POP etc

15 nov 2010

Scott Pilgrim: el cómic que se comió a la peli

Por: Borja Bas

Scott-pilgrim-1 

En el mundo del tebeo brillan dos clases de estrellas. Los superpesos pesados tipo Frank Miller (Sin City) o Mark Millar (Kick-Ass), que han aprendido a capitalizar su talento vía Hollywood; y los que aún están aprendiendo a manejar la trascendencia de su propia obra. Ejemplos recientes como Robert Kirkman, que vive su momento de gloria con la adaptación de The Walking Dead, y Bryan Lee O’Malley, artífice de Scott Pilgrim contra el mundo, demuestran que la televisión y el cine se han propuesto fagocitar todo el talento posible de las viñetas. La traslación a la pantalla de Scott Pilgrim, una serie en blanco y negro de trazo rudimentario y preocupaciones posadolescentes, prueba que los avances en efectos especiales pueden redimensionar el impacto visual del papel, pero no necesariamente multiplicar la huella emocional de su lectura.

  

Ajeno a cualquier posible controversia, Bryan Lee O’Malley (London, Ontario, 1979), se muestra por teléfono extremadamente cortés (y algo dormido) a la hora de ponderar los resultados de la película basada en su obra que ha dirigido Edgar Wright (Zombies party, Arma fatal). “Tan solo soy un tipo tranquilo y relativamente callado que pasa la mayor parte del tiempo parapetado tras un escritorio, ¿qué puedo decir?”. Lee O’Malley es el hijo tipo del indie de los noventa: milita como músico a tiempo parcial (bajo el alias Kupek), adora los videojuegos vintage (“aunque ya estoy bastante desenganchado”) y aún pasa las horas con la cabeza gacha dibujando en los márgenes de los libros. Lo único que ha cambiado en su vida es la cuenta corriente. Con una tímida risa, se niega a revelar cuánto ha cobrado por vender los derechos de Scott Pilgrim. “Lo suficiente para mudarme con mi mujer [la también historietista Hope Larson] a Los Ángeles”.

2009-02-06_O'Malley_headshot_OK 
 

Los seis volúmenes de Scott Pilgrim se han gestado en tres mudanzas, de Toronto a la capital mundial de la industria del espectáculo. “Si había algo bueno en Canadá, eran sus grupos de música”, dice con un bostezo, para confesarse inmediatamente después “completamente fascinado” con las posibilidades que le ofrece su nuevo emplazamiento. Si su país natal le sirvió para gestar el universo Pilgrim (un conglomerado de jóvenes algo embobados donde la música y la estética de videojuego conviven con asombrosa naturalidad), ha ampliado sus miras y asegura que podría acabar dedicándose él también al cine. “En el plató descubrí que todos los actores —Michael Cera, Mark Webber, Jason Schwartzman—,  por muy guays que parecieran, guardaban todos esqueletos nerd en el armario. ¡Si hasta se hablaba más de Nintendo que de películas!”.

2006_03-march_24_pictures_13a-scott-pilgrim
 

Si antes se fijaba en músicos locales ignotos de la fría Canadá, ahora puede inspirarse directamente en Beck, que compuso junto a Nigel Godrich (su productor habitual y también responsable del sonido de Radiohead) buena parte de la banda sonora de la película. “Cuando Edgar Wright y yo le pasamos el cómic no esperábamos que respondiera tan rápido. A los pocos días me encontré escribiendo y tocando junto a él en su autobús de gira en San Francisco, fue como que me cayera el gordo de lotería”, se ríe. A quienes no les ha tocado exactamente ha sido a los productores de la película, que han gastado un pastizal en posproducción para encontrarse con una respuesta tibia del público general (de los 60 millones invertidos han recuperado sólo la mitad a su estreno en EE UU). Todo lo contrario que O’Malley, que ha ido recopilando críticas excelentes y premios (del Harvey Award al Eisner Award) y ya ha visto su obra traducida a 14 idiomas. Ya sólo falta saber qué vendrá después, ahora que la serie Scott Pilgrim ha quedado oficialmente finiquitada. “No tengo ni idea”, elude. ¿Un bigger, better, faster con una superestrella del rock angelina como protagonista en lugar de un loser en potencia como Scott Pilgrim? “Ja, ja, ja. Estaría bien, pero no me veo. Te repito que soy un chico tranquilo que pasa sus días tras un escritorio. No me seduce nada el estilo de vida de las celebridades”.

Compartir

  • Eskup
  • Compartir en Facebook
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Hay 3 Comentarios

Para todos aquellos que conviven con la psoriasis, tienen familiares o amigos o simplemente se quieren informar un poquito sobre el asunto las invito a conocer y comentar en mi nuevo blog http://psoriasisweb.blogspot.com/ la idea es que sea un espacio para darle voz a los miles de personas que tenemos esta enfermedad pero con un toque moderno y despreocupado. Gracias y saludos!!!Espero sus comentarios.

Los comics son geniales, mucho mejor. A mi tambien me han gustado más, son más complejos en los detallels y la historia

Fui a ver la peli este fin de semana y me decepcionó un poco. No sé si yo no tenía el día o que, pero me gustó más el comic.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

SOBRE EL BLOG

El consumo pop y sus efectos secundarios. Un repaso indiscriminado a lo más ingenioso, llamativo, ridículo o aburrido de la industria del entretenimiento poniendo el acento en lo peculiar, pero sin renunciar a lo olvidable.

Archivo

septiembre 2011

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal