Blogs Comunidad Valenciana Ir a Comunidad Valenciana

Carlos Fabra

Por: | 25 de noviembre de 2013

El antiguo presidente de la Diputación Provincial de Castellón ha sido condenado a cuatro años de cárcel CarlosFabrapor delitos fiscales. Felizmente, felizmente para él, ha logrado evitar las otras imputaciones. Como ha declarado su abogado, no es un corrupto.

Ni cohecho, ni tráfico de influencias han podido serle demostrados. La verdad es que me alivia mucho saberlo. Por su aspecto, por esas gafas tintadas que siempre luce, me imaginaba a un delincuente peligroso. Según este fallo, don Carlos Fabra es un caballero. Un caballero tuerto, pero caballero al fin.

Repito. Según esta milagrosa sentencia, don Carlos Fabra es un hombre recto, sin mancha, sin tacha. Dejar de pagar a Hacienda parece algo menor en el país que inventó la picaresca. Lo normal es que trates de escaparte. A ver si engaño a los inspectores. A ver si evado impuestos, que me cuesta mucho reunir cantidades astronómicas para satisfacer tantas necesidades y llenar tantas bocas.

A Al Capone lo sorprendieron por delito fiscal. No quiero comparar. El dominio del italonorteamericano era increíblemente mayor. Por otra parte, no está demostrado que don Carlos Fabra sea un violento. Las únicas agresividades que le he visto son las lindezas que dedicaba a los opositores en la Diputación o a los periodistas hostiles. En fin.

Por eso, hago recuento y me digo: hombre, ya es casualidad el asunto fiscal. Todo lo veo con un prisma subjetivo y esto me afecta. Hace unos días, la Agencia Tributaria me ha cobrado la cantidad que yo le adeudaba. ¿Acaso soy un delincuente fiscal? No exactamente. Soy un pagano, un contribuyente que abona el segundo plazo de la declaración que le salió positiva.

Desde que pagué me siento estúpidamente mejor, incomprensiblemente honrado. Me siento como un ciudadano corriente que contribuye al buen funcionamiento y a la marcha de la educación, de la sanidad, de la justicia. Yo no soy tonto, me digo tratando de convencerme con un lema comercial.

Creo que no me equivoco. Don Carlos Fabra ha levantado un Imperio con el concurso de sus conciudadanos, esos contribuyentes que tontamente pagaron. O no. Don Carlos Fabra procede de un linaje rústico, como es también mi caso. La diferencia es que mi familia ha sido incomprensiblemente modesta. Como yo mismo. Con el trabajo corriente, funcionarial y ya urbano hemos prosperado sin dejar de ser zotes. Otros, en cambio, ya eran listos cuando aún calzaban pantorrillas, esas medias de lugareños avispados.

Espero que a don Carlos Fabra le marche bien todo, que el Tribunal Supremo lo absuelva, que le limpien la mancha. Que salga o que evite la prisión y el programa de La Sexta, Encarcelados. Ese día, cuando lo veamos abandonar el trullo, diremos aquello que su augusta hija proclamó: que se jodan. Que se jodan los contribuyentes.

Hay 1 Comentarios

Bajo mi punto de vista, y creo que tambien que desde el puntode vista de cualquier persona con un minimo de sensiblidad progresista, todosnestos tejemanejesnque se estan destapnado, tanto en los sindicatos como en el partido socialista, resultan epecialmnte dolorosos y vergonzantes. Lo minimo que deben hacer todos estos que se dicen progresistas y gente de izquierdas seria alejarse cuanto de la vida publica.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Presente Continuo

Sobre el blog

Un historiador echa un vistazo al presente. Éstas no son las noticias de las nueve. Pero a las nueve o a las diez hay actualidad, un presente continuo que sólo se entiende cuando se escribe: cuando se escribe la historia.

Sobre el autor

Justo Serna

es catedrático de la Universidad de Valencia. Es especialista en historia contemporánea. Colabora habitualmente en prensa desde el año 2000 y ha escrito varios libros y ensayos. Es especialista en historia cultural y ha coeditado volúmenes de Antonio Gramsci, Carlo Ginzburg, Joan Fuster, etcétera. De ese etcétera se está ocupando ahora.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal