. No postergues. No dejes para mañana lo que te da pereza. Ya sé que hay cosas que son incómodas, pero qué más da si las vas a tener que realizar de todas maneras. Cada vez que postergas te cargas el plan de la agenda del día siguiente que de repente tiene que contemplar la tarea que no has realizado hoy. Quítate la maula de encima y siéntete orgulloso de ello.

Tiempo tenemos todos, y todos, el mismo. Unos llegan a todo y otros se dispersan por el camino.

Hay 3 Comentarios

Muy buenos consejos. Van directos a favoritos.

La organización del tiempo es muy importante sobre todo si se trabaja, por lo que estoy muy de acuerdo con los consejos de Patricia, para mi la agenda es muy necesaria y lo de poner tiempo al tiempo también para realizar cada una de las tareas.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el blog

“Las personas felices lo son, no porque tengan más que los demás, sino porque centran su atención en lo importante”. La visión que tenemos del mundo, de nuestro entorno, condiciona nuestro bienestar y con ello la implicación, el compromiso y la actitud que tenemos con nosotros y con los demás. Hay personas que esperan el momento perfecto para dar un paso. Pero el momento perfecto está tan solicitado, que el día que aparezca, habrá que repartirlo entre demasiados. Con este blog te invito a entrenar tus emociones, tus pensamientos y tu actitud. Te invito a responsabilizarte de lo que ocurre alrededor para que no condicione tus decisiones. Tenemos un derecho maravilloso que es elegir. Elige tu modo de conducta, elige lo que quieras ser, elige cómo quieres vivir y sentir.

Sobre el autor

Patricia Ramírez

Licenciada en Psicología, Máster en psicología clínica y de la salud y doctorada en el Departamento de personalidad, evaluación y tratamiento psicológico de la Universidad de Granada, Patricia Ramírez es experta en psicología deportiva (campo en el que ha asesorado a equipos de fútbol como el Real Betis, el RCD Mallorca o el CB Granada) y trabajo en equipo. Colabora en varios medios de comunicación (TVE, El País semanal, Marca…).

Es autora de Así lideras, así compites (Conecta, 2015), ¿Por qué ellos sueñan con ser futbolistas y ellas princesas? (Espasa, 2014), Autoayúdate (Espasa, 2013), Entrénate para la vida (Espasa, 2012), Gestión y Control del Estrés, con Zoraida Rodríguez Vílchez (Conzepto, 2008).

http://www.patriciaramirezloeffler.com/

Archivo

marzo 2017

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal