EL PAÍS que hacemos

Así cambió de 'cara' EL PAÍS

Por: | 11 de enero de 2017

1462300191_577466_1462306195_sumario_normal

Los periodistas son seres "especiales". Es una de las primeras palabras que le vienen a la mente de Javiér Hernández Mingo (Madrid, 1971), el arquitecto responsable de la nueva reacción de EL PAÍS, cuando piensa en los periodistas. Otras son "caóticos" y "creativos". "Os parecéis a los diseñadores, en el sentido de que nosotros, como vosotros, tenemos trabajos que no tienen fin. Siempre se puede mejorar". 

Second_floorJavier Hernández Mingo, jefe de diseño de interiores en la empresa de ingeniería y diseño AECOM, se enfrentó al reto de redefinir la imagen de tu periódico con una filosofía clara. "Antes, la redacción era una oficina de tarde. Todo el trabajo duro en el que coincidían los periodistas se hacía por la tarde y completamente orientado al papel. Ahora EL PAÍS vive una transformación digital que obliga a informar las 24 horas. Los procesos de trabajo han cambiado y el espacio tenía que adaptarse". Para apuntalar este cambio, Mingo cita como "fundamental" la colaboración en consultaría de la empresa de diseño Prodigioso Volcán, que ayudó a AECOM a entender cuáles eran las necesidades y peculiaridades de una redacción.  

Lo primero que se encuentra uno ahora al entrar en EL PAÍS son unas gigantescas letras con el nombre de la cabecera. Al pasear por los diferentes espacios de la redacción en las paredes pueden verse fotografías de momentos míticos del periódico o retratos corales de la redacción. "Cuando los trabajadores se encuentran arropados por la imagen de marca, que les recuerda su objetivo y los éxitos logrados, trabajan mejor. Antes, la redacción de EL PAÍS podrían ser las oficinas de cualquier negocio. Ahora se respira el ambiente a periódico". 

Los periódicos, especialmente en esta era digital, tienen un centro claro de gravedad, un corazón que bombea las noticias al minuto y que redistribuye las tareas adaptándose a la actualidad. En EL PAÍS, esa es la mesa de control y distribución, una herradura desde la que se dirigen los flujos de información del periódico. Frente a ella se encuentran los equipos de SEO y el Video-Wall, una enorme y cambiante pantalla que muestra en tiempo real cómo los lectores reaccionan a las noticias, cuáles son los temas candentes del momento y demás gráficos y estadísticas. Alrededor de ella, como caballeros protegiendo el trono, se distribuyen las secciones clave: Internacional, España, Economía, Deportes o Materia son algunas de las más próximas a esta mesa. 

La nueva redacción de EL PAÍS es una encrucijada múltiple de caminos, un espacio abierto diseñado para que los periodistas vengan y vayan, de sus secciones a la mesa, de la mesa a las redes sociales y de ahí vuelta a empezar. Pero también hay oportunidad para la introspección si el reportero la necesita. Unas cabinas con puertas acristaladas permiten aislarse bien para preparar un reportaje, tomarse un respiro o realizar una entrevista fuera del fragor de la redacción. "Los espacios en los que la gente se encuentra y se habla, son esenciales. Pero también lo son aquellos lugares que permiten concentrarse en soledad", apunta Mingo. 

Diseñar una redacción, en definitiva, es ajustar el lugar a quienes lo habitan, a lo que necesitan de él para hacer su trabajo lo mejor posible. "Siempre lo comparo con un sastre. Un buen sastre te hace un montón de preguntas antes de hacerte el traje, incluso personales, que no parecen directamente relacionadas con su labor. Eso es lo que hará que el traje te quede como un guante. Que el sastre te comprenda". EL PAÍS, con su nuevo traje, navega por el océano digital para ofrecerte la mejor información posible día a día en su portal

 

Hay 1 Comentarios

Enhorabuena al arquitecto responsable del cambio de cara de El País, ha realizado un buen trabajo, y el ambiente a un periódico de renombre me parece fundamental.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre EL PAÍS

EL PAÍS es el líder de los medios en español y una referencia del periodismo en el ámbito hispanoamericano. Fundado en 1976, el periódico ha evolucionado con los tiempos y hoy ofrece a sus lectores información en todos los formatos posibles: de la web a las aplicaciones, pasando por las redes sociales o los contenidos audiovisuales. Con redacciones en Madrid, Barcelona, Washington, México y Sao Paulo y una extensa red de corresponsales, es un medio global en constante transformación.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal