POP etc

14 dic 2010

Historia de la A (de anarquía)

Por: Sergio C. Fanjul

FOTO-1 
Foto: spin doktor

Apenas tres líneas y un círculo sirven para pintar la anarquía en una pared y salir corriendo antes de que llegue la autoridad. La A dentro de la circunferencia se ha convertido en un símbolo universal que cualquiera puede reconocer en una chapita, en una bandera revolucionaria, en la portada de un disco o, incluso, sobre una pasarela de moda. Se cumplen 100 años de anarquismo en España (es el centenario de la CNT) y la editorial Virus presenta un libro, Historia y resultados imprevistos de un símbolo, que hace un recorrido eminentemente gráfico por el devenir del emblema ácrata acompañado de pequeños textos de activistas, diseñadores, músicos, escritores, etc. Todos ellos italianos, que el libro viene de allí. He aquí un breve recorrido como muestra de lo que se encuentra en el libro en abundancia.

FOTO-2 
Foto: Jordi

Entonces el mundo era joven: con ustedes unos jóvenes anarcos españoles celebrando en San Sebastián de los Reyes, con el cadáver de Franco, como quien dice, aún caliente. Es un uso canónico del símbolo, en la Transición hubo un auge del movimiento anarquista que pronto cayó en el olvido: la Revolución se veía cerca (solidaridad, apoyo mutua, autogestión obrera…), y las barbas y melenas ondeaban al viento bajo la bandera negra. Quién sabe, tal vez estos idealistas ahora sean funcionarios de alguna administración municipal.

FOTO-3 
Foto: Alexander Hadjidakis

Dice en el libro que la A circulada la inventaron en París en 1964 las Juventudes Libertarias “para el conjunto del movimiento anarquista”, y fue propuesta de nuevo en Milán en 1966. El éxito fue notable. En 1977 era adoptada por el movimiento punk, que empuñó el anarquismo, especialmente en su faceta más (filosóficamente) negativa de rechazo frontal al mundo tal y como lo conocemos. En la imagen, un punky japonés en un congreso de tauadores con una vistosa y colorida cresta que asustaría hasta a la abuela más aguerrida.

FOTO-4 
Foto: Roberto Gimmi

Antes de que cayeran las Torres Gemelas, en el cambio de siglo, la cosa estaba caliente. Parte del Movimiento Antiglobalización que campaba en aquellos años era de signo anarquista, como el temido Black Block que persiguió a los poderosos en sus cumbres celebradas por buena parte del planeta, destruyendo tiendas de Nike, pegándose con los antidisturbios y, a la sazón, llamando la atención sobre ciertos problemas. En aquellas manis se respiraba clima festivo, con personajes como el payaso de la foto, algo siniestro, que celebra un Primero de Mayo en Milán. Otro mundo era posible.

FOTO-5 
Foto: Alkadoll Deathalizer

¿Eran Nirvana anarquistas? Quién sabe, lo cierto es que muchos, como comenta el escritor colectivo Wu Ming en el libro, se vieron gratamente sorprendidos por las animadoras que en el sórdido videoclip de Smells like a teen spirit bailoteaban con un símbolo ácrata en rojo sobre el pecho izquierdo. “Pero la canción parece describir una violación en grupo (…). Entonces poca gente sabía inglés”. La lozana joven de la foto imita a las anarco-cheerleaders del video: dame una A, dame una N…

FOTO-6 
 

FOTO-7 
 

Dicen que todo lo subversivo lo acaba asimilando el sistema capitalista con el único fin de perpetuarse y obtener beneficio. Nuestro símbolo libertario no iba a ser menos. Igual que la efigie del Che Guevara ha sido utilizada y comercializada de las más diversas maneras, aquí tenemos una pasarela con un modelito diseñado por Boy George (sí, el de Culture Club) trufado de A’es dentro de círculos y un sugerente modelo de Converse All Star (línea Anarchy), ideal para tirar cócteles molotov y romper las lunas de los Virgin Megastore. El mundo al revés.

 FOTO-8 
Foto: Johannes Schmitt

Por último, una instantánea de este camarada que, harto de ver durante este breve recorrido cómo se devalúa un símbolo tan noble y lleno de significado, ha decidido pasar de todo y mearse en él. Que todos, hasta los ácratas, tienen un límite, hombre.

Compartir

  • Eskup
  • Compartir en Facebook
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Hay 5 Comentarios

En realidad el anarquismo es de las ideologias menos terroristas de la historia, si lo comparamos con los atentados de fascistas, de capitalistas y comunistas ortodoxos.

para ser anarguico primero hay gue ser un gra dictador de principios hacia uno mismo

Es verdad, David. Yo todavía no he podido perdonarles lo de Canalejas.

Buenas tardes

Interesante el articulo.

Gracias por ello, disfrute mucho con el.
De donde sacaste la foto de san Sebastian de los reyes? yo soy de allí pero hace años que vivo fuera de España y esa foto me encantó.

Referente al signo del anarquismo; es normal ese sentimiento de infravaloración que esta acarreando desde últimos años teniendo en cuenta las mas modernas tendencias de moda y su forma de explotar todos los recursos con tal de beneficiarse económicamente.
No obstante se tiene que mirar mucho más allá, el ver un graffiti con el símbolo anarquista significa mucho más que cualquier moda pasajera, es un himno a la revolución y a la esperanza. Nada en este mundo expresa de mejor manera la igualdad, la fraternidad y la esencia del ser humano que el anarquismo.

Para muchos una utopia, para otros la única forma sensata de luchar por un mañana mejor, esperando que los hijos de nuestros hijos, o tal vez los hijos de sus hijos puedan vivir en un lugar mejor, mirando al pasado y pensando en nosotros como ignorantes cavernícolas depredadores sin principios que poblaban una tierra muy diferente a la de su tiempo pero con un pequeño grupo de ellos capaces de soñar y cambiarlo todo un mundo mejor.

Saludos

Hammer

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión

SOBRE EL BLOG

El consumo pop y sus efectos secundarios. Un repaso indiscriminado a lo más ingenioso, llamativo, ridículo o aburrido de la industria del entretenimiento poniendo el acento en lo peculiar, pero sin renunciar a lo olvidable.

Archivo

septiembre 2011

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal