Poco Frecuente

17 jul 2016

Gilles de la Tourette

Por: Álvaro Villanueva

Hoy me ha llegado el testimonio de Antonio Melgar, merece la pena que lo leáis con atención. Antonio da un testimonio de vida y de lucha contra la adversidad que puede ayudar a mucha gente. 

TESTIMONIO DE UNA PERSONA AFECTADA CON EL SINDROME DE GILLES DE LA TOURETTE

Por Antonio Melgar Ruiz.

El comienzo de mi enfermedad fue algo confuso, dado que no era una enfermedad muy común en la sociedad. 

Desde pequeño era un chico muy enérgico y nervioso pero todo ello dentro de lo común en una persona con esa edad, en el año 1995 fue cuando comencé con tics nervios, en un principio mis padres pensaban que lo hacía aposta, pero los tics fueron a más y a más. Fui al pediatra y este nos recomendó que deberíamos consultar a un neurólogo y a un psiquiatra infantil, en un principio no se ponían de acuerdo en el diagnóstico de lo que me ocurría. Después de muchas pruebas médicas y varios meses de hospitales, el neurólogo de Alcázar de San Juan, nos dijo que podría ser el síndrome de Gilles de la Tourette. Comencé un tratamiento que consistía en medicación y en visitas a un psicólogo para ayudarme a contener mis tics. Dado a este tratamiento comencé a sentir los efectos secundarios de la medicación que al no ser específica para mi enfermedad me produjo un pequeño trastorno en mi vida, tanto física como social, engorde mucho y no tenía ganas de hacer nada. 

Todo esto me llevo a que tanto en mi etapa en el colegio como en el instituto mis compañeros, aparte de reírse de mi por los tics nerviosos, también se reían de mi leve obesidad. Fue la etapa más dura de mi vida, con risas, insultos y enfrentamientos diarios con algunos de mis compañeros de clase. Pero por otra parte tenia y tengo la suerte de tener un pequeño grupo de amigos que me apoyaban, me animaban y me defendían.

En la época del instituto, más en concreto en 2º de la E.S.O. quería dejar de estudiar, pero gracias al apoyo de mis padres, familiares, amigos y algún que otro profesor saque fuerza de lo más dentro de mí para afrontar todos los problemas y continuar con el siguiente curso. 

Yo siempre he sido un chico de aprobar con un 5 raspadillo y algún que otro suspenso. Al comienzo del siguiente curso las cosas cambiaron para mejor, muchos de los compañeros que se reían de mi repitieron curso y el grupo de amigos estábamos en la misma clase, con su apoyo comencé a remontar la situación. Pasaron los años y fui pasando de curso con mis 5 raspadillos, hasta que llegué a segundo de Bachillerato y me propuse realizar la selectividad. Aprobé, con un 6, pero me servía para estudiar la carrera que me gustaba y me encantaba que era y es Arquitectura. 

El irme fuera de mi casa a estudiar fue un cambio abismal, pero fue para bien, me sirvió para conocer a gente increíble y hacerme una persona madura e independiente. En esta época de mi vida, los compañeros en vez de reírse de mi por mi enfermedad, me preguntaban que me ocurría, yo les explicaba de que se trataba y lo que recibía a cambio era apoyo y ánimo, no les importaba que tuviese esta enfermedad. Me trataban como otra persona más que es lo que somos. Gracias a la enfermedad he conocido a mucha gente que en ese momento desconocía y me preguntaba qué era lo que me ocurría, entablábamos una conversación que después llego a ser una amistad. 

Terminé mi carrera y por el tema de la crisis me decidí a estudiar otra carrera, Ingeniería Industrial.  

Actualmente la he terminado y he comenzado a trabajar de Ingeniero en una empresa del sector. Como cualquier persona con mi misma titulación, mis compañeros me tratan como uno más. 

Soy una persona común con una enfermedad poco común.

 

Hay 1 Comentarios

Claro que si tiaco!!! Eres una persona muy valiente ademas de uno de mis mejores amigos. Nos conocimos cn 19 años en la universidad donde hemos pasado ratos muy buenos y mira, me llevaste al altar como chofer y ahora has conocido hasta a mi hija. Con personas como tu es facil mantener la amistad toda la vida!! Un abrazo, nos vemos en el bautizo de Martina!

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el blog

Un espacio sobre y para gente poco frecuente, para que vean el vaso medio lleno y piensen que la vida es para disfrutarla.

Sobre el autor

Álvaro Villanueva

Álvaro Villanueva está felizmente casado y tiene cuatro maravillosos hijos. Su hijo mayor, Alvarete, sufre una Enfermedad Rara a la vez que devastadora, lo que le ha hecho despertar su espíritu social. Ahora lucha por mejorar la atención a los pacientes con enfermedades poco frecuentes.

Categorías

Archivo

enero 2017

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal