EL PAÍS que hacemos

Ser corresponsal en... Silicon Valley

Por: | 08 de abril de 2016

Rosa Jiménez Cano, la corresponsal de EL PAÍS en San Francisco, comienza una serie de piezas en la que queremos contar a los lectores cómo es la vida y el trabajo de un corresponsal en algunas pinceladas. Cómo se relacionan con las fuentes locales, cómo buscan los temas que os proponen en nuestras páginas y en nuestra web y esas pequeñas particularidades a las que un periodista extranjero se enfrenta cada día.

Un texto de Rosa Jiménez Cano

Todo es posible en Silicon Valley. Reparto de comida en bici, hoteles para perros con webcam para comprobar que la mascota está bien, tomar el coche del vecino y abrirlo solo con el móvil… Las ideas se convierten en aplicaciones para el móvil en cuestión de meses.

Cubrir este mundo lleno de ilusión y optimismo resulta inspirador. Todos los procesos, todo lo que durante el último siglo se daba por sentado, se replantea de nuevo. Desde los medios de comunicación, a la salud, la comida y el transporte. Mi vida informativa pivota alrededor de las grandes del valle: Google, Facebook, Pinterest, Twitter, Intel, las actividades de la Universidad de Stanford, pero también y de forma cada vez más notable, del movimiento startup. Así empezaron todos estas empresas con millones de usuarios en todo el mundo, así se gestó WhatsApp, una aplicación que pasó a manos de Facebook por 19.000 millones de dólares y menos de 50 empleados hace ahora dos años. El icono verde de nuestro móvil ha cambiado para siempre la forma en que nos comunicamos con el teléfono, ha terminado por dejar el negocio de los SMS en algo residual para las operadoras móviles de todo el mundo.

Uno de los temas que procuro tener presente a la hora de afrontar mi trabajo es que somos el medio en español, casi el único, que cubre este espacio haciendo información de primera mano. Se trata no solo de abrir la puerta de esta capital del Imperio, como la Antigua Roma, a los españoles, sino sobre todo a los latinos que quieren saber qué sucede en el corazón de la innovación. Emprendedores, directivos e investigadores de países de países de habla hispana o portugués tienen una atención especial en nuestra cobertura.

Cada día es distinto, nunca es igual que el anterior. Al principio pensaba que se me acabarían las historias, ahora me cuesta escoger cuál es la que debo hacer primero, qué descartar. ¿Esos chicos que alquilan un coche eléctrico a cuatro dólares la hora serán los próximos revolucionarios? ¿Quizá lo serán los que están imprimiendo ropa?

Lo más chocante es que, entre tanta abundancia, dinero y ánimo para cambiar la realidad, un gran número de vagabundos habitan el centro de San Francisco como si fuesen zombies invisibles. La desigualdad es la cara más amarga de este mundo lleno de creatividad.

Hay 3 Comentarios

¿Dónde está el Blog de Iñaki?
¿Lo han quitado? salu2.

Hay que justificar una corresponsalía como sea... como si hay que hablar de moda. Al final es hablar de empresas de moda, sin tratar de profundizar mucho más que en el úlitmo iPhone o demás. Hay mucho más mundo que Twitter y Facebook aunque está claro que hay que hablar de ello para que te lean los "millenials". Ahora que si lo que quieres es hablar de tecnología de forma que se justifique tener una corresponsal, tienes que hablar de lo que supone Silicon Valley para EEUU y cómo el modelo se podría o no replicar en más sitios. Hay empresas nuevas, y no tan nuevas, incluso las hay que fueron revolucionarias aportaron mucho y ahora ni existen o fueron absorbidas. Hay mucho más que hablar y hay más mundo que Silicon Valley. Sobre todo porque es probable que haya que cambiar la sede de la corresponsal y pasarla a Nevada, Nueva York o Colorado donde también están pasando cosas y donde se están yendo muchas empresas que no pueden soportar los costes de estar "El Valle" sobre todo al principio. Hay mil periódicos y blogs hablando del último iPhone o la tableta de turno. No hay tantos hablando de lo que hay detrás, de nuevos modelos de negocio, nuevas (de verdad) tecnologías, de verdadera innovación y sobre todo que distingan el nuevo bluff o la nueva burbuja de lo real y que verdaderamente cambia nuestras vidas. Por poner un ejemplo Twitter puede ser revolucionario y necesario para un periodista, para un jefe de comunicación, para un ingeniero, un comercial a lo mejor no supone nada. Por poner un ejemplo. Ánimo, suerte y no os quedéis en lo obvio.

¿Esta es la corresponsal que cubrió la presentación del último iPhone 6 y no dio ni una? Pues sí que están listos, JAJAJAJAJA!!!

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre EL PAÍS

EL PAÍS es el líder de los medios en español y una referencia del periodismo en el ámbito hispanoamericano. Fundado en 1976, el periódico ha evolucionado con los tiempos y hoy ofrece a sus lectores información en todos los formatos posibles: de la web a las aplicaciones, pasando por las redes sociales o los contenidos audiovisuales. Con redacciones en Madrid, Barcelona, Washington, México y Sao Paulo y una extensa red de corresponsales, es un medio global en constante transformación.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal