POP etc

16 nov 2010

¿Existe la ficción televisiva de derechas?

Por: Tom C. Avendaño

PeticionImagen 

El prime-time estadounidense vivió el domingo uno de sus momentos álgidos en esta lóbrega temporada: el estreno de la (allí) esperadísima Sarah Palin’s Alaska. Poco se puede aportar sobre el concepto que no esté recogido en el título: la cosa va tanto de paisajes de Alaska como de reality que retrata la conformista arrogancia inherente al clan más mediático de los últimos tiempos. En él, Sarah Palin se dedica a enseñar, con empalagoso buenrollismo, las virtudes de su entorno, entendido a partes iguales como Alaska y como su familia. Ella, eso sí, fantástica en su versión más casera con forro polar y chándal. Entre una Labordeta divina y una profesora de gimnasia hasta arriba de orfidales.

 

Que esta señora tenga un reality no es algo sorprendente. Lo sorprendente es que una serie documental sobre Alaska sea una de las apuestas televisivas de la temporada (del canal TLC). Porque, vale, a todo el mundo le intriga Palin, pero por motivos muy diferentes. Para los propios encabeza el pujante movimiento ultraconservador estadounidense; pero para los posmodernos ella es la absurdez más fascinante del mundo. Así que en cuanto la sacas de la arena política (explícita, al menos), ¿qué Sarah Palin vendes? Si te quedas corto, desencantas a los republicanos. Si te pasas de la raya, alienas a los demócratas. No es moco de pavo la cuestión: ¿qué ideología usarías tú para triunfar en el prime-time? Precisamente la semana pasada salía un estudio de una gran empresa de investigación social llamada Experian Simmons que venía a demostrar que la tele que ve un demócrata sencillamente no casa con la que ve un republicano.

Según el estudio, lo más grave para un programador televisivo estadounidense sería olvidarse de los republicanos. Porque el seguimiento conservador equivale a pasta: las series preferidas por este colectivo tienen sólo en su país una media de 12 millones de espectadores. Les va tanto esa oda al ateismo que es The Big Bang theory, como esa telenovela picantona llamada Mujeres desesperadas como esa deconstrucción progre de la familia nuclear que es Modern Family. Al final va a resultar que mientras la visión del mundo de la que partan los personajes no sea muy provocadora y juegues con normas televisivas consagradas (risas enlatadas, tono buenista, resaltar el valor de las instituciones...) le gustas hasta a Bush.

 

Las series que gustan a los demócratas no dan ni la mitad de audiencia (5 millones de espectadores de media), pero está nimbadas de prestigio y premios. A ver quién le tose a los creadores de Mad Men (donde los criterios republicanos sirven para camuflar una grave falta de moral generalizada), Dexter (la del asesino en serie que intenta tener una familia), Breaking Bad (la del enfermo terminal que produce y vende droga a espaldas de su familia para pagarse el tratamiento en cuanto se queda en paro) o 30 Rock (Rockefeller Plaza, como se la conoce aquí, la iconoclasta telecomedia con un coprotagonista tan conservador que sólo puede digerirse en clave de parodia).

Tildar el punto de partida de estas series como “provocador” es quedarse corto: los entornos son inestables y destructivos. “A los demócratas parecen atraerles las series sobre gente dañada, disfuncional: el tipo de producto del que los republicanos intentan alejarse”, le explica al Hollywood Reporter uno de los estadistas detrás del estudio. Y otra cosa: todos hacen gala de un formato o enfoque mucho más rompedor que obliga a estar atento. Eso le pega mucho a un sector poblacional relacionado con los entornos urbanos y una educación superior más completa. Es decir, a la minoría del país.

ESPAÑA, UN UNIVERSO PARALELO

¿Es el prime-time una radiografía de Estados Unidos? Podría ser. En todo caso, lo difícil es establecer ese paralelismo en España. Nuestro horario de máxima audiencia es como si no tuviera edad para votar aún. Si lográramos un reality en el que Esperanza Aguirre (nuestra Sarah Palin particular) enseñara su casa en chándal y forro polar difícilmente no sería una gran apuesta se hiciera como se hiciera. Ahí estuvo hace poco el Rey formando una imagen aún más esperpéntica en Felipe y Letizia y, en ese caso, bien poco importó que el formato, por conservador, rozara el carlismo catódico. Los espectadores y tuiteros lo convirtieron en un género nuevo de involuntaria autoparodia de mensaje más republicano que otra cosa.

  

Por otro lado, nuestra ficción nos polariza más bien poco políticamente hablando. TVE ha encontrado el filón de personajes-en-tiempos-conservadores-con-ideales-progres-para-la-época (Cuéntame, Amar en tiempos revueltos, Águila roja) que le otorgan una neutralidad suiza que ni Ana Blanco. Telecinco ya ni se molesta en hacer televisión, y Antena 3 es tan poco original en sus formatos y sus personajes que es carne de cualquier ideología (se me viene a la cabeza Física o química, pero sus escenas provocadoras son tan acartonadas que casi se imagina uno la cara de los guionistas al escribirlas). En todo caso, si nos conformamos con tener un formato diferente, tendríamos el opus de Joaquín Reyes, pero si esa es la quintaesencia del contenido progre español, apaga y vámonos. Además, ya ha caído (en el tópico de la risa enlatada, al menos).

No nos engañemos. En nuestro país el prime-time no se afilia a la política. Al prime time se afilian los políticos.

 

Compartir

  • Eskup
  • Compartir en Facebook
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Hay 43 Comentarios

Las risas de Museo Coconut son de público en directo, en la tradición de sitcoms americanas como Friends.

Sitcoms y "dramedias" familiares televisivas yankees con alto contenido conservador-religioso-moralizante:

- "Somos Diez" ("Just the Ten of Us"), serie que surgió a partir de un personaje que aparecía episódicamente (o sea, un "spin-off", para los iniciados) en la anterior "Los Problemas Crecen" ("Growing Pains"): en ella, un entrenador de futbol americano, católico-irlandés más que militante, se muda con su mujer y sus nada menos que ¡¡¡8 hijas adolescentes!!! (a cual más buenorra y más zorrilla) desde NYC hasta un pueblo del Medio Oeste USA. Allí tendrá que poner "firmes" (bueno, de eso ya se encargaban sus hijas XD XD XD) a los muy alborotados chavalotes locales, para que no se las desvirguen antes del matrimonio.

- "7th Heven" (en España, "Siete en el Paraíso"): un papá pastor evangélico, una mamá ama de casa ejemplar y tres hijitos: dos adolescentes (chico y chica) a cual más guaperas y con las hormonas más disparadas y una niña pequeña hiper-cursi y super-repelente. Las tramas parecían un catecismo, de pura moralina que destilaban, pero hoy puedes "vengarte" viendo a la hija mediana, Jessica Biel, convertida en "monumento de mujer" (y más aún si la ves desnuda interpretando a una stripper en "Powder Blue"...).

Durante la siesta he tenido una revelación y me he dado cuenta de que, contrariamente a lo que dije en un comentario anterior, "Los Simpsons" sí es realmente una serie totalmente conservadora: Marge es una esposa tan abnegada y comprensiva que, sistemáticamente, perdona las absurdas ideas, necias ocurrencias y continuas meteduras de pata de su inutil, estúpido y vago marido Homer (sin pensar nunca en abandonarle, como haría cualquier mujer sensata) ¿acaso puede haber una serie más machista y misógina?

En cambio, me reafirmo en que "House" es una serie facha: su protagonista, aparte de ser un maleducado (algo que se confunde fácilmente con la "honestidad brutal"), se harta (y nos harta) a hacer comentarios racista contra los Dres. Foreman (por ser negro), Taub (por ser judio) y Kutner (por ser hindú), observaciones machistas-tabernarias contra las Dras. Cudy, Cameron y "Trece" Hadley (por el mero hecho de ser mujeres y estar muy buenas) y les lanza "pullitas" homófobas a los Dres. Wilson y Chase (simplemente, por ser tan "guaperas").

En su favor, diré que tiene algún puntito "progresista": Por ejemplo, que aunque "Trece" es bisexual, actualmente, mantiene una relación "interracial" con Wilson (algo hasta hace poco impensable en una serie "mainstreaming" de la TV norteamericana).

El hecho de que Brian Singer, uno de los productores de la serie, además de guionista y director de algunos capítulos (y de películas como "Sospechosos Habituales", "X-Men I y II" ó "Superman Returns") sea homosexual declarado debería haber paliado un poco la homofobia del Dr. House, pero si el protagonista fuera mejor persona, posiblemente el no gustaría tanto...

...Pero si existe un género conservador a tope, ese es el del "culebrón" (sea español o venezolano, colombiano, mejicano, argentino o brasileño).

El 99,9% de ellos se basa en "la típica-tópica historia de la chica pobre que se enamora del hombre rico" y cuyo amor pasa por todas las visicitudes posibles e imposibles: desde todas las convenciones sociales que tratan de oponerse a su amor hasta las "lagartas" que quieren quitarle el novio a la protagonista, pasando por el trámite sine-qua-non de descubrir que su amor es inviable porque... ¡son hermanos separados al nacer!

Bromas (o no tan bromas) aparte, en todos los culebrones subyace la idea machista/decimonoica/arcaica/retrógrada/carca (tachesé lo que no corresponda) de que el único modo posible de ascenso social para una mujer de clase baja es por medio del matrimonio (de blanco ypor la Iglesia, por supuesto ) con alguien de una casta social superior: ni por medio de los estudios, ni por el trabajo ni ná de ná.

Aunque la FOX produzca y emita una serie tan progre como "Los Simpsons", se caracteriza por ser particularmente conservadora (la línea editorial de sus telediarios es para "dar de comer aparte", dignas de Telemadrid, Intereconomía o Libertad Digital)

Una de sus series-estrella es "House, M.D.", una apología de la medicina privada con la que Dª Espe Aguirre debe estar encantada... ¿o es que creían que todos esos TAC´s, análisis de ADN, punciones lumbares, electrocardiogramas, etc que les hacen tan alegremente a los pacientes los paga la (casi inexistente) Seguridad Social yankee? ¡¡¡No hombre, no!!! ¡ los deben pagar luego "religiosamente al salir del hospital, con sus seguros privados!!!

Otra serie facha más: "Ley y Orden", que lleva en pantalla desde 1990, que ha pasado por varios "casts" y que tiene, como CSI, varias "franquicias": ("L & O Crímenes Especiales", "L & O Intención Criminal") y hasta "filiales" (aunque las primeras series se ambientaban en NYC, hay versiones en Los Ángeles y Londres).

La serie se divide en dos mitades: durante la primera media hora, dos agentes investigan un crimen (habitualmente, un homicidio) y dan con un sospechoso más que probable. En la segunda, un grupo de fiscales le procesan y consiguen su condena.

Bueno: pues aparte de los tópicos sobre lo malísimo que son los negros, los inmigrantes ilegales hispanos y el resto de minorías (todos vagos, narcos y maleantes), a los polis se les permite usar un cierto grado de brutalidad para lograr sus objetivos, y los fiscales no se cortan en coaccionar a los testigos para conseguir "entrullar" a los culpables (eso, cuando no piden con gran vehemencia y convicción la pena perpetua o, allí donde la hay, la de muerte).
La homosexualidad de una de las fiscales fue bastante mal vista, y hasta uno de los actores que interpretaba a un fiscal particularmente carca acabó probando suerte en política en la vida real (¿lo adivinan? ¡¡¡en el Partido Republicano, of course!!!).

El tono de la serie (al menos, el de la original) parece emular la "supermano dura contra el crimen" que llevó a cabo Rudolfp Giulliani en sus años como fiscal general de
EE.UU. para el área de New York (desde 1975 hasta los 80´s, en que desmontó el poder de la Mafia allí) y luego cuando fue alcalde de la ciudad, entre 1994-2002.

Ya han mencionado antes "CSI-Miami" como prototipo de la ficción televisiva "de derechas de toda la vida".

Yo añadiría también "NCIS" (aquí llamada "Navy- Investigación Criminal"), sobre unos agentes policiales- federales de la Marina yankee que tienen entre sus filas a una agente del Mossad israelí "de intercambio" (o enlace) y donde, por supuesto, no se disimulan ni su simpatía por la causa sionista ni su odio acérrimo contra los "pérfidos" palestinos ("todos terroristas y el mejor, el ahorcado"). Todo muy "post-11S" y, por tanto, muy islamófobo.

Su productor, Donald Bellisario, unos años antes hizo la serie "JAG" sobre unos guapísimos y eficacísimos abogados de la US Navy que defendían a "pobres" soldaditos yankees acusados de matanzas de civiles desarmados en países hostiles, muertes de tropas aliadas por "fuego amigo" en batalla o accidentes mortales durante unas maniobras en países con "bases USA". ...Vamos, toda una oda al militarismo y al imperialismo yankee.

Curiosamente, ambas series las emitió o aún emite la muy progre emisora "LA SEXTA"...

Completamente de acuerdo con "Carlos AF", he visto "Ficción televisiva de derechas" y he pensado "CSI Miami" y ese policía pelirrojo amenazando a los (presuntos) delincuentes con que va a conseguir su condena a pena de muerte y va a disfrutar con ello...

Prov.27.4 Cruel es la ira, e impetuoso el furor; Mas quien podrá sostenerse delante de la envidia?

Prov. 14.30 ...La envidia es carcoma de los huesos.

yes, Joe, sewrá mejor que te trabajes un poco tu nivel dialéctico a ver si v¡cuando vuelvas nos puedes explicar en qué consiten las supuestas habilidades de la Palin esa, ¿decir bien realities?. El world está lleno de gentes que hablan inglés perfectamente y son más burros que Taqueaud (esto es francés) Lo mismo sucede con el castellano, el árabe y el chino mandarín. Así que ánimo, trabaja un poco las ideas, que la lengua con que las expongas no tiene tanta importancia.

Javier lo mio tambien hacia a ti no caiste en cuenta? ahora lo de tomas, en primer lugar es "realities" pues el sarcasmo de tomas como aprendi a decir en España, ni fu ni fa.
Y ahora vuelvo a mi trabajo, hasta la proxima.

Joe, era irónico

Es cierto, Joe resulta un encanto, uno de esos personajes que aparecen de vez en cuando en nuestras vidas y nos iluminan con sus conociemientos sobre politica internacional, macroeconomía, sociología y alguna cosa sobre el "share de los realitys", así, en globish. Que moderno.
¿Qué sabremos nosotros de los méritos de la nueva heroína que va a salvar el mundo con sus ideas? La nueva Margareth, bueno, la verdad es que los españoles no tienen porqué preocuparse, aquí tienen a su propia Palin. Otro encanto.

Jajaja Javier man thanks.

Joe, resultas encantador

La envidia y el machismo de algunos Españoles no tiene limites, que tiene que ver la politica con la serie presentada por el TLC? pues para que les duela y les arda fue el reality mas visto de los ultimos tiempos, ademas como dijo otra persona, ella fue gobernadorade Alaska, una persona que le trajo muchos beneficios economicos a Alaska y a sus ciudadanos,enfrentandose a las grandes petroleras y a los corruptos de su mismo partido,si no sabeis nada de esta Sra. mejor no opineis, que quedais como ignorantes. (a ver si tienes valor de publicar esto.)

Interesante artículo, matizable, pero interesante. Lástima del sentido que ha tomado el "debate". Dale una conexión a Internet y crearás un monstruo

Mister (o miss) Manny me recuerda que la señora Palin fue gobernadora 2 años de Alaska. Ya lo sabía, y el Schwernezeger ese también es gobernador, y Reagan fue presidente (un pésimo actor pero para declamar un par de discursos sobraba) Bueno, ¿se cree el sr. o sra. Manny que para ser gobernador de Castellón (es un decir) hay que ser un ilustrado? El de la ciudad de la Plana, por ejemplo, es la cuarta generación de gobernantes de la provincia y ahí siguen.
Su nombre clásico es Oligarquía.
¿sabe Manny quien financia las campañas de esos chicos del Achicoria Party, inlcuida la exbrujita O'Donnell....pues un tal Murdock, un asutraliano propietario de la Fox y otros emporios. Si me quiere instruir sobre los USA, Mannyn, yo puedo corresponderle. Thank you.

Claro David p'a Demócracia la del gorila rojo o la de Pol Pot no te jode!!
En fin la Ejjjpaña negra de siempre, no han salido del pueblo y pretender dar lecciones al mundo.
Date una vuelta por esa Andalucia rural o Extremadura granero de votos del P$OE y mejor te callas.

Joder cuanto bocazas de derechas lee este diario...si os molesta que hablen mal de la derecha no entréis en esta web, así de simple, como vosotros…en fin los americanos son un mundo aparte. La doble moral y todo eso, y los españoles…en fin q decir…desde luego una especie aparte. Q lastima de país, así van las cosas. Por cierto para Manny, a los americanos, por mucho q digas, la palabra democracia e igualdad creo q no la tenéis en vuestro diccionario. Sois probablemente el país más fascista, corrupto y antiliberal del mundo, aunque vendéis otra imagen al exterior (y a escondidas sois los más viciosos y pervertidos), como he dicho, un mundo a parte

"Esta señora será lo que los complejos de uno dictamine, pero se le vé transparente e ilusionada en lo que hace algo que no se vé en nuestro panorama político" (!!!!!) Esteban, estás de coña, no?
Fantástico el post, por cierto. "Nuestro horario de máxima audiencia es como si no tuviera edad para votar aún". Totalmente de acuerdo. Pese a lo ridículo de la señora Palin, sería un síntoma de cierta madurez contar con algo así en nuestra parrilla. Aunque sea basura (que no sé si lo es, pero tiene todos los papeles)

rafa tomas- Para vuestro conocimiento te acoteo que Sarah Palin fue gobernadora de Alaskas por dos anos y medio, poco verdad?, conoces que el presidente Barack Obama fue senadro por 2 anos y 10 meses. La primera carecia y carece de experiencias y al segundo le sobran, jajajajaja

El periodista como es usual arremete en calificativos y caracterizaciones que en nada coinciden con la realidad, el afan siempre el mismo: cotillas de USA y de la supuesta derecha. Los estadounidenses tuvimos la oportunidad el pasado domingo de ver un programa por la cadena de cable TLC de "Sarah Palin's Alaska", repito que TUVIMOS el derecho a elegir algo que quizas el periodista no atina a comprender, para su conocimiento fueron mas de 5 millones de televidentes que captaron las imagenes, fue sus desicion y nadie les obligo a verlo si no deseaban, en los raiting fue el mas alto de la hora. Amigo Avendano mire usted si en Cuba o Venezuela los televidentes tienen derecho a elegir, si tienen "opciones" algo que usted no puede o quiere entender, el derecho a elegir es una expresion de la libertad y la democracia, revise si en su pais una comparecencia de un personaje de la admirada izquierda tienen en proporciones los niveles de audiencia o lo que es igual: raiting del programa que a usted le jode. Deje las chorradas y aprenda un poquin mas de lo que es democracia y el derecho de todos, no jorobe mas con su habitual izquierdismo anti estadounidense barato que ya apesta.

A Labordeta mejor lo dejas tranquilo, ¿vale?

Transparente e ilusionada la señora Palin, dice el Esteban. Y los que no lo ven así son unos acomplejados. Bueno, ni la patrulla de Pedro JJ llegarían a ser tan expeditivos.
La presidenta de mi comunidad de vecinos tambiés es una señora "tranparente e ilusionada". Tal vez sea una buena presidenta de escalera, pero hombre, de macroeconomía, política seria y demás, sabe lo mismo que las gentes que votan al Tea party creyendo que es la sección femenina de AP.
Aquii, con la espe, puede ser más divertido. Lo pueden llamar el Achicoria Party (el café de los pobres durante el franquismo)

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión

SOBRE EL BLOG

El consumo pop y sus efectos secundarios. Un repaso indiscriminado a lo más ingenioso, llamativo, ridículo o aburrido de la industria del entretenimiento poniendo el acento en lo peculiar, pero sin renunciar a lo olvidable.

Archivo

septiembre 2011

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal